BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




jueves, 12 de diciembre de 2013

LA ARGENTINA TOMO V PARTE II

Jue. 15/4/99                                                                                                   20.30 hs.

Cenáculo en lo de R.

Se rezan los Misterios Gozosos. Luego:
           Dice el Señor que está junto a nosotros desde que empezamos con la oración, que Él perdona todos nuestros pecados y nuestras debilidades, que nos acerquemos a Su Iglesia, que pongamos nuestro templo en orden para que Él pueda venir a morar en cada uno de nosotros, que busquemos en la oración acrecentar la fe, que estemos en permanente vigilia y en permanente oración, que perseveremos en el dolor y en la entrega, que nos agarremos fuerte de la cruz que tenemos y que gocemos en ella porque la cruz, mientras más dolorosa, más compartida y más sostenida por Dios está. Que vienen tiempos difíciles, que sacudirá a la tierra con Sus Manos. Esta generación será sacudida por la Mano de Dios. Que no nos asustemos porque Él está entre nosotros y ha venido a participarnos y a invitarnos a compartir con Él el Triunfo del Corazón Inmaculado de Jesús y de María sobre la tierra. Ha venido a purificar nuestra tierra. Que en la oración y en la lectura del Evangelio, de la Palabra que nos ha dejado Jesús, obremos con amor. Que no dejemos de reconciliarnos con quien estamos apartados. Que demos prioridad a la Ley Fundamental que nos ha puesto en la tierra: el amarnos los unos a los otros. Que pidamos permanentemente a Dios en la oración que nos ilumine para no equivocarnos en el camino pues vamos a ser confundidos. Que nos mantengamos unidos en el Amor de Dios. Que la unión nuestra es la fuerza de la cadena que arrastrará al Demonio al fuego eterno. Que nos espera Paz y Gloria. Que quiere reinar en nuestros corazones y que quiere reinar en el mundo, en lo que quede del mundo. Que siempre, en todas las épocas en que se han vivido grandes tribulaciones, en todas las épocas se ha manifestado por Sus Profetas y que hoy más que nunca está anunciando los tiempos que estamos viviendo. Que estamos en una tierra elegida y bendecida por María, pero que nuestras almas llorarán el dolor, la angustia y la desesperación de nuestros hermanos. Y nos ha regalado tres lecturas:
Ageo, cap. 2, 21-24
II Paralipómenos, cap. 33, 12-13
I Timoteo, cap. 4, 1-11

Jue. 3/6/99                                                                                                     21.00 hs.

Cenáculo en lo de R.

Se reza el Santísimo Rosario. Finalizado el Quinto Misterio:
           Por Su Santidad, Juan Pablo II. En cada rato de oración que nos pongamos en casa vamos a recordar que nuestra cabeza de Iglesia, nuestro Santo Padre, necesita de nuestra oración y vamos a invocar a Dios por todas las intenciones que él tiene, entre ellas que pueda llegar al Jubileo del año 2000.
           Vamos a pedir especialmente y en cada oración que en casa hagamos vamos a recordar que de la oración de todos los cristianos, de todos los católicos, de todos los hijos de Dios depende que se sostengan, depende que puedan cumplir, llevar adelante su Ministerio todos los sacerdotes de la Iglesia. Entonces, pediremos por ellos permanentemente a nuestro Padre Celestial para que el Espíritu Santo los ilumine en todo el hacer de la tierra...
Continúa el Señor:
           Hacer en la tierra diría Mi hija Cl.; en todo el hacer en vuestra tierra. Que todos vosotros podáis reconocer en ellos la Voz de vuestro Dios que os está llamando, que os está juntando, que os está mezclando, que os está uniendo, que os está amando.

Luego:
           Yo, hijos Míos, los bendigo, bendigo a todas vuestras familias, las que tenéis en el corazón y que hoy no han venido. Bendigo a vuestros hermanos y bendigo vuestra tierra, que sufrirá una dolorosa purificación.
           Yo los bendigo en Mi Nombre, en el de Mi Hijo y en el de Mi Santo Espíritu. Amén.
           Yo también estoy esperando ser escuchado por vosotros, esperando que grabéis en vuestro corazón todo lo que os digo, esperando que se despierte en vosotros ese Fuego con que Mi Espíritu Santo os está marcando.
           ¡Si supieseis cuánto os estoy amando! ¡Si supieseis cómo querría abrazar a toda la humanidad y traerla hacia Mi Reino a compartir con ellos todos el Amor que puse y que tengo desde que los creé por cada uno de ellos, tantos hijos a los que amo que sólo Me recuerdan cuarenta minutos por semana, en la tarde del sábado o en la mañana o tarde del domingo, si es que no tienen otro programa mejor, pues a veces hay programas mejores que ir a escuchar lo que el Padre Eterno dejó indicado, lo que el Hijo vino a enseñaros y lo que el Espíritu Santo os quiere entregar en ese momento.
San Lucas, cap. 10, 21-37
Apocalipsis, cap. 2, 12-17

Lu. 28/6/99                                                                                                     16.30 hs.

