BIENVENIDO

JUNTOS PODREMOS DESCIFRAR EL PASADO, CONOCER EL PRESENTE Y DESCUBRIR EL FUTURO



viernes, 14 de noviembre de 2014

CONVERTÍOS

CONVERTÍOS
Porque yo no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores. (Mt 9, 13)

Qué hacer para no pecar

Nadie puede cumplir los Diez Mandamientos ni las enseñanzas de Jesús en el Evangelio, si no es ayudado por Dios. Por eso nadie puede permanecer en gracia de Dios y sin cometer pecados, si Dios no le da su gracia, si Dios no le da su ayuda.
Entonces para no caer en pecado tenemos la necesidad de la ayuda de Dios. Y la ayuda Dios se la da a quien se la pide. Y le pedimos ayuda a Dios por medio de la oración. Por eso para no pecar hay que rezar, ya que a través de la oración Dios nos va comunicando su misma santidad y su fuerza, y de esa manera mantenemos alejado al Maligno, que es el Tentador, quien nos incita al pecado porque nos odia y quiere nuestra perdición temporal y eterna.
Por lo que dijimos arriba se deduce que quien no reza, estará bien pronto perdido, puesto que como ha dicho muy bien San Alfonso María de Ligorio: “Quien reza se salva y quien no reza se condena”. Así nosotros, mientras vamos de camino por este mundo, en este tiempo de prueba que es la vida terrenal, tenemos que pedir constantemente ayuda a Dios, porque el demonio, por naturaleza, es más fuerte que nosotros, y solos no le podemos hacer frente, sino que necesitamos de Alguien más poderoso que él –Dios- para que nos libre de sus emboscadas. Si hacemos así jamás pecaremos.

Qué hacer para obtener Misericordia

La Misericordia de Dios actúa donde hay miserias que consumir, por eso si queremos obtener la compasión y misericordia de Dios, debemos reconocer ante Él nuestra miseria, para que la cambie en gracias.
Dios tiene compasión, pero la tiene de quien reconoce su error, de quien se humilla; entonces Dios lo eleva mucho, por encima del lugar en el que estaba antes de caer en el pecado.
No cometamos el error de aferrarnos a nuestro pecado, de modo que no queramos entregárselo a Dios para que Él lo trueque en bendiciones para nosotros. Vayamos a los pies del ministro de Dios, del Sacerdote católico, y confesémonos con él, diciendo todos nuestros pecados, sin justificarnos, y entonces veremos lo que es la bondad de Dios para nosotros, ¡qué amor tendrá el Señor para con nosotros, y qué paz encontraremos al salir del confesionario, renovados y con nuevos ímpetus para seguir en el combate de la vida!
Recordemos aquel ejemplo del fariseo y el publicano, que fueron al Templo, pero el primero se jactaba de ser justo, y el segundo ni siquiera se atrevía a levantar los ojos al Cielo. Pues bien, el segundo fue perdonado por Dios, y en cambio el fariseo volvió con su pecado, aumentado por uno más de presunción y soberbia.

Qué hacer para convertirnos

Como la conversión también es el trabajo de Dios en nuestra alma, podemos pedirla al Señor, y rezar esa hermosa oración que Jesús enseñó a Sor María Marta Chambón, prometiéndole que quien dijese esta oración, obtendría su conversión. La oración es ésta: “Eterno Padre, yo te ofrezco las Llagas de Nuestro Señor Jesucristo, para curar las llagas de nuestras almas”.
Digámosla entonces no sólo una vez sino muchas veces, porque nuestra conversión no es cosa de un momento, sino que debe ser un proceso de toda la vida.
Siempre, constantemente durante toda nuestra vida, ante nosotros se presentan el bien y el mal, la virtud y el pecado, y siempre debemos estar eligiendo el bien y rechazando el mal, es decir, que siempre debemos estar convirtiéndonos, y ¡qué mejor que la ayuda de Dios para ello, que nos la provee cuando rezamos esta sencilla oración enseñada por Jesús mismo!
Recemos y hagamos rezar esta oración. Imprimámosla en folletos y difundámosla por todas partes, y en primer lugar recémosla nosotros mismos, para que cada día nos convirtamos más al Señor y seamos más gratos a sus ojos.

