BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




jueves, 9 de enero de 2014

Los milagros de Edessa: la carta de Jesús y la imagen de su rostro en el Mandylion

Reliquias del Señor.

Una pequeña ciudad en lo que hoy es Turquía tiene dos reliquias importantes de Jesús. Una carta que aparentemente le habría respondido al rey Agbar y un lienzo en el que está estampada el rosto de Jesús, que se llama Mandylion y que habría sido entregada al rey Agbar por San Judas Tadeo.

Mandylion

San Judas Tadeo, según textos bíblicos (Evangelios, Hechos de los Apóstoles), fue uno de los discípulos de Jesús, que formaba parte del grupo de “los doce” apóstoles. Es el patrón de los casos desesperados.

LA CARTA DE AGBAR Y LA RESPUESTA DE JESÚS

En Edessa, la capital de un pequeño reino en el área de lo que hoy es Urfa, en el sur de Turquía, el rey de Edessa, Agbar V ‘El Negro’, había contraído la lepra y, después de haber oído hablar de los milagros de Jesús, le escribió para pedirle a Jesús que viniera a curarle.
Eusebio cita la carta así como la respuesta supuesta de Jesús.
La carta de Agbar:
“Agbar, gobernante de la ciudad de Edessa, a Jesús el Salvador, el buen médico, que ha aparecido en Jerusalén, Saludos.
He oído hablar de usted y acerca de las curaciones que realiza sin medicamentos o hierbas. Lo que he oído es que Ud. hace que los ciegos vean y los cojos anden, limpia a los leprosos, expulsa espíritus inmundos y demonios, cura a los que han sufrido de enfermedades crónicas y dolorosas, y resucita a los muertos.
Al escuchar todo esto de Ud., llegué a la conclusión de que una de dos cosas tiene que ser verdad: es Dios y descendió del cielo para hacer estas cosas, o es hijo de Dios haciendo estas cosas. Por tanto, estoy escribiendo para pedirle que venga a mí y me cure de la enfermedad que padezco. He oído que los judíos le están tratando mal y deseo que no se preocupe, mi ciudad es muy pequeña, pero muy noble y adecuada para que los dos vivamos en paz”.
La respuesta de Jesús:
“¡Bendito el que nunca me ha visto y sin embargo cree en mí. Hace mucho tiempo que estaba escrito que los que me verán, no creerán en mí y aquellos que no me han visto creerán en mí y seran salvos.
En cuanto a su petición de que lo visite, es mejor para mí quedarme aquí y terminar el trabajo que fui enviado a hacer.
Después de que haya terminado, entonces voy a ir con el que me envió. A continuación, le enviaré a uno de mis discípulos para curar su enfermedad y llevarle la salvación a Ud. y a su pueblo”.
Varias fuentes dicen que cuando los discípulos fueron a todo el mundo, Judas fue primero a Edessa para cumplir con la promesa de Jesús a Agbar. Eusebio dice que Judas se quedó allí en el barrio judío con un hombre llamado Tobías. De acuerdo a la leyenda de oro, Judas curó a Agbar limpiando su cara con la carta de Cristo y Agbar se convirtió, al igual que muchas otras personas en Edessa.
Eusebio dice que leyó estas cartas en una traducción griega del arameo original y no cuestionó su autenticidad. En estos días son descartadas como falsas, aunque algunas personas creen que estos fueron mensajes verbales fueron escritos después.
En cualquier caso, las cartas fueron apreciadas reliquias de Edessa y se cree ampliamente que protegieron la ciudad – tanto es así que, cuando los persas sitiaron la ciudad, la carta de Cristo fue puesta en lo alto de las murallas y los persas fueron derrotados.
Las cartas, falsificaciones o no, han desaparecido en las brumas del tiempo, pero se rumorea que se conservan en un monasterio en Kirguistán.

CÓMO SE GENERÓ EL MANDYLION

Luego el Rey Agbar también encargó un retrato de Jesús, pero al pintor le fue imposible hacer la pintura. Jesús, sintiendo lástima por el hombre, presionando un paño en su cara, estampó su imagen milagrosamente en él. Esto fue llamado el Mandylion (un pequeño paño o un pañuelo). Una tradición dice que esta tela fue entregada a Agbar por San Judas y esta es una explicación de la medalla de Jesús que usa San Judas en sus estatuas.
La tela fue venerada en Edessa y luego, después del año 945, en Constantinopla, en la iglesia de Santa Sofía (Iglesia de la Santa Sabiduría).
Durante la Cuarta Cruzada en 1204 la tela desapareció. Hay muchas versiones sobre lo que sucedió luego. Podría ser que la tela estuviera en la iglesia de San Bartolomeo degli Armeni en Génova. También se ha relacionado con el Santo Sudario, otro pedazo de tela conservada en la Catedral de Oviedo.
Fuentes: Cofradía del Beato Tito Brandsma, Signos de estos Tiempos

1 comentario:

  1. HERMOSA Y MILAGROSA HISTORIA, existe la devoción a la SANTA FAZ :. Oh Jesús que en vuestra acerba Pasión fuisteis hecho “el oprobio de los hombres y el varón de dolores” yo venero vuestro Divino Rostro, en el que resplandecían la beldad y la dulzura de la divinidad, trocado ahora en la forma de rostro de leproso. Mas a través de esos rasgos desfigurados reconozco vuestro amor infinito, y siento abrazarme en deseos de amaros y haceros amar a todos los hombres. Las lágrimas que corren en abundancia de vuestros ojos son para mí otras perlas preciosas que me complazco en recoger, a fin de comprar con su valor infinito las llamas de los infelices pecadores.
    Oh Jesús, cuyo rostro es la única hermosura que arrebata mi corazón. Me resigno a no gozar acá abajo de la dulzura de vuestra mirada, y a no gustar el inexplicable consuelo de vuestros besos; pero os suplico que imprimáis en mí vuestra semejanza divina y me encendáis en vuestro amor de tal modo que en breve me consuma y pueda así llegar cuanto antes a disfrutar en el cielo de la vista de vuestro adorado Rostro. Así sea. SEÑOR, HAS QUE TU ROSTRO LASTIMADