BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




martes, 15 de noviembre de 2011

03 - Nov - 11 ESTE INICIO DE LA GRAN TRIBULACIÓN SERÁ TREMENDO.

 

03 - Nov - 11 ESTE INICIO DE LA GRAN TRIBULACIÓN SERÁ TREMENDO.

<> <>
<>

Rosario vespertino
Temas:
  • Como Padre vuestro tengo que permitir ya que Mi Justicia caiga sobre la Tierra, porque muchos de vosotros solamente con el dolor entendéis.
  • No desfallezcáis, Mis pequeños, sois trigo, seguid adelante, manteneos junto Conmigo y cerrad vuestros oídos y vuestro corazón a las insidias de satanás.
  • Os he dicho que Me pidáis la Luz del Espíritu Santo para estos momentos cumbres de la humanidad, os he dicho que os voy a ir guiando.
  • Muchas, muchas almas serán salvadas, a pesar de que estaban prácticamente condenadas, porque Yo las atraeré al Corazón de Mi Hijo y Sus méritos las purificarán.
  • Un gran viento vendrá del sur, viento destructor que arrasará casas, edificios, vegetación, árboles, será un caos y eso iniciará la gran purificación.
  • Preparaos pues, Mis pequeños, para el gran encuentro con vuestro Dios, para el gran gozo que se vendrá después de la Purificación.
Mensaje de Dios Padre y la Santísima Virgen María a J. V.
Ofrecimiento, Habla Dios Padre.
Sobre: Como Padre vuestro tengo que permitir ya que Mi Justicia caiga sobre la Tierra, porque muchos de vosotros solamente con el dolor entendéis.
(Lenguas…) Hijitos Míos, Mi Amor de Padre no ha sido entendido, tenéis siglos conociendo Mi Amor y Mi Misericordia, Mis cuidados hacia vosotros. Tenéis el Antiguo Testamento, en donde Yo Me manifestaba y cuidaba a los que estaban Conmigo, viene Mi Hijo y os enseña Mi Amor y al Hombre. Aún a pesar de que vivieron el Amor de un Dios en la Tierra, aún así Me siguen haciendo a un lado.
He dado todo, os he dado a Mi Hijo, se dio por todos vosotros, dio hasta la última gota de Su Sangre por vuestra salvación, dio Mi Amor, os enseñó las bellezas del Cielo, os invitó a que hicierais un cambio de vida, para que pudierais llegar fácilmente al Reino de los Cielos, después de haber cambiado vuestro entorno, llenando de Amor a todos los que están a vuestro alrededor, y no habéis hecho caso.
Habéis constatado, a lo largo de vuestra vida, por lo menos en algunos momentos de ella, que cuando estabais viviendo en amor, en paz, en caridad, todo os iba bien, porque Yo estaba con vosotros, porque Yo cuido a los Míos.
Cuando vosotros Me dais vuestra vida, Yo la tomo con alegría y os cuido, os consiento, pero cuando Me dais la espalda, Me atacáis, Yo tengo que reprenderos y vosotros lo tomáis a mal y os vais alejando de Mí y de Mi Amor, porque nada más recordáis el castigo, pero en la Tierra también vuestros padres amorosos os dan castigos para que regreséis al buen camino. Ya habéis tenido muchas oportunidades a lo largo de vuestra vida, y si aceptarais con humildad estos llamados de Mi Corazón, para que vosotros regresarais al buen camino, llegaríais fácilmente a la santidad, porque la santidad es precisamente eso, reconoceros pequeños, humildes, (Lenguas…), necesitados de Mi Gracia y de Mis cuidados, sabiendo que sin Mí, no sois nada, porque Yo Soy el Todo, pero vuestra soberbia no permite este crecimiento en vosotros, porque os quedáis, os repito nada más en el castigo y Me veis como un Dios Justiciero y malo y no veis la parte buena, que son las nalgaditas que os doy, para que vosotros regreséis al buen camino y, sobre todo, apartando el pecado de vuestra vida para no volver a cometerlo. Pero os entercáis en vuestra soberbia, os entercáis en vuestra mala voluntad, empezáis a uniros con hermanos vuestros que tienen la misma mentalidad y, así, Mi Amor, que debiera crecer entre los hombres, se va apartando de vosotros, porque no lo queréis, lo atacáis, os olvidáis de Mí y solamente venís a Mí si os sucede algo grave, pero no para un cambio verdadero de alma y corazón sino, a veces, hasta pidiéndoMe con grosería, ésa necesidad que vosotros queréis para vosotros mismos o para otro de vuestros hermanos y no agradecéis Mis Bendiciones. Cuánta maldad hay en vuestro corazón, no habéis aprendido todavía a amar y al no saber amar, no apreciáis Mi Amor de Padre y de Dios.
