BIENVENIDO

JUNTOS PODREMOS DESCIFRAR EL PASADO, CONOCER EL PRESENTE Y DESCUBRIR EL FUTURO



viernes, 19 de septiembre de 2014

Mensaje a los Apóstoles de los Últimos Tiempos - Padre Gobbi

Mensaje a los Apóstoles de los Últimos Tiempos

Santuario de Castelmonte (Udine), 9 de febrero de 1985
(Después del rezo del Santo Rosario)
Mi palabra
“Hijos predilectos, habéis venido a mi Santuario, con espíritu de oración y de reparación. Habéis subido aquí en peregrinación, adonde os espero para llenaros de gracias, de fuerza y de materna consolación.
Cada vez que venís a los pies de mi imagen, tan venerada, para rendirme el homenaje de vuestro filial amor, hago descender muchas gracias de mi Corazón Inmaculado sobre vosotros, sobre todos mis hijos predilectos del mundo, sobre la Iglesia, sobre mis pobres hijos pecadores, sobre la humanidad, tan amenazada por el mal, el odio, la violencia, la guerra y la aridez del pecado y una cada vez más vasta inmoralidad.
En esta Casa, la Madre Celeste os consuela y os alienta, os forma y os guía, os fortalece y os confirma a través de la palabra que os ofrece para indicaros el camino.
¡Oh qué necesaria es hoy mi palabra materna para vosotros! Por esto la hago brotar de mi Corazón de forma cada vez más abundante. Sentid el profundo deseo de ella; acogedla con humildad y docilidad; meditadla en el corazón; actuadla en vuestra vida.
Mi palabra, ante todo, es una flor de Sabiduría, que hago descender del Cielo. Ella parte de la Sabiduría eterna del Verbo. Él es la Sabiduría increada, que revela el designio del Padre, de quien es la imagen perfecta.
Esta Sabiduría, encarnada en mi seno virginal, de Palabra se hizo Hombre, y tiene la misión de dar siempre a los hombres el don de la eterna Verdad.
Esta divina Palabra, contenida en la Sagrada Escritura y, sobre todo, en el Evangelio, es la sola Luz que os debe guiar.
Pero hoy se encuentra eclipsada por muchas dudas, porque se la pretende interpretar según el modo humano de razonar y ver, y con frecuencia no se la presenta en toda su integridad.
Los errores se propagan y, cuando os acercáis al designio de Dios, no acabáis de comprenderlo plenamente, porque tomáis una actitud demasiado humana, que quiere comprender sólo a través de la razón.
Ésta es una actitud soberbia, y es la menos indicada para acercaros al grande misterio de Dios.
Para comprender su Verdad, es necesario ser pequeños; para verla en su justa luz, es necesario ser pobres; para custodiarla en su integridad, hay que ser sencillos; para darla a los demás, en el esplendor de su autenticidad, hay que ser humildes. Por esto, con mi Palabra, os formo en la humildad, en la sencillez, en la pequeñez.
Quiero conduciros a ser como niños, porque sólo así os puedo hablar.
Mi palabra es una flor de Sabiduría, que os forma a través del Espíritu Santo, que se os da por el Padre y el Hijo, y que os conduce a una cada vez más íntegra y profunda comprensión del Evangelio.
En la oscuridad, que hoy ha descendido por doquier, mi palabra de Sabiduría es un rayo de purísima luz, que os indica el camino que hay que recorrer y la senda por la que debéis avanzar para permanecer siempre en la Verdad.
Las tinieblas, como una niebla, densa y fría, han penetrado en la Iglesia, oscureciéndola en el esplendor de su Verdad.
Por esto, cada día, mi palabra os forma en el espíritu de la Sabiduría, para que podáis ver siempre, en la luz, la Verdad que mi Hijo Jesús os ha enseñado, y anunciarla con valor a todos en su integridad.
Ha llegado el tiempo en que sólo los niños, consagrados a mi Corazón Inmaculado, y confiados completamente a la Madre Celeste, tendrán el don de mantenerse íntegros a la fe, y de llevar a la verdadera fe a las almas a ellos confiadas.
Mi palabra es una gota de rocío, que hago descender sobre la Tierra, convertida en un inmenso desierto; sobre la vida humana, tan agostada por el pecado y el sufrimiento.
¡Cuántos hijos míos son como árboles secos y sin vida; en la Iglesia, cuántos, aun entre mis predilectos, se han dejado prender por la aridez y el desaliento! Ellos continúan ejerciendo su ministerio, pero sin entusiasmo y sin alegría porque las dificultades los detienen y el peso enorme de la purificación, que estáis viviendo, los aplasta.
Tenéis necesidad de que mi palabra haga descender sobre vuestro árido corazón una lluvia de ternura materna, de frescor, de filial abandono, de esperanza en los hermosos días que os esperan, en la nueva era, que está ya para florecer sobre el desierto de los últimos tiempos.
Mi palabra es, por lo tanto, como una gota de rocío, que hago descender de mi Corazón Inmaculado sobre vuestro corazón, para que pueda abrirse al calor de la nueva vida que cultivo dentro de vosotros, para ofreceros, como flores perfumadas, y finalmente abiertas, al perfecto homenaje de la Santísima Trinidad.
Mi Palabra es, en fin, un manantial de gracias, que hago fluir sobre vosotros para abrir de par en par vuestra alma a un nuevo esplendor de belleza y de santidad, para limpiaros hasta la más leve mancha de pecado, porque os quiero bellos, puros y luminosos, abiertos al don divino de la Gracia, para que en vuestra vida florezca la plenitud del amor y de la más perfecta caridad.
Mis gracias os llegan a través del don de mi palabra, que se hace luz para la mente, vida para el corazón y sostén para vuestro camino.
En el tremendo y sangriento período final de la purificación, que os espera y que, justamente en estos años, se hará sentir particularmente dolorosa, os preparo a recibir con mayor docilidad el don materno de mi palabra.
Así, en medio de la gran oscuridad, podéis caminar a la luz de la Sabiduría; en la aridez, podéis siempre ser consolados por mi ternura, bálsamo que se derrama sobre tantas llagas abiertas y sangrantes. En toda circunstancia de vuestra existencia podéis obtener la gracia de corresponder al amor de Jesús, y de cantar hoy la gloria de la divina Trinidad, caminando por la senda de una santidad, que quiero cada vez mayor.
En estos mismos años de la gran purificación, Yo quiero ofreceros a la Iglesia como un signo cada vez más visible de mi triunfo materno.”

