BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




lunes, 28 de febrero de 2011

EL ABORTO EL MAYOR PECADO CONTRA DIOS


DIJO JESÚS:
"LO QUE HICIEREIS A UNO DE ESTOS, MIS PEQUEÑOS
A MÍ ME LO HACÉIS"

 

 

 

 
 

Es bien conocido por la ciencia médica los múltiples trastornos que esta práctica puede ocasionar en el cuerpo y la psiquis , pero hay un daño mucho mayor a nivel espiritual del cual esta humanidad no quiere comprender , este daño explicado desde las revelaciones nos da una visión completa y profunda como así también nos revela el dolor que le causamos al cielo por tan aberrante crimen.


El aborto agrada a Satanás, porque necesita sacrificios humanos para ganar poder, y así, el aborto se practica, diariamente, por tantos que ni siquiera están conscientes de que esto se convierte en dar culto gratis al Demonio. El Demonio está sediento de sangre y la obtiene, ahora, de los inocentes. (Vassula Ryden)

«¿No sabéis que sois santuario de Dios, y que el Espíritu de Dios habita en vosotros? Si alguno destruye el santuario de Dios, Dios le destruirá a él; porque el santuario de Dios es Sagrado, y vosotros sois ese santuario. ¡Nadie se engañe! Si alguno entre vosotros se cree sabio según este mundo, hágase necio, para llegar a ser sabio; pues la sabiduría de este mundo es necedad a los ojos de Dios.» -1Cor. 3,16-17.

"la vida humana comienza con la fecundación, esto es un hecho científico con demostración experimental; no se trata de un argumento metafísico o de una hipótesis teológica. En el momento de la fecundación, la unión del Pro núcleo femenino y masculino dan lugar a un nuevo ser con su individualidad cromosómica y con la carga genética de sus progenitores. Si no se interrumpe su evolución, llegará al nacimiento".
   
En Diciembre 28 de 1992 Nuestra Señora reveló a Christina Gallagher.

El aborto es el mayor pecado contra Dios. Permite trabajar al demonio como nunca antes"
Los tres pecados que afligen más el corazón de mi Hijo en este tiempo son: El aborto, el asesinato de los inocentes; El sacrificio de los inocentes a Satanás; Y el inmoral abuso de los inocentes."


Christina nos dijo:


"No me había dado cuenta de lo que realmente era el aborto. Sabía que era el tomar la vida, pero oía a la gente hablar de ello refiriéndose a algo no desarrollado. Y yo creía esto.


"En una ocasión se me permitió ver solo un día de asesinatos por aborto; fue algo que me impactó. Quizás, porque yo no había puesto demasiada atención en el aborto antes y aún la palabra aborto no tenía otro significado para mí mas que era algo que no se debía hacer. No lo había tomado nada más en serio que esto."


"Entonces me fueron mostrados miles y miles de pequeños bebés. Eran todos pequeños y hermosos bebés y estaban acurrucados en una posición de pequeños capullos. El cual obviamente era el vientre. Algunos eran más grandes que otros. Algunos estaban listos para nacer. Pude ver sus cabezas, cuerpos, piernas y brazos. Pude verlos moviendo sus manos, sus cabezas y sus pies y pude verlos sacudirse. Esto afligió tanto mi corazón porque no era algo desarrollado. Y encontré esto doloroso. No podía creer que alguna madre que de verdad lo fuera, hiciera algo como esto, o que un doctor hiciera algo así."


"Fue así como me hice consciente que era trabajo de Satanás. Para salvarlos, la Madre Bendita me pidió que ofreciera el Santo Contenido de la Misa, rezara el Santo Rosario a su Inmaculado Corazón y rezara la Oración del Bautismo. "Y de esa manera", dijo la Reina de la Paz, "Yo podré tomar cada uno de mis pequeños bebés dentro de la seguridad de mi Inmaculado Corazón".
"Asíque oré. No sabía lo que iba a pasar - si los padres de los bebés o las mujeres involucradas habrían de cambiar su decisión acerca del aborto. Yo honestamente no sabía que iba a pasar sino hasta el día siguiente".


"Al día siguiente, yo estaba pasando por el más increíble sufrimiento. ¿Cómo puedo describir este sufrimiento? Si tuvieras dos niños y estuvieras viendo morir a esos dos niños, ¿Qué sentirías? Así era como yo me sentía. Un profundo pesar e impotencia. Esto causó angustia a mi corazón y a mi mente. No podía dejar de llorar, mi espalda se quemaba como si recibiera azotes."


"Hoy en día, cuando oigo que una muchacha está embarazada, pienso que una mujer debe proteger a la muchacha y al bebé. La gente necesita ayudar a otros a que vean la realidad de que sólo con el don Divino de la vida, un hombre y una mujer pueden crear la carne de un niño. Sólo Dios puede dar el alma al niño. Siento amor por esos pequeños bebés, así como por sus madres y también una impotencia. Después de esta revelación, el aborto tomó totalmente una nueva imagen - un nuevo significado para mí. Esa palabra "aborto", ahora rasga mi corazón."