Es tanto, tanto lo que Yo os doy. Yo os cuido de día y de noche, no os imagináis los ataques que tenéis de parte de satanás a lo largo de vuestra vida y Yo os voy cuidando para que satanás no os destroce, no destruya vuestra alma, no os quite las oportunidades de vuestra salvación eterna y de eso, vosotros ni os enteráis, pero ahora que os lo digo, ¿cuántos de vosotros Me lo agradeceréis?, pocos, muy pocos. Pensáis que es una obligación Mía, como Padre y como Dios, protegeros en todo momento y, de hecho lo es, pero vosotros, en lugar de cambiar, os mantenéis en una vida de maldad y Yo os sigo cuidando, pero llega un momento en que vosotros os salís totalmente de Mi Gracia, porque no queréis nada Conmigo y empezáis a sufrir fuertemente porque es cuando ya satanás os puede atacar libremente. Cuando vosotros Me hacéis a un lado totalmente de vuestra vida y cuando empezáis a sufrir, Me echáis la culpa a Mí, vuestro Dios, Yo, que Soy todo Amor y quiero lo mejor para vosotros, pero vosotros os escapáis de Mis Manos, no queréis estar Conmigo.
Como Padre vuestro tengo que permitir ya que Mi Justicia caiga sobre la Tierra, porque muchos de vosotros solamente con el dolor entendéis. Me duele esto, Mis pequeños, porque Yo Soy todo Amor, pero vosotros no queréis vivir en él. Habéis escogido a satanás en vuestra vida, por más que os he avisado que vivir amparados por satanás os va a llevar hacia el mal, os traicionará, os destruirá, pero no queréis entender con Mis Palabras Sabias. El mal os rodea y vosotros lo aceptáis en vuestra vida, rendís culto al que os traiciona y os destruye. Qué tontos sois, Mis pequeños.
Ciertamente es un enemigo invisible, pero la gran mayoría de vosotros ya aceptáis la maldad que él os ofrece y cuando ya estáis embebidos en ése mal, ya no os podéis salir de él, es cuando os acordáis de Mí, pero muchas veces ya es demasiado tarde, la muerte os alcanza y la maldad que cometisteis a lo largo de vuestra vida, no será lo mejor para vosotros en vuestro Juicio y, de esta forma, muchas almas se condenan, porque tontamente os acercasteis a satanás y dejasteis que él manipulara vuestra vida.
Muchos hermanos vuestros están dejándose guiar, en estos momentos, por las mentiras de satanás y ¿qué no os dais cuenta cómo él os destruye y os quiere matar eternamente?, y vosotros seguís cuidando a vuestro verdugo, que tontos sois, Mis pequeños.
Vosotros, en vuestra vida humana, ciertamente que no cuidáis a vuestros enemigos, es más, los evitáis, no queréis nada con ellos. Os reunís con hermanos vuestros, con los que os lleváis bien, con los que podéis entablar conversación a gusto y vosotros los aceptáis como a vuestros amigos y los cuidáis ¿por qué si esto lo hacéis en vuestra vida humana, por qué no lo hacéis en vuestra vida espiritual?, satanás es vuestro enemigo y no queréis entender esto. Yo Soy vuestro Padre, vuestro Creador, vuestro Amigo, de Mí sólo sale el Bien, todo el bien que tenéis proviene de Mí y no Me cuidáis, en cambio, estáis con el enemigo y a él sí le cuidáis, os sigue destruyendo y seguís estando con él, ¿no se os hace tonto esto, Mis pequeños?, ¿por qué no alcanzáis a ver ésta realidad? Mucho he hecho por vosotros, alrededor del mundo os he avisado de múltiples formas, a lo largo de vuestra vida os he dado la Luz para que vayáis entendiendo todo esto y no queréis.