UNA NUEVA PELÍCULA MARIANA - ME LLAMO BERNARDETTE

UNA NUEVA PELÍCULA MARIANA



Bernadette, una joven fuera de serie


En la última entrada comentaba mi decepción (que creo ha sido largamente compartida por muchos) referida a la película Noe. Y el día de hoy les comentaré la película "Je m'appelle Bernadette" que nos ha dejado un gusto delicioso en el alma.



“Me llamo Bernadette”, es el título de esta película muy bien lograda por el director francés Jean Sagols y que cuenta la historia de las apariciones de la Santísima Virgen María a Bernardette Soubirus.
¿Quién es Bernardette? Una increible jovencita que vive con sus padres y sus dos hermanitas menores en las condiciones más extremas de miseria, en el pueblito rural de Lourdes.
El padre pierde el trabajo en el molino y con este la posibilidad de una vivienda, producto de una injusticia que le lleva a prisión por algún tiempo, acrecentando la angustia familiar. Terminan ocupando los escombros de la antigua prisión del pueblo que se encontraba en una condición totalmente ruinosa y repletos de humedad. Esto complicará aun más la salud de Bernadette quien sufre de un severo cuadro de asma que en estos tiempos se fijará como definitivo lastre para su salud.

Una mañana, salen las hermanas camino a la gruta del lugar buscando leña para calentar el precario hogar. Las niñas se adelantan y es entonces que Bernardette recibe la primera visita de María Virgen. Este episodio será seguido por 17 apariciones más y conmoverá la vida del pueblo, trascendiendo la noticia a Paris y a las autoridades que gobernaban la Francia de aquellos años (1858). 

Era el segundo imperio napoleónico teñido de un agresivo anticlericalismo y predicador de una "razón" materialista empujada por el cientifisismo y el ateismo nacido en las canteras antiguas de los círculos ilustrados engendrados por la revolución francesa.
“Este acontecimiento supone una gran amenaza para la república”, se dice el gobernador y las autoridades porque las Iglesias de todo Lourdes y los alrededores comienzan a llenarse acogiendo el despertar de una fe movida por no solo algunas curaciones sino verdaderos milagros que aparecían día a día. Un ciego recupera la visión, un niño moribundo recupera instantáneamente la salud, un cojo comienza a caminar normalmente y las muchedumbres llegan incontenibles a presenciar un acontecimiento sin precedentes: el cielo a descendido a la tierra y la esperanza en el corazón de los más pobres es más fuerte que nunca.

La fuente que María Santísima pide a Bernadette excave muy cerca de la gruta se convierte en la fuente de la curación.
En cuanto a Bernadette habrá que decir que en esta película aparece brillando sobre todo con tres virtudes cabales: la de la veracidad, la simplicidad y la fuerza que hecha fuera todo miedo.
A esta joven  no la detienen nada ni nadie. “María me ha pedido que venga a la gruta a verle”. Ni los razonamientos del angustiado padre, ni las lágrimas de la desesperada madre, ni su asma cada vez más creciente, ni las burlas de los vecinos y de los ajenos pueden con la firmeza de Bernadette. Ni siquiera las amenazas de las autoridades más altas que se repetían casi diarias y de una manera sumamente agresiva pudieron hacer cambiar de idea a esta muchachita.


La virtud de la verdad es lo que más belleza proporciona a la Santa joven. “Yo nunca dije que vi a la Virgen sino a una Señora”… “Yo no he dicho tal cosa, es usted quien lo dice”. Frente a una grave acusación del gobernador el padre interviene con fuerza: “No puedo permitir que usted diga eso de mi hija: ella nunca ha mentido”.  ¡Cuánto esplendor emana de los labios de un testigo verás! ¡Qué más grande testimonio en un mundo que por jactarse de "moderno" ya no ama la verdad!

Finalmente la virtud de la humildad termina de dibujar perfectamente al personaje. María Santísima ha escogido a una joven humilde como lo es ella misma, “la esclava del Señor”. Bernadette sufre insultos de los más bajos e impregnados de violencia. La tachan de loca y hacen correr la noticia por todos lados. “Es un cerdito que come hierba en la gruta y bebe lodo”. “Haces todo esto para recibir favores de las damas de la sociedad”, y en la escuela, hasta las monjas la tachan de “inútil y buena para nada”, fama que le acompañará hasta los últimos días de su vida como religiosa.

