BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




miércoles, 7 de diciembre de 2011

MENSAJES IMPORTANTES VARIOS

El Infierno existe,
 si lo pudieran ver quedarían horrorizados
 

 
    

  Hijos míos, cuando os hablo y os quiero explicar a cada uno de vosotros lo que como Madre siente mi corazón, muchos no podéis comprender y otros es como si no quisierais oír mis palabras, como que no podéis comprender porqué muchas veces os convoco y os ruego la unidad entre todos vosotros y que no os miréis como extraños, sino que os tratéis como verdaderos hermanos que sois con profundo respeto, con amor y que caminéis juntos pero llevados de la mano.

 Dejaos guiar por la luz, por el amor de vuestro Padre y a través de mi amado Hijo, seguid tras sus pasos, seguid caminando por el sendero de la luz y estad presentes en nombre de mi amada Iglesia junto a todos los pueblos y naciones de vuestro mundo llevando la armonía y la paz que hoy no existe en muchos de vuestros corazones, pero no existe esa paz porque viven tan alejados de la verdad y viven sin detenerse, primero a vivir una vida en total armonía tanto con la naturaleza como con todos aquellos que os rodean.

 Viven en una continua agresión tanto verbal como de llegar a la bajeza de levantar vuestras manos para golpear despiadadamente y demencialmente a vuestros hermanos y hermanas, vais por un sendero que os conduce por una inmensa oscuridad, y en esa oscuridad os muestra un mundo de bajezas, de obtener todo aquello que es totalmente malo para vuestras almas y para vuestras vidas:
1.- Viven en un mundo de lujuria,
2.- Un mundo donde os creéis que todo está permitido.
3.- No aceptáis ni un sólo mandamiento y no los cumplen porque pensáis, equivocadamente, que no existe un infierno.

El Infierno existe y si pudierais verlo quedaríais horrorizados.
 Y os puedo asegurar, amados hijitos, que sí existe y si cada uno de vosotros pudierais verlo quedaríais horrorizados y os aseguro que cambiarías vuestras posturas y vuestras formas de actuar en vuestro mundo, pero no lo veis y no creéis porque con inmensa astucia el ángel desterrado os fue tratando de llevar rumbo al gran desencuentro entre vosotros y al más grande de los desencuentros que lo tengáis con mi amado Hijo y con vuestro Padre.
  Por eso cada día tenéis una gran parte de vosotros menos interés:
1.- De venir a mi morada.
2.- De confesar vuestros pecados, de arrepentirse de todo el mal que cometéis en nombre de una libertad, de un amor, que no es como os hicieron pensar.

 El amor verdadero no lo encontraréis en donde hay:
1.- Odios.
2.- Rencores.
3.- Envidias.
4.- Mentiras.
5.- Injusticias.

  Donde nada os importa del sufrimiento de vuestros prójimos, en aquellos que no os arrepienten de hacer sufrir a sus hermanos, de ver el dolor en el rostro de mis pequeños y seguir caminando con una indiferencia total, sin que nada os perturbe, en ese mundo nadie que siente en su corazón la Llama de nuestro amor puede vivir, puede habitar, sólo puede encontrarse allí aquél que viene de las profundidades más oscuras para confundirlos y llevarlos a cada uno de vosotros a la total oscuridad y a perderse entre las lenguas de fuego que consumirán vuestras almas por toda una eternidad perdiendo la armonía, el amor y la paz que os quiere entregar vuestro amado Padre.
 
La Santa Comunión debe ser recibida en la boca y por manos consagradas, solamente de un sacerdote.
  Hijitos míos, os ruego y os pido como Madre de todos vosotros, volved a mi morada, reflexionad y comenzad a oír no sólo mi voz sino la voz de mi amado Hijo, volved tras sus pasos, volved a mi amada Iglesia y arrodillaos y levantando sus ojos a mi amado Hijo confesad vuestros pecados y arrepiéntanse desde lo más profundo de vuestras almas y recibidlo en un corazón lleno de luz, recibid de vuestros Pastores el Cuerpo y la Sangre de mi Hijo, recibidlo en vuestras bocas, que ellos sean quienes os lo entreguen, no lo toméis en vuestras manos, sólo las manos consagradas pueden tocar el Cuerpo de mi Hijo.
 