Qué hacer para ser santos

Quien no desea el Cielo, no lo alcanzará; y quien no desea ser santo, no lo será jamás. Porque el deseo es como el motor que nos empuja a alcanzar el fin que deseamos.
¡Cuántas personas en el mundo dejan su vida y lo venden todo con tal de alcanzar sus objetivos, que muchas veces son bien mezquinos!
No podemos hacer menos nosotros, los cristianos que queremos ir al Cielo y ya vivir el Cielo en esta tierra siendo santos. Tenemos que poner toda la carne en el asador, como suele decirse, y lanzarnos a la conquista del monte de la santidad, porque no hay obra más agradable a Dios que nuestra propia santificación.
No hagamos caso al demonio que nos pondrá multitud de tentaciones y pruebas, susurrándonos que no somos dignos, que con todo nuestro negro pasado y nuestras debilidades pasadas, presentes y futuras, no podemos ni siquiera ilusionarnos con ser santos. ¡No lo escuchemos! Porque Dios quiere que seamos santos. Y si Dios lo quiere, entonces lo lograremos si nosotros estamos dispuestos, porque se llega a ser santo cuando uno no lo es, porque si ya fuéramos santos entonces no tendríamos que alcanzar esa meta. Somos pecadores y por eso debemos ser santos, y nada nos impide serlo, ni el más negro pasado, ni el más bochornoso presente, ni el temible futuro.
Lancémonos a la conquista de la montaña santa, que desde la cima miraremos el mundo con los ojos de Dios, y comprenderemos, por fin, el amor infinito que Dios nos tiene.

SERIE VIDEO: "LAS CONSECUENCIAS TERRIBLES DEL ABORTO"

SERIE VIDEO: "LAS CONSECUENCIAS TERRIBLES DEL ABORTO"

LC. ALBERTO VILLASANA (TEÒLOGO MEJICANO) ENTREVISTADO EN EL
PROGRAMA "EL PULSO DE LA FE" POR ROBERTO O' FARRELL




PARTE 4 (FINAL): https://www.youtube.com/watch?v=vXgiWhEei-I   (12 MIN)


A REZAR Y CLAMAR A DIOS:

PARA QUE NO ENTRE LA LEY DEL ABORTO EN LA ARGENTINA, NI EN NINGÙN PAÍS, PUES LA IRA DE DIOS SE MANIFESTARÀ CONTRA LA MATANZA DE LOS NIÑOS INOCENTES.

"No se engañen: de Dios nadie se burla. Cada uno cosecha lo que siembra.” Gálatas 6:7

¡PARA QUE NUESTROS GOBERNANTES ADQUIERAN EL SANTO TEMOR DE DIOS!
Y VIVAN SEGÙN EL CUMPLIMIENTO DE LOS MANDAMIENTOS DE DIOS. 

Camino de conversión

Camino de conversión

Fui tentado.

Cuando caemos en pecado lo peor que podemos hacer es echarle la culpa a otro por nuestro pecado. Es lo que hicieron Adán y Eva en el Paraíso. Eva echó la culpa a la serpiente, y Adán a su mujer.
La tentación, por más violenta que sea, no superará nuestra resistencia porque Dios es bueno y no permite que seamos tentados más allá de nuestras fuerzas, y Él da 10 si la tentación es de 10,  e incluso da más. Pero lo que sucede es que muchas veces caemos en pecado porque “queremos” caer en pecado, y despreciamos la ayuda de Dios y no invocamos su auxilio.
El pecado es malo, pero más malo es no reconocerlo y no ser humildes en pedir perdón a Dios. Porque ya en el Pregón Pascual se dice que fue feliz la culpa (el pecado original) que nos mereció tan grande Redentor.
Nosotros no diremos que es feliz el pecado. Pero si después de cometerlo, nos humillamos ante Dios y le pedimos perdón humildemente, confesándonos con un sacerdote, entonces subiremos más alto de lo que estábamos antes del pecado, porque a Dios le agrada la humildad.

Peor que el pecado.