Bernadette no se amilana, no se deprime ni tampoco padece del trauma de una autoestima avasallada con los comentarios de propios y extraños, ella está vacunada contra el bouling porque ella es libre, pobre pero libre, porque sabe el valor que tiene: ¿Cuál es? “Yo soy pequeña y muy limitada, es verdad que no soy útil para muchas cosas. De todo lo que se diga y escriba de mí lo más sencillo siempre será lo mejor”.

Quién nos diera Santa Bernadette esta preciosa y gloriosa libertad de los hijos de Dios que la han encontrado inequívocamente viviendo no bajo la mirada de los hombres, ni siquiera bajo su propia mirada, sino bajo la única Mirada que no se equivoca porque todo lo sabe y todo lo ve.
Vivamos pues queridos lectores bajo la mirada de nuestro buen Dios y arropados de sus tiernos brazos de Padre.





Entre el mes de febrero y julio de 1858, en la gruta de Massiabielle, la Santísima Virgen María se aparece 18 veces a Bernadette Soubirus, una jovencita muy pobre que vivía practicamente en la miseria material junto a sus padres y sus dos pequeñas hermanas en el pueblo rural de Lourdes. Este hecho produjo una verdadera "revolución" mariana que puso en graves aprietos al segundo imperio napoleónico francés y dejará establecido un mensaje universal de Dios en el que, a través de la Virgen María, nos llama al amor y a la oración.
Esta película nos revela en el personaje de Bernadette la virtud de la verdad y de la plena autenticidad de la joven. Su pequeñez, su conciencia de no poder ni saber mucho, la coloca como un ser de gran humildad. Ella es feliz de ser quien es: "Bernadette Soubirous, la buena para nada".




Título Original:  Je máppelle Bernadette
Título en Español: Me llamo Berenadette
martes, 5 de noviembre de 2013

ANA DE LOS ÁNGELES



Queridos lectores de este humilde blog, es con mucha alegría que paso a presentar una nueva producción cinematográfica que ha sido realizada en mi patria, en Perú. El Perú es una tierra que ha visto florecer el Evangelio a lo largo de los siglos y ha ofrecido a la Iglesia Madre, hijos de una estatura ejemplar a los que les llamamos hoy santos. Ya en un encuentro anterior le dedicamos un tiempo de reflexión a lo que fue la vida y obra de San Martín de Porres, el santo y mulato de los pobres. Pero no podemos olvidar que esos santos son seres humanos como cualquiera de nosotros. La diferencia podría estar en la manera como estas personas han usado su libertad no solo para obrar sino sobre todo para amar. Ellos han amado la vida y al prójimo porque antes han sido amados por Dios y lo que desbordan es esa presencia de Dios en cada una de sus vidas y cada cosa que se cuenta de ellos.
Sor Ana de los Ángeles Monteagudo vivió en la ciudad de Arequipa, al sur de Lima. Pasó buena parte de sus años al interior de los muros del Convento de Santa Catalina, muy conocido por los turistas que visitan la "Blanca Ciudad" que es así como se le llama a Arequipa. 

Ana de los Ángeles nació un 22 de julio de 1602. Sebastián Monteagudo fue su padres, caballero español de acomodada posición , casado con una dama arequipeña llamada Francisca Ponce. Juntos formaron una familia numerosa, cosa que en aquella época era normal. Ana de los Ángeles fue la primogénita de 8 hijos. 
Cumplido los 3 añitos la niña es conducida por sus padres al Monasterio de Santa Catalina para que reciba instrucción y sea formada en la fe. Es por ello que desde una tierna edad, Ana se familiarizó con la oración, los Sacramentos y conoció a la persona de Cristo. Podemos decir que la virtud se le inculcó desde la cuna.
Pero ocurrió que al cumplir los quince años los padres deciden poner fin a su estadía en el Monasterio para llevarla de vuelta a casa porque en sus planes habían decidido desposar a su hija con un joven de la sociedad aristocrática, arreglando así con la otra familia un matrimonio para ambos jóvenes.
Ana, quien muy a su pesar dejó el convento tenía claro que Dios la llamaba a la vida religiosa. Prueba de ello fue el estilo de vida que escogió de vuelta a casa. Hizo de su habitación una celda y no renunció a practicar sus oraciones y devociones sin dejar de atender las cosas de la casa.

Llegado el momento de la presentación de su pretendiente, Ana le comunica su deseo y decisión de consagrarse a Jesucristo como su Esposa, cosa que le impedía corresponder a la solicitud del joven pretendiente. Los padres al ver la firmeza de la hija, intentan convencerla con mil propuestas, ofreciéndole lo que ella quisiera con tal de acceder a ese matrimonio. "Lo único que deseo es regresar al Monasterio".
Domingo fue un joven que encontrándolo Ana en la puerta de su casa se ofreció a acompañarla al Monasterio vistos los deseos que ella tenía de ser religiosa. Al llegar al convento, Ana le encarga volver a su casa y dar aviso a sus padres de dónde se encontraba.



Llegados los padres donde la joven se enojaron muchísimo y le increparon queriendo forzarla a retornar para cumplir con el plan de matrimonio que ellos tenían. Finalmente una de las religiosas del convento intercede en su favor pidiendo a sus padres que le concedan un tiempo dentro del cual las cosas se aclaren. Pero para Ana ya todo estaba claro. Su corazón ya se lo había entregado a Jesús. Por ello, algo se rompió aquella mañana. Por un lado fue el inicio del camino a su consagración pero por otro fue una herida profunda al ver el rechazo de sus padres, que por otro lado se mantuvo hasta el fin de sus existencias.



