BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




viernes, 8 de noviembre de 2013

MI PADRE OS PEDIRÁ CUENTA DE LOS CARGOS QUE TUVISTEIS EN LA TIERRA Y DE CÓMO LOS EMPLEASTEIS

8 DE NOVIEMBRE DE 2013

MI PADRE OS PEDIRÁ CUENTA DE LOS CARGOS QUE TUVISTEIS EN LA TIERRA Y DE CÓMO LOS EMPLEASTEIS


Reyes, gobernadores, jueces, altos cargos, todo lo que en esta sociedad es notable, todo quedará convertido en nada y en miseria, porque lo que permanecerá de todo ello serán las miserias humanas de cada uno si no se preocuparon de dar frutos para el Cielo. Yo, Jesús, os hablo.

Los cargos terrenales sean los que sean, no significan nada para el Cielo, que allí el más pequeño es más grande que cualquiera de la Tierra. Pero quien se apega al cargo o se cree Importante por ostentarlo, ese está engañándose a sí mismo, porque cualquier Ángel de Mi Reino es más poderoso y grande que uno de esos cargos terrenales. Pero si el cargo lo emplea en ayudar a la sociedad, a los desamparados a los que sufren, en hacer leyes justas y equitativas, si el cargo es un medio para santificarse y para hacer el bien, ese llegará muy lejos en el Reino de los Cielos. Yo, Jesús, os hablo.

Mi Padre os pedirá cuenta de los cargos que tuvisteis en la Tierra y de cómo los empleasteis. Si sirvieron para hacer justicia y para dar gloria a Dios, porque hijos, todos se desvanecerá, todo se extinguirá, todo quedará reducido a cenizas y a polvo, pero el bien que hagáis pasará las fronteras de la Vida Eterna, eso será lo que perdurará eternamente. Yo, Jesús, os hablo.

Preparáis a vuestros hijos para que tengan buenas carreras y os sacrificáis por ello. Me parece muy bien y Me agrada, pero no los preparáis para entrar en la Vida Eterna, no los evangelizáis, solo os dedicáis a las cosas terrenales, y las cosas terrenales os deben de servir para entrar en el Cielo, porque hijos el Paraíso celestial es la meta de todo buen cristiano y debéis desearlo y procurar ir por el camino que os conducirá infaliblemente a él. Yo, Jesús, os hablo.

Yo vine para enseñaros el camino de la Vida Eterna, para adoctrinaros, seguidme y veréis como nos os equivocáis, venid a Mí y seguidme en Mi doctrina y en Mis leyes, porque son senderos de santidad y de Vida Eterna. Yo, Jesús, os hablo y os instruyo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-