El tiempo ya está sobre vosotros, arrepentíos, porque Mi Justicia muy pronto llegará, ya se ve, ya se ve a lo lejos, pronto llegará, tened cuidado y llorad por vosotros mismos, porque esto que se vendrá, es causado por vuestra necedad, por vuestra tontería, por haberle hecho caso a satanás en vuestra vida y haberMe apartado a Mí, vuestro Dios, que os quiero más que a un amigo, pero Me habéis hecho a un lado y Mis Bendiciones ya no llegan a vosotros porque vosotros mismos habéis cerrado vuestro corazón a Mis cuidados, a Mis llamados, al Amor.
Pronto, muy pronto veréis ya el resultado de vuestra tontería con el cambio que se ha de venir sobre la Tierra. Será eliminado todo el mal que vosotros aceptasteis y cuidasteis, os daréis cuenta en ése momento que estabais en el error, pero como os dije, para muchos de vosotros será demasiado tarde y, recordad las Palabras de los Evangelios, que no todo aquél que Me diga “Señor, Señor”, tendrá el Reino de los Cielos, porque en ése momento sí Me reconoceréis como vuestro Señor y vuestro Dios, pero vuestra vida de maldad, de negación a Mi Gracia y de muchas otras cosas tremendas que hicisteis contra Mí, vuestro Dios y contra vuestros hermanos, no os darán la salvación eterna.
Siento mucho esto que os digo, Mis pequeños, pero se tiene que dar, no puedo permitir que la maldad siga creciendo como va, tengo que detenerla por aquellos que Me aman y no quiero que satanás los aplaste, porque son almas buenas, son almas que han cuidado Mi Amor sobre la Tierra, que han cuidado Mi Amor en su corazón.
Orad pues, Mis pequeños, y seguid adelante en este tiempo tan corto que os queda antes del gran cambio, antes de la gran tribulación, donde los Míos serán cuidados, donde aquellos que vivieron en la maldad verán su destino eterno, en las llamas que os están esperando. No quisisteis entender, Me duele, Me duele vuestra condenación eterna, pero no quisisteis atender a Mis llamados de Amor.
Gracias, Mis pequeños.
Primer Misterio, Habla Dios Padre.
Sobre: No desfallezcáis, Mis pequeños, sois trigo, seguid adelante, manteneos junto Conmigo y cerrad vuestros oídos y vuestro corazón a las insidias de satanás.
Hijitos Míos, las llamas del Infierno ya están sobre la Tierra, estáis viendo la maldad de satanás desatada por todos los pueblos de la Tierra.
En profecías pasadas se os avisaba de que iba a llegar el momento en que veríais a los demonios caminar entre vosotros y los estáis viendo. Estáis viendo a hermanos vuestros haciendo el mal por todos lados, son almas satanizadas, son almas que se han llenado del mal de satanás y os están atacando, están destruyendo lo que viene de Mí, están apartando a las almas del Amor Verdadero y las están llevando a creer en otras ideologías muy aparte de lo que se os ha enseñado.
La Tierra fue creada, en un Principio, siendo un Paraíso, en donde puse a vuestros Primeros Padres y la Tierra debiera ser ése Paraíso junto con el Universo entero. Todo fue creado por Mí, para que vivierais en el Amor, vivierais el Cielo en la Tierra. Todo tenía una finalidad buena, santa, bella, pero satanás tenía que ir en contra de todo lo Mío, de todo lo Creado, de todo aquello que os iba a dar alegría, pero sobre todo unión plena Conmigo y él no puede aceptar ésta unión de las almas con su Dios y podéis ver como ha ido apartando, a lo largo del tiempo, a las almas de Mí, vuestro Dios.
