BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




miércoles, 19 de octubre de 2011

Sep 22_11 Mi Amor debe purificar todo lo que satanás afectó y esto es, al Universo entero.

miércoles 19 de octubre de 2011



Rosario vespertino
Temas:
  • Cuando vosotros regresáis al Reino de los Cielos, vosotros llegaréis con diferentes niveles de espiritualidad y, con ello, también diferentes posiciones dentro del Reino de los Cielos.
  • Mi Amor debe purificar todo lo que satanás afectó y esto es, al Universo entero, porque el mal de satanás afectó a todo lo creado, a toda la Creación.
  • El hijo siempre se debe parecer al Padre y vosotros, todos vosotros sois Mis hijos y debéis transmitirMe a vuestros hermanos a través de vuestra presencia entre ellos.
  • Muy cerca estáis ya de la gran tribulación espiritual que tendréis, Mis pequeños, a nivel mundial, en donde satanás os tratará de engañar.
  • Os debéis dar por completo, como se dio Mi Hijo por vosotros, la remuneración que llegará a vosotros, será de Mi parte, será espiritual y será eterna.
Mensaje de Dios Padre a J. V.
Primer Misterio, Habla Dios Padre.
Sobre: Cuando vosotros regresáis al Reino de los Cielos, vosotros llegaréis con diferentes niveles de espiritualidad y, con ello, también diferentes posiciones dentro del Reino de los Cielos.

Hijitos Míos, como Padre que Soy de todos vosotros, Mi Gracia continuamente se está derramando sobre cada uno de vosotros y sobre la misión que a cada uno de vosotros os he asignado desde antes de que bajarais a la Tierra y tuvierais vuestra concepción.
Mis pequeños, para Mí valéis infinitamente, primeramente, porque es por Mi Amor que vosotros habéis sido creados y, si Mi Amor es Mi Esencia, vosotros sois parte de ésa Esencia y por eso os amo infinitamente como Yo Me amo a Mí infinitamente y por eso siempre os estoy cuidando y estoy buscando resolver todas vuestras necesidades, especialmente las espirituales, porque vosotros estáis solamente en la Tierra por un momento y vuestras necesidades materiales serán para ese momento de la eternidad. Vosotros sois Esencia Mía, Mi Esencia es Espiritual y es vuestra alma la que tiene que crecer en el ámbito de lo espiritual, pero equivocáis el camino cuando estáis en la Tierra y os dejáis llevar por los ardides de satanás, que os lleva hacia la mentira, hacia la maldad y os hace creer que vosotros necesitáis más lo material que lo espiritual y, así, la misión con la que vosotros ibais a ser grandes, después en el Reino de los Cielos por haberla cumplido satisfactoriamente, o quisiera Yo decir, perfectamente, por no aprovecharla, perdéis la oportunidad, porque perdisteis el tiempo en estar en las cosas del mundo y no creciendo en lo que os iba a dar Vida eternamente.
Sí, Mis pequeños, cuando vosotros regresáis al Reino de los Cielos, vosotros llegaréis con diferentes niveles de espiritualidad y, con ello, también diferentes posiciones dentro del Reino de los Cielos.
Os he hablado que en el Reino de los Cielos hay diferentes niveles de premiación y de acuerdo a lo que vosotros hayáis dado y permitido en vuestro corazón, es lo que os dará ésa posición después de que hayáis cumplido con vuestra vida terrena. Por eso, os vuelvo a repetir, deberéis estar más consientes de vuestra vida espiritual, para que deis vuestra máximo, porque ésta entrega que vosotros tengáis en la Tierra, será premiada en diferentes niveles en el Reino de los Cielos.
Buscad, pues, estar en los niveles más altos, cerca de Mí, vuestro Dios y veréis el gozo tan grande que recibiréis, que ahorita ni siquiera lo imagináis pero, en Fe, debéis actuar lo que Yo os pido, Mis pequeños. Luchad, que Yo os premiaré grandemente.
Gracias, Mis pequeños.
Segundo Misterio, Habla Dios Padre.