 Amados míos, seguid y comprended mis palabras, escuchad la voz de VUESTRO PAPA, EL SUCESOR DE PEDRO EN LA TIERRA, CUANDO PIDE QUE DE ESA FORMA RECIBÁIS EL CUERPO Y LA SANGRE DE MI HIJO, O ACASO ALGUNA VEZ LO HABÉIS VISTO QUE OS ENTREGA EN LA MANO EL CUERPO DE MI HIJO.
  También os quiero pedir que recéis todos los días el Santo Rosario, la Coronilla (de la Misericordia), que estéis junto a vuestros hermanos, aquellos que os encuentran enfermos, aquellos que están solos o que están sufriendo, los que no poseen alimentos y no tienen un lugar dónde vivir, allí, amados hijos, como verdaderos misioneros de mi amada Iglesia, tenéis que estar presentes, tenéis que estar con cada uno, os ruego.
  Os pido no os sigáis perdiendo entre las tinieblas, no podéis comprender que os estamos esperando en mi morada, venid amados hijos míos, venid al encuentro, volved a la unidad y entre todos vosotros volved a hacer brillar LA LUZ DEL AMOR SOBRE TODA LA TIERRA. Os amamos (Jesús y María) y vosotros lo sabéis, sólo tenéis que volver al gran encuentro, sólo tenéis que alimentar la fe y que vuelva la esperanza a cada uno de vuestros corazones. Amén.
 
       SANTA MARÍA MADRE DE LA IGLESIA.


Mientras la humanidad festeja despreocupada;
los ángeles lloran el destino que tendrá esta generación

 

   
    Amadísimos hijos de Mi Corazón Inmaculado:

   Les bendigo.

   MI VIENTRE ES MANANTIAL DE BENDICIÓN PARA TODA LA HUMANIDAD. LES AMO. LES LLAMO A CAMINAR EN UNIDAD A LA PALABRA DE MI HIJO. LES LLAMO A MANTENERSE DENTRO DE MI CORAZÓN INMACULADO. YO LES PROTEJO.


   Recibirán la Gran Bendición Trinitaria cuando de Mi Mano sean presentados ante Dios Padre, Dios Hijo y Espíritu Santo, por la labor concluida a cabalidad de parte de cada uno de ustedes, siendo hombres y mujeres misioneros, espejos del Amor Trinitario.


   Amadísimos Míos: Durante todos los tiempos he peregrinado anunciando cuanto acontecerá, denunciando cuanto no permanece en orden, alertándoles para que enmienden el camino. Mi transitar no ha sido en vano. Mis hijos prestan atención amorosa a Mi Palabra, pero falta aún gran número de ellos que viven y permanecen voluntariamente en la oscuridad.


VENGAN A MÍ, MI VIENTRE ALBERGA TODA LA CREACIÓN.
MI VIENTRE CUSTODIA TODA LA HUMANIDAD.

VENGAN A MÍ. NO DESPRECIEN MÁS MIS LLAMADOS AMOROSOS.
ACUDAN CON PRONTITUD A ENMENDAR EL CAMINO,
Y DISPÓNGANSE A LA CONVERSIÓN EN ESTE INSTANTE PRECISO.


   Amadísimos Míos: No olviden que el tiempo no es tiempo, que se enrumban al cumplimiento del gran acontecimiento en el que confluyen todos Mis llamados: el cumplimiento de un Acto de Misericordia Trinitario hacia el hombre en este instante que es: EL GRAN AVISO (Leer Garabandal)

¡Con cuánta expectación el hombre habla sobre el Gran Aviso! ¡Cuánta especulación sobre este Acto de Misericordia Divina! …y esta generación lo vivirá.


EL PECADO HA REBASADO TODOS LOS LÍMITES IMAGINABLES,
Y EL TIEMPO, QUE YA NO ES TIEMPO, HA HECHO DESCENDER LA MANO DEL PADRE
PARA QUE NO SE PIERDAN MÁS ALMAS.


