BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




sábado, 23 de marzo de 2013

MENSAJE A DARLY CHAGAS BRASIL 19 DICIEMBRE 2012


Mensaje de Nuestra Señora – María Llena de Gracia

El Advenimiento del Nuevo Mundo – Palabras de Nuestra Señora

El tiempo de la realización de las profecías dadas al mundo

19 de diciembre de 2012

En esta hermosa mañana, el Señor viene a alimentaros con Su Santa Palabra, para que tengáis Vida Eternamente.

La Palabra de Dios es Verdad, es sanación, es Salvación.

Como vos habéis necesitado conocimiento, más del que tenéis, es porque tendréis que pasar por este fin de tiempo del pecado, Dios está enviando Su Aviso, Su Palabra.

El quiere salvaros, vengan a El con vuestros corazones puros, humildes, llenos de arrepentimiento por los pecados, pedidle perdón a El.

Este es el tiempo que El os ha dado para vuestra preparación.

Es El quien os da el ánimo y lo que necesitáis en este tiempo y ánimo para limpiar todo el sucio que se ha acumulado en vuestros corazones. Tendréis que presentaros a El muy pronto.

Sabéis que Jesucristo es el Rey del Universo, El vendrá a presentarse a vos un día, no sabéis cuándo. Pero, Dios el Padre está ya diciéndoos que es tiempo de prepararse para recibir al Rey. Antes de la venida del Señor, la humanidad será purificada por el Espíritu Santo.

No estáis entendiendo todavía, pero muy pronto entenderéis. Dios sabe la hora.

Esta Navidad, es la más importante para toda la humanidad en los últimos tiempos, tendréis que presentar vuestros corazones al Rey, para vos recibir la Gracia especial que El os dará. Esta Gracia es para vencer el miedo, el desespero que puede pasar a muchos durante las pruebas difíciles que tendréis que vencer.

No podréis vencer si no pedís ayuda a Dios.

Muchos están en peligro de revelarse en contra de El, porque no escucharon los Avisos que vienen del Cielo.

Quien se revele en contra de Dios perderá la Salvación.

Habéis sido avisados, enseñados, consolados por El por mucho tiempo.

Ahora viene la purificación antes del regreso de Jesucristo. Venid todos para obtener la Gracia especial.

Este nuevo año comenzará, comenzará con eventos terribles, será un año de mucho sufrimiento para la humanidad.

Pero primero, esta temporada de fiesta, deberéis valorar más la oportunidad de alegría, vamos a celebrar la Navidad con alegría, Dios quiere a todos felices, no estéis lejos de El, estáis en un gran peligro.

Convertíos, convertíos, arrepentíos de vuestros pecados y busquéis a Dios en el consuelo el cual es el perdón.

Queridos y amados niños de Mi Inmaculado Corazón, os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo quien os ilumina trayéndoos Su Luz por siempre. Yo soy la Sierva del Señor, María, la Madre de Jesucristo el Salvador del mundo, el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.

Yo soy la Inmaculada Concepción de María, Soy la Mensajera de Dios y en el mensaje de hoy, El agradece por vuestro tiempo de oración y os alerta:

“Mis niños, desde hace tiempo el mundo ha sido advertido del peligro que es la desobediencia y para todos el tanto desprecio de estos Avisos que He enviado.

Pocos los valoraron, aun así, no fueron suficientemente fuertes en la fe.

El sufrimiento que viene ahora para la humanidad la llevará a pensar que no tiene fuerza para vencer.  Pero os digo, si Yo fuera vengativo, el mundo no vencería nada. Pero Yo no soy vengativo,  y sí Soy Misericordioso y amo a Mis niños, cuido de cada uno, Los mantengo de pie porque los creé para Mi alegría. Yo no hago a nadie prisionero de Mí, pero doy amor y con el amor que doy a cada uno, Yo doy el derecho de escoger entre el Cielo y el Infierno.

Quien no quiera la vida Conmigo, no está obligado, puede vivir sin Mi Amor.

Quien quiera ser feliz, decidirá por el Cielo.

Yo soy Felicidad y Me doy a Mí mismo a cada hijo que quiere ser feliz. Aquellos que buscan felicidad, tendrán todo lo que necesitan y vivirán bajo Mi Luz, por toda la eternidad.

Yo no soy un destructor, Mi enemigo lo es, él quiere vengarse en ustedes lo que perdió, él perdió el Cielo.

Yo Soy Dios, Soy el que Soy, nada puede Destruirme.

Yo he dado Mi Vida, quien la valora no la perderá.

El enemigo quiere vengarse con todos lo que él perdió y es por eso que os persigue, pero no ganará.

