BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




viernes, 18 de noviembre de 2011

ADORACION EUCARISTICA PERPETUA

El valor de una hora de adoración en la AEP
 
            Una hora de adoración ante el Santísimo tiene siempre, se haga donde se haga, un inmenso valor. La decisión de adorar regularmente, quiera Dios que a diario, al Santísimo, verdaderamente es importante y de gran trascendencia para nuestra vida, y la de los que nos rodean, más de lo que nos podemos imaginar. En definitiva, se trata de venir a encontrarnos con Jesucristo ¡resucitado y vivo!, invisible para los ojos corporales, pero real, con una realidad que, cuando llega a hacérsenos patente, nos cambia la vida, porque aunque no lo percibamos, Él exhala continuamente virtud. «No se comienza a ser cristiano por una decisión ética o por una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva» ha dicho el Papa Benedicto XVI (Carta Encíclica Deus Caritas est).
            «El Maestro está aquí y te llama». Si el que anduvo hace dos mil años por Palestina y «pasó haciendo el bien y curando a los oprimidos por el diablo», o sea, curando a los aquejados por toda clase de males, ha resucitado y está aquí -y lo está -, ¡qué importante es venir, respondiendo a su llamada, a estar con Él! ¿Acaso no nos damos cuenta de que somos unos pobres indigentes para el bien, y no nos sentimos aquejados por tantos males, físicos o morales, nosotros mismos, nuestras familias, nuestro país,... el mundo entero?
            El mismo Jesús, en una revelación a la Beata Alejandrina Mª da Costa (1904-1955), le manifestó: «Habla en mi nombre y di que todos los que reciban la Sagrada Comunión con humildad, fervor y amor los seis primeros jueves consecutivos y hagan una hora de adoración ante es Sagrario en íntima unión conmigo, les prometo el Cielo».
            Si esto promete el Señor, en su magnanimidad e infinita Misericordia, a quien lo reciba y lo adore una hora “solamente”durante seis primeros jueves consecutivos, ¿qué valor tendrá recibirlo y perseverar en la hora de adoración hasta el final de la vida? ¿Quizás, además de la nuestra, no salvaríamos, por nuestra intercesión, muchas otras? ¿No nos dijo nuestra Madre en Fátima que “muchas almas se pierden porque no hay nadie que pida y se sacrifique por ellas”? Sí, sólo en el cielo nos daremos plena cuenta de su valor.
            Entonces, si una hora de adoración es ya tan importante, ¿el hecho de que se haga en la capilla o iglesia de la Adoración Perpetua, añade algún valor? 
            Ante todo, debemos caer en la cuenta de que el valor de nuestra hora de adoración no se lo da ni el esfuerzo o sacrificio que nos cuesta algunas veces venir, más si es en horas intempestivas de la noche o de la madrugada, que humanamente valoramos como de algún mérito; ni siquiera se lo da la firmeza de nuestro compromiso o nuestra fidelidad, virtudes especialmente apreciadas, por lo “exóticas”, en estos tiempos. Todo esto, aún teniendo valor, no constituye más que los “dos panes y cinco peces”. ¿Qué es una hora o dos entre las ciento sesenta y ocho de la semana o ante las miles de la vida que Dios nos regala? Y en definitiva, si tenemos salud, fuerzas y ganas, o firmeza y fidelidad para venir, ¿a quién se lo debemos sino a Él?
            No, el verdadero valor de nuestra hora de adoración está justamente en que ya no es nuestra sino suya, porque se la hemos ofrecido y entregado. ¡Y Él  la ha aceptado! (lo demuestra facilitando y permitiendo que la podamos hacer). Y quien prometió que “ni un vaso de agua que deis a alguno de estos mis hermanos más pequeños, quedará sin recompensa”, ¿dejará de agradecer la hora fiel que le ofrecemos a Él directamente? ¡A Él, que no se deja ganar por nadie en generosidad!
            Y sobre todo, ¿dejará de hacer con nuestra pequeña hora, con esos apenas “dos panes y cinco peces que tenía un muchacho que había por allí”, el milagro de “dar de comer a más de cinco mil hombres” que tanto le interesa hacer?          
            Nuestra hora de adoración Le permite, a través de la Sagrada Hostia en la exposición permanente de la capilla, derramar su Misericordia a toda la Humanidad, como le dijo a Santa Faustina Kowalska, especialmente a todos los que se acerquen por allí. Y son cientos, miles, seguro que más de cinco mil, los que a lo largo del año pasan, y a muchos, a poco que lo deseen y pidan, “les dará de comer”. Bien sabe que si no, “desfallecerán por el camino”.
            Además, acompañándole, entre todos, las veinticuatro horas del día, estamos, en la pequeña medida de que somos capaces, correspondiendo a su Amor, que le hizo quedarse, Él siempre el primero, con nosotros todos los días - las veinticuatro horas - ... ¡hasta el fin del mundo!
            Y, sencillamente, viniendo día y noche, estamos proclamando a nosotros mismos, a la Iglesia y al mundo entero, que creemos que Él está aquí y que valoramos y agradecemos que lo esté, y manifestamos, y se lo expresamos a Él, que es lo mejor que nos ha pasado, que es nuestro gozo y alegría, ... que es la Defensa de nuestra vida, que nos ha tocado un Lote hermoso - infinitamente más grande que “el gordo” -, ¡que nos encanta nuestra Heredad! (cf Sal 15).
EN LA CIUDAD DE CÓRDOBA,PODES ASISTIR A LA CAPILLA DE ADORACIÓN PERPETUA EN CALLE FRAGUEIRO 2533.ALTA CÓRDOBA. HNAS. MERCEDARIAS.