   Los justos se sentirán gozosos y los pecadores padecerán en gran medida. Así, en la misma medida en que pecaron, padecerán durante el Gran Aviso, enfrentados ante el espejo personal de su propia voluntad mal empleada.


LA HUMANIDAD SONRÍE, FESTEJA, DISFRUTA Y, EN EL CIELO LOS ÁNGELES LLORAN EL DESTINO DE ESTA GENERACIÓN.


   Grandes tribulaciones se acarrean hacia ustedes mismos. No comprenden aún que los malos actos atraen la desventura sobre toda la humanidad.

   Ya la luz casi no se percibe, ya la luz de la Gracia casi no se percibe en la humanidad. La oscuridad, cada instante toma más y más poder; es engrandecida por la mente pecaminosa, por la palabra pecaminosa, por el pensamiento pecaminoso, por el obrar y actuar pecaminoso del hombre que no desea enmendarse.


Amadísimos Míos:


¡ATIENDAN MIS LLAMADOS!
DEBEN, DEBEN ENFRENTARSE AL USO DEL LIBRE ALBEDRÍO, QUE ESTÁ EN USTEDES.


   Esta generación se purificará a sí misma, no porque ésta sea la Voluntad Trinitaria, sino porque todo lo creado por la Mano del Padre, clama una pronta purificación antes de que aquellas almas que aún permanecen fieles, se pierdan.

   Les bendigo infinitamente. Les llamo a no decaer en la oración, a alimentarse del Cuerpo y Sangre de Mi Hijo, a permanecer en oración, a ofrecer los sufrimientos y las alegrías como expiación del pecado de toda la humanidad.


  NO PIENSEN YA DE MANERA EGOÍSTA, EXPANDAN LA ORACIÓN A TODA LA HUMANIDAD Y CON LA SANGRE PRECIOSÍSIMA DE MI DIVINO HIJO, CUBRAN A TODA CRIATURA HUMANA.


Les invito a no desanimarse ante el gran estremecerse de la tierra que prontamente causará gran dolor al hombre.
Les invito a orar con todo el corazón por Mi amada California.
Les invito a orar fervientemente por Mi amado pueblo Mexicano.
Les invito a orar constantemente por Mi amado suelo Italiano.


Hijos Míos, Hijos de Mi Corazón Inmaculado:

   ¡ATIENDAN, ATIENDAN MIS LLAMADOS! No rechacen más a esta Madre, que en este instante, les llama, les advierte, les ama. Mi advertencia es amorosa hacia aquellos a quienes amo, hacia ustedes, Mis hijos amados.

   Sean perseverantes no cierren sus oídos a Mi Voz. Miren cuanto acontece. ¡Cuánta señal desciende del firmamento para que ustedes miren la prontitud de lo venidero y ya profetizado! Escrito está que de lo alto vendrán señales, que de la tierra saldrán señales, que del agua se levantarán señales anunciando la proximidad del fin de la generación, mediante una Gran Purificación.


Amadísimos Míos:

DENME SU MANO…, PERMÍTANME CONDUCIRLES HACIA EL CAMINO DE LA VERDAD…

   No escuchen falsas profecías que predican sobre el libertinaje. Continúen apegados a la Palabra Divina, no todo es dolor, mas no todo es felicidad. Cuando la criatura humana peca, atrae sobre sí el dolor; cuando camina en gracia atrae sobre sí la bienaventuranza.


¿Y CUÁL ES EL TERMÓMETRO DE ESTA GENERACIÓN?
 Abominación,
 pecado,
 irrespeto,
inmoralidad,
impaciencia,
blasfemia,
desobediencia.


No omito el fervor, la constancia, la paciencia, la fe, el respeto, la oración, la comunión de aquellos que permanecen fieles a Mi Hijo. Mas con dolor debo decir que son pocos, ya que es mayor el pecado.

La Palabra Divina debe llevarles a aumentar la certeza de que el amor y la fe de unos pocos, harán resurgir al Pueblo de Dios purificado.