Para incrementar el significado de lo que le fue mostrado. Nuestra Señora explicó en términos muy precisos, lo que el Cielo consideraba como aborto: "Mi niña, mi corazón llora sangre por la abominable matanza de un no nacido - asesinato, asesinato. Que castigo acarreará sobre mis hijos". Christina dice, "hay más en esto que lo que ven nuestros ojos. En cuanto a mi, esto me recuerda el tiempo de Jesús cuando la gente gritaba "Crucifícalo, Crucifícalo". Siendo que era inocente. Y de la misma manera, los pequeños bebés en los vientres de sus madres, son también víctimas inocentes.


"Así, a través de obligarla o por las situaciones, o lo que sea, nuestro mundo hoy en día demanda que una mujer tiene derecho sobre "su" cuerpo. Ahora bien, en el acto de lujuria en el cual toma parte, y a través del cual el bebé es concebido, aunque el bebé no es ella misma: es una nueva vida distinta - esa mujer exige poder crucificarlo. Ella dice "Yo tengo el derecho". No, Dios le da al hombre y a la mujer el don de crear la vida pero sólo Dios tiene el derecho a quitarla."


Christina recalca la solicitud de nuestra Madre Bendita de rezar por las madres quienes pueden terminar con la vida de su hijo no nacido. Muchas de las madres que han tenido un aborto pueden ser no practicantes dentro de la iglesia, y debido a su sentido de culpa y miedo a lo que han hecho, pudieran no permitirse desear el bautizo de sus bebés abortados.


En septiembre 26 de 1992, mientras se encontraba en Escocia, Christina tuvo una moción, la cual la iluminó respecto a los efectos poderosos que pueden ser alcanzados a través de nuestro seguimiento a este mensaje.


Durante la Misa, en la Sagrada Comunión, Christina vio a Jesús cayendo con la corona de espinas en Su Cabeza y con su Corazón Visible. Sangre goteaba de las heridas en Su Cabeza y vio a unos bebés pequeñitos entrando en Su Santísimo Corazón. Entonces el Señor pidió a la gente que ofrecieran el contenido del Santo Sacrificio - él mismo - en reparación del pecado del aborto. Sin embargo, Christina añadió, "La gente debe decidir por su libre albedrío, el hacer la reparación de todos los pecados del mundo, especialmente el pecado del aborto. Debemos estar preparados a pagar las consecuencias del mal uso de este don de la sexualidad".


El flagrante abuso de la vida humana en este crimen en particular del aborto, seguramente toma en cuenta la observación que Nuestra Señora hizo a Christina en el mensaje de noviembre 2 de 1992, en que muchos están "en la oscuridad y se alegran del asesinato y la matanza": Que "La humanidad nunca ha tenido tanta indulgencia al trabajo de Satanás como ahora" y que él (Satanás) "está jugando con las almas de Sus hijos como un niño juega con juguetes".

 
UN LLAMADO DEL CIELO

Milagro en la Basílica de Guadalupe

Durante una misa ofrecida por los niños mártires abortados se produjo un milagro en presencia de miles de testigos.
Luego de la celebración de la santa misa los peregrinos comenzaron a observar atónitos y a tomar fotos del Ayate del Tepeyac al ver con sus propios ojos como desde el vientre de la imagen comenzó a brillar una intensa luz.
La imagen de la Virgen comenzó como a "retirarse" y comenzó a brillar una luz intensa que salía de su vientre , esta luz tomó forma de un embrión.
Dicha forma coincide exactamente tanto en forma como  también en su ubicación al de un embrión en el vientre materno. 




 
Revelaciones de María en Naju, Korea del Sur a JULIA KIM



Dijo María el 29 de julio de 1988:
Las personas caminan por la ruta que los lleva al infierno porque están cometiendo crueles asesinatos y aún no se dan cuenta de que ellos mismos son asesinos. Estas pequeñas vidas son privadas de su dignidad humana, recibiendo el terrible castigo que sus padres merecen. ¿No son estos castigos suficientemente crueles para ellos?. Yo me siento superada por la tristeza porque estas vidas inocentes, preciosas vidas que nos da Dios, son cruelmente pisoteadas, brutalmente amasadas, aplastadas, despedazadas y asesinadas por sus ignorantes e indiferentes padres.

La Virgen le habla frecuentemente a Julia sobre los atroces dolores que sufren los niños asesinados por sus padres. Ella experimenta en si misma los sufrimientos originados en la matanza de millones de bebés en los vientres de sus madres. “Ora por la prevención de los abortos y por aquellos que los ejecutan”. “El aborto y la experimentación genética están implorando un castigo sobre el mundo.”

¿Por qué las lágrimas?