La historia continua con las pruebas que tuvo que atravesar durante el noviciado, su profesión religiosa como moja dominica y su nombramiento como Priora del Convento, lugar desde donde emprendió la reforma del Monasterio cuya vida fue alterada por la presencia de algunas viudas laicas que ingresaron para terminar sus días en ese lugar pero sin dejar su estilo de vida mundano.

Sor Ana de los Ángeles se destacó por su virtud cristiana. El Señor le concedió variados carismas como el de la profecía, la palabra de conocimiento, palabra de ciencia, el don de la bilocación... pero por encima de todas estas gracias en ella brilló la caridad.


Esta es la película del Director peruano Miguel Barreda, filmada en el Monasterio de Santa Catalina de Arequipa y en algunas casonas de esta ciudad, lo mismo que en la sierra arequipeña.
Nos cuenta la vida de esta santa peruana, no muy conocida por todos y sin embargo tan llena de virtud. Desde su niñez hasta su juventud e ingreso al convento de las dominicas.
Vemos a Ana madurar y convertirse en una presencia molesta para otras monjas. El Obispo de Arequipa, viendo el relajo que había en el convento la nombra priora.
Ana de los Ángeles supo responder a una vocación con total generosidad y entrega en una época (siglo XVII) en que el testimonio de la fe alimentó la tradición de todo un pueblo.




Título en Español: Ana de los Ángeles
Año: 2012

 (2 min.)



PELICULA "LAS ESCLAVAS DE CARTAGO" (1957) BUENA CALIDAD

AMIGOS/AS CATÒLICOS:

PRESENTO
 
1) PELICULA  "LAS ESCLAVAS DE CARTAGO" (1957) BUENA CALIDAD
A COLOR , EN ESPAÑOL


SINOPSIS: Lea y Esther son dos esclavas cristianas cartaginesas que son vendidas a la hija del procónsul en Tarso de Cilicia, Julia Marcia, en tiempos del emperador Adriano. Cuando el procónsul es asesinado, se culpa a los cristianos de Tarso del crimen, por lo que se desata la persecución. El oficial Marco Valerio, a quien se le encarga supliciar y ejecutar a toda la comunidad cristiana, se ha enamorado de Lea, por lo tendrá que escoger entre sus sentimientos y su obediencia a Roma.

Director : Guido Brignone
Repartos: Jorge Mistral, Gianna Maria Canale, Marisa Allasio, Ana Luisa Peluffo, Rubén Rojo, Luigi Pavese, Germán Cobos, Marcello Giorda, Albert Hehn, Carlo Lombardi, Renato Navarrini, Emilio Petacci, Ugo Sasso, Vinicio Sofia, Nando Tamberlani, Edoardo Toniolo, Ricardo Valle, Nietta Zocchi.

2) PELICULA "PEQUEÑOS PASOS" SOBRE LA BEATA CHIARA CORBELLA

SITIO: http://gloria.tv/media/bSnMniCNRPx   (25 MIN.)  CASTELLANO

 
“Pequeños pasos”, la película sobre Chiara Corbella, joven madre que prefirió morir a abortar
Escuchar la Voz del Señor  18/06/2014 13:21:07
18 de junio de 2014.- (Pequeños pasos / Camino Católico) “El amor es el principio de todas las historias…”: así empieza el cortometraje “Pequeños pasos”, inspirado en la historia de Chiara Corbella, una joven madre italiana que prefirió morir a abortar.
Chiara y Enricho eran una pareja cómo cualquier otra, pero su primer embarazo se complicó y el médico diagnosticó que su hija vendría al mundo con problemas de salud. Pese a ello, los jóvenes padres optaron por la vida de su pequeña.“El momento en el que la he visto ha sido un momento que nunca voy a olvidar”, dijo la madre tras dar a luz a María, quien fue bautizada y murió treinta minutos después del parto.
Chiara quedó embarazada por segunda vez y, a los pocos meses, los médicos le dijeron que su hijo David nacería con gravísimas malformaciones. Pese a todo, el pequeño vino al mundo y fue bautizado antes de que se apagase su pequeño corazón a los pocos minutos de nacer. Enricho y Chiara no abandonaron su deseo de ser padres y en 2010 ella quedó embarazada por tercera vez. En esta ocasión, de Francisco. Las ecografías mostraban que, a diferencia de sus dos hermanos, el bebé venía con buena salud. Sin embargo, después de cinco meses de gestación, le diagnosticaron a Chiara un cáncer de lengua. La serenidad del matrimonio sorprendió a todos. Sabían que era vital para la madre someterse a las sesiones de quimioterapia y radioterapia para salvar su vida. Pero ¿qué sucedería con el pequeño Francisco? ¿Cómo termina esta historia?
No dejes de ver esta esperanzadora película del argentino Francisco Alday, quien ha escrito el guión y ha dirigido el film de treinta minutos. Francisco, nacido en Córdoba, vive y trabaja actualmente en Franckfurt, Alemania. “Es una historia que nos habla del Amor, de la Vida y de cómo podemos oponernos a la muerte y a la cultura de la muerte. Es una historia que necesitamos contar y mostrar a mucha gente”, dijo en una entrevista el joven director. “La única intención de este video es hacer llegar el testimonio de Chiara a la mayor cantidad de gente posible”, explica Francisco Alday.