Sean perseverantes,
conságrense constantemente a Mi Corazón Inmaculado.
 Acudan a acompañar a Mi Hijo presente en el Sagrario.
Ríndanle respeto, adoración y gloria, ámenlo por los que no lo aman.

Les bendigo, permanecen en Mi Corazón.


MI MANO PERMANECE FRENTE A CADA UNO.
TÓMENLA, YO SE LAS OFREZCO.


Mamá María.


AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

 
 Por su importancia y por lo que aquí nos alerta una vez más, la Santísima Virgen María, hemos puesto el mensaje completo. El resumen de los mensajes anteriores en la parte inferior de nuestra Portada. Para verlos en detalles, en el buscador Google escribir: "Revelaciones marianas".
Mensaje entregado el día 7 de Septiembre de 2011, a su hija amada Luz de María.

El tiempo de la gran apostasía ha comenzado:
La necesidad de una confesión de vida

 


LLAMADO URGENTE DE JESÚS EL BUEN PASTOR A LA HUMANIDAD




Hijos míos, que mi paz y mi amor os acompañen.

 El tiempo de la gran apostasía ha comenzado:
1.-  La caridad y la fe se enfriarán al máximo,
2.-  Los hombres se entregarán a los placeres del mundo,
3.- La doctrina panteísta de mi adversario florecerá y las sectas engañarán a muchos haciéndoles perder la fe.
4.- Muchos prestarán oídos a enseñanzas diabólicas y a espíritus seductores que les robarán el alma.
5.- Las mujeres perderán el pudor y se entregarán a los placeres de la carne,
6.- El culto al cuerpo y la vanidad, serán el dios de muchos;
7.- El ansia de poder y tener deshumanizará la humanidad;
8.- Los hombres adorarán dioses extraños y rendirán culto a seres infernales llamados extraterrestres;
9.- De muchos lugares serán desplazadas mis imágenes y crucifijos, para idolatrar ídolos humanos y dioses paganos.


Los hombres serán:
1.-   Egoístas,
2.-   Amigos del dinero,
3.-   Altivos,
4.-   Orgullosos,
5.-   Blasfemos,
6.-   Rebeldes,
7.-   Ingratos,
8.-   Injustos,
9.-   Inhumanos,
10.- Enemigos de todo lo bueno,
11.- Traidores,
12.- Más amigos de los placeres que de Dios. (2 Timoteo 3.2.4).


Nadie se preocupará por el hermano en desgracia, la cultura del Yo, primará sobre la caridad; el mundo será un caos, los hombres enloquecerán y la sangre de muchos inocentes será derramada.
¡Ay de ti, Jerusalén, porque tus hijos e hijas se han entregado al pecado!;
¿Quién podrá escucharte en el tiempo de mi justicia?
Mi casa ha sido profanada y en su lugar hay dioses extraños, los falsos profetas engañan a mi pueblo con falsas visiones y dicen: Nada pasará, dioses somos y Dios no nos hará ni bien, ni mal. ¡Oh, qué equivocados están estos falsos profetas que engañan a mi pueblo, serán paja que devorará el fuego de mi justicia!


 Hijos míos, estad preparados, porque mi aviso está tocando a la puerta, si no envío primero mi aviso, los justos se me perderían; quiero rescatar mi heredad de las fauces de estos lobos hambrientos; quiero separar el trigo de la cizaña, porque ésta ha crecido y peligra la cosecha.
 Confesad lo más pronto posible vuestros pecados; id y buscad a mis ministros y haced una confesión de vida, para que cuando toque a vuestras almas, podáis resistir a mi llamado.
 Porque en verdad os digo, que muchos no resistirán mi despertar de conciencias. El juicio que haré muy pronto a la humanidad os mostrará el estado en que se encuentran vuestras almas con respecto a Dios y a vuestro prójimo. Seréis juzgados en el amor por la justicia Divina, para que recapacitéis y retoméis la senda de vuestra salvación. Apresuraos pues y reconciliaos conmigo; buscad mi misericordia ahora que todavía la tenéis, porque después de mi Aviso y Milagro, lo que encontraréis será mi justicia y ya será muy tarde para muchos. Que mi paz os acompañe y la luz de mi Espíritu os guíe. Soy vuestro Maestro y Pastor. Jesús de Nazareth.


