BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




martes, 20 de marzo de 2012

MENSAJES ESPAÑA

LOS LUGARES SANTOS SON PARA LAS ALMAS LO QUE LOS HIPERMERCADOS PARA EL CUERPO



Todos los lugares santos donde se honra a Mi Santa Madre o a Mí Mismo, donde ha habido revelaciones auténticas, donde se ha creado un sin fin de actos piadosos para honrar y desagraviar al Cielo, esos lugares están llenos de gracias espirituales que son aplicadas al alma aun cuando las almas no se den ni cuenta. Yo, Jesús, os hablo.

Los lugares santos son para las almas lo que los hipermercados para el cuerpo. Están llenos de bienes espirituales, porque allí hay paz, oración, reparación, penitencia, solidaridad, comunión unos con otros, gloria y culto a Dios y a Mi Santísima Madre. Sí, hijos sí, os sugiero que vayáis a visitar los lugares santos. Santuarios donde acuden enfermos y pecadores y en los cuales muchos encuentran allí la salud del cuerpo y la salud del alma, y si no sanan las enfermedades del cuerpo, las sobrellevan de forma admirable desde ese momento que visitaron el lugar santo. Yo, Jesús, os hablo.

Hijos Míos, vosotros que en tiempo de vacaciones organizáis vuestros viajes y decidís ir a tal o cual sitio, proponeros de vez en cuando, alguna vez en vuestras vidas visitar lugares santos, lugares santos históricos también, pues el Cielo derrama abundantes gracias y bienes espirituales a quienes deciden ir a visitarlos, porque hijos, en esos lugares está Mi Santa Presencia y la de Mi Madre Santísima. Allí estoy Yo en medio de vosotros donde os reunís para celebrar la Santa Misa, confesar, rezar el Rosario, o leer Mi Sagrada Palabra. Yo, Jesús, os hablo.

Así que hijos, visitad esos lugares, los Santuarios de Mi Madre Amadísima, los pueblecitos de Mis santos, para que ellos desde su gloria celestial os colmen de beneficios espirituales y os protejan en vuestro peregrinar hacia la Patria Celestial. Yo, Jesús, os hablo y os instruyo. Mi paz a todo aquel que cree y pone en práctica estos mensajes.-
 

ESAS ALMAS MERECEN TODA VUESTRA MISERICORDIA YA QUE SON DESGRACIADÍSIMAS

Creer en Dios y no vivir según Sus leyes es una necedad tal que no se puede comparar a ninguna otra.

Quien cree en Dios y vive según Sus leyes divinas, es un alma que ha encontrado la razón de su existencia y, es un alma que soportará las pruebas de esta vida con suavidad y comprenderá muchos puntos oscuros que el mundo tiene, porque creer en Dios y vivir según su fe en El, es una gracia inigualable que un alma puede alcanzar, sea joven o anciano, sea niño o adulto, sea mujer u hombre. Yo, Jesús, de Nazaret, os hablo.

Hijos Míos, hijos amadísimos de Mi Divino Corazón, os digo que pidáis la fe en Dios para esos familiares o amistades que pasan de las cosas sobrenaturales, que no las creen y que hasta se ríen de ellas. Para esas personas cuya indiferencia y olvido de Dios es tal que roza el ateismo y viven como si después de esta vida ya no hubiera otra. Pedid hijos, pedid fe y luz para esas almas que son multitudes inmensas y que muchas se suicidaran porque no han encontrado en su existencia nada que los motive, porque como los animales comen, duermen, trabajan pero sus acciones no tienen para ellos nada que los motiven por la oscuridad tan grande que tienen.

Yo os digo, que si de corazón pedís por almas así, daré Mi luz y Mi gracia aunque sea en el último instante, porque esas almas merecen toda vuestra misericordia ya que son desgraciadísimas puesto que sus vidas carecen de motivación alguna, y si bien tienen ocasiones en que se alegran o se gozan de algo, pronto se derrumban porque nada de esta vida les da alegría porque no tienen la dicha de creer en Dios o de vivirlo. Yo, Jesús, os hablo.

Hijos Míos, veis como va pasando el tiempo y los años y, pronto muy pronto estaréis dándome cuentas de cómo empleasteis vuestro tiempo y vuestros valores (talentos). Así que ahora que se puede rectificar y merecer, no malgasteis ni malogréis el tiempo que os queda. Intentad sobreponeros a vuestra desidia y tratad de mejorar vuestra relación espiritual con Dios, dándole culto y gloria según vuestro estado y según vuestros talentos. Yo, Jesús, os hablo. Hijos, no os olvidéis nunca de que Yo os amo y os llevo en Mi Corazón.
 

NO PERMITIRÉ QUE LOS DOLORES, EL MARTIRIO INCRUENTO DE MI SANTA MADRE SE MALOGREN


Hijos Míos, Soy Jesús de Nazaret quien os habla. Hijos de Mi Divino Corazón que Me sois fieles y que vivís pendientes de Mí y de Mi Evangelio, os digo que antes se puede desintegrar el Planeta Tierra, a que Mis palabras dejasen de existir, porque hijos, eso es lo que quisiera Satanás, que unos cuantos rebeldes manipulados y dirigidos por el, hundan toda la doctrina que Yo traje y que el Magisterio de la Iglesia ha guardado celosamente durante siglos. Yo, Jesús de Nazaret, os hablo.

Mis palabras son palabras de Vida Eterna y nadie las vulnerará, ni las extinguirán. Parecerá que sí que Me han vencido, pero no hijos, no, porque todo lo que en el Cielo se pensó para la salvación de las almas no lo va a hundir ningún rebelde de la Tierra, porque Yo Soy el Todopoderoso, pero os pido misericordia para con ellos, os pido oración y penitencia, para que quienes no quieren obedecer a Mi Papa, depongan su actitud. Yo, Jesús, os hablo.

Soy el Dios Altísimo, Hijo de María y de José, y os digo, que los dolores de Mi Santa Madre no se malograran, porque Ella, al pie de la Cruz sufrió por el nacimiento de Mi Iglesia y regó con sus lagrimas y sufrimientos Mi doctrina, lo que os enseñé en Mi paso por la Tierra, y Yo no permitiré que los dolores, el martirio incruento de Mi Santa Madre se malogre porque hayan sacerdotes que se levanten en rebeldía y, pretendan ellos sustituir en unos días el Magisterio de la Iglesia Católica y hacerlo a su antojo y conveniencia.

Quien se alza contra Mí, se alza contra la Verdad y la Justicia y el mal hace mucho ruido pero no vence, mas bien estimula a Mis fieles seguidores a batallar con (más) tesón, y así, sin que los que se alzan en Mi contra se den cuenta, su mal acrecienta el bien en Mis verdaderos y auténticos discípulos, en aquellos que aceptan Mi santa doctrina, porque su actitud les estimula a darme más y a padecer por el bien de la Iglesia Católica. Yo, Jesús, os hablo y os bendigo.

Sed fieles a Mi amor y tened esperaza de que Yo no os dejaré nunca hasta el fin de los siglos. Yo, Jesús, os hablo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-