LA CONMOVEDORA PELÌCULA "PEQUEÑOS PASOS" SOBRE LA VIDA DE CHIARA CORBELLA

La emocionante historia de amor de Chiara Corbella que, embarazada, rechazó someterse a quimioterapia por la salvación de su hijo Francisco.
(ArgentinosAlerta.org) Su historia llegará a la pantalla el 13 de junio. El testimonio impactante de Chiara inspiró al realizador argentino Francisco Alday quien escribió el guión y dirigió una película de treinta minutos, llamadaPequeños Pasos
Francisco, nacido en Córdoba, vive y trabaja actualmente en Frankfurt, Alemania y desde ahí nos invita al estreno de Pequeños Pasos el próximo 13 de junio. “Es una historia que nos habla del Amor, de la Vida y de cómo podemos oponernos a la muerte y a la cultura de la muerte. Es una historia que necesitamos contar y mostrar a mucha gente”, dijo en una entrevista el joven director.
El anticipo ya circula por internet  y ha generado mucha expectativa entre el público, que espera ansioso el estreno. La película podrá verse en todo el mundo en la página web de Primeros Pasos

El guión es una adaptación que recopila en media hora algunos momentos y frases de la historia real del joven matrimonio. Chiara y Enrico eran una pareja cómo cualquier otra, pero su primer embarazo se complicó y el médico diagnosticó que su hija vendría al mundo con problemas de salud. Pese a ello, los jóvenes padres optaron por la vida de su pequeña. “El momento en el que la he visto ha sido un momento que nunca voy a olvidar”, dijo la madre tras dar a luz a María, quien fue bautizada y murió treinta minutos después del parto.

Chiara quedó embarazada por segunda vez y, a los pocos meses, los médicos le dijeron que su hijo David nacería con gravísimas malformaciones. Pese a todo, el pequeño vino al mundo y fue bautizado antes de que se apagase su pequeño corazón a los pocos minutos de nacer.
Enrico y Chiara no abandonaron su deseo de ser padres y en 2010 ella quedó embarazada por tercera vez. En esta ocasión, de Francisco. Las ecografías mostraban que, a diferencia de sus dos hermanos, el bebé venía con buena salud. Sin embargo, después de cinco meses de gestación, le diagnosticaron a Chiara un cáncer de lengua.
La serenidad del matrimonio sorprendió a todos. Sabían que era vital para la madre someterse a las sesiones de quimioterapia y radioterapia para salvar su vida. Pero ¿qué sucedería con el pequeño Francisco? ¿Cómo termina esta historia?
3) "EL PEREGRINO RUSO" (EXPLICADO POR EL HNO.RELIGIOSO JOSÉ IGNACIO PEDREGOSA)
"EL BUEN CINE CATÓLICO ENCIENDE UNA CHISPA INEXTINGUIBLE EN EL ALMA QUE NOS INSPIRA SEGUIR LA VIDA DE JESUCRISTO"

EL SÍNODO: UN “CONCILIO” EN PEQUEÑO

EL SÍNODO: UN “CONCILIO” EN PEQUEÑO

Puede ser oportuno recordar la definición de Sínodo en general:
Un sínodo o concilio, reunión o asamblea de autoridades religiosas (obispos y otros eclesiásticos).

Un sínodo episcopal, reunión periódica de obispos convocados por el papa.
Un sínodo o concilio provincial, reunión, de periodicidad irregular, de obispos diocesanos pertenecientes a una provincia eclesiástica, convocada por su obispo metropolitano.
Un sínodo diocesano, reunión, de periodicidad irregular, de sacerdotes, clero regular y cabildo catedralicio de una diócesis particular, convocada por su obispo.
Un sínodo, junta de clérigos que nombra el ordinario para examinar a los ordenandos y confesores.
(Hoy día, en la Iglesia católica, un sínodo suele diferenciarse de un concilio en que éste es deliberativo, mientras aquél es consultivo.)
Respecto de el carácter, temática y fechas del próximo Sínodo cabe recoger lo siguiente:
III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de Obispos

Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización


Fecha de inicio       5 de octubre de 2014
Fecha de término  19 de octubre de 2014
Lugar de celebración        Flag of the Vatican City.svg Ciudad del Vaticano

Convocado por el Papa Francisco

Temas de discusión           los divorciados con nueva unión, la difusión de las parejas de hecho, las uniones entre personas del mismo sexo y su eventual adopción de hijos, los matrimonios mixtos o interreligiosos, la familia monoparental, la difusión del alquiler de vientres y el debilitamiento o abandono de la fe en el sacramento del matrimonio y en la confesión

Cronología

XIII Asamblea General Ordinaria          III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de Obispos            XIV Asamblea General Ordinaria

El papa Francisco en la plaza de San Pedro, en medio de la gente el 12 de mayo de 2013. Ocho meses después de iniciado su pontificado, convocó el Sínodo extraordinario de obispos sobre la familia.
La III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de Obispos, convocada por el papaFrancisco bajo el lema «Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización», se desarrollará en la Ciudad del Vaticano entre el 5 y el 19 de octubre de 2014.[1]

Se la conoce popularmente como el Sínodo extraordinario de obispos sobre la familia.
El extenso documento de trabajo para el Sínodo de la Familia, que el Vaticano presenta el jueves 26, es una «radiografía de la realidad» en todo el mundo, que servirá de punto de partida para una reflexión de dos años – las asambleas de obispos de octubre del 2014 y octubre del 2015- hasta terminar en una exhortación apostólica del Papa Francisco a principios del 2016.
Es muy importante que un Sínodo extraordinario haya sido convocado en el tema de la pastoral de la familia. Esta es la manera en la que el papa manifiesta la intención de promover la reflexión y orientar el camino de la comunidad de la Iglesia, con la participación responsable del episcopado de diferentes partes del mundo.[3]

Federico Lombardi, S.J.

