BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




domingo, 17 de febrero de 2013

Temen que Ratzinger llegue a convertirse en un “papa sombra” Aparecen nuevos interrogantes sobre la influencia que Benedicto XVI podría ejercer sobre su sucesor. El Pontífice aseguró ayer que permanecerá cerca, pero “oculto del mundo”

Arreglos. Mater Ecclesiae, el convento donde vivirá el Papa tras renunciar, es refaccionado para recibirlo (AP).

Ciudad del Vaticano. El hecho de que el Vaticano albergue dentro de sus muros a un papa que dejará de serlo, Joseph Ratzinger, y a su sucesor, que será elegido en un cónclave, es considerado por algunos teólogos como una ventaja para el nuevo pontífice, aunque muchos lo consideran un peligro.
Esta incógnita fue acrecentada por las palabras que el Papa pronunció ayer durante una audiencia de despedida con sacerdotes de la diócesis de Roma. “Aunque me retire ahora, siempre estaré cerca de todos ustedes en mis plegarias, y ustedes estarán cerca de mí, incluso aunque yo permanezca oculto al mundo”, expresó el Pontífice, que el 28 de febrero renunciará oficialmente a su papado.
Al igual que en la audiencia general del miércoles, fue recibido en medio de aplausos y gritos de “¡viva el Papa!”.
Para el teólogo alemán Hans Küng, “el peligro es que Ratzinger quedándose en Roma asuma el papel de un ‘papa sombra’. Hubiese preferido que decidiera retirarse a meditar y a rezar en su Baviera natal”, aseguró ayer en una entrevista al diario La Repubblica .
“Es ya embarazoso si en una parroquia el viejo párroco se queda al lado del nuevo, imaginémonos un viejo papa junto a uno nuevo”, agregó el compañero de estudios de Joseph Ratzinger en la Universidad de Friburgo, Alemania.
A su vez, nuevos interrogantes se plantearon sobre la influencia que Benedicto XVI ejercerá sobre su sucesor después que el Vaticano confirmara ayer que el asesor más cercano al Pontífice, arzobispo Georg Gänswein, seguirá atendiéndolo como secretario privado, y a su vez dirigirá la nueva Casa Pontificia.
Esa tarea dual parece alimentar las preocupaciones manifestadas en privado por algunos cardenales de que Benedicto, al permanecer dentro del Vaticano y tener a su confidente trabajando para el nuevo pontífice, seguirá ejerciendo influencia sobre el nuevo papado y el gobierno de la Iglesia católica.

Aprovechar la experiencia. 
Uno de los cardenales “papables”, el arzobispo de Nueva York, Timothy Dolan, aseguró que todavía es pronto para saber si la renuncia de Ratzinger “cambiará la modalidad del papado” y añadió que “todavía se debe reflexionar sobre si el Vicario de Cristo puede ser considerado un cargo transitorio”.
Subrayó que la convivencia entre Ratzinger y el próximo pontífice en el Vaticano no creará problemas. “Me pasó a mí cuando llegué a la diócesis de Nueva York después de la jubilación de Eagan, y me he dado cuenta de que la situación ofrece más ventajas que desventajas”, explicó Dolan, quien añadió que “el nuevo sucesor puede aprovecharse de la experiencia viva de su predecesor”.
Benedicto XVI renunciará a su pontificado el 28 de febrero a las 20 horas (16 de Argentina), pero tres horas antes se trasladará a la residencia de los papas en Castel Gandolfo, a unos 30 kilómetros de Roma.
A partir de entonces y hasta la elección del sucesor de San Pedro, se entra en la llamada Sede Vacante en la que el cardenal camarlengo, Tarcisio Bertone, se hace cargo del gobierno temporal de la Iglesia.

Cuestión de títulos. 
Lo que está claro, según el Vaticano, es que el todavía Papa no volverá a ser cardenal Ratzinger, ya que el cardenalato es una dignidad concedida por un papa, y Benedicto XVI dejó de serlo en el momento en que fue elegido pontífice el 19 de abril de 2005.
Por el contrario, seguirá siendo obispo, ya que el prelado es un hombre que recibió el sacramento del orden sacerdotal y es para siempre.
El pontífice es tradicionalmente el obispo de Roma, por lo que Benedicto XVI pasará a ser prelado emérito (jubilado) de la Ciudad Eterna.
Otra cosa es qué título le corresponderá. De momento no hay respuesta, aunque mantendrá el nombre de Benedicto XVI, ya que siempre será el papa de ese nombre.
Sea cual sea el título que reciba, se retirará en el monasterio de monjas de clausura Mater Ecclesiae, situado en el interior del Vaticano..
Se golpeó en México
De noche. El periódico italiano La Stampa reportó ayer que Benedicto XVI (foto) se golpeó la cabeza y sangró al despertarse en la mitad de la noche en su dormitorio de León, durante su viaje de marzo de 2012 a México.
Confirmado. El vocero del Vaticano, Federico Lombardi, confirmó el incidente, pero aclaró: “No lo afectó, ni tuvo que ver con la decisión” de renunciar.
Agotador. El periódico vaticano L’Osservatore Romano había dicho durante la semana que Benedicto decidió renunciar tras su viaje a México y Cuba, que resultó físicamente agotador para el Papa de 85 años.
Más información
http://www.lavoz.com.ar/noticias/mundo/temen-que-ratzinger-llegue-convertirse-papa-sombra%E2%80%9D


2 comentarios:

  1. De Hans Küng es preferible no hablar...

    Besos, Claudio, desde España, cerquita de la Virgen del Pilar, ya sabes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TOTALMENTE DE ACUERDO CONTIGO !!!!!!!!!BENDICIONES

      Eliminar

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-