BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




viernes, 18 de octubre de 2013

HABLA UN ALMA DEL PURGATORIO

HABLA UN ALMA...

HABLA UN ALMA DEL PURGATORIO 

¿Existe un acto de caridad mayor que dar la vida por alguien a quien encima no se conoce?

Pues eso mismo hizo un joven anónimo que no tenía fama de ser muy devoto, que digamos. La mística austríaca María Simma (1915-2004), alma víctima por las ánimas del Purgatorio, conoció a ese joven hacia 1979; él y su familia eran vecinos suyos en la localidad alpina de Sonntag.

Igual que el fraile franciscano polaco Maximilian Kolbe eligió su propia muerte para salvar a un compatriota suyo en el campo de concentración de Auschwitz, el 14 de agosto de 1941, siendo elevado por Juan Pablo II a los altares, este joven decidió socorrer a una persona que gritaba desesperadamente en el bosque un crudo día de invierno.

Salió a ver qué sucedía; su madre intentó persuadirle en vano de que se quedara en casa porque ya había arriesgado demasiadas veces su vida para ayudar a los demás. Mientras se encontraba afuera, una avalancha de nieve se le vino encima y lo sepultó. Al día siguiente hallaron su cadáver.

Tras enterarse de ello, unos niños dijeron a María Simma:

-No nos gustaría morir así.

A lo que ella les replicó:

-¿Qué pretendéis decir con eso?

-Bueno, usted no conoce todas las cosas que él hizo…

-Tened todo el miedo que queráis, pero morir como él por otra persona siempre es una muerte santa –sentenció la mística.

“Sólo dos días después –contaba la propia María Simma- , este hombre se me apareció y me dijo que necesitaba únicamente tres Misas para ser liberado. Expresé cierta sorpresa y me dijo: “Como morí intentando salvar a otra persona, Dios se ocupó de todo lo demás”. Y luego agregó: “Nunca podría haber experimentado una muerte tan feliz”… Las almas del Purgatorio me han dicho que morir por otro, ya sea en su lugar o en el intento de rescatarlo, es siempre una muerte santa. Esto significa que dicho acto borrará mucho de lo que aún debía purificarse”.

José María Zavala

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-