Dad a conocer mis mensajes a todas las naciones.
Mensaje entregado a Enoc


 Nota nuestra:  Este portal católico ha venido aconsejando desde hace tiempo la necesidad de realizar una confesión de vida, esto significa por una vez hacer una confesión de los pecados desde la niñez hasta ahora, incluir todo, los pecados confesados anteriormente, los no confesados por vergüenza y los actuales. Tratamos este tema en profundidad en esta página:
 
 
 No importa la gravedad de los pecados, lo que interesa es que estén arrepentidos, con un profundo sentimiento de cambio de vida y que los digan frente al representante de Jesús, el sacerdote. Entren a la página que les aconsejamos, ahí les damos ánimo y comprenderán que no es tan terrible confesarse. Nosotros pusimos nervioso al sacerdote, pero qué importa, rompimos TODAS las cadenas con nuestra confesión general de vida. Acepten el consejo que Jesús entrega. Anímense.
¡ID GUARDANDO PROVISIONES Y MUCHA AGUA,
PORQUE LOS DÍAS DE ESCASEZ SE ACERCAN!
 


 

LLAMADO DE MARÍA SANTIFICADORA A LA HUMANIDAD


   Amadísimos hijitos de mi corazón, que la paz de Dios esté con vosotros y mi protección maternal os acompañe siempre.

  Hijitos, estad preparados con vuestras lámparas encendidas con la oración y no temáis; yo vuestra Madre Celestial no permitiré que seáis devorados por el lobo; ya es la hora en que debéis de estar en oración constante y permanecer vigilantes, porque los acontecimientos que
darán inicio al regreso de mi Hijo, están por desatarse.


  La humanidad vivirá días de purificación nunca antes vistos en la tierra.

Las riquezas de los hombres desaparecerán,
Las economías de los países rodarán por el suelo,
Las malas notificas serán vuestra compañía y
La crisis financiera a nivel mundial, darán comienzo a los dolores para la humanidad.


   La creación de mi Padre muy pronto cambiará y la naturaleza se revertirá
en contra del hombre. El astro sol ya no será el mismo, sus rayos ya no serán benéficos para la humanidad; acordaos que en mensajes anteriores os dije, que fuerais buscando refugios en los lugares altos, porque el calor en las ciudades va hacer insoportable.

  Los cambios climáticos bruscos harán que la tierra sólo de malos frutos; el agua va a comenzar a escasear y llegará el momento en que no va a poder ser bebida, porque estará contaminada por lluvias ácidas y por azufre, debido a cambios que sufrirá vuestro sistema solar.

  El flagelo del hambre asolará naciones enteras, la tierra se convertirá en un desierto, las naciones poderosas acapararán los pocos alimentos y los países más pobres verán morir de sed y de hambre a sus hijos.
 

 
Id guardando provisiones y mucha agua, porque los días de escasez se acercan.

  Vuestro sistema planetario sufrirá grandes cambios que traerá consecuencias nefastas para vuestro planeta. Preparaos pues hijitos míos, porque la creación que conocéis, muy pronto sufrirá grandes alteraciones.

  Os digo pequeñitos míos, que si la humanidad no vuelve a Dios de corazón y se acoge a su misericordia, tendrá entonces que conocer su justicia divina que es recta e inexorable y que juzga a cada cual según sus obras. Volved a Dios lo más pronto posible y acogeos a su misericordia, para que podáis soportar el paso de su justicia.


  Hijitos, el tiempo ya no es tiempo, en cualquier momento todo comenzará; buscad a mis hijos predilectos y haced una buena confesión; alimentaos lo más que podáis del Cuerpo y la Sangre de mi Hijo, visitadlo en el Sagrario donde está preso y solitario, pues vienen los días en que ya no estará entre vosotros.