Hay algo que es peor que el pecado, y es desconfiar de la Misericordia de Dios después de haberlo cometido.
Esto sucedió también a Adán y Eva que tuvieron miedo de Dios después de pecar y se escondieron.
Así suele suceder al pecador, que después de pecar, tiene miedo de Dios, del castigo, y en lugar de ir a arrojarse a sus pies, huye de Él y así cae en las manos de Satanás, que lo lleva cada vez más a la desesperación y al endurecimiento en el pecado.
No tenemos que pecar. Pero si desgraciadamente hemos caído, al menos no desconfiemos de Dios y de su perdón, que no hay pecado por grande y grave que sea, que Dios no pueda perdonar. Jesús hubiera perdonado a Judas si él, en lugar de huir y matarse, se hubiera arrojado a los pies del Salvador.
Así como Jesús nos manda en el Evangelio que no debemos juzgar, tenemos que emplear también esto en nosotros. Porque a veces, después de cometer el pecado, juzgamos que Dios no nos puede perdonar, que es imperdonable lo que hemos hecho.
Estemos atentos porque en este pensamiento hay soberbia, y donde hay soberbia está Satanás. Y es el demonio el que nos inspira semejantes ideas.
No desconfiemos jamás de la Misericordia de Dios, porque esto causa a Dios un dolor muchísimo mayor que nuestro pecado.

Solos no podemos.

Por más que digamos que queremos cambiar y hagamos propósitos para hacerlo, no llegaremos muy lejos sin la ayuda de Dios, y ésta se pide en la oración.
Por eso lo primero que debemos hacer si queremos realmente cambiar de vida y dejar de pecar, es rezar, al menos las tres avemarías cada día, ya que la Virgen ha prometido que quien las rece no se perderá.
Dios nos debe ayudar a ser mejores, porque Él es quien da la gracia para ser buenos, puesto que sin la ayuda de Dios no podemos decir ni siquiera Jesucristo es el Señor.
Generalmente inmediatamente después de cometido el pecado, cuando sobreviene el momento de reflexión, nos proponemos cambiar y ya no pecar. Pero si lo tratamos de hacer solos, no llegaremos lejos. Pidamos entonces ayuda a Dios y acerquémonos a los Sacramentos, a la Confesión y a la Eucaristía, y que Jesús mismo, entrando en nosotros, nos dé la fuerza suficiente para ir mejorando de a poco.
Y tengámonos paciencia, porque el niño, cuando aprende a caminar, no lo hace de una sola vez, sino que muchas veces cae a tierra y se lastima, pero con el tiempo lo hará cada vez mejor.
¿Qué se podría decir de un niño que al aprender a caminar, al caerse la primera vez, ya no quisiera intentarlo? Diríamos que no está bien. Entonces tampoco nosotros nos desalentemos si vamos dando tumbos. Con el tiempo, la perseverancia y la oración, llegaremos a vivir sin pecar, al menos gravemente.

Perfectos como Dios.

¿Se puede ser perfecto como Dios? Parece que sí porque el mismo Jesús nos lo ha mandado en su Evangelio: “Sean perfectos como mi Padre celestial es perfecto”. Y si el Señor lo ha mandado, es porque se puede cumplir, ya que Dios no manda imposibles.
Claro que para llegar a ser semejantes a Dios, tenemos que tener a Dios en nosotros, es decir divinizarnos por medio de la Gracia santificante, y así será Dios en nosotros quien nos hará perfectos como Él.
¿No es esto acaso lo que dijo el apóstol San Pablo: “Ya no soy yo quien vivo, es Cristo el que vive en mí”? Así llegaremos a ser perfectos porque Jesús, que es Dios, vivirá en nosotros, y seremos Dios por participación, es decir, seremos santos.
El Concilio Vaticano II nos ha dicho que la santidad es un llamado universal. Todos los hombres podemos y “debemos” ser santos, porque Dios es santo, y todos los hombres somos sus hijos, y tenemos que ser como el Padre.
Ser perfectos, en definitiva, es ser buenos, como Bueno es Dios. En eso consiste la santidad. Cuanto más buenos seamos, tanto más santos.

PATRONES PROFETICOS - ANTONIO YAGUE

PROFECIAS Y REVELACIONES - ULTIMOS TIEMPOS: PATRONES PROFETICOS - ANTONIO YAGUE: Esta nueva serie de videos titulada "Patrones proféticos y fin de los tiempos" es la segunda parte de la serie sobre "Astron...

REMEDIOS DICTADOS POR EL CIELO

PROFECIAS Y REVELACIONES - ULTIMOS TIEMPOS: REMEDIOS DICTADOS POR EL CIELO: REMEDIOS NATURALES Y SOBRENATURALES REVELADOS A MARY JANE EVEN POR NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO Y LA SANTISIMA VIRGEN PARA SER USADOS CONTRA ...