Bruno Forte, arzobispo de Chieti-Vasto (Italia) y secretario especial de la asamblea, trazó una relación entre este sínodo extraordinario y el Concilio Vaticano II, por cuanto el enfoque para abordar los desafíos de la vida familiar en la actualidad sería el mismo que Juan XXIII anotaba en su diario poco antes de la apertura del concilio: «Mirar todo a la luz del ministerio pastoral, es decir: almas que salvar y que reconstruir».[7]
No se trata, en definitiva, de debatir asuntos de doctrina, por otra parte explicadas ya por el Magisterio también reciente. La invitación que deriva para toda la Iglesia es escuchar los problemas y expectativas que están viviendo hoy en día tantas familias, mostrarse cerca de ellas y ofrecerles de forma creíble la misericordia de Dios y la belleza de la respuesta a su llamada.[7]

Bruno Forte

La secretaría del Sínodo de Obispos, encabezada por Lorenzo Baldisseri, envió un cuestionario a las conferencias episcopales de todo el mundo a mediados de octubre de 2013.[5] La finalidad de este cuestionario fue preparar un documento que sirviera de introducción al debate de los obispos. Así lo presentó la Agencia Informativa Católica Argentina:
Hubo como se recuerda un “Documento preparatorio”
El interrogatorio lleva adjunto un documento en el que se explica la modalidad de trabajo tendiente a «buscar líneas operativas para la pastoral de la persona humana en la familia» y describe las «problemáticas inéditas» de los últimos años, entre ellas la difusión de las parejas «de hecho», las uniones entre personas del mismo sexo «a las que no pocas veces se consiente la adopción de hijos», los matrimonios mixtos o interreligiosos, la familia monoparental, la difusión del fenómeno del «alquiler de vientres» y «el debilitamiento o abandono de la fe» en el sacramento del matrimonio y en el «poder terapéutico» de la confesión. También detalla los fundamentos bíblicos y el magisterio de la Iglesia sobre el matrimonio y la familia, y llama a las conferencias episcopales a una «urgente» atención de estos problemas.[5]

¿Quiénes  integrarán el Sínodo? La respuesta nos la da el CDC(Código Derecho Canònico)

 Integran el sínodo de los Obispos reunido en asamblea general extraordinaria para tratar cuestiones que exigen una resolución rápida, miembros que son, en su mayoría, Obispos designados por el derecho peculiar del sínodo en razón del oficio que desempeñan; otros, nombrados directamente por el Romano Pontífice; a ellos se añaden algunos miembros de institutos religiosos clericales, igualmente elegidos a tenor del mismo derecho peculiar.

Código de Derecho Canónico, 346 § 2

 Naturalmente ya han aflorado divergencias que por el momento permanecen más bien soterradas:
 El teólogo Hans Kung apunta a las diferencias internas surgidas en el Vaticano a propósito del tema a tratar:

 El teólogo Hans Küng interpretó la cuestión como contrapunto entre el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y la figura del papa mismo.
A muchos la situación les parece contradictoria:

aquí reforma eclesiástica, allí el trato a los divorciados; el papa querría avanzar, el prefecto de la fe frena. El papa piensa en personas concretas, el prefecto, sobre todo, en la doctrina católica tradicional. El papa querría ejercer la caridad, el prefecto apela a la justicia y santidad de Dios. El papa querría que el sínodo sobre cuestiones de familia convocado para octubre de 2014 encontrara soluciones prácticas; el prefecto se apoya en argumentos dogmáticos tradicionales para poder mantener el despiadado statu quo. El papa quiere que este sínodo acometa nuevos avances reformistas, el prefecto, que anteriormente fue un profesor neoescolástico de Dogmática, cree poder bloquearlos de antemano. [...] el arzobispo Müller ignora evidentemente que Jesús manifestó en este punto un mandamiento tendencial que, al igual que otros mandamientos, no puede excluir el fracaso y la renuncia. ¿De verdad puede alguien imaginarse que Jesús no habría condenado el trato que actualmente se dispensa a los divorciados? Él, que protegió de forma especial a la adúltera frente a los «ancianos», que se dirigió especialmente a los pecadores y fracasados y que incluso se atrevió a prometerles su perdón. Con razón dice el papa: «Jesús debe ser liberado de los aburridos patrones en los que lo hemos encasillado».[17]

Hans Küng

 Por otra parte hay un velado apunte a lo que pueda salir de este Sínodo en lo dicho en la última Encíclica:
 La publicación de la carta apostólica Evangelii gaudium revitalizó la cuestión ya que, en uno de sus pasajes, pareció sugerir la posibilidad de estudiar que los divorciados casados en segundas nupcias pudieran recibir la comunión bajo ciertas circunstancias.[15]

La eucaristía, si bien constituye la plenitud de la vida sacramental, no es un premio para los perfectos sino un generoso remedio y un alimento para los débiles. Estas convicciones también tienen consecuencias pastorales que estamos llamados a considerar con prudencia y audacia. A menudo nos comportamos como controladores de la gracia y no como facilitadores. Pero la Iglesia no es una aduana, es la casa paterna donde hay lugar para cada uno con su vida a cuestas.[16]

Francisco, Evangelii gaudium, 47

 De lo anterior se deduce que un Sínodo es como “un concilio pequeño” limitado en cuanto a los temas a tratar, en cuanto al tiempo que pueda durar, y en cuanto a los participantes. El próximo Sínodo de algún modo revivirá las emociones vividas en los años conciliares.