Cada vez son menos los que atienden Mi llamado, cada vez son menos los que oran, cada vez son menos los que Me buscan y que confían en Mis Palabras y que las quieren hacer vida en su propia vida. Lo veis en las Iglesias, cómo se van vaciando, veis que ya no hay suficiente amor entre los hombres, ya no vivís en Caridad, vivís peleando los unos con los otros, ya no hay respeto entre unos y otros, ya no hay comprensión ni paciencia. Cuando veis a vuestro hermano que os ataca y a veces injustamente, respondéis también con maldad, cuando debierais responder con virtud, con amor, con respeto hacia vuestro hermano. Cómo queréis que se viva la virtud si no se está viviendo ya entre los hombres y muchas veces ni vosotros mismos la estáis propiciando. Queréis que se os respete, queréis vida de amor, queréis paz a vuestro alrededor pero vosotros mismos no estáis moviendo ni un solo dedo para ello, exigís, pero no dais y todo lo que tenéis ahora a vuestros alrededor es causado por satanás.
Tenéis injusticias en los mismos gobiernos de la Tierra, tenéis injusticias en las familias, en la misma Iglesia, ya no se vive en Caridad y con respeto hacia lo que ellos están cuidando.
Ya no se vive Mi Palabra entre los hombres, hay un gran desamor entre todos vosotros, satanás se ha introducido dentro de vuestros corazones y estáis causando la misma separación que vuestros Primeros Padres tuvieron Conmigo. En su voluntad, ellos ya no quisieron obedecerMe, cometiendo el Pecado Original y vosotros estáis ahora en la misma situación, estáis queriendo hacer de vuestra propia vida lo que vosotros queréis y no respetáis Mis Leyes y Mandatos. La soberbia os ha cegado y ¿pretendéis que todavía se os consienta con Mi Amor?
Qué errados estáis, Mis pequeños, no estáis dando lo que debéis dar para ser amados y respetados y exigís que se os dé lo mejor para vosotros, cuando no estáis poniendo el ejemplo.
Vendrán los tiempos en que sí se vivirá en el Amor, en las Virtudes, como os he dicho, por eso tiene que ser eliminada toda la maldad, toda la cizaña que satanás sembró. Os he dicho que el trigo y la cizaña ya se están separando, poco es el trigo y mucha la cizaña. No desfallezcáis, Mis pequeños, sois trigo, seguid adelante, manteneos junto Conmigo y cerrad vuestros oídos y vuestro corazón a las insidias de satanás. Ya falta poco, vuestro premio está ya muy cerca, confiad en Mis Palabras y no os alejéis de Mí, Mis pequeños.
Gracias, gracias por estar Conmigo, gracias, Mis pequeños.
Segundo Misterio, Habla Dios Padre.
Sobre: Os he dicho que Me pidáis la Luz del Espíritu Santo para estos momentos cumbres de la humanidad, os he dicho que os voy a ir guiando.
Hijitos Míos, os he dicho que Me pidáis la Luz del Espíritu Santo para estos momentos cumbres de la humanidad, os he dicho que os voy a ir guiando y sobre todo a los que serán Mi nuevo pueblo, que son los que irán entendiendo las señales que se irán dando en los Cielos y en la Tierra.
Ciertamente, satanás, a través de su gente aquí en la Tierra, tratará de ir quitando veracidad a las señales que Yo os daré, pero vosotros los que estáis Conmigo, gracias a la Luz de Mi Santo Espíritu, las entenderéis, a pesar de que quieran desviar vuestra atención, éstos hermanos vuestros que se han apartado de Mi Gracia y que ahora atacan todo lo que viene de Mí.
Los gobiernos de la Tierra tratarán de negar los signos de salvación y de conversión que os daré, los científicos no entenderán claramente lo que esté pasando, porque su mente está cerrada hacia lo que es espiritual y Divino, pero también tratarán de negar todo lo bello que Yo os daré para que Me sigáis y os dejéis guiar por el buen camino.
