BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




jueves, 19 de diciembre de 2013

- La Sierva de Dios Luisa Piccarreta

ARTICULOS 
1 - La Sierva de Dios Luisa Piccarreta (Noviembre 2005) 
2 - Dos hermanas en el espíritu: Marta y María (1998) 
3 - Una meta histórica (Marzo 2006) 
4 - La Divina Misericordia en Luisa (Abril 2005) 
5 - Texos idénticos de las Siervas de Dios Luisa Piccarreta y Teresa Musco (2006) 
6 - Luisa Piccarreta ante la Iglesia. Paradoja, sufrimiento, apología (2004) 
7 - Luisa Piccarreta, ¿una Santa como todos los demás Santos, 
 o estamos ante algo nuevo? (Agosto 2003) 
8 - La unidad es posible sólo en la Divina Voluntad (25 Junio 2001) 
9 - La creación del hombre (las etapas de su relación con Dios) (1990) 
10 - El orden de los decretos del Acto único y eterno del Querer Divino (1987) 
11 - ¿Vives tú en la Divina Voluntad? (Junio 2003) 
12 - El Milagro más grande (Febrero 2007) 
13 - La Misericordia y la Justicia (Agosto 2010) 
14 - La oración de petición (Diciembre 2010) 
15 - Sacrificio, consagración, sacerdocio (Enero 2011) 
16 - Sustituir los actos de las demás criaturas, 
 rehacer de un modo divino el propio pasado (Septiembre 2010) 
17 - Para que venzan todos mis hermanos (Enero 2011) 


 LA SIERVA DE DIOS LUISA PICCARRETA 
que Jesús llama 
“LA PEQUEÑA HIJA DE LA DIVINA VOLUNTAD” 
Hace falta precisar que todo lo que ella ha escrito no es fruto 
dela pluma brillante de una escritora, sino de su obediencia a la 
Iglesia, a la autoridad de sus Confesores, y entre ellos, San 
Anibal María Di Francia. 
No es por lo tanto “fácil literatura mística, de quien desea 
hacer públicas sus propias presuntas visiones o revelaciones 
sobrenaturales; se trata por el contrario de un doloroso 
testimonio, de una vida crucificada por amor, a lo largo de 
muchos años de cama, vividos por Luisa como Víctima en 
oración y en silencio, oculta y en obediencia. Y sólo la obedien- 
cia fue capaz, con inmensa violencia que Luisa tuvo que hacerse, de hacerle escribir. 
¡Así pues, los trenta y seis volúmenes de su diario han sido fruto, no de la cultura, del 
arte de la escritora o del deseo de dar a conocer sus visiones o revelaciones, no de un 
misticismo falso y peligroso, sino fruto de la “Señora Obediencia”! 
Sus escritos nos muestran, nos ofrecen todo el dolor y el Amor de Ntro. Señor, y con 
ello el Don de los dones, el Don supremo de su Querer, para que sea, siendo la Vida 
misma de Dios, la vida de sus hijos (ese Reino de Dios que la Iglesia invoca y al que se 
prepara: que la Divina Voluntad sea aquí en la tierra lo que es en el Cielo); pero todo 
ésto llega hasta nosotros a través de la vida inmolada de Luisa. 
Ella puede decir con San Pablo: “Y si nuestro evangelio permanece velado, lo es 
para aquellos que se pierden, a los cuales el dios de este mundo les ha cegado la mente 
incrédula, para que no vean el explendor del glorioso evangelio de Cristo, que es la 
imagen de Dios. Pues nosotros no nos anunciamos a nosotros mismos, sino a Cristo 
Jesús, el Señor. En cuanto a nosotros, somos vuestros servidores por amor a Jesús. Y 
Dios, que dijo “Resplandezca la luz en las tinieblas”, ha brillado en nuestros 
corazones, para hacer resplandecer el conocimiento de la gloria divina que brilla 
sobre el rostro de Cristo. Sin embargo llevamos este tesoro en recipientes de barro, 
para que se vea que el poder extraordinario viene de Dios y no de nosotros. En efecto, 
somos atribulados por todas partes, pero no aplastados; trastornados, pero no 
desesperados; perseguidos, pero non abandonados; heridos, pero no muertos, llevando 
siempre y por todas partes en nuestro cuerpo la muerte de Jesús, para que también la 
vida de Jesús se manifieste en nuestro cuerpo” (2ª Cor 4,3-10). 
Luisa posee (y nos ofrece) un tesoro súmamente precioso en su pobre vasija de barro: 
en primer lugar, la Pasión de Jesús en ella, y seguidamente el Querer Divino que reina 
en ella. No es el contenedor el que ennoblece el contenido, sino al contrario. Luisa es 
sin duda (desde un punto de vista humano) una pobre criatura, una de esas personas que 
a los ojos del mundo “no cuentan”. Pero el Señor le asegura que, si hubiera encontrado 
otra más pequeña y más pobre que ella, a ella se hubiera dirigido para encomendarle 
esta misión. Sus caminos no son nuestrsos caminos.

1 comentario:

  1. Hermanos, luisa tiene un libro llamado " las horas de la pasion" q es un verdadero tesoro.
    Hay la promesa de aminorar los dwsastres en el gran castigo a los q la realisen
    una belleza total!

    ResponderEliminar

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-