Coraza de San Patricio (oración exorcista)

PROFECIAS Y REVELACIONES - ULTIMOS TIEMPOS: Coraza de San Patricio (oración exorcista): Me envuelvo hoy día y ato a mí una fuerza poderosa, la invocación de la Trinidad, la fe en las Tres  Personas, la con...

CONSAGRACIÓN A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE DE JESUCRISTO

CONSAGRACIÓN A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE DE JESUCRISTO


CONSAGRACIÓN A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE DE JESUCRISTO

VERTIDA EN SU CAMINO AL CALVARIO

 (Por favor rezar diariamente y meditando).

Consiente y Misericordioso Salvador, en mi insignificancia y Tu sublimidad, yo me postro ante Tus pies y Te agradezco por todas las pruebas de tu gracia mostradas a mí, tu desagradecida criatura. Yo te agradezco especialmente por salvarme mediante Tu Preciosa Sangre, del poder destructor de Satanás. En presencia de mi querida Madre María, mi ángel de la guarda, mi santo patrono y de toda la compañía del paraíso, me dedico voluntariamente, con un corazón sincero.

Oh, queridísimo Jesús, a tu Preciosa Sangre por medio de la cual redimiste al mundo del pecado, la muerte y el infierno.

Yo te prometo que con la ayuda de tu gracia y con mi más grande fortaleza, promulgaré y creceré en la devoción a Tu Preciosa Sangre, el precio de nuestra redención de manera que Tu Adorable Sangre sea honrada y glorificada por todos. De esta manera, yo deseo hacer reparación por mi deslealtad hacia Tu Preciosa Sangre de Amor, y recompensarte por las muchas profanaciones que los hombres cometen en contra del Precioso Precio de su salvación. Ojala que mis propios pecados, mi frialdad y todos los actos irrespetuosos que he cometido en contra de tu Santa y Preciosa Sangre puedan ser borrados.

Contempla oh, querido Jesús, te ofrezco el amor, honor y adoración, que tu Santísima Madre, tus fieles discípulos y que todos los santos han ofrecido a tu Preciosa Sangre. Te pido que olvides mi falta de fe y frialdad del pasado y que perdones a todos los que te ofenden. Rocíame, oh Divino Salvador, y a todos los hombres con tu Preciosa Sangre, de manera que nosotros, oh amor crucificado, te amemos de ahora en adelante con todos nuestros corazones, y que merecedoramente honremos el precio de nuestra salvación. Amén.

Nosotros volamos a tu amparo.

 
Oh, Santa Madre de Dios, no rechaces nuestras oraciones en necesidad, mas protégenos de todo mal oh, Gloriosa y Santa Virgen Inmaculada María. Te amamos.
 

ORACIÓN DE OFRECIMIENTO DE VIDA


Mi amable Jesús, delante de las Personas de la Santísima Trinidad, delante de Nuestra Madre del Cielo y toda la Corte celestial, ofrezco, según las intenciones de tu Corazón Eucarístico y las del Inmaculado Corazón de María Santísima, toda mi vida, todas mis santas Misas, Comuniones, buenas obras, sacrificios y sufrimientos, uniéndolos a los méritos de tu Santísima Sangre y tu muerte de cruz: para adorar a la Gloriosa Santísima Trinidad, para ofrecerle reparación por nuestras ofensas, por la unión de nuestra santa Madre Iglesia, por nuestros sacerdotes, por las buenas vocaciones sacerdotales y por todas las almas hasta el fin del mundo.


Recibe, Jesús mío, mi ofrecimiento de vida y concédeme gracia para perseverar en él fielmente hasta el fin de mi vida. Amén.

Mensaje de la Virgen María a la Misionera de Jesús

Mensaje de la Virgen María a la Misionera de Jesús "... Nuestra Señora me muestra, la situación de la Guerra Mundial comenzó. Mi pequeño Rebano: Os Llamo a la oración, os ruego pequeños llevéis un corazón lleno de amor, la guerra se extiende, cubre el mundo creado por el Padre. Os ruego os reunáis en familia, recéis el Santo Rosario, imploréis la Misericordia de mi Hijo..."


Noviembre 14 de 2014

Nuestra Señora me muestra, la situación de la Guerra Mundial comenzó +++

Mi pequeño Rebano: Os Llamo a la oración, os ruego pequeños llevéis un corazón lleno de amor, la guerra se extiende, cubre el mundo creado por el Padre.