Para qué se convocó el concilio
 Los que tenemos ” una edad” recordamos el dramatismo que suscitaban las noticias de la prensa especializada, en particular la progresista “Documentation Catholique”, que pronto dividieron a los católicos en dos ” alas”: los trasnochados ” conservadores” motejados desde entonces de “carcas” y los felices ” progresistas” que estaban dispuestos a secundar las consigna del papa bueno de  “abrir las ventanas” de la Iglesia para que entren nuevos aires  que produzcan el famoso ” aggiornamento” o puesta al día de la Iglesia en el mundo moderno.
No es aventurado pensar que el próximo Sínodo reproduzca posicionamientos encontrados como el visto en pluma de Hans Kung.
 La división del mundo católico que inauguro el Concilio V. II la vemos hoy día actualísima respecto de los temas anunciados en el Sínodo. Hoy, como vemos,  existe facciones enfrentadas  como entonces.

Como eran los tiempos del Concilio
 Fue aquella una época la del Concilio, particularmente interesante. (Se cuenta el chascarrillo de un sabio chino que en su lecho de muerte decía así a sus hijos : ” Hijos míos, Dios os libre de vivir tiempos interesantes”). La década de los 60, en realidad lo fue. Recién estallada la Revolución cubana, sucedería algo más tarde la llamada “Crisis de los misiles” que sumió al mundo en el temor a una confrontación nuclear. En realidad su feliz desenlace parece que exorcisó a la gente del temor a la “Bomba”. 

Había sí, oráculos inquietantes como el de Fátima, que pronto fueron desactivados transponiendo Fátima en algo menos grave y de aristas más dulces, más ”conciliar’ en una palabra, cosa que incluso se evidenció cuando se cambió el nombre del conocido “Ejercito Azul de Fátima”. Ya son cosas sabidas la neutralización de Lucía, que en realidad había muerto hacía tiempo pero que cuya sombra alargada pedía la publicación del “Tercer Secreto” antes de 1960. Pero las consignas del buen “papa” Juan, marcaban otros derroteros : “no quería ser profeta de calamidades”.  En los felices sesenta se inauguró un nuevo espíritu, que más tarde se llamaría conciliar. Hay que reconocer que fue una época feliz la de aquellos años: La gente estaba inundada de optimismo, en la Iglesia se estaba dispuesto a afrontar los retos del mundo moderno. La teología entraría triunfante en temas como los ya tratados por teólogos conspicuos, la libertad religiosa, el ecumenismo, la apertura al mundo, “la Evolución  de las especies” que para entonces ya se profesaba como una verdad de Fe, etc. En el ámbito secular al son de la música del conjunto de rock “Los Beatles” tenían lugar declaraciones aventuradas, aspiración a  nuevos cambios,  etc.. de lo que sería metáfora el “mayo francés del 68″.
En la España de aquellos días se corrió el rumor de que en una aldea cántabra había unas apariciones. Era algo insólito en aquellos años- a diferencia de los actuales- ya que no se sabía de cosas parecidas desde los días de Fátima en 1917, o si se quiere de las apariciones de Ezquioga en 1931, a las que pronto se acalló porque anunciaban terribles males que se cumplieron bien pronto. Ya para entonces palabras como ” penitencia”, sacrificios, “visitas al santísimo”, “. ” la ira de Dios”  que se derramará desde la copa  en un ” castigo” etc.. eran algo de mal gusto y que había que acallar. Dicho en términos actuales era la personificación de lo “retro”.

 El anuncio de un nuevo Sínodo

 Quizás tengamos que vivir tiempos en parte ya experimentados, pero que no son iguales a aquéllos. La gente está más resabiada, la aventura conciliar toca su fin y está francamente desacreditada. La experiencia es más bien negativa. Y hasta hay teólogos y eclesiásticos que alarmados denuncian el gusto por lo “retro”, las modas de devociones antiguas e inadaptadas al “mundo de hoy”.  Hasta Francisco ha mostrado su extrañeza por una ” moda” como la de la Misa del ” Motu Propio” o como también dijo, moda que encubre una “ideología” que enfrenta y promueve el odio y la confrontación… El piensa que el “fundamentalismo” “promueve el odio”.
Pero en líneas generales la gente no está tan dispuesta como antaño a tragar la píldora dorada de un nuevo pentecostés conciliar o sinodal si se quiere. En fin que nos esperan tiempos de confrontación pero en los que las fuerzas están más equilibradas.

 Para terminar y para enlazar  con algunos temas descritos más arriba traigo el mensaje que nos ha enviado JuanC,  de quien hemos publicado algunos post de su blog y que está atento a los hechos de  Garabandal. Ahora nos envía el enlace de un vídeo muy interesante que lo relaciona con el Sínodo de octubre que según parece durará quince días. Que termine realmente en quince días, es inseguro. He leído que puede durar dos años, bien que las sesiones oficiales ocupen solamente una quincena.
Dice JuanC:

 Enviado el 28/06/2014 a las 20:06
De Gloria TV llega una última noticia (6/05/14), la madre Nieves García narra una profecía de Garabandal que estaba olvidada: un Sínodo que representará “un pre-aviso”. ¿Será el próximo Sínodo de Octubre?. Pronto lo comprobaremos.

La Madre Nieves García relata la profecía de Conchita que un Sínodo sería un pre-aviso que antecedería al profetizado Aviso de Garabandal. (Testimonio realizado en Madrid en Mayo de 2014) A.M.G.D .