En el Talar de Pacheco

Se rezan los Misterios Gozosos. Más tarde:
           Dijo el Señor que son tiempos difíciles los que nos van a tocar vivir; que estos tiempos, los tiempos antes de Su Segunda Venida, que está próxima, a la puerta, son tiempos en donde nos vamos a condoler por el dolor de nuestro prójimo y por nuestro propio dolor; son tiempos en que la tierra va a temblar.
           Siempre nos dice que este es el país elegido, la Nueva Jerusalén, que tengamos fe y confianza pero que se producirán en nuestro planeta, en nuestra tierra movimientos muy fuertes de tierra y que el hombre va a descubrir a Dios como Rey del Universo y Dueño de toda la naturaleza que existe en la tierra, del Principio y del Fin. Dice que todos hoy caminen hacia la conversión y que podamos enseñar la Palabra de Jesús.
           Manda las citas y después me dice: Hija, escribe «Saludo final».
           Las citas son: Jeremías 51, del 25 al 29, cuando Le pregunto sobre las montañas que vi (relacionadas con una de las presentes); Jeremías 51, del 33 al 38, cuando me dice que va a sacudir a la tierra. Que todos hoy caminemos hacia la conversión, hoy, que empecemos hoy a trabajar para la conversión de nuestros seres queridos; me dice Hechos 9, del 1 al 30; Lucas 13, del 4 al 14, Romanos 16, del 20 al 25 y 26. Y el saludo final: I Corintios, cap. 1, del 17 al 31.

Luego:
           Dice el Señor que cuando un hombre va a partir hacia Su encuentro vienen sus seres queridos a buscarlo, los que están en el Cielo, los que están arriba, y también se presenta el Ángel de la Guarda a buscarlo. Y lo libera de todo lo que significa el vivir en la tierra, de todo el peso, de todo el dolor, de todo el esfuerzo, de toda la lucha. El  hombre purifica su alma en la tierra; cuando conoce a Dios y empieza a caminar hacia Él purifica su alma en la  tierra.
           La última cita que nos regala es Hechos de los Apóstoles 12, del 7 en adelante.

Sa. 16/8/99                                                                                         17.00 hs.

En La Pampa, en lo de An. L.

           El verdadero perdonar desde el corazón lleva al verdadero amor y cuando uno camina con el verdadero amor camina de la Mano de Dios y va viendo en sus hermanos cada vez más sus defectos. Cuando uno se va elevando hacia Dios va viendo la miseria que va dejando, pero ya no produce rencor; produce dolor, tristeza de que ese hermano, esa persona allegada no haya podido descubrir la Grandeza del Amor y del Perdón. Y se pierde el temor. Sólo se camina hacia Dios. Se pierde el temor.
           A ti que tanto te gusta cantar (a An.L.), cántame después el Salmo 22, en donde encontrarás cómo caminar en este lugar hacia Dios con alegría.
           (Luego de unos instantes) Me sonreía por los radiadores (que hacían mucho ruido); que no os quiten la Paz. Parecían Ángeles tocando con las cítaras, golpeando con los palillos sobre ellos. Alababan y cantaban a Dios. Iban al ritmo de vuestra oración.
           (Suspiro) ¡Cuánto amo a estos hijos que he creado! ¡Cuánto Dolor siento porque no encuentran la salida victoriosa a la vida que llevan! Si ya Cristo derramó Su Sangre -¡ése fue el Precio de vuestra libertad!-, ¿¡por qué quedáis atrapados en la tierra, en esta  tierra!? ¿¡Por qué no podéis volar!? ¿¡Por qué no tenéis fe en lo que os digo!? ¿¡Por qué no creéis que el otro Reino es la Gloria de Dios, que esta es la vida del hombre en la tierra!?
           Las citas para hoy para que leáis son:
Romanos, cap. 8, 5-13
Efesios, cap. 1, 5-14
III San Juan, cap. 1, 11-15
           Confiad totalmente en Dios pues Mi Presencia es una Realidad. Estoy con vosotros y está Mi Madre y está también Mi Padre acompañando a esta familia hacia el encuentro con Dios
           No desprecio vuestras súplicas. Las escucho. Escucho vuestros corazones. Siento vuestras intenciones y os invito a caminar a Mis verdes praderas.
           ¿Sabéis que esto, que vuestra zona, el sur, centro y sur, la cola de vuestra tierra, esto que estáis pisando, fue el inicio de la civilización del mundo? Todo bosques por las pampas secas, lleno de bosques y animales, dinosaurios... Una hermosísima Creación comenzó acá. (Luego de unos instantes)  No estamos locos... Ya lo sabréis.
           Y os quedará tiempo para leer:
I San Juan, cap. 2, 3-10
Apocalipsis, cap. 12, 10-18

Se reza el Santísimo Rosario. Finalizado el Quinto Misterio:
           Vamos a pedir especialmente por nuestra Madre Iglesia, por Su Santidad Juan Pablo II, por estos momentos difíciles que tocan a vuestro mundo... Pero debe ser así pues no hay manera de purificar la tierra y esta humanidad debe salvarse. La batalla ha comenzado y el mal debe desaparecer de la tierra que Dios ha creado.
  
Luego:
           Yo los bendigo en Mi Nombre, en el Nombre de Mi Hijo, que os vino a salvar, en el Nombre de Mi Santo Espíritu, que viene a derramarse sobre todo aquel que Le abra el corazón.
           Quedad en Paz.
           Mi Presencia acá es una Realidad. ¿Por qué he de irme si vosotros Me estáis invitando a quedarme?
           Quedad en la Paz que vuestro Dios os ha venido a regalar.
           Gozad del Amor y de la Unión que vuestro Padre ha venido a fortalecer.

           Quedad en Paz

1 comentario:

  1. Que amor y que paz siento con esta lectura. Maravilloso.

    ResponderEliminar

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-