Os ruego os reunáis en familia, recéis el Santo Rosario, imploréis la Misericordia de mi Hijo.

Vuestra nación esta en grave Peligro (EEUU).

Gracias por abrir vuestro corazón  al oración. No temáis estoy con vosotros hasta en fin de vuestro tiempo !

La Misionera de Jesús (Miami - Florida) 

sábado, 8 de noviembre de 2014

VIDEOS VARIOS

AMIGOS/AS CATÒLICOS:

PRESENTO :

NUEVOS VIDEOS INTERESANTES PARA SU FORMACIÒN ESCATOLÒGICA Y DE LA REALIDAD ACTUAL.
SIEMPRE APLICANDO LAS REGLAS DE DISCERNIMIENTO Y VIENDO EN SU CONJUNTO LAS PROFECÍAS BÌBLICAS Y LAS REVELACIONES PRIVADAS AUTORIZADAS POR LA IGLESIA O QUE GOZAN DE CREDIBILIDAD.

1) COMPLEMENTOS 1: NUEVO DIARIO DE SOR LUCIA DE FATIMA Y "EL AVISO"
(DR. ANTONIO YAGUE)
COMPLEMENTANDO LOS PATRONES PROFÈTICOS DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS DE LA PASION DE LA IGLESIA CATÒLICA

PUBLICADO EL 31/10/2014

ACLARO


2) "EL ATAQUE MODERNISTA A LA IGLESIA"  


(CURSILLO IMPARTIDO POR FERNANDO LECINA EN EL CENTRO MARIANO DE "LA PARDINA"(ESPAÑA)
QUE EDITA LA REVISTA "MARIA MENSAJERA" DE SANCHEZ VENTURA.
SEPTIEMBRE DE 2014


¡QUE EL SEÑOR NO NOS TENGA QUE DECIR A NOSOTROS COMO YA LO DIJO ANTERIORMENTE::

"¡MI PUEBLO PERECE POR FALTA DE CONOCIMIENTO!"

POR ELLO SAN PABLO NOS EXHORTA:

"EXAMINADLO TODO Y QUEDAOS CON LO BUENO"

¡DIOS Y LA SSMA  VIRGEN MARÌA LOS BENDIGAN!

PELICULA "EL INTERIOR"

Película recomendada.

Ver online o bajar: https://www.youtube.com/watch?v=yT75pSBMSBk (85 min)

ESPACIO INTERIOR

Datos técnicos

Director
Kai Parlange
Intérpretes
Kuno Becker, Ana Serradilla, Gerardo Taracena y Hernán Mendoza
Nacionalidad
México, 2012
Fecha estreno
07/11/2014

Película testimonio

La violencia e inseguridad que se viven en México no es un fenómeno actual sino que lleva décadas sucediendo, una buena prueba de ello es lo que se narra en el drama humano Espacio interior.
El nombre de Bosco Gutiérrez Cortina no resulta conocido en España, pero este hombre, un arquitecto mexicano, sufrió en el año 1990, un duro secuestro muy similar al que padeció  nuestro compatriota José Antonio Ortega Lara. Esa trágica experiencia se conoció primero en España en un libro titulado “257 días” y ahora llega el drama cinematográfico: Espacio interior.
Espacio interior narra, día a día, las penalidades y humillaciones sufridas por este joven durante los 257 días que permaneció en un “zulo”, de 3x1,50 metros cuadrados, retenido y aislado del mundo exterior. En ese periodo de tortura Lázaro, que así se llama el personaje en la película, pasó de la depresión a la aceptación de su sufrimiento gracias a su impresionante fe, en lo que constituye una película testimonio.
El director Kai Parlange, para que esta historia no fuera tan claustrofóbica como el recinto donde estaba encerrado el protagonista,  recurrió, con acierto,  a constantes flash-back donde ofrece retazos muy hermosos de  la  infancia y la juventud de Lázaro: su familia, su afición al deporte, su educación religiosa,  donde queda claro que el bagaje personal que cada individuo lleva dentro puede servirle ante una adversidad tan monstruosa. Todo ello conduce a que, a pesar del minimalista argumento, esta película  funcione y el espectador llegue a impresionarse con la fortaleza de este hombre, amenazado continuamente por sus captores con ser ejecutado, a quien nunca pudieron arrebatarle su libertad espiritual.   
Si tienen interés vayan a verla pronto porque sólo se verá en 25 salas de cine en toda España.
Para: Los que tengan claro que el ser humano también es capaz de ser protagonista  de las mayores grandezas
Juana Samanes
EL TESTIMONIO DEL ARQUITECTO BOSCO GUTIÉRREZ (EMPRESARIO MEJICANO) QUE FUE SECUESTRADO POR LA GUERRILLA HA DADO NUMEROSAS CONFERENCIAS POR DISTINTOS LUGARES EN LATINOAMÉRICA DANDO UN TESTIMONIO DE FE CATÒLICA INDISCUTIBLE., DANDO UN SENTIDO PROFUNDO DE LA VIDA PUES ES UN CATÒLICO PRACTICANTE JUNTO A SU FAMILIA.
TESTIMONIO CONFERENCIAS EN VIVO: https://www.youtube.com/watch?v=TzNvZRExQdc  (61 min.)

