BIENVENIDO

JUNTOS PODREMOS DESCIFRAR EL PASADO, CONOCER EL PRESENTE Y DESCUBRIR EL FUTURO



sábado, 11 de septiembre de 2010

PROFECIAS PARA ARGENTINA SOLARI PARRAVICINI

Benjamín Solari Parravicini (Agosto 1898 - Diciembre 1974)
Este hombre singular, nació en la ciudad de Buenos Aires 8 de Agosto de 1898, artista plástico de renombre internacional debió su justa fama, sin embargo, a sus psicografias premonitorias. En la tranquilidad de su estudio donde dibujaba comenzó a recibir de una extraña forma, ideas que él esbozaba sobre el papel y que atribuía a la espontaneidad de la creación artística. Pero cual sería su sorpresa al comprobar que las ideas que había bosquejado eran proféticas, ya que al paso del tiempo se cumplían inexorablemente.

Así fue que, ante la sorpresa de familiares y amigos, comenzó a acumular una serie de dibujos que contenían profecías sobre el futuro del mundo y de Argentina en particular. Al principio descartó estas premoniciones y tiró muchos de sus dibujos.

Benjamín, o Pelón como le decía su familia, era protagonista de extrañas situaciones, como por ejemplo "adivinar" la ubicación de cosas o personas desaparecidas, pero fue en la década del '30 cuando comenzó a mostrar su verdadera habilidad. Una noche de 1938 despertó tembloroso, percibiendo un fuerte aroma a mar y algas en su habitación, al tiempo que oía una delicada voz femenina. Comenzó a escribir lo que esa voz le decía: que se estaba separando de la vida, que veía imágenes hermosas, y que "las algas le envolvían las manos como joyas muertas". Por fin, la mujer se identificó, y Pelón escribió un nombre, un lugar y una fecha: "Alfonsina Storni, Mar del Plata, Octubre de 1938". En ese mismo momento, la maravillosa poetisa se suicidaba a casi 450 Km de allí internándose en el mar.

Pero su más increíble faceta, ya se había manifestado desde 1936. Sus manos, sin ningún control de su parte, dibujaban y escribían cosas que con los años llegarían a tener un sentido desconocido para él: había empezado a recibir sus primeras psicografías.

Profundo católico, al principio no le dio mayor importancia a estos mensajes e incluso quemó varios de ellos, pero ya no pudo detenerse. Realizó más de 700 psicografías compuestas por un dibujo acompañado de un pequeño mensaje a modo de explicación, y la mayoría de ellas se destacan por su gran exactitud abarcando todos los temas.

Entre los años 1971 y 1972, poco antes de su muerte don Parravicini volvió a dibujar centenares de psicografías.

Breve reseña de sus escritos, por Patricio Ariel Mendiondo

Más allá de creencias, y de si este hombre escribía profecías o no, debemos de reconocer su gran habilidad para explicar a través de frases concretas, episodios del futuro, como veremos a continuación. En este trabajo, se expondrán algunas de sus psicografías, las cuales se anticiparon a grandes sucesos históricos, y también a otras que aún no se han cumplido, y merecen tenerse en cuenta.

Se deben de tener en cuenta ciertas cuestiones. Por ejemplo, hoy en día todavía no se han podido descifrar o interpretar ciertas siglas o palabras que Parravicini hace referencia en varios de sus escritos, como así tampoco las fechas ("66" a veces hace referencia al 666, y no a la fecha "1966"). Habla de una nueva era de paz que comenzaría a principios del siglo XXI, y cantidades de veces habla del año 2002, como una nueva y feliz etapa para el mundo y anticipa la venida de Cristo también para esa fecha. Claro está, que en el año 2002 no sucedió tal cosa, y por ello vemos que no todos sus escritos se han cumplido a la perfección. De todas formas, es innegable al estudiar la totalidad de sus psicografías, que Benjamín, realiza una clara y quizá acertada distinción de varias etapas por las cuales está atrevesando y atravesará el mundo, y que no se deben de tener en cuenta las fechas al pié de la letra, pero si lo sucesos históricos.

A la derecha de cada escrito, se podrá observar el año en que fue hecho.

No podemos olvidar mencionar que muchas personas han lucrado con la imagen de Parravicini y se han engordado sus bolsillos, y aún lo siguen haciendo. Bajo dicho objetivo alteran los contenidos o se autoproclaman "discípulos" de Parravicini, manoseando y desvirtuando la verdadera finalidad de esta persona, que debemos reconocer ha tenido un don especial.