Muchos de vuestros hermanos, atacados ya por satanás y guiados por él, por años, no entenderán éstos signos bellos y buenos, porque ellos están rodeados de maldad y obscuridad.
Ciertamente al darse los primeros signos que vendrán de Mí, las almas se convulsionarán, pero los que estáis Conmigo, alegría tendréis. Los que no están Conmigo, grandes problemas tendrán, será como locura en su ser, sentirán Mi llamado, pero su vida con satanás será para ellos como una lucha fuerte, interna, que no les permitirá tomar el buen camino que Yo les señalaré en ésos momentos. Ciertamente habrá convulsión mundial, algunos para el bien y otros para el mal, porque Mi Gracia se recibe en forma diferente sobre aquellos que están Conmigo y aquellos que están en contra Mía.
La Verdad es una, Mis pequeños y solamente puede venir de Mí, el error que ha diseminado satanás por toda la Tierra creará graves problemas en las almas, porque ellas mismas no sabrán qué hacer porque, si han vivido en el mal y están siendo llamadas para el Bien, no sabrán qué hacer. Algunas podrán ser rescatadas gracias a vuestra oración, gracias a vuestra intercesión.
Mi Gracia, al caer sobre vosotros, los que estáis Conmigo, os hará los apóstoles de éstos tiempos, tratando de salvar almas pero, ciertamente, seréis más atacados por satanás, porque él no querrá que vosotros le quitéis las almas que él ya ha destruido, pero Mi Amor todo lo puede, Mi Luz disipa las tinieblas.
Vosotros seréis luz en las tinieblas y no temáis porque Yo estaré con vosotros, solamente quiero que vosotros donéis vuestra voluntad totalmente a Mi Voluntad, para que seamos uno solo y Yo pueda caminar en vosotros sobre la Tierra, ayudando a vuestros hermanos, para este cambio tan bello que se ha de dar para vosotros, pero un cambio tremendo, destructivo, para aquellos que están con satanás.
Mi Luz será dada, por fin, en el Universo entero. Mi Luz, iluminará todo aquello que ahora está en tinieblas y que no entendéis. Cuando estéis en la Luz plena del Universo entero entenderéis Mi Mensaje de Amor, entenderéis por qué os creé y por qué creé al Universo entero, entenderéis lo que verdaderamente es Mi Amor, porque ahora casi no tenéis idea de lo que es el Amor de vuestro Dios.
Os extasiaréis con todas las bellezas que conoceréis, cuando se abran vuestros sentidos, y Me agradeceréis el que os haya cuidado, porque el hecho de que estéis Conmigo no es casualidad, Mis pequeños. Yo os creé para que estuvierais Conmigo pero, ciertamente, contabais con vuestro libre albedrío, para hacerMe a un lado de vuestra vida o permanecer Conmigo toda vuestra vida y, porque perseverasteis, Mi gozo tendréis.
Os amo, Mis pequeños, gracias, Mis pequeños.
Tercer Misterio, Habla La Santísima Virgen María.
Sobre: Muchas, muchas almas serán salvadas, a pesar de que estaban prácticamente condenadas, porque Yo las atraeré al Corazón de Mi Hijo y Sus méritos las purificarán.
Hijitos Míos, Yo, como Madre vuestra, por ser Arca de Salvación para infinidad de almas que se acerquen a Mí, muchas, muchas almas serán salvadas, a pesar de que estaban prácticamente condenadas, porque Yo las atraeré al Corazón de Mi Hijo y Sus méritos las purificarán. Son Mis tiempos, porque así lo ha permitido Nuestro Dios, Nuestro Creador, Mi Señor.
Son tiempos de Su Misericordia, en donde Me ha permitido a Mí, como Madre de la Misericordia, salvar a aquellas almas que están alejadas de Su Amor.