  Os hago un llamado a mis legiones que lleváis mi nombre, a mis guerreros de oración y a mi ejército militante. ¡Estad preparados!

  Hijitos míos, el Aviso de mi padre está cerca, cerca, cerca, el tiempo cada vez será más corto, aprovechadlo orando; no perdáis más el tiempo por ir en busca de las cosas de este mundo; dejad vuestras preocupaciones mundanas y buscad a Dios, porque sólo una cosa es importante: VUESTRA SALVACIÓN.
 

   El pecado del hombre de estos últimos tiempos
ha acelerado todos los acontecimientos, la copa de la justicia divina ya comenzó a derramarse. La segunda venida de mi Hijo a este mundo sin fe, sin amor y caridad está por cumplirse.

  Preparaos pues mis pequeños, formad fortines de oración con el rezo de mi Santo Rosario, si os es posible hacedlo a mañana y noche para que permanezcáis más protegidos; no olvidéis colocaros la Armadura Espiritual completa dada a mi hijo Enoch; permaneced pues en gracia de Dios, para que cuando lleguen los días de la prueba, podáis sobrellevarlos con paciencia, ofreciéndolo todo por vuestra salvación, la salvación de vuestros familiares y el mundo entero.


   Cuando oréis con mi rosario, hacedlo extensivo a:

1.- Vuestros familiares;
2.- Ofrecedlo también por los pecadores,
3.- Por los moribundos,
4.- Por la Iglesia, el Papa, Cardenales, Obispos, Sacerdotes, Religiosos y Religiosas y Laicos comprometidos;
5.- Incluid también a las almas del purgatorio, para que ellas os ayuden e intercedan por vosotros;
6.- No olvidéis orar por mis jóvenes y
7.- Muy especialmente orad por el triunfo de mi Inmaculado Corazón.

  Os amo pequeñitos míos, dejaos pues guiar por esta Madre que será vuestro refugio y amparo en los días de prueba que se os avecinan. Que mi protección maternal os acompañe siempre. Vuestra Madre, María Santificadora.

Dad a conocer mis mensajes, hijitos de mi corazón.

 
ENOCH
SEPTIEMBRE 25/2011 1:30 P.M.

 NO PRESTÉIS ATENCIÓN A MENSAJES DE SERES EXTRATERRESTRES

LLAMADO DE MARÍA SANTIFICADORA A LA HUMANIDAD
 


 
Ni oigáis enseñanzas de seres iluminados, porque todo es un engaño de mi adversario


 


   Hijitos de mi corazón, que la paz de Dios esté con vosotros y mi protección maternal os asista siempre.

   La inmensa mayoría de la humanidad cabalga desbocada al abismo, que está abierto para recibir a tantas almas que no han querido acogerse a los llamados a la conversión que el cielo está haciendo. Los enviados de mi Padre no son escuchados y los mensajes del cielo son puestos en duda y despreciados. Va a llegar la justicia de Dios y muchos se perderán, porque andan como en los tiempos de Noé, preocupados sólo de las cosas de este mundo. Ayer fue el diluvio y para estos últimos tiempos será el fuego de la justicia divina, quien restablecerá el orden y el derecho en la creación.


   Hijitos, yo soy el Arca de la Nueva Alianza de estos últimos tiempos; escuchad mis llamados y dejad vuestra terquedad, porque la noche está llegando y si persistís en negaros a escuchar la voz de Dios a través de sus mensajes y manifestaciones, os aseguro que no encontraréis refugio en los días de purificación. La quietud del cosmos llama a la conversión; muy pronto todos los elementos del universo se conmocionarán y la vida en vuestro mundo ya no será lo mismo. Fenómenos cósmicos se darán en el universo, los planetas cambiarán su curso, las estrellas chocarán y el sol y la luna se oscurecerán. Los mares destruirán ciudades y el fuego que brotará de las entrañas de la tierra, hará estremecer el planeta; los continentes se fusionarán y naciones enteras desaparecerán; todo cambiará en fracciones de segundo; este mundo que conocéis sufrirá grandes cambios.