No permitáis que la duda encuentre lugar en vuestros corazones.

Creáis que Yo Soy Dios, cultivéis la fe que He sembrado en vos.

Os amo con Amor Eterno.”

Queridos niños, vamos a meditar juntos las Palabras de Dios nuestro Padre, el Todopoderoso, quien ahora de nuevo os envía un aviso especial para que podáis decidir el futuro de vuestras almas.

Al final de este año, agradezcáis a Dios la vida que habéis recibido de El porque es tiempo de agradecer. Vuestro “sí” necesita ser dicho con vuestra vida, soportando no traicionando, amando y perdonando a aquellos que os ofenden.

Mis niños, la Santa Palabra de hoy os lleva a meditar sobre el peligro de la duda. Habéis aprendido hoy que las dudas sobre Dios merecen castigo.

Zacarías dudó de la revelación del Angel, anunciando la Gracia que Dios otorgó sobre ellos, Isabel tendría un hijo y ella era infértil y estaba ya en un estado avanzado de edad.

Entonces, Zacarías dudó de la revelación del Angel y permaneció sin habla hasta el día del nacimiento de Juan el Bautista.

Sabéis que no debéis dudar del Poder de Dios, para quien nada es imposible. Vosotros habéis dudado, es tiempo de vuestra decisión, si creéis en Dios, preparaos porque todo lo que El dice sucede y si vos no creéis, sufriréis el castigo del Infierno.

Quien crea, prepárese, quien no crea está listo para recibir la condenación si no cambia su pensamiento.

Habéis tenido todo el tiempo hasta la muerte para decidir.

Esto es lo que He venido a revelaros para vuestra conversión hoy.

Ahora pido la Santa Misa, la Santa Eucaristía con fidelidad a Dios.

Rezad, rezad, rezad por el Santo Padre el Papa Benedicto XVI, por todo el Clero, por los religiosos y religiosas.

Rezad por los ateos y paganos, continuéis ayudándolos hasta el último minuto, así todos pueden convertirse.

Orad por la Santa Iglesia fundada por Jesucristo, oración y unión, sean fraternos, llegó el momento cuando tendrán que dar sus manos para pasar por el camino más difícil de vuestra vida en la tierra. Tendrán que despegarse del pecado y superar las dificultades que vienen en vuestra dirección.

Necesitáis vivir una vida verdadera en Dios para conquistar.

Creáis en El, en Su amor por vos, no lamentéis lo que perderéis, perderéis vuestras cosas materiales, pero no perderéis el Cielo si permanecéis en Dios.

Dios va a transformar vuestra vida de pecador en una vida de santidad.

Pero antes, veréis la total destrucción a causa de vuestros pecados. No hay escape del castigo que caerá en el mundo. El hombre enfureció al Señor, aquí viene la respuesta.

Ayudéis al Santo Padre el Papa a buscar a las ovejas que están distantes.

La tierra va a temblar con gran fuerza.

Os amo mucho y os cubro con Mi Manto de Amor.

Brasileños, mantengáis firmes en frente de Dios. Su país pasará por grandes tempestades, hambre, enfermedades y falta de ayuda de aquellos que gobiernan.

Despertad y estéis vigilantes, no será fácil.

Ahora os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Divino Espíritu Santo, la Madre de Jesucristo, el Salvador del mundo,

María, la Inmaculada Concepción.

Gracias por responder al Llamado de Dios.

Aumentéis vuestra fe y esperanza en Dios, practiquéis la caridad. Confiad que El está con vosotros, preparaos, no os quedéis acomodados como los que no creen, vosotros quienes creéis en Dios, seáis agradecidos a El por advertiros de antemano para que os preparéis. Recordad que debéis manteneros en estado de gracia.

Esto es lo más importante, la Confesión.

Ahora os ofrezco Mi Inmaculado Corazón como refugio en el tiempo del gran castigo que se acerca para el pecado.

Un gran castigo se acerca, cuidéis de vuestras almas.

Con todo el calor y amor de Madre, os deseo la paz y llevo vuestros pedidos a Dios.

La Paz de nuestro Señor Jesucristo esté con vosotros ahora y siempre. ¡Amén, la Paz!

¡Paz!¡Paz! ¡Paz! ¡Amén! ¡Amén! ¡Amén!

Bendito sea Dios, Bendito sea Su Santo Nombre.

Debéis meditar en el Santo Evangelio

1 comentario:

  1. Así o más claro?

    los q sólo quieren q les endulcen el oído los anestecien de todo está muy bien se trataran al oír estas palabras.

    preparación q estamos en tiempos finales.
    Despierten!!!!

    ResponderEliminar

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-