BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




martes, 8 de octubre de 2013

MENSAJES A UN ALMA ESCOGIDA DE ARGENTINA - parte 1 - tomo 4

ES TIEMPO DE IR PUBLICANDO ESTOS MENSAJES A UN ALMA ESCOGIDA DE ARGENTINA, PORQUE ESTAMOS ES LOS TIEMPOS QUE SE DESCRIBEN A CONTINUACIÓN.-

HAY VARIOS ESCRITOS EN 7 TOMOS, YO AHORA COMIENZO PUBLICANDO DESDE EL 4 TOMO.- 

SERIA IMPORTANTE QUE LOS VAYAN COPIANDO Y PEGANDO PARA QUE TENGAN COMPLETOS LOS MENSAJES Y SE ARMEN UNA CARPETA CON LOS MISMOS.-

Jue. 6/1/00                                                      9.30 hs.

En Misa

           Cumpliendo con los Sacramentos, viviendo cristianamente, nuestro Padre escucha nuestra oración, acepta nuestra entrega, se regocija con nuestra voluntad y en Su Inmenso Amor Misericordioso derrama sobre quienes quieren resucitar en la tierra a la Vida Sus Siete Dones.
San Juan, cap. 14, vs. 23
           Y me dice: En donde está el Padre está el Hijo. En donde está el Hijo está el Espíritu Santo. El Padre hace nacer a la tierra al Ungido, al Salvador. O sea, trae al Hijo Divino como Hijo Hombre; en Su Divinidad Lo convierte en Humano, Perfecto Humano, la Perfección que nosotros no tenemos, con la Divinidad de Cristo en la tierra. Y nos muestra que todo aquel que vaya por Jesús llega al Padre.
I Corintios, cap. 6, 19-20
           Y me invita a ser tabernáculo viviente de la Santísima Trinidad eternamente en mi vida de la tierra. Que empiece a vivir la Eternidad del Amor Divino de Dios en este Año Santo en la tierra; que transmita eso.
           Vida en la tierra. Vida Eterna y Gloria en la tierra. Gozo Eterno en Su Cielo.
           Resucitamos de la muerte en el Bautismo. Preparamos nuestro templo, nuestro tabernáculo con la oración. En el deseo, en el amor, el Padre y el Hijo vienen a habitarnos con todos Sus Dones y comenzamos a disfrutar de la Gloria de la Presencia del Padre y del Hijo en cada uno de nosotros.
           La Santísima Trinidad, Presente desde la Creación en nuestra tierra, aleteando sobre las aguas creadas el Espíritu del Padre y del Hijo, nos ungen para que vivamos eternamente...

Continúa el Señor:
           ...comenzando aquí, hija Mía, en la tierra el principio de la Creación y la Trinidad en tu tabernáculo, en tu templo, el que todos los días preparas para Nuestra Gloria y Nuestro Gozo. Habitamos en ti y tú en Nosotros.
Génesis, cap. 1 y 2
           Y me dice que Le agradezca por todo lo que me está dando. Entonces Le digo: «Gracias, Padre, por amarnos tanto.»


Jue. 6/1/00                                                      18.20 hs.

En lo de R.

           Vamos a darle gracias por todo lo que nos da, por las citas lindísimas que nos mandó, con ese San Juan en todo el capítulo 14, en donde nos muestra que Jesús nos busca a todos como discípulos para que seamos fieles testigos y testimonios vivientes del Amor de Dios, para que podamos valorar realmente y dar a nuestro prójimo aunque sea una décima parte de todo lo que Él nos está dando.
           Le vamos a pedir que sea Él el que administre nuestros tiempos de la misma manera que administra la Gracia que derrama sobre nosotros, los Dones y los beneficios; que administre nuestros tiempos y organice nuestras agendas para que el fruto de nuestro caminar en la tierra, llevando el Amor que Él derrama, sea abundante.
           Para que podamos ser instrumentos de paz sobre todo en nuestros hogares. Para que podamos vivir resucitando permanentemente de la muerte del pecado con un tabernáculo siempre listo y preparado, deseando, llenas de Gozo, que sea grato a Ellos nuestro templo interior, invitando en forma permanente a apoderarse de nuestros cuerpos a la Santísima Trinidad.
           Y Le vamos a ofrecer a nuestro Padre Celestial la Pasión del Ungido, del Hijo de Dios, que vino a la tierra y que con Su Sangre derramada hizo posible que hoy nosotras estemos aquí alabándolo y glorificándolo y por Su Inmensa Misericordia, y si es esa Su Voluntad, sigamos alabándolo y glorificándolo eternamente, cada día con más gozo y con más alegría.