Sobre: Mi Amor debe purificar todo lo que satanás afectó y esto es, al Universo entero, porque el mal de satanás afectó a todo lo creado, a toda la Creación.
Hijitos Míos, os quiero seguir hablando de Mi Amor. Vosotros, como os dije, fuisteis creados para traer amor a la Tierra. Vinisteis a luchar contra la maldad de satanás, vinisteis a sembrar amor donde existe odio, y maldad, contra todo aquello que no viene de Mí, sino del enemigo. Se os dieron dones, virtudes, capacidades venidas de Mí, vuestro Dios y todo ello para que vosotros primeramente crecierais en el Amor y, al estar llenos de Mi Amor, pudierais transmitirlo a vuestros hermanos.
Mi Amor debe purificar al Universo entero, no solamente a la Tierra en donde estáis viviendo ahora, Mis pequeños. Mi Amor debe purificar todo lo que satanás afectó y esto es, al Universo entero, porque el mal de satanás afectó a todo lo creado, a toda la Creación y la Creación es el Universo entero, junto con la Tierra, Mis pequeños, que, ciertamente, Adán y Eva estando en la Tierra, ellos causaron el mal al darse a satanás.
El mal no solamente se quedó en la Tierra, Mis pequeños, el mal afectó a la Creación entera y, os repito, es el Universo entero, todo lo visible e invisible, actualmente para vosotros, aquello que conocéis y aún lo que no conocéis, pero que Yo creé. Ahora os podéis dar cuenta del daño tan grande que provocó satanás y que ayudaron vuestros Primeros Padres para que se destruyera todo lo bello que Yo os había dado.
Cuando vosotros meditéis esto profundamente y Le pidáis a Mi Santo Espíritu, para que os ilumine y entendáis todo esto en profundidad, es cuando os daréis cuenta de cómo actúa satanás, él quiere destruir todo, todo lo que Yo creé para consentiros, para consentir al género humano, porque vosotros sois descendientes de vuestros Primeros Padres, aquellos Padres vuestros que Yo creé con un Infinito Amor y con un deseo grande de que llenaran, no solamente al mundo, sino al Universo entero de sus descendientes, pero el Pecado, éste Pecado tan grave, Original, que se cometió, destrozó la Obra que Yo tenía pensada para todos vosotros pero, ciertamente, no se va a detener, por eso envié a Mi Hijo, para ir preparando a la humanidad a su purificación, a través de la Redención, o sea, la salvación de todos vosotros, para devolveros la Gracia que se perdió por el Pecado Original.
Todo va a ser restaurado, pero para eso estáis vosotros aquí en la Tierra, Mis pequeños, para ayudar a Mi Hijo, para que vosotros ayudéis en la renovación de todo aquello que está dañado pero, para eso, os repito, primero os deberéis llenar de Mi Amor, de Mis Virtudes, de todo lo bueno que se os ha enseñado para que vosotros lo deis, porque nadie puede dar lo que no tiene en su mente ni en su corazón y para eso os he preparado, para que luchéis contra las fuerzas de satanás, no os deis por vencidos, Mis pequeños. Ciertamente satanás está tratando de debilitar vuestra fuerza espiritual pero, vosotros lo podréis contraatacar a través de la oración, como estáis ahora, con el rezo del Santo Rosario, con una vida espiritual de ejemplo, con una oración profunda siempre Conmigo, la vida en la Misericordia hacia vuestros hermanos con obras que realmente hablen de que vosotros estáis Conmigo, las buenas obras hacia vuestros hermanos necesitados, pensamientos sanos y bellos hacia los demás. Todo esto, todo lo bello tiene que salir de vuestro corazón, ciertamente, vosotros tenéis dentro de vuestro corazón el mal y el Bien por causa del Pecado Original, pero si vosotros empezáis a alimentar y a engrandecer ése Bien que tenéis dentro de vosotros, es como iréis cambiado todo, porque ayudaréis, también, a otros a que vayan pensando solamente en el Bien, porque verán vuestras obras, escucharán vuestras palabras, vivirán vuestra vida de ejemplo; pero si vosotros escogéis la parte mala, que tenéis también dentro de vosotros, y empezáis a hacerla crecer en lugar de ser buenas almas y ayudar a otras, al contrario, os destruiréis a vosotros mismos y destruiréis a todos aquellos que estén a vuestro alrededor y, además, daréis un mal ejemplo como ahora lo estáis viendo a vuestro alrededor, cómo, aparentemente, se está viendo más mal que Bien, porque estáis enriqueciendo ésa maldad que tenéis en vuestro corazón.