En junio de 1987 la Virgen le dijo a Julia:

"Hija mía, mis lágrimas se deben a que la humanidad no ama a Dios como El merece, ni se aman las personas entre ellas. También, por el terrible pecado del aborto, que mata una cantidad innumerable de bebés diariamente, asesinando inocentes en el útero de sus madres, por cobardía, maldad y placer satánico, y aún, debido a las muchas almas que se niegan a arrepentirse de sus pecados, no buscando la manera de convertirse, y corren el riesgo de la propia condenación eterna". Una fuerte súplica sale de labios de la Virgen a Julia Kim: "La vida de todos debe ser respetada, especialmente la de los enfermos, los ancianos y los no nacidos. Deja saber a todos que la vida comienza en el momento de la concepción y que el aborto es un asesinato".

Era el año en que Francia lanzaba la píldora abortiva RU-486 y se multiplicaban los experimentos con embriones en laboratorios, y grupos feministas radicales luchaban por implantar la ley del aborto en diversas legislaciones. En Europa la eutanasia comenzaba a ser vista con buenos ojos y las campañas de anticonceptivos eran lanzadas abiertamente en los medios de comunicación, con el slogan "sexo seguro", al tiempo que el SIDA cobraba innumerables vidas y se extendía a todo el planeta. La vida humana comenzaba a ser objeto de innumerables manipulaciones y abusos. La Virgen pedía que la vida humana fuese respetada desde el momento de la concepción en el vientre de la madre.

El 29 de julio de 1988 Julia experimentó dolores sobrecogedores. La Virgen María le explicó que éstos eran los dolores que los embriones sentían cuando luchaban contra la muerte que se les infringía mediante el aborto en el vientre de sus madres. Julia experimentó cuatro veces el profundo sufrimiento de un niño no nacido siendo matado mediante el aborto. Ella sintió nauseas y tomó una posición fetal, mientras gritaba en el momento en que el bebé iba a ser asesinado:

“¡No, No, No!”, por el severo dolor causado por el instrumento de metal introducido en su matriz. Era el grito de una pequeña criatura tratando de escapar gritando: “¡Mamá! Mamá!”. Y el infante que quería vivir le suplicaba a su madre: “Mamá, no, no...! ¡Mamá, Mamá, no!. Yo quiero vivir, Mamá, ayúdame a vivir, ayúdame a vivir, Mamá!... ¡Mamá, Mamá, Mamá!”. Las personas presentes lloraban amargamente al verla sufrir tanto.
¿Qué podemos decir?. ¿Qué queda para agregar, al comprender el motivo de las lágrimas de María, lágrimas de sangre, lágrimas de Madre por sus hijitos asesinados en la más profunda ignorancia y crueldad?. Nada, no se puede agregar absolutamente nada, sólo oremos por nuestro mundo, por nuestras almas, porque estamos Crucificando al Señor nuevamente.

 
 
El Escorial, España 03-01-1987
La Santísima Virgen
“Se olvidan de Dios, hija mía; aman el placer, el mundo, pero Dios es siempre el último. Juran falsamente y no les importa que en su juramento vaya la muerte del ser humano. Matan, hija mía, por el placer de matar; las fieras son mejor que el ser humano, porque la fiera no mata, si no es para defenderse o para alimentarse; pero el hombre mata por el placer de matar, hija mía. Las madres se han convertido en asesinas de sus propios hijos; ¿cómo no va a estar mi Corazón triste, hija mía?”

3 comentarios:

  1. Creo que deveriamos de ver y creer que ya no estamos en las epocas de las cavernas,por que si te violan a un familiar ya sea hombre o mujer(haci como lo hicieron muchos llamese seudos curas,monjes, y sacerdotes de la antiguedad y aun de la actualidad)que estariamos haciendo ,solamente,desgraciando a nuestras familias al dejarlas embarazadas solo por el VENDITO CAPRICHO de que la iglesia se opone a un aborto,por que antes no decian nada y ahora si se oponen,la vida es muy hermosa y linda cuando se consive con amor y no a la fuerza.

    ResponderEliminar
  2. la iglesia por años callo muchas cosas, hasta en la actualidad, no es un Bendito capricho de la iglesia, los hijos son bendiciones que Dios da,en cualquier circunstancia, Dios sabe a que mujer bendecir más, si hay un embarazo es porque Dios así lo dispone, el método a lo mejor es lo más feo para una mujer coomo la violación, pero ellos ya recibirán su castigo, si Dios te da esa bendición no somos quien para quitarle la vida a un inocente...pero mientras no conozcamos de Dios estaremos a favor de atrocidades como esta o como los matrimonios del mismo sexo.

    ResponderEliminar
  3. El aborto... el único ser que puede salvar a esa vida es la madre y ella lo lleva al matadero, por ignorancia, por temor y luego que ve desgarrado su corazón con el pobre cuerpecito de su hijo que jamás podrá olvidar y que vera en las caras de los que si nacieron.... el mundo debe saber y conocer que no es solo sangre, es un ser vivo que clama desde lo mas profundo del corazón de la madre !Mami no me dejaste vivir... nunca pude darte un beso ni recibirlo ....! Dios nos perdone y ayude a cambiar esa desgracia moral .... Bendito sea Jesús y María nuestra Madre

    ResponderEliminar

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-