BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




martes, 1 de febrero de 2011

IMPORTANTE MENSAJE A LUZ DE MARIA

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
A SU HIJA AMADA LUZ DE MARÍA

30 DE ENERO DE 2011



Hijos de Mi Corazón Inmaculado:


LES BENDIGO.
MI MANO LES MANTIENE PROTEGIDOS, MI MIRADA NO SE SEPARA DE USTEDES.
 

LA ERA DE PAZ VIENE PARA LA HUMANIDAD, Era en donde todo renacerá; el hombre purificado y fusionado con la Voluntad de Dios, la Creación que en ese entonces se sentirá en sintonía con la humanidad. La total y plena felicidad. Paz y armonía vienen.

Para que la humanidad supere esa gran transición primero debe llegar a purificarse y erradicar el grado tan alto de ofensas con que se hiere el Sacratísimo Corazón de Mi Hijo.

El mal ha entrado en la Iglesia. El demonio se ha infiltrado en la Iglesia llevando a algunos de Mis amados a colapsar en cuanto a la fe y a los dogmas. Dios es el mismo de hoy, ayer y siempre; no lo puede cambiar el modernismo que ha transgredido la tradición.

El demonio cava un gran hoyo en Roma, para sumergir en él a los ministros de la Iglesia que renuncian a la fe verdadera. Mi Vicario sufre la decadencia espiritual de algunos de Mis Predilectos. Las masas enardecidas contra la fe católica, harán correr sangre por las calles de Roma.
 

ES EL INSTANTE DE ORAR, OFRECER SACRIFICIO Y AYUNO EN LA MEDIDA Y CONDICIONES DE CADA UNO.
 

Los depredadores permanecen al asecho para destruir lo que para ellos es una gran amenaza; la Iglesia de Mi Hijo. Las aguas subirán e inundarán Roma. Oren Mis hijos, oren. El demonio personificado en el anticristo, invadirá los lugares santos y los derribará con el fin de herir el corazón de los fieles.

AMADOS: OREN, OREN CONTINUAMENTE, HASTA QUE UNO SEA EL PENSAMIENTO, UNA LA ALEGRÍA, UNA LA COMUNIÓN, UNA LA FRATERNIDAD CON LA SANTÍSIMA TRINIDAD.

En este instante les llamo a separarse con urgencia de lo mundano, del juzgar a los hermanos, del desamor, de la codicia y de la avaricia.

ES URGENTE QUE LAS ALMAS ORANTES SE UNAN, PIENSEN Y SIENTAN, COMO MI HIJO.
ES URGENTE QUE FORTALEZCAN LA FE CON ACTOS UNIDOS A LOS DE MI HIJO,
PARA QUE FORMEN UNA MURALLA DE AMOR IMPENETRABLE.

El mal mueve a la Iglesia hacia arenas movedizas para presentarles al anticristo.

Amados una nube cubrirá a Francia, oren, oren. El fuego se apresura a salir en medio de hombres con deseos de causar dolor a la humanidad.
 

HIJITOS, CONVIÉRTANSE; NO CONTINÚEN SIN DIOS.
EL CIELO SE VISTE DE FIESTA POR UN PECADOR ARREPENTIDO, CONFIESEN SUS PECADOS Y REGRESEN.
 
Amados, no se dirijan por el clima, en este instante presente, el sol se esconde y da paso al frío y este da paso al sol inclemente.

Un gran dolor viene para la humanidad, oren sin detenerse.

Cada paso del hombre le conduce a elegir dos caminos: el bien o el mal. Ustedes están llamados a recorrer el sendero del bien, de la expiación, del sacrificio, de la Cruz; para que crezcan con bases firmes, no sobre arenas movedizas.

Amados: éste es el instante de la verdad, en donde aquellos que se llaman a sí mismos cristianos crecidos, deberán testimoniarlo en el amor al prójimo.

La escasez en todo el orbe se va a acrecentar. Los lugares de abastecimiento serán destruidos, para obligar al hombre a aceptar las condiciones del anticristo.

Llega el instante anunciado: la Casa de Dios será la casa del hombre de fe e indefenso ante la maldad y persecución de los aliados del mal. Al final los templos serán destruidos para borrar todo signo de Dios. Mis hijos regresaran a orar en silencio, ocultos.

Del Cielo descenderá la bendición. Los Ángeles protectores de los fieles de Dios, acudirán y darán a beber el Cáliz de Misericordia a aquellos que serán probados en la fe.

Amadísimos de Mi Corazón: los acontecimientos vibran junto a la humanidad indiferente.

 
Oren por Hungría, será probada.
Oren por Perú, las lágrimas recorrerán sus calles.
Oren por Suecia, será probada.
Oren por Inglaterra, padecerá.
Oren Mis hijos, oren; la tierra continúa hundiéndose.
Oren, la tierra se estremece fuertemente, oren.

 
Amados hijos, el acontecer no se detiene. La oración minimiza. Oren con perseverancia por la Iglesia, Mi Vicario sufre. No decaigan ante las pruebas, camino junto a cada uno de ustedes.
 
BENDIGO A CADA UNO QUE LEE ESTA PALABRA DE AMOR MATERNO.
 
La Madre es sincera con sus hijos para que éstos conozcan el devenir. La Madre amonesta a Sus hijos para que éstos se conviertan. La Madre no atemoriza, sino alerta y previene para que Sus hijos no sean confundidos.

Me mirarán plasmada en el Cielo. Me mirarán viva, aquellos que se consagren a Mi Corazón.

Les invito a retomar la devoción de los Primeros Viernes y el ayuno ese día.

LA PAZ SE LEVANTARÁ SOBRE TODA LA CREACIÓN Y DESDE EL CIELO SE CANTARÁ LA GLORIA DIVINA.
 
Bendigo de manera especial a quienes con amor y fe, vivan éste Mi llamado de Amor.

Queden en paz.

Mamá María.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

 

 
COMENTARIO DEL INSTRUMENTO SOBRE EL MENSAJE



Hermanos (as):

¿QUÉ DECIR A LAS PALABRAS AMOROSAS DE NUESTRA MADRE?

Una descripción clara y concisa de lo que está viviendo el género humano, mas lo ignora totalmente.

¡Cuántos acontecimientos están detenidos gracias a nuestra Madre, que aboga ante Su Hijo, pidiéndole que encuentre algunos justos!

¿Y serás tú que lees este llamado de Amor Materno uno de esos justos? Si amas como Jesús amó, si perdonas como Jesús perdona, si vives como Jesús, serás ese justo que la Madre busca.

Pero en el fango de lo mundano, alguna pizca habrá tocado la vestidura: el pensamiento, la palabra, el corazón, el desamor.

Una tragedia está anunciada para la humanidad. Y ante tal anuncio, debemos responder con la oración.

CONVIÉRTANSE CON URGENCIA, QUE LAS SEÑALES NO SE HACEN ESPERAR.
EL FUERTE EN EL ESPÍRITU ES FUERTE EN LO HUMANO.

Nuestra Madre no nos deja, todos vivimos en la infinita grandeza de Su Corazón. Oremos y digamos: “Me uno a todas las almas que están orando”.

No decaigamos, continuemos con ese ardor, con esa fe con que iniciamos el camino.

Nuestra Madre no nos dejará. El Cielo está con el Resto Santo.

Unidos hermanos, amemos en Dios

Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-