4 comentarios:

  1. asuncion parra rrosas5 de enero de 2012, 20:14

    soy de tlatlauquitepec puebla tiene 2 años que se abrio una capilla para la adoracion perpetua al santicimo sacramento sin embargo se ve con mucha pena que las personas no rrespondemos al llamado del señor como se deve me inclullo porque yo tambien estuve yendo como un año o un poco mas pero no se que me pasa que no ciento el deseo de seguir yendo soy catolico y jamas me cambiaria de rreligion pero aveses siento que le fallo tanto al señor que me da miedo y mas todavia que me muriera sin aser las cosas correctamente como lo indica el señor que podriamos haser para que la gente acuda a adorar al santisimo como deve para que no se quede solo especialment en las madrugadas ya que somos flojos y que puedo aser yo para poder cambiar mi actitud y asercarme al señor como se deve mi nombre es asuncion parra rrosas y mi domicilio es av rreforma numero 66 cp 73900}

    ResponderEliminar
  2. Hermano, pide la gracia de que el Señor incendie tu corazón con verdadero amor, por nuestras porpias fuerzas no podemos nada, pero si oramos, clamando y suplicando por la gracia, el nos responde. Pide a tu Angel de la guarda que te ayude a ir. Dios no se deja ganar en generosidad.

    ResponderEliminar
  3. Es importante concurrir a las capillas de adoracion perpetua, porque allí estamos con El en persona, teniendo una hora santa estable nos convertimos en sus servidores, El Papa Juan Pablo segundo dijo "LA MEJOR, MAS SEGURA Y EFECTIVA MANERA DE ESTABLECER LA PAZ PERDURABLE EN LA TIERRA ES MEDIANTE EL GRAN PODER DE LA ADORACION PERPETUA DEL SANTISIMO SACRAMENTO" "TOMEN PARTE ACTIVA, CONSCIENTE Y RESPONSABLE EN LA MISION DE LA IGLESIA"

    ResponderEliminar
  4. Que tal? podrían orientarme para saber. ¿Hay algún templo de AEP en Atizapán de Zaragoza, Estado de México? De antemano gracias.

    ResponderEliminar

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-