Se reza el Via Crucis de la Misericordia y la Coronilla a la Divina Misericordia. En una de las decenas:
           Por Su Aceptada Pasión.
           Por Su Amorosa Pasión.
           Por Su Tierna Pasión.
           Por Su Esperanzada Pasión.
           Por Su Esperada Pasión.
           Por Su Triunfante Pasión.
           Por Su Misericordiosa Pasión.

Finalizada la Coronilla:
I Samuel, cap. 14, vs. 14
Ezequiel, cap. 40, 47-49

           Y dice el Señor: (a An. L.) «El terreno bendecido que cubre tu tierra, hija Mía, será para tu Padre Gloria y para vosotros Gozo.
           ¡Cuánto te amo porque en tu entrega, en tu docilidad y en tu amor buscas beneficiar y acercar y salvar a todos tus hermanos los que viven junto a ti en esa tierra tan bella que es tu provincia, La Pampa!
Apocalipsis, cap. 6, 9-17, en especial el versículo 13
           Este Mensaje es a raíz de esa bella Cruz que salvará a tu pueblo. (Porque A. L. hizo construir en La Pampa una Cruz Gloriosa de Dozulé.) 

 Jue. 6/1/00                                                      21.30 hs.

Cenáculo en lo de R.

           Vamos a pedir por Rc., que está en Estados Unidos, por Md. y su familia, por Sl. y su familia, por Ai. Rm. y su hijo.
           Por todo aquello que hoy ocupa nuestro corazón y por todos aquellos que se ahogan en la preocupación, que no han podido descubrir dónde está el camino de la santidad, dónde está nuestro andar por la tierra para acercarnos a Quien con tanto Amor nos creó.
           Y Le vamos a ofrecer a María, nuestra Madre, este Rosario dándole gracias por todos Sus Sí, por Su Docilidad, por Su Mansedumbre, por Su Entrega y por la Aceptación que tuvo a la Voluntad del Padre, para que Su Ejemplo se grabe en nuestro corazón y podamos imitarla en todo nuestro caminar por la  tierra.
           Vamos a pedirle en forma especial por nuestros sacerdotes, los que están viajando y los que están acá, para que no pierdan nunca de vista el compromiso tomado con la Trinidad Santísima, para que puedan cumplir con el Sacramento contraído, para que puedan llevar la Palabra de Dios a tantos necesitados, aplacar y retirar tantos endemoniados, curarlos de la posesión demoníaca, sanar las almas de tantos enfermos, consolar a los afligidos y acompañar a todos aquellos que se encaminan a la muerte de la tierra para gozar eternamente de la Vida en el Padre que nos creó, en el Hijo que nos salvó y en el Espíritu que nos ilumina.
           Vamos a pedir especialmente a María que interceda por nosotros y nuestros pedidos ante la Santísima Trinidad; que interceda y que Ella también nos acompañe en este peregrinar junto a Ellos, que Les dé gracias por este consuelo, que Les dé gracias por esta elección y por este gozo de la tierra, de la tierra en la Gloria de Dios, este gozo que sentimos cuando estamos en la Gloria del Padre que nos creó, en Su Presencia, a pesar de estar pisando esta tierra; que Les dé gracias porque nuestro espíritu se ensancha, se llena de alegría con Su Presencia cuando Ellos descienden hacia nosotros.
           Que en este nuevo año que se inicia podamos todos los que estamos en este Plan de Dios reunidos proclamar con fuerza la Gloria de la Santísima Trinidad, contar con alegría y sin temor nuestras vivencias con Ella, llevar paz y amor a quienes no La conocen y gozo y Gloria a quienes viven buscando la Paz que Ellos dan cuando se manifiestan en nuestro corazón, cuando derraman Su Gracia sobre nosotros, cuando nos alimentan y calman nuestra sed con Su Palabra y nos llenan el alma, cuando con la Santa Eucaristía nos curan de nuestras enfermedades, cuando nos dan fuerza, perseverancia, paciencia y amor para seguir esperando el momento de presentarnos ante Ellos.
           Vamos a pedir en forma especial por Ali. y su viaje, sus hijos y su familia para que sean vivas esas Comuniones espirituales que realiza, que sean Presencia Viva de Dios que consuele su alma en la necesidad de recibirlo y que si realmente la quiere llenar de gozo la alimente como a Santa Imelda, la beata que Lo recibió por Voluntad del Padre, Amor del Hijo y Aleteo del Espíritu Santo.

Se rezan los Misterios Gozosos. En el Tercer Misterio:
           Le pedimos a la Virgen interceda ante ese Niño por cada uno de nosotros para que sepamos esperar con resignación y esperanza la Venida de Cristo a esta humanidad ¡que tanto necesita del Amor Divino del Padre, del Amor Sufriente del Hijo y del Amor Iluminador del Espíritu Santo!