Propósito para el mes de María

Propósito para el mes de María

En este mes dedicado a la Santísima Virgen, podemos ofrecerle a Ella el rezo diario de las TRES AVEMARÍAS. No nos costará mucho, como quizás nos cuesta el rezo del Rosario, y obtendremos innumerables favores, como está comprobado por quienes han practicado esta sencilla y fructuosa devoción.

Aquí les copio el texto de esta devoción y el modo de rezarla, junto a las promesas de la misma Santísima Virgen, para animarlos a comenzar su rezo diario, sin faltar ni un solo día.

LAS TRES AVEMARÍAS

Preocupada la religiosa benedictina que luego fue Santa Matilde por el buen fin de su vida, rogó insistentemente a la Virgen Santísima "que la asistiera a la hora de la muerte"; y acogiendo benignamente su súplica, la Madre de Dios se manifestó a la implorante, diciéndole:
"Sí que lo haré; pero quiero que por tu parte me reces diariamente tres Avemarías, conmemorando, en la primera, el Poder recibido del Padre Eterno; en la segunda, la Sabiduría con que me adornó el Hijo; y, en la tercera, el Amor de que me colmó el Espíritu Santo".
Y esta promesa se extendió en beneficio de todos cuantos ponen en práctica ese rezo diario de las tres Avemarías.
La práctica de esta devoción no puede ser ni más fácil, ni más breve. Fácil es, porque se concreta a rezar todos los días tres Avemarías agradeciendo a la Santísima Trinidad los dones de Poder, Sabiduría y Amor que otorgó a la Virgen Inmaculada, e instando a María a que use de ellos en auxilio nuestro.

Modo de practicar esta devoción:

Todos los días, rezar lo siguiente:

¡María, Madre mía; líbrame de caer en pecado mortal!

1- Por el Poder que te concedió el Padre Eterno. (rezar un Avemaría)
2- Por la Sabiduría que te concedió el Hijo. (rezar un Avemaría)
3- Por el Amor que te concedió el Espíritu Santo. (rezar un Avemaría)  


Fue la misma Santísima Virgen la que dijo a Santa Gertrudis que "quien la venerase en su relación con la Beatísima Trinidad, experimentaría el poder que le ha comunicado la Omnipotencia del Padre como Madre de Dios; admiraría los ingeniosos medios que le inspira la sabiduría del Hijo para la salvación de los hombres, y contemplaría la ardiente caridad encendida en su corazón por el Espíritu Santo".
Refiriéndose a todo aquel que la haya invocado diariamente conmemorando el poder, la sabiduría y el amor que le fueron comunicados por la Augusta Trinidad, dijo María a Santa Gertrudis que, "a la hora de su muerte me mostraré a él con el brillo de una belleza tan grande, que mi vista le consolará y le comunicará las alegrías celestiales".

María renueva su promesa de protección:

Cuando Sor María Villani, religiosa dominica (siglo XVI), rezaba un día las tres Avemarías, oyó de labios de la Virgen estas estimulantes palabras:
"No sólo alcanzarás las gracias que me pides, sino que en la vida y en la muerte prometo ser especial protectora tuya y de cuantos como tú PRACTIQUEN ESTA DEVOCIÓN"

También dijo la Santísima Virgen: “La devoción de las tres Avemarías siempre me fue muy grata... No dejéis de rezarlas y de hacerlas rezar cuanto podáis. Cada día tendréis pruebas de su eficacia...”