Parravicini, como practicante de la religión católica, denota una clara intención y llamado a la caridad, a la paz y amor al prójimo, como pilares fundamentales del ser humano. Darse al otro, para poder "ser". Más allá de sus "profecias" o "vaticinios" realizados en sus psicografías, su principal mensaje es ese, vivir amando al prójimo.

Ha escrito principalmente sobre la política y la sociedad argentina y mundial, sobre los sucesos de mayor importancia, que han pasado y quizá ocurran. Escribió sobre el futuro del mundo y sus males que lo azotan, los destinos de la Iglesia Católica; y además, dedicó espacio para hablar sobre la vida extraterrestre. En este trabajo omitiremos desarrollar sobre ese último tema. El autor de este pequeño informe sobre Parravicini, solo mostrará y opinará sobre los temas que conoce y puede dar opinión, fundada en estudios y fuentes bibliográficas concretas y fidedignas, siendo el tema de los extraterrestres una materia ajena a los conocimientos de quien les escribe.

Dividiremos el informe en cuatro partes.

"El Mundo" (sucesos mundiales pertinentes a todos los seres humanos y el futuro de la humanidad);

"Sociedad" (formas de vida, cultura, cambios sociológicos);

"Iglesia Católica" (presente y futuro de la institución y sus máximos miembros);

"Argentina" (política, y el famoso "hombre gris").

Profecías para la Argentina

Parravicini vaticina un futuro especial y feliz para Argentina. No sin antes pasar por etapas sangrientas, que inunden de injusticia y muerte a la Nación. En sus escritos anuncia que será Argentina y toda Sudamérica quien deba alimentar y atender al resto del mundo, tras una gran catástrofe.

Habla del "gran fuego", aquello que azotará al mundo, y que será América Latina quien albergará y curará las heridas de quienes padezcan dicho fuego. Quizá se refiera a los posibles cambios climáticos o guerras (lo que él llama "hora 10") que lleven a poblaciones enteras a buscar refugio en lugares más seguros y con abundantes recursos naturales (agua, alimentos, etc.). Si analizamos sus escritos y damos una ojeada al panorama actual, a nivel internacional, este razonamiento no es para nada descabellado.

Habla de un "hombre gris", quien si llegare a ser reconocido por su pueblo, logrará pacificar y hacer progresar a la Nación.

"La Argentina debe ya, prepararase a sufrir. Tendrán unos mandones que la reducirán a un comunismo de corte facista. La muerte correrá por sus calles y caminos". (1938)

"La Argentina despedazada, partida en dos ideas levantará un fantoche de nueva doctrina. La iglesia hará silencio. La oración vencerá" (1939)

"Sobre la nueva constitución Argentina rotas las normas anteriores se levantará la mas alta montaña de malignas figuras. Todas tendrán que esconder sus fines ocultos detrás de fingidas caretas". (1940)

"Llegará a la Argentina empobrecida un nuevo Sol. Legará el día que la falsa palabra sea creída. Llegará cuando las aguas avancen con fuerza de ira, cuando la salud física del ser ciego y atontado sea precaria. Cuando la tierra tiemble bajo sus pies. Cuando la intriga levante la masa. Cuando el ladrón corra en las calles sin ser aprehendido. Cuando la mujer grite por sus derechos y defienda causas políticas. Llegará con el seis en el seis. llegarán en MAYO". (1938)

"Sobre la Argentina, el año 65 sentará reales la lucha de clases. Los mandones extranjeros enviarán y ordenarán mandones, pero la Argentina saldrá ilesa del mal". (1940)

"En America del Sur la Argentina luchará su libertad, por la libertad de las libertades, la libertad de Dios. Pax". (1940)

"Argentina, puerto de puerta celeste, de arenas de oro, de pastos verdes, de flores rojas, hablará y dirá: 'Tierras tengo para el que sufre en quemazón, para el sin hogar, para el huérfano niño, para el que hambre padece, para el desposeido, para el anciano, para el enfermo, para el que nace y para el que deba nacer en este lugar de promisión. ¡Argentina Samaritana... del mundo!". (1942)

"Osiris, Isis, Amenphis. La incógnita Argentina". (1939)
"Argentina sufrirá la tormenta en pequeña, la que luego azotará al mundo. ¡Será ejemplo!". (1938)

