BIENVENIDO

JUNTOS PODREMOS DESCIFRAR EL PASADO, CONOCER EL PRESENTE Y DESCUBRIR EL FUTURO



jueves, 1 de septiembre de 2011

PREFIGURACIONES DE LA EUCARISTIA EN EL ANTIGUO TESTAMENTO‏

Presentó Melquisedec pan y vino
Lectura del libro del Génesis . 14,18-20.SEn aquellos días, Melquisedec, rey de Salem presentó pan y vino. Era sacerdote del Dios Altísimo. Y bendijo a Abrán diciendo:
— Bendito sea Abrán de parte del Dios Altísimo, que creó el cielo y la tierra.
Y bendito sea el Dios Altísimo que ha entregado tus enemigos a tus manos. Y Abrán le dio el diezmo de todo
Yo haré llover pan del cielo

II
Lectura del libro del Éxodo. 16,2-4.12-15.
En aquellos días, la comunidad de los israelitas protestó contra Moisés y Aarón el desierto diciendo:
— ¡Ojalá hubiéramos muerto a manos del Señor en Egipto, cuando nos sentábamos alrededor de la olla de carne y comíamos pan hasta hartarnos! Nos habéis sacado a este desierto para matar de hambre a toda la comunidad. El Señor dijo a Moisés:
— Yo haré llover pan del cielo: que el pueblo salga a recoger la ración de caada día lo pondré a prueba a ver si guarda mi ley o no. He oído las murmuraciones de los israelitas. Diles de mi parte: "Al atardecer comeréis carne, por la mañana os hartareis de pan; para que sepáis que yo Soy el Señor Dios vuestro".
Por la tarde una bandada de codornices cubrió todo el campamento; por la mañana había una capa de roció alrededor de él. Cuando se evaporó la capa de roció, apareció en la superficie del desierto un polvo parecido a escarcha. Al verlo los israelitas se dijeron:
-          ¿Qué es esto?
Pues no sabían lo que era. Moisés les dijo:
-          Es el pan que el Señor os da de comer.
Con la fuerza de aquel alimento caminó hasta el monte de Dios

III
Lectura del libro primero de los Reyes.   19,4-8.
En aquellos días, Elías caminó por el desierto una jornada de camino, y al final se sentó bajo una retama, y se deseó la muerte diciendo:
— Basta ya. Señor, quítame la vida, pues yo no valgo más que mis padres.
Se echó debajo de la retama y se quedó dormido. De pronto, un ángel lo tocó y le dijo: — Levántate, come.
Miró Elías y vio a su cabecera un pan cocido en las brasas y una jarra de agua. Comió, bebió y volvió a echarse. Pero el ángel del Señor le tocó por segunda vez diciendo:
— Levántate, come, que el camino es superior a tus fuerzas.
Se levantó Elías, comió y bebió, y con la fuerza de aquel alimento caminó cuarenta días y cuarenta noches, hasta el Horeb, el monte de Dios.
Venid a comer mi pan y a beber el vino que he mezclado

IV
Lectura del libro de los Proverbios. 9,1-6.
La Sabiduría se ha construido su casa
plantando siete columnas; ha preparado el banquete, mezclado el vino
y puesto la mesa;
ha despachado sus criados para que lo anuncien en los puntos que dominan la ciudad:
«Los inexpertos, que vengan aquí,
voy a hablar a los faltos de Juicio: Venid a comer mi pan
y a beber el vino que he mezclado; dejad la inexperiencia y viviréis, seguid el camino de la prudencia».
Aunque una madre se olvide del hijo, yo no te olvidaré

V
 Lectura del profeta Isaías. 49,13-15.
Exulta, cielo; alégrate, tierra; romped a cantar, mon­tañas, porque el Señor consuela a su pueblo, se com­padece de los desamparados.
Sión decía: «Me ha abandonado el Señor, mi dueño me ha olvidado».
— ¿Es que puede una madre olvidarse de su cria­tura, no conmoverse por el hijo de sus entrañas? Pues, aunque ella se olvide, yo no te olvidaré — dice el Señor todopoderoso.
  Con amor eterno te amé

VI
Lectura del profeta Jeremías. 31,1-4.
En aquel tiempo — oráculo del Señor — seré el Dios de todas las tribus de Israel, y ellas serán mi pueblo.
Así dice el Señor: Halló gracia en el desierto el pueblo escapado de la espada; camina Israel a su descanso, el Señor se le apareció de lejos.
Con amor eterno te amé, por eso prolongué mi misericordia. Todavía te construiré, y serás reconstruida, Doncella de Israel; todavía te adornarás y saldrás con panderos a bailar en corros.
Yo mismo apacentaré mis ovejas y las haré sestear

VII
Lectura del profeta Ezequiel. 3411-16.
Así dice el Señor Dios:
Yo mismo en persona buscaré a mis ovejas, si­guiendo su rastro.
Como un pastor sigue el rastro de su rebaño cuan­do se encuentra las ovejas dispersas, así seguiré yo el rastro de mis ovejas; y las libraré, sacándolas de todos los lugares donde se desperdigaron, el día de los nubarrones y de la oscuridad.
Las sacaré de entre los pueblos, las congregaré de los países, las traeré a la tierra, las apacentaré por los montes de Israel, por las cañadas y por los po­blados del país.
Las apacentaré en pastizales escogidos, tendrán sus dehesas en lo alto de los montes de Israel, sé re­costarán en fértiles dehesas, y pastarán pastos jugosos en la montaña de Israel.
Yo mismo apacentaré mis ovejas, yo mismo las haré sestear — oráculo del Señor Dios.
Buscaré las ovejas perdidas, haré volver a las des­carriadas, vendaré a las heridas, curaré a las enfermas; a las gordas y fuertes las guardaré, y las apacentaré debidamente.
Se me revuelve el corazón

VIII
Lectura del profeta Óseas. 11b.3-4.8c-9.
Esto dice el Señor:
Cuando Israel era joven le amé, desde Egipto llamé a mi hijo.
Yo enseñé a andar a Efraín, le alzaba en brazos, y él no comprendía que yo le curaba.
Con ataduras humanas, con lazos de amor le atraía; era para ellos como el que levanta el yugo de la cerviz, me inclinaba y le daba de comer.
Se me revuelve el corazón, se me conmueven las entrañas.
N o cederé al ardor de mi cólera, no volveré a destruir a Efraín; que soy Dios y no hombre, santo en medio de ti, y no enemigo a la puerta.

1 comentario:

  1. Saludos en Cristo Jesus. Desearia opinion de un teologo -exegeta, que opina sobre el Salmo 49 (50), vers 14 y 23 (diferentes traducciones ( especialmente en RV: Sacrifica la albanza,..!!?!?): Ofrece al Altissimo ACCION DE GRACIAS (=en gr.: EUCARISTIA!!?). Gracias por la respuesta. Pat.

    ResponderEliminar

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-