[Edito: Hay que tener en cuenta que la Asamblea extraordinaria de octubre de 2014 es el comienza del Sínodo para una etapa de reflexión que durará dos años y terminara en 2016,

El extenso documento de trabajo para el Sínodo de la Familia, que el Vaticano presenta el jueves 26, es una «radiografía de la realidad» en todo el mundo, que servirá de punto de partida para una reflexión de dos años – las asambleas de obispos de octubre del 2014 y octubre del 2015- hasta terminar en una exhortación apostólica del Papa Francisco a principios del 2016". .( Véase éste texto aquí )

A tenor de lo que dice la Madre Nieves, si el Sínodo es un PRE- AVISO y termina en 2016, quiere decir que el Aviso podrá suceder en las postrimerías de 2016. Con lo que el Milagro- siempre en la hipótesis de que Garabandal sea verdad- podría tener lugar en 2017, más en concreto en abril de 2017, el día 13 fiesta del joven mártir de la Eucaristía, San Hermenegildo. Parece que todas las piezas del rompecabezas encajan]

jueves, 18 de septiembre de 2014

EL DISCURSO DE LOS LÍDERES DEL VATICANO

EL DISCURSO DE LOS LÍDERES DEL VATICANO


El discurso de los líderes del Vaticano se está haciendo más escatológico y profético. El lenguaje de la jerarquía vaticana está cambiando. Hasta ahora estábamos acostumbrados a que los cardenales y arzobispos nos hablaran de la perseverancia en la fe, del amor de Dios y de los problemas sociales en el país. Ahora refieren a que los cristianos se están convirtiendo en minoría en occidente, a que están siendo perseguidos por su fe y martirizados, a que el maligno ha desatado una ofensiva para extinguir la Iglesia, que habrá una lucha en que muchas cosas de la Iglesia desaparecerán y cambiarán, y que se estamos en la puerta de dar nacimiento a un nuevo cristianismo.

Este discurso lo inauguró Joseph Ratzinger con su profecía de la apostasía y la conversión de la Iglesia en una organización de paganos (ver aquí), pero no resaltó en su pontificado como Benedicto XVI, muy atascado por el manejo de temas de la realidad concreta inmediata – la ideología de género, el terrorismo islámico, la lucha pro vida, etc. Pero fue tomado con fuerza por el Papa Francisco, que puso en el centro de la escena bélica a satanás, y ha empezado a popularizarse entre la jerarquía.

Tenemos la impresión de que este discurso aún no ha bajado hasta la mayoría de los obispados y de las parroquias, todavía muy atados al criterio de ‘no asustar’ a los fieles y pintarles una vida cristiana placentera.

Pero ya llegará porque es inexorable lo que sucede.

Un ejemplo de este discurso escatológico y profético lo podemos encontrar en las palabras del Cardenal Pell a instancias de la fundación de una escuela de evangelización de una abadía benedictina.

El cardenal de alto rango del Vaticano ha advertido a los fundadores de una escuela británica dedicada a la nueva evangelización que deben esperar los ataques del diablo.

El cardenal George Pell, uno de los ocho “súper” cardenales nombrados por el Papa para reformar el Vaticano, hizo sus comentarios durante la misa de fundación de la Escuela de la Anunciación, que está instalada en Buckfast Abbey, el monasterio benedictino en Devon, como una iniciativa “valiente e importante” para predicar el Evangelio de nuevo a la gente del siglo XXI.

“Todo esto se opone al maligno, al espíritu del mal, al diablo, que ha sido reintroducido en el discurso público por el Papa Francisco”, dijo el cardenal Pell.

La iniciativa, dijo, va en contra de una época en la que el número de personas “explícitamente irreligiosas” están creciendo y los cristianos están disminuyendo hasta el punto en que estaban en riesgo de “desaparecer en la minoría”. Él dijo que la escuela era parte de la solución a los desafíos modernos, a los que nunca se enfrentó antes la Iglesia y que por lo tanto “las dificultades” serían inevitables.

“La ‘nueva evangelización’ no sólo está luchando con las heridas tradicionales derivadas del pecado original, sino lo está haciendo contra la sociedad occidentalizada en la que los antiguos equilibrios se han perdido por la invención de la píldora, y el materialismo que considera muchos niños como demasiado caro”, dijo el cardenal Pell.

“Las viejas heridas están siendo exacerbadas de nuevas maneras – por la fácil disponibilidad de las drogas, la pornografía por internet y el aborto fácil”.

Él dijo que los cristianos de hoy deben orar como los profetas del Antiguo Testamento, que Dios no los abandonará “en estos tiempos de cambio”, cuando el “pueblo elegido”, una vez más se aleja de Él en el pecado.

El Cardenal Pell dijo que espera que la Escuela de la Anunciación sea como la cueva en la que la voz de Dios fue discernida por Elías en la suavidad de una brisa.

“Debemos orar para que en este aislado retiro benedictino – lejos de la emoción y de la agitación de las grandes ciudades – muchos, muchos miles de creyentes oigan mejor la luz, el suave murmullo del único y verdadero Dios y de Cristo, su Hijo”, dijo.

Y continuó:

“No podemos ver claramente que fuerzas de la Iglesia caracterizarán el inicio del tercer milenio cristiano. Será diferente. Muchas órdenes desaparecerán a finales de siglo, si continúan las tendencias actuales. China tendrá una comunidad cristiana más grande que cualquier otro país del mundo. La vida católica seguirá siendo sorprendente, pero estoy seguro que los benedictinos sobrevivirán”.