Voy buscando alrededor del Mundo ésas almas que están equivocadas pero que todavía hay duda en su corazón, si seguir en la maldad o regresar al Bien, que alguna vez se les enseñó. Estas almas todavía pueden salvarse, porque todavía tienen en su corazón remanentes del Amor de Nuestro Dios. Todavía la Gracia de Nuestro Dios puede penetrar a ellas y salvarles eternamente.
No dudéis, Mis pequeños, de la gran Misericordia de Nuestro Dios, confiad y orad, pero con una seguridad tal de que podéis salvar almas para Nuestro Dios. Por eso habéis sido preparados por años, para que vosotros confiarais en Su Amor, en Su Misericordia, sabiendo que, aún a pesar de que Su Justicia caiga ya sobre la Tierra, Yo puedo todavía tomar Su Misericordia Infinita para éstas almas que se puedan salvar, pero vosotros tenéis también que ayudarMe con vuestra oración, pero que sea una oración profunda, unida a la Mía. Sois Mis hijos, Soy vuestra Madre y, así, juntos, debemos salvar a tantas, tantas almas engañadas pero que todavía llevan una pequeña Luz en su corazón.
Gracias, Mis pequeños.
Cuarto Misterio, Habla Dios Padre.
Sobre: Un gran viento vendrá del sur, viento destructor que arrasará casas, edificios, vegetación, árboles, será un caos y eso iniciará la gran purificación.
Comenta J.V: Al momento en que Dios Padre me está dando el Mensaje, también me está dejando verlo y es muy dramática la visión.
(Lenguas…) Un gran viento vendrá del sur, viento destructor que arrasará casas, edificios, vegetación, árboles, será un caos y eso iniciará la gran purificación.
La gente no sabrá a dónde ir, correréis por todos lados, veréis esta gran destrucción y lloraréis por vuestros pecados. Entenderéis que esto os lo habéis ganado por vuestro error, sabréis que esto viene de fuerzas sobrenaturales, fuerzas que el mismo hombre no puede controlar. Los mismos científicos y gobernantes de la Tierra no sabrán qué hacer, correrán para un lado y para el otro y muchos morirán en su error, por haber permitido que satanás guiara sus vidas y que vosotros, gobernantes, actuarais en injusticia y maldad sobre vuestros respectivos pueblos.
Este inicio de la Gran Tribulación será tremendo, Mis pequeños, porque no habréis visto nada parecido en la historia de la humanidad.
Se desgajarán los árboles fácilmente, los mismos edificios caerán con facilidad, sus cimientos no serán suficientes para mantenerlos de pié. Una gran nube de polvo os envolverá y no sabréis qué hacer, si correr o manteneros en el lugar que estéis. Os arrodillaréis y pediréis clemencia, pediréis Misericordia, pero como ésta no fue pedida para Mi Hijo, para que no fuera crucificado, ahora tendréis vosotros vuestra crucifixión, porque no habrá clemencia tampoco para vosotros, porque no vivisteis en el Amor. Conoceréis la maldad de satanás, a quien adorasteis, a quien permitisteis vivir en vuestra vida. Os horrorizaréis por lo que sucederá, conoceréis vuestro error, pero como os dije, será demasiado tarde, no habrá quien perdone vuestros pecados, porque todo será un caos.
Los Míos serán preservados, los resguardaré en lugares seguros, que Yo Mismo produciré en ésos momentos, Mis ángeles os cubrirán con sus alas y no padeceréis lo que la gran mayoría de la humanidad padecerá.
Mi Justicia estará sobre los malos, Mi Misericordia sobre los Míos. Soy un Juez Justo, Soy un Padre Verdadero para los que están Conmigo. ¿Cómo pedís Misericordia vosotros, los que Me habéis negado toda vuestra vida, los que no respetasteis Mis Leyes y Mi Amor, los que le disteis cabida a satanás en vuestro corazón y Me sacasteis del vuestro y todavía pedís Misericordia? Hipócritas, malvados, vuestro corazón no estaba Conmigo, Me traicionabais a cada momento y todavía pedís Misericordia; no había amor en vuestro corazón, no dabais amor a vuestros hermanos, los atacabais y os aprovechabais de ellos ¿y todavía pedís Misericordia? ¡Ingratos!, Mi Misericordia es para los Míos, es para los que están Conmigo, es para los que sí aprecian Mi Amor.
