BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




lunes, 3 de diciembre de 2012

EL PAPA: «EL FIN DE LOS TIEMPOS NO LLEGARÁ HASTA QUE SEAN DERROTADOS TODOS LOS ENEMIGOS DE JESÚS»


EL PAPA: «EL FIN DE LOS TIEMPOS NO LLEGARÁ HASTA QUE SEAN DERROTADOS TODOS LOS ENEMIGOS DE JESÚS»



En el primer Ángelus de Adviento.

"El tiempo de la segunda venida de Jesucristo, - dice Benedicto XVI - no es conocido, pero será el regreso glorioso al final de los tiempos".

El Pontífice recitó el Ángelus desde la ventana de su estudio que da a la Plaza San Pedro, ante algunos miles de fieles que se reunieron para escucharle. El Pontífice subrayó que el fin de los tiempos no llegará hasta que sean derrotados todos los enemigos de Jesús.

El tiempo de la «segunda venida de Jesucristo», después de la encarnación, no es conocido, pero será el «regreso glorioso al final de los tiempos». 

La encarnación y el fin de los tiempos, explicó el Papa, son dos momentos complejos en la interpretación racional pues «cronológicamente son distantes -y no nos es dado saber cuánto-, en profundidad se tocan, porque con su muerte y resurrección Jesús ha realizado ya aquella transformación del hombre y del cosmos que es la meta final de la creación». Pero, subrayó el Papa, antes de que llegue el final, «es necesario que todos sus enemigos sean sometidos bajo sus pies». 

Se trata del plan de «salvación de Dios, que siempre está en acto» y que «requiere continuamente nuestra colaboración; y la Iglesia, que es como la Novia, la prometida Esposa del Cordero de Dios crucificado y resucitado (cfr Ap 21,9), en comunión con su Señor colabora en esta venida del Señor, en la que ya empieza su regreso glorioso». 

El Papa concluyó el Ángelus invocando la ayuda de la Virgen para guiar a los cristianos «para que el Dios que viene no nos encuentre cerrados o distraídos, sino que pueda, en cada uno de nosotros, extender un poco de su reino de amor, de justicia y de paz». 

Jesús, observó Benedicto XVI, «encarna de modo perfecto el espíritu del Adviento en su actitud de permanencia a la escucha de Dios, su deseo profundo de cumplir con su voluntad y de servicio al prójimo: "La Virgen María encarna perfectamente el espíritu del Adviento, hecho de la escucha de Dios, de deseo profundo de cumplir con su voluntad, de gozoso servicio hacia el prójimo. Dejémonos guiar por ella, para que el Dios que viene no nos encuentre cerrados o distraídos, sino que pueda, en cada uno de nosotros, extender un poco de su reino de amor, de justicia y de paz"». 

«Mañana se celebra el Día Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad. Toda persona, aun con sus límites físicos y mentales, aun graves, es siempre un valor inestimable, y como tal debe ser considerada. Aliento a las comunidades eclesiales a estar siempre atentas y abiertas hacia estos hermanos y hermanas. Exhorto a los legisladores y gobernantes a tutelar a las personas con discapacidad y a promover su participación plena en la sociedad», subrayó Benedicto XVI al final terminar la ceremonia.

Vatican Insider

3 comentarios:

  1. Todo lo contrario; el Señor va a venir cuando los enemigos hayan crucificado a la Esposa; cuando no quede ya Fe sonbre la tierra, cuando los pocos que queden con Fe estén a punto de perderla. Cuando la gran apostasía se haya consumado y nadie esté esperando la Parusía, como ocurre ahora con nuestros prelados que esperan no se sabe qué primavera mientras la Esposa va camino del calvario.

    ResponderEliminar
  2. El arma que yo utilizaré para triunfar será vuestra ORACIÓN Y vuestro SUFRIMIENTO.Haré de vosotros copias vivas de mi hijo Jesús.(La santísima Virgen al Padre Gobbi)
    El fin del anticristo será un cataclismo.
    Las oraciones de los santos (hijos de Dios) apresuran la venida del Señor.
    No es contradictorio lo que dice el Papa con los sufrimientos que nos esperan. Cristo venció muriendo en la cruz.

    ResponderEliminar
  3. “…el fin de los tiempos no llegará hasta que sean derrotados todos los enemigos de Jesús.”
    Esa afirmación es falsa. El que derrota a los enemigos “con el aliento de su boca” es el mismo Cristo. Mientras las oraciones de los santos (los que a duras penas conservan la Fe) ayudados por la Santísima Virgen acorta ese tiempo; y su triunfo no será de primavera o tiempo de gloria de mundo sino de Cruz. Gloria de martirio sin poder derrotar a los enemigos para que Él vuelva. Él vuelve y derrota a los enemigos cuando los santos estén por perder la Fe. Tal lo que se desprende de la Apocalipsis y de los sermones esjatológicos de Cristo.
    Los teólogos modernos esperan como los antiguos judíos un gran triunfo de la Iglesia visible y mundano. Eso no está en las Escrituras. Se creen los gestores de una gran iglesia universal (ecuménica) sin poder o querer ver lo que dice la Escritura y la Tradición acerca de la Segunda Venida, han caído en la apostasía y el fariseísmo. Esto los asocia con el Anticristo en contra de los santos. A éstos vencerá Él.

    ResponderEliminar

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-