Las almas buenas se ganan el Reino de los Cielos, porque trabajaron en la parte buena que todos tenéis dentro de vosotros, las almas malas también se ganarán el Infierno porque hicieron crecer ésa maldad que tenéis dentro de vosotros. Sois libres, tenéis el libre albedrío para escoger, ¿qué parte de vosotros alimentaréis más, el Bien o el mal? Vosotros decidís, Yo os ayudaré cuando escojáis el Bien.
Gracias, Mis pequeños.
Tercer Misterio, Habla Dios Padre.
Sobre: El hijo siempre se debe parecer al Padre y vosotros, todos vosotros sois Mis hijos y debéis transmitirMe a vuestros hermanos a través de vuestra presencia entre ellos.
Hijitos Míos, os he platicado ya y preparado, para el cambio que se viene físico y espiritual, para la Tierra y el Universo entero y eso no os debe preocupar, como os he dicho tantas veces. Lo que os debe preocupar, es vivir de acuerdo a lo Yo os he pedido, que es una vida de Amor.
Estáis pensando todavía en cosas de la Tierra, en lo que perderéis con esta purificación o el qué pasará con las naciones: qué se destruirá, qué quedará y en elucubraciones y preocupaciones estáis perdiendo un tiempo precioso, que debiera ser un crecimiento espiritual en el Amor, Mis pequeños. Ya sea que vosotros os quedéis para habitar los Nuevos Cielos, las Nuevas Tierras, aquí, en este mundo que ahora conocéis, pero que será transmutado por Mi Amor, o si sois llevados al Reino de los Cielos por vuestra donación, por vuestro martirio, no importa en dónde estéis, vosotros deberéis estar llenos de Amor.
Si estáis pensando en cosas materiales, en cosas de mundo o en vuestra misma persona, estáis perdiendo el tiempo, os debéis preparar para el viaje final, cómo os presentaréis ante Mí o cómo quedaréis aquí, en las Nuevas Tierras que se os darán.
Os he dicho que la buena semilla es la que quedará, es la buena semilla del sembrador que por fin caerá en buena tierra. Yo pondré ésa buena tierra con las Nuevas Tierras que se os darán y los Nuevos Cielos que os cubrirán, ésas nuevas almas que estarán llenas de Mi Amor, ésas nuevas almas que darán vida de Amor, vida de Virtud, Mi Amor a sus hijos, para que Me amen a Mí, vuestro Dios y Creador y a Mi Santísima Trinidad; ésa es la semilla buena que ha de quedarse aquí en la Tierra. ¿Estáis preparados para ello, Mis pequeños? ¿Habéis dejado que Yo habite perfectamente y completamente en vuestro corazón, en todo vuestro ser, para que seáis vosotros también transmutados y seáis verdadera semilla de Amor, para que de vosotros crezca una estirpe digna de ser llamada hijos Míos, de éstos nuevos momentos, de éste futuro inmediato que ya tendréis? ¿Seréis ejemplo ante las naciones?, será un Nuevo Mundo, en donde habrá tanto Amor entre todos vosotros que viviréis prácticamente como se vive en el Cielo, ¿estáis preparados para ello?, ¿estáis creciendo en Virtudes y en Amor?