   La caída total de la economía hará que muchos pierdan la cabeza, lo que llamáis dinero rodará por el suelo y nadie lo recogerá; será basura que ya no servirá para satisfacer vuestras necesidades. ¡Pobres de aquellos que han puesto su fe y confianza en las cosas de este mundo, porque muy pronto recibirán su paga!


  Hijitos míos, recogeos y tomaos de Mi, yo soy el Arca que os llevará a puerto seguro; no despreciéis esta oportunidad; refugiaos en Mi, y encontraréis abrigo y consuelo, para que podáis enfrentar los días de purificación que se acercan. Mi adversario ha empezado a desplegar sus emisarios y sus falsos profetas, no creáis en sus mentiras, no los escuchéis, ellos os anunciarán la venida de un falso dios, de una falsa paz; pregonarán mentiras por doquier y difamarán a los profetas de Dios; cuidaos de ellos, porque ya están infiltrados entre vosotros, pueblo de Dios.


   No creáis hijitos míos, en los seres infernales llamados extraterrestres, son emisarios del mal que vendrán a la tierra a engañar a muchos diciendo que son seres de luz y que vienen a establecer un nuevo mundo y a traer la paz y la armonía a los hombres. Todos ellos son ángeles caídos, disfrazados de bondad, pero su esencia es la maldad; vienen a preparar el camino para la aparición del falso dios. ¡Oh, que tristeza me embarga al ver que muchos se perderán al escuchar las doctrinas y enseñanzas de estos seres de maldad” Escuchad hijitos míos, lo que dice la Palabra de Dios: al final de los tiempos muchos se perderán, porque renegarán de la fe, dando oídos a espíritus seductores y enseñanzas diabólicas (1 Timoteo 4, 1).


   Mi adversario es astuto y conoce la debilidad de los hombres y más en estos tiempos de tanta apostasía; aprovechará la falta de fe de algunos, para robarles el alma. Os prevengo pues hijitos míos, para que no prestéis atención a mensajes de seres iluminados llamados extraterrestres, ni oigáis sus enseñanzas, porque todo es un engaño de mi adversario. Mi adversario quiere apartaros del verdadero camino, de la verdadera verdad y vida, que es mi Hijo; estad pues alerta y vigilantes, para que no caigáis en las trampas sutiles que mi adversario y sus emisarios del mal os tenderán, para que reneguéis de la fe y perdáis vuestra alma.


   Solo hay un camino para llegar a la gloria de Dios y es a través de la purificación, lo demás es un engaño; cuidaos pues mis pequeños de caer en estas trampas, porque muy pronto aparecerán los mensajeros del mal, haciendo señales y prodigios y anunciando la venida de un ser iluminado que traerá la paz y resolverá todos los problemas de la humanidad. No sigáis a esos discípulos del mal, porque los que buscan es robaros el alma. Que mi amor y mi protección maternal permanezca entre vosotros, hijitos de mi corazón. Yo soy vuestra Madre María Santificadora.

Dad a conocer mis mensajes de salvación a toda la humanidad.


Enoch
Octubre 18 de 2011

Rezad por el Papa, quieren que abandone la silla de Pedro

 
  Título original:
Orad por el Vicario de Mi Hijo, porque los emisarios del mal dentro del Vaticano, quieren que abandone la Silla de Pedro
   
LLAMADO DE MARÍA SANTIFICADORA A LA HUMANIDAD. 


Hijitos, que la paz de Dios permanezca en vosotros y la luz de mi Corazón Inmaculado os guíe en todos vuestros caminos.

  El año que se aproxima (2012) dará comienzo a la segunda fase de la purificación, que os acercará al encuentro con mi Hijo; os digo hijitos que no desfallezcáis y que seáis más perseverantes con la oración, para que podáis sortear las dificultades de cada día; ofreced todo sufrimiento y todo revés a Dios y pedid por la conversión de tantos pecadores que yacen desprovistos de la gracia de Dios, porque le han dado la espalda y caminan vendados por la senda del pecado, rumbo al abismo.