En el Quinto Misterio:
           Procurad, hijas Mías, caminar siempre bajo la Luz que da la Palabra de Cristo, el Obrar de Cristo, el Sentir de Cristo, el Amor de Cristo.
           Procurad no caer en la tiniebla, no confundiros. No os dejéis confundir. Pedid a Dios permanentemente el poder discernir y Él, vuestro Padre Amoroso y Tierno, derramará sobre vosotras en Su Inmensa Misericordia todo el Amor y la Gracia que necesitáis para ser bellas hijas amadísimas por el Padre, Luces de Cristo en vuestro peregrinar por la tierra.
           No Me olvidaré de la bendición. Yo las bendigo con todo Mi Esplendor y con la Alegría del saberme amado por vosotras; Yo las bendigo, hijas, en Mi Nombre, en el Nombre de Mi Hijo, en el Nombre de Mi Santo Espíritu; las bendigo junto a vuestros Ángeles, vuestros Santos Custodios, la Virgen María y toda Mi Corte Celestial, que hoy están ocupando los lugares vacíos que se encuentran en esta casa elegida por Mí para manifestarme a la humanidad y para iros adelantando los acontecimientos a vivir, para que no temáis sino para que podáis reconocer que los tiempos de la Venida de Mi Hijo a vuestra tierra están a la puerta y será recibida con gozo y con Gloria por cada una de vosotras. (R. iba escribiendo lo que el Señor le mostraba en visiones, que lee al terminar el Santísimo Rosario.)       
           Y ahora recemos la Oración que Jesús Me hizo en vuestra tierra y os enseñó para que en estos momentos permanentemente vuestro corazón la repita con amor, con el Amor que el Padre derrama sobre vosotras.

Finalizado el Quinto Misterio:
           ¡Qué pobreza! (Sonriéndose, porque R. había escrito lo que el Señor le había hecho ver en visiones en un sobre usado y dos boletas de compra que le había dado An. L.)
           Y para que se cumplan las profecías, los Mensajes más grandes de los Últimos Tiempos que se acerquen a la Venida de Cristo serán publicados en papeles, en imprentas caseras, recibidos por los profetas en forma totalmente doméstica, fuera de todo esquema comparado con la ciencia y su desarrollo. Y el Señor con un lápiz y un papel mandará Sus Mensajes de Amor para rescatar a la humanidad con la mano desprolija, la del hombre, y con el Amor Divino de Cristo reflejado en Su Mensaje.
           Por Su Santidad y todo el trabajo logrado para Nuestra Iglesia. Por un feliz término y pronto término de su misión en la tierra. Por la próxima llegada a los Cielos de Su Santidad, fiesta grande pues retorna a la Casa del Padre un alma elegida y escogida que vivió desde que murió a la tierra en la Gloria del Padre y en los Brazos de María.

Luego R. cuenta lo que el Señor le mostró en visiones:
           Va a haber tormentas de nieve, grandes tormentas.
           ¡Guerra! Lo que vi fueron trincheras. Mucho frío. Los gorros de piel... Gente helada.
           Ríos helados, totalmente.
           Explotarán tres o cuatro chimeneas cerca de un puente. No sé si es un depósito de gas o de nafta. Unas chimeneas largas pintadas a dos colores: blanca y bordeaux, blanca y bordeaux, blanca y bordeaux. Terminan en forma redonda y son muy, muy altas.
           Hace mucho frío. O sea que debe ser en algún lugar en donde en este momento es invierno.
           En la guerra intervienen Estados Unidos, Francia, Rusia o Ucrania, por el tipo de vestimenta, India, Japón, China, Inglaterra.
           ¿Cae la Corona Inglesa? ¿O muere la  Reina? El desastre económico que produce es a nivel mundial.
           Terremotos en cadena por la diferencia de  temperatura de la tierra. Frío y calor producen fisuras profundas.
           En tres años habrá una lluvia de meteoritos sobre la tierra.
Salmo 97
Isaías, cap. 37, 5-7
Jeremías, cap. 13, 20-27
Jeremías, cap. 14, 1-6, para el norte de la Argentina
           Para Brasil grandes inundaciones y para Colombia, Venezuela, sur de Estados Unidos y México huracanes e inundaciones.
Salmo 81
           Preparad vuestros templos para la Venida de Cristo a la tierra.

Eclesiástico, cap. 7, 29-36
           Universal. Cristo Universal. Tres en Uno. Uno en Dos. Dos en Uno. Uno en Tres.
           Un Solo Dios para toda la humanidad.


1 comentario:

  1. Qué bueno y gracias doy a el Señor por usted, quien analiza y publica con coraje lo que el Buen Padre Dios nos regala a los que tanto luchamos con nuestros propios problemas para seguirlo y amarlo.Gracias, mamá Marí lo cubra con su manto.Amén

    ResponderEliminar

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-