Os digo esto, Mis pequeños, para que no desperdiciéis vuestro tiempo elucubrando en lo que pasará, ésos son Mis Misterios y, vosotros, ni debéis tratar de pensar en ellos porque no tenéis las capacidades para ello; pensad en qué estáis haciendo con vuestra alma y cómo estáis ayudando también a vuestros hermanos para que su alma crezca en Amor y en Virtudes. Debéis ser también almas de ejemplo para el Reino de los Cielos, para que desde el Reino de los Cielos, las almas allá se enorgullezcan de vosotros, de vuestro trabajo aquí en la Tierra, para que cuando regreséis al Reino de los Cielos, al final de vuestra existencia, seáis alabados por vuestros hermanos que ya están en el Reino de los Cielos por vuestra misión bien cumplida o perfectamente bien cumplida aquí en la Tierra. A eso debéis añorar, Mis pequeños, a ése futuro, al cual ya estáis llegando, estáis a dos pasos de llegar.
Si estáis en la Tierra, dad el ejemplo ya desde ahora, no llevéis a vuestros hermanos al temor hablando de cosas que no vienen de Mí, debéis llenarlos de Mi Paz, como Mi Hijo los llenaba de Mi Paz con Su Presencia, con Su Palabra, con Sus Milagros, con el Amor con que trataba a todos aquellos que se acercaban a Él.
Así debéis actuar, Mis pequeños, dando amor, dando ejemplo de tener una vida íntima Conmigo, dando vida espiritual a vuestros hermanos, a través de vuestras palabras. ¡Tanto todavía podéis hacer y debéis hacer!, porque para eso os dio el don de la vida, no la desperdiciéis pues, Mis pequeños. Mucho todavía tenéis qué hacer ahora y a donde os toque después ser y estar. También deberéis ser ejemplo de que sois hijos Míos, que sois hijos de un Dios Verdadero e Infinitamente Bueno, un Dios de Ejemplo, de Vida Espiritual, porque el hijo siempre se debe parecer al Padre y vosotros, todos vosotros sois Mis hijos y debéis transmitirMe a vuestros hermanos a través de vuestra presencia entre ellos.
Os amo tanto, Mis pequeños y, os pido, no desperdiciéis más vuestro tiempo, que vuestro tiempo, en estos momentos, es importantísimo para la salvación de infinidad de almas que no quieren estar Conmigo y peor aún, hasta Me atacan, con ello perdiendo quizá, hasta su oportunidad de su salvación eterna. Orad por ellos para que puedan también tener su salvación eterna.
Gracias, Mis pequeños.
Cuarto Misterio, Habla Dios Padre.
Sobre: Muy cerca estáis ya de la gran tribulación espiritual que tendréis, Mis pequeños, a nivel mundial, en donde satanás os tratará de engañar.
Hijitos Míos, éste es el tiempo en que Mi Santo Espíritu os estará indicando el buen camino que debéis seguir cada uno de vosotros, de acuerdo a la misión que se os otorgó desde antes de que fuerais concebidos.
Estos son tiempos de gran confusión mundial, y todos deberéis estar prevenidos para que satanás no os lleve hacia el mal, y para eso es la oración continua y profunda de cada uno de vosotros, para que, aún a pesar de que se os ponga una prueba, en la cual todo parezca ser bueno, Mi Santo Espíritu, dentro de vosotros, os indicará, de alguna forma, la tentación que os está poniendo satanás, y vosotros podáis discernirla y no caigáis en los errores en los que ahora están cayendo tantos y tantos hermanos vuestros.