"En la Tierra Argentina un nuevo faro... ¡Neuquén!". (1942)

"Argentina es vacía, porque vacía debe permanecer hasta el día de la llegada del hermano mundo herido, en los fuegos". (Sin fecha)

"La Argentina comienza en los 70 su verdad. Conmociones pasarán, más su pueblo mostrará cordura y enseñará. Llegarán a sus playas extranjeros y quedarán en ellas. El sabio en Argentina será." (1968)

"En el final de la prueba. El Sur de Argentina hablará en triunfo. Allí será el nacer del mañana. Neuquén brújula de brújulas. La costa rionegrina hablará de la gran pesca y del cultivo de algas en sus aguas y del cultivo de frutales en sus alturas, Santa Cruz, será." (1968)

"Pierrot gobernará antes que el orden llegue" (1938)

Pierrot, fue un personaje de la comedia de Francia a fines del siglo XVI. Se desconoce que sentido le intentó dar Parravicini a dicha frase, si gobernará un "Pierrot" por ser algún bufón o si por su parecido facial con quien gobierne.

"Clon en la Argentina gobernará hasta el basta." (1938)

"Momento llega a las plazas de BA en que". (1937)

La imagen es contundente.
El famoso "hombre gris":

"La Argentina tendrá su 'revolución francesa', en triunfo, puede ver sangre en las calles si no ve el instante del hombre gris" (año1941)

"El árbol seco de la Argentina sabrá de una era de nueva lluvia. Llegará hacia su suelo la bendición luego de luchas serias, de encuentros y desencuentros, de soberbios gritos y de gritos vencidos. Llegarán tres jefes y dirán. No serán, mas después serán en fuerza y verdad. Ellos llamarán al hombre a hacer y éste será. El será un hombre gris." (1938)

"La última pincelada en la Argentina será dada por un PINTOR GRIS" (1938)

El hombre gris que describe Parravicini, no necesariamente debe ser interpretado como una persona, sino como un grupo de personas o todo el pueblo, quien puede reaccionar a tiempo y cambiar el curso de la historia política argentina, tal como sucedió en la revolución francesa. Este hombre, es quien cambiará la injusticia, por la justicia, del odio mutuo de una sociedad dividida, a la hermandad del pueblo.

Parravicini lo denominó "gris", que no quiere decir que esta persona sea gris de color, sino de forma de pensar, su ideología y su actuar. No podrá elegir ni determinarse por lo "blanco" o lo "negro", es decir, izquierda o derecha; capitalismo o comunismo; etc. Tendrá una posición distinta, lo mejor de ambas desechando el odio y el rencor que poseen los sistemas que hasta hoy dominaron el mundo. Una persona con fuerte personalidad, creyente en Dios, y por ello amante del amor al prójimo y de la paz, que cambiará los rumbos de una Nación. Siempre tendrá apoyo popular, o al menos la atención de las mayorias.

Benjamín aclara "La Argentina tendrá su 'revolución francesa', en triunfo, puede ver sangre en las calles si no ve el instante del hombre gris". Es decir, el "hombre gris" depende de que su pueblo lo reconozca, lo apoye, lo vea como alguien distinto al resto. Puede ser el pueblo mismo, que reaccione en hora, y cambie el rumbo de la política, de la sociedad y la economía nacional...

Es claro que Argentina está arrivando a tiempos cada vez más difíciles, generando un odio y una división muy grande, que dificilmente termine sin derramamiento de sangre o momentos de grandes tubulencias políticas y sociales.

Mucho se puede decir y opinar acerca de este punto, pero Parravicini escribió muy pocas psicografías acerca del "hombre gris", y no hay muchos más datos concretos y contundentes.

Conclusión:

Quizá solo deberíamos de tener en cuenta sus escritos, pero no esperar que ellos sucedan sin moverse, al contrario, se debe actuar como él mismo declara: vivir en constante amor al prójimo, no al odio y al rencor, que solo llevan a la venganza y a la destrucción. Muchas de sus psicografías resultaron ser ciertas, muchas otras quizá también sucedan en algún tiempo.

Pero no podemos esperar y vivir de brazos cruzados creyendo que ello pasará, sino estar atentos, y actuar de forma natural, tampoco ser necios; ya que claramente observamos que Parravicini poseía un don especial para predecir sucesos importantes del futuro.

1 comentario:

  1. muchas formas de interpretar tales cosas... cual sera la correcta?

    ResponderEliminar

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-