Confiad pues, Mis pequeños, los que estáis Conmigo, que seréis preservados del Gran castigo, AgradecédMelo y soltaos totalmente a Mi Voluntad, para que Yo Me sirva de vosotros para este cambio que será benéfico para las almas buenas y será ejemplo y castigo para los que no quisieron escuchar a su Dios.
Gracias, Mis pequeños.
Quinto Misterio, Habla Dios Padre.
Sobre: Preparaos pues, Mis pequeños, para el gran encuentro con vuestro Dios, para el gran gozo que se vendrá después de la Purificación.
Comenta J.V: También en éste Mensaje, Dios Padre me permite ver en visión lo que está sucediendo.
(Lenguas…) Hijitos Míos, luego vendrá un gran torbellino y purificará todo, éste sacará de la Tierra todo aquello que la ha ensuciado. Todo aquello afectado por satanás será eliminado y la Luz vendrá para todos vosotros, los que estáis Conmigo. La Luz en el Universo entero se dará, todo volverá a ser Mío y todo vivirá nuevamente en Mí, Mi Amor por fin triunfará.


La Sangre Preciosa de Mi Hijo purificará al Universo entero, a todas las almas, a todo lo creado. Mi Hija, la Siempre Virgen María os cuidará y os guiará para que vengáis a Mí y que podáis recibir ésa vida que os dejó Mi Hijo. Viviréis, Mis pequeños, las dulzuras de Mi Amor.
Conoceréis para qué fuisteis creados, gozaréis Mis mieles, Mis Bendiciones, Mi Amor Infinito.
Conoceréis el por qué del Cantar de los Cantares. La vida plena de vuestro Dios en vosotros, el gozo inmenso del alma al recibir la Gracia de vuestro Dios en vosotros. Mi Vida se dará sobre la Tierra a través de vosotros, seréis Mis instrumentos de Amor, viviréis en Mi Amor todos vosotros, cuidándoos los unos a los otros. Iniciaréis un nuevo pueblo, guiados por Mis Leyes, por Mi Amor, viviendo las Virtudes, viviendo vida Celestial aquí en la Tierra y en el Universo entero.
Esto y más, Mis pequeños, gozaréis en la Purificación, en las Nuevas Tierras y Cielos que se os darán. Ya no habrá fronteras ni en la Tierra ni en los Cielos, os conoceréis los unos a los otros, aunque alejados ó cercanos estéis. Mi Corazón y Mi Amor os unirán, porque así como Somos Tres en Mi Santísima Trinidad unidos en un solo Amor y en un solo Dios, el Universo entero será uno, por Mi Gracia y por Mi Amor.
Tantas bellezas que os tengo reservadas para vosotros, los que habéis vivido, los que habéis caminado, los que habéis confiado, los que habéis defendido Mi Amor. Aunque caísteis, os levantasteis, no dejasteis que la maldad se implantara en vuestros corazones. Mi Amor venció a ésa maldad que vosotros desechasteis a tiempo y por él fuisteis creciendo, hasta conocer Mi Amor y vivirlo. Ahora gozareis grandemente Mis Bondades, Mi Amor se derramará sobre vosotros y vosotros Me amaréis todavía más, porque Me conoceréis todavía mejor. Amar a vuestro Dios, amarMe a Mí, vuestro Padre y vuestro Creador, es el gran gozo de las almas, el gran gozo que se vive en el Reino de los Cielos, que viven los santos ángeles y santos y ése gran gozo tendréis aquí en la Tierra y en el Universo entero.
Preparaos pues, Mis pequeños, para el gran encuentro con vuestro Dios, para el gran gozo que se vendrá después de la Purificación.
Gracias, Mis pequeños.

2 comentarios:

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-