Ya os había dicho Mi Hijo Jesucristo, que iban a llegar momentos en que escucharíais “el Mesías está aquí o allá”, en las Sagradas Escrituras se os está previniendo de esto, Mis pequeños, pero ¿quién es el Verdadero Mesías? Es Mi Hijo y Él es el Único que os puede dar la Verdad y la tenéis en las Sagradas Escrituras. Las Verdades que se os han enseñado, son Verdades Eternas y ningún hombre, ni nadie las puede cambiar, porque son eternas, no fueron para un tiempo determinado y no son obsoletas porque ya vosotros estáis viviendo siglos después de que se os dieron estas Verdades, no, Mis pequeños, vosotros sois los que vivís en el tiempo y estas Verdades se os dieron fuera de tiempo, o sea, que son para toda la eternidad, son Verdades Divinas, son Verdades Eternas y nadie, os repito, nadie las puede cambiar y entonces, si llega algún supuesto mesías o algún guía espiritual que os diga cuales son las verdades que ahora debéis seguir, si no son de las que están escritas ya, en las Sagradas Escrituras que os diera Yo o que os diera Mi Hijo, no las deberéis seguir, ése será un falso profeta, porque estará yendo en contra de todo lo que es Verdadero y Santo que ya se os dio y que debéis seguir y con lo que os debéis proteger. No importa que la persona que veáis sea de un estatus social muy alto, sea una persona encumbrada, sea un personaje que haga supuestos milagros y obras maravillosas ante vuestros ojos y aunque resucitara muertos, aunque hiciera milagros aparentes, si está hablando en contra de lo que ya tenéis como Verdadero en las Sagradas Escrituras, no lo deberéis seguir.
Y esto os lo digo y os estoy previniendo con estas Palabras que os doy, porque muy cerca estáis ya de la gran tribulación espiritual que tendréis, Mis pequeños, a nivel mundial, en donde satanás os tratará de engañar con esto que os estoy diciendo. Os vendrá prometiendo cosas grandes y extraordinarias y con aparentes milagros que dejarán asombrados a la gran mayoría de vosotros y ahora os puedo decir, que sois los que no estáis Conmigo, porque aquellos que estáis Conmigo seréis protegidos con la Luz del Espíritu Santo pero, desgraciadamente, es una gran mayoría mundial la que no está viviendo protegida porque no estáis Conmigo y serán engañadas las masas, las masas mundiales y os dejaréis engañar por estos supuestos milagros y artificios de satanás.
Tened cuidado pues, Mis pequeños, con aquellas artimañas con las que satanás os tratará de engañar para llevaros por aquellos caminos errados y de muerte eterna.
Os pido mucha oración, mucha oración profunda, que estéis Conmigo y tomados de la Mano de Mi Hija, la Siempre Virgen María. Tomad de las Escrituras toda su Sabiduría y belleza y así estaréis protegidos contra los engaños de satanás, de sus palabras engañosas, de sus supuestos milagros y de sus grandiosidades, que solamente os llevarán hacia el error espiritual. Sed humildes y sencillos, nunca tratéis de ser más que los demás, aunque tengáis dones especiales que Yo os haya otorgado, porque si los tenéis, deberéis ser como Mi Hijo, servidor de todos y humildes y aquél que se ensoberbezca con ellos, ya perdió lo más esencial que debe tener un servidor Mío, que es la humildad, tened cuidado, Mis pequeños.
Gracias, Mis pequeños.
Quinto Misterio, Habla Dios Padre.
Sobre: Os debéis dar por completo, como se dio Mi Hijo por vosotros, la remuneración que llegará a vosotros, será de Mi parte, será espiritual y será eterna.
Sí, Mis pequeños, os quiero puntualizar esto, de lo que os he hablado, anteriormente, sobre Mi Sabiduría y de la inteligencia.
El hombre siempre está buscando sobresalir y, además, con ello, aprovecharse de sus hermanos y apoderarse de sus bienes terrenos. El hombre utiliza su inteligencia para quitarle a sus hermanos los bienes que ellos tienen, y puede ser a través de guerras, a través de engaños y robos y también a través de lo que vosotros ofrecéis a vuestros hermanos con vuestro trabajo diario que, sí, ciertamente, lo hacéis en una forma ejemplar, y con esto diciendo que lo hacéis muy bien, pero que lo cobráis con altos precios para seguirle quitando a vuestros hermanos sus bienes, cuando vosotros debéis servir a vuestros hermanos con los dones que se os han dado y, os vuelvo a repetir, que cuando se os dan dones especiales, son para servir y no para que os apoderéis de los bienes que tienen vuestros hermanos, cuando cobráis excesivamente por el trabajo que realizasteis para ayudarles. De esto ya os había hablado, Mis pequeños y os lo vuelvo a repetir, porque al utilizar vuestra inteligencia humana, estáis actuando, la más de las veces, en el mal, en el egoísmo. Estáis buscando enriqueceros y siempre mantener una posición alta ante los demás, para que os alaben, porque eso es lo que busca el hombre y, es a lo que os lleva satanás, al ensoberbecimiento de las almas, a crecer en vanidad, en poder, pero siempre en lo material, satanás nunca os va a llevar hacia un bien espiritual y, de esta forma, vosotros podéis tener un discernimiento seguro de que si la persona que os está prestando un bien, con su trabajo, está en Dios o no está en Dios, si vive de acuerdo al Ejemplo de Mi Hijo en la Tierra, cuando Él les ayudó y que os sigue ayudando aún en éste tiempo con vuestra Salvación, con Su Providencia, con Sus regalos de Milagros patentes.