  Hijitos, el Aviso de mi padre os ayudará a despertar de vuestro letargo espiritual, reafirmará vuestra fe y os enseñará a confiar en su santa voluntad, para que podáis asumir un verdadero compromiso de conversión.
Todo el pueblo de Dios tendrá misiones que cumplir, pero la misión más importante será el rescate de tantas almas que después del aviso quedarán aturdidas y confundidas, esperando que vosotros mis hijitos fieles les mostréis el camino de la salvación. Pequeñitos míos, no temáis por vuestros hijos, esposos, esposas, padres, hermanos y familiares, que yacen en la oscuridad y alejados de Dios, porque el despertar de mi Padre los hará recapacitar y volver a Él; sentirán el dolor del pecado como ofensa a Dios y el dolor en sus almas de haber permanecido tanto tiempo alejados de su amor; por eso os pido hijitos míos, que desde ya comencéis a entregarle a mi Padre, vuestros familiares rebeldes y oréis por ellos, para que alcancen la gracia de la conversión y puedan caminar con vosotros rumbo a la tierra prometida, que será la Nueva y Celestial Jerusalén.


Hijitos, mi Hijo está por partir, os pido que lo consoléis donde se halla preso y solitario,
su dolor es grande viendo cómo se acercan los días de la prueba y muchas de sus ovejas andan tan dispersas y preocupadas sólo por las cosas de este mundo, mundo que muy pronto cambiará y del cual no se volverá a recordar. Volved pues vuestros ojos al cielo, lo más importante en estos tiempos es permanecer unidos a vuestro Padre y Madre Celestial, para que así podáis alcanzar la salvación vuestra y la de vuestros familiares.


Como os dije en mensajes anteriores, nada de lo que conocéis quedará, toda la creación será transformada;
preparaos para la llegada del Aviso, haced buenas confesiones y practicad la justicia y el derecho con vuestros hermanos; arrepentíos y dejad de pecar, enderezad vuestro camino, para que cuando llegue el amo podáis cenar con él. Id preparando vuestras provisiones, para que no os coja por sorpresa la llegada de mi Hijo, y no os pase como a las doncellas necias, que por no tener aceite en sus lámparas fueron expulsadas y no pudieron hacer parte del banquete y la puerta se les cerró (Mateo 25, 10, 11).


Hijitos, cuando hablo de provisiones no sólo hago alusión a las materiales,
sino a las provisiones más importantes que son las espirituales; como son: Estar en gracia de Dios, listos con vuestra armadura espiritual, completa, unidos en oración a vuestra Madre y a los ejércitos de Arcángeles y Ángeles de la milicia celestial dirigidos por nuestro amado Miguel, a San Gabriel y Rafael y al ejército triunfante y purgante. Estad pues mis niños preparados, porque el aviso y milagro están muy cerca; la oración, la fidelidad a Dios, la perseverancia, la caridad y ante todo el amor, serán las armas que os darán la libertad.


Orad por el
vicario de mi Hijo, porque los emisarios del mal dentro del Vaticano, quieren que abandone la silla de Pedro. Os pido hijitos mucha oración por nuestro Benedicto, su calvario ha comenzado; el desprecio, la falta de obediencia de muchos de sus cardenales, han hecho que su cruz sea muy pesada; no lo abandonéis, orad y ayunad por la Iglesia de mi Hijo, porque mi adversario ha empezado su ataque; muchos de mis predilectos fieles serán mártires y derramarán su sangre por amor y fidelidad a la Iglesia.


Las herejías y doctrinas contrarias al evangelio de mi Hijo, harán que muchos pierdan la fe, la apostasía se incrementará y los emisarios del mal a través de la nueva era, implantarán una nueva religión, bajo un falso ecumenismo. El Papa se opondrá y por ello, tendrá que huir de Roma;
la silla de Pedro muy pronto será profanada por la presencia de un falso Papa y un falso mesías. Permaneced pues hijitos míos, unidos a mi Corazón Inmaculado, porque todo esto tiene que pasar como está escrito. Que la paz de Dios os acompañe y mi protección maternal os asista. Vuestra Madre, María Santificadora.
 

 Enoch,
Noviembre 1 de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-