Martes, 20 Mazo, 2012 
Uds. se dan por vencidos muy rápidamente
Hijos de Mi Divino Corazón,
Yo Soy el que Soy. Yo Soy. Yo Soy el Alfa y el Omega. Vengo a Uds. con Amor. Regocíjense. Abran sus corazones. Ríndanse. Dénme permiso. Deseo instruirlos. Los llamo a caminar en integridad, y a escuchar Mi llamado a la obediencia. Pequeños , deben perseverar en el amor. Siempre están dispuestos a abandonar aquellas cosas que vale la pena esperar. Sean pacientes. Necesito tiempo para transformar a muchos de Mis propios hijos. Sepan que he escuchados sus ruegos y plegarias. Sepan que no soy sordo. Responderé a sus petiticiones cuando sea el momento. Dénse cuente que su noción del tiempo y la mía están en conflicto.  Uds. están acostumbrados a medir el tiempo en unidades. Yo dispongo del tiempo de un modo muy diferente al de Uds. Existe una razón para ello. Por supuesto, que algunas cosas sólo  pueden ser controladas por Mi. Una vez más, los invito a esperar en Mi. Esperen las bendiciones que les he preparado. Son tan numerosas como las estrellas del firmamento. Todos Mis Hijos están en la lista de espera para estas dádivas de amor. Cada vez que se alejan de Mi gracia, Uds. se alejan de estas bendiciones. Permanezcan vigilantes. Permanezcan pacientes y caminen con fe expectante. Les dejo Mi beso de la paz. Shalom.