¿Cuánto os cobra Mi Hijo?, y os está dando infinitamente más de lo que cualquier hombre sabio e inteligente, supuestamente sabio entre los hombres, os está ofreciendo. Vosotros los catalogáis así, como sabios en su profesión, porque tienen un grado superior de inteligencia ante los demás, pero que no tienen la Sabiduría Divina que viene de Mí, que es de donación, de respeto hacia Mis Leyes, de respeto en amor hacia vosotros. Si vosotros vivís en Caridad y en ayuda hacia vuestros hermanos, viviréis en honestidad, viviréis dándoos en servicio hacia ellos, manteniéndoos pequeños y ayudándoles a crecer y a mantener lo que deben tener para que vivan dignamente en la Tierra. Vosotros sois los que mantenéis ésas divisiones sociales porque no os cuidáis unos a otros como verdaderos hermanos. Dones, Virtudes, capacidades tenéis todos vosotros, pero algunos de vosotros os aprovecháis de vuestros hermanos y les hacéis creer que sois superiores y así mantenéis ésas posiciones sociales que no deben existir, porque todos vosotros sois hermanos, todos sois Mis hijos, todos os debéis ayudar los unos a los otros.
En lo que debéis crecer, os vuelvo a repetir, es en lo espiritual y ahí es en donde debéis luchar, contra vuestras inclinaciones malas, hacia todo aquello que os lleva hacia el materialismo, a los vicios, a la destrucción espiritual.
Debéis luchar contra vuestras pasiones desordenadas, debéis luchar contra ésa falta de amor hacia vuestros hermanos. Vinisteis a producir amor, no vinisteis a destruir a vuestros hermanos ni a hacerlos menos que vosotros. Si realmente hay amor en vuestro corazón, os debéis dar por completo, como se dio Mi Hijo por vosotros, la remuneración que llegará a vosotros, será de Mi parte, será espiritual y será eterna y vosotros estáis buscando una remuneración material para sentiros superiores a los demás, por los bienes terrenos que tenéis, y sois tontos, porque esto solamente será por un breve tiempo y lo perderéis todo cuando regreséis a Mí. Lo espiritual os acompañará eternamente, todo el bien que produjisteis en la Tierra, se verá palpablemente. Cuando regreséis a Mí, os daréis cuenta del bien que hicisteis y os recompensaré por ello, pero ¡ay! de vosotros si perdisteis vuestro tiempo en llenaros vuestros bolsillos con la falta de Caridad hacia vuestros hermanos porque, cuando estéis ante Mí, lloraréis y os arrepentiréis de lo que hicisteis, pero vuestro Juicio estará ya ante Mí y ya nada podréis hacer para reparar el mal que hicisteis cuando teníais vida Terrena.
Tened cuidado pues, Mis pequeños, no desperdiciéis vuestro tiempo y daos a vuestros hermanos como os daríais a Mí si estuviera Yo frente a vosotros pidiendo vuestra ayuda, por eso Mi Hijo os dijo que cuando un hermano vuestro os pidiera algo, era a vuestro mismo Dios al que Le estaríais dando ése bien. Todo lo que Me deis a Mí, que estéis dando a vuestros hermanos, será recompensado grandemente en el Reino de los Cielos.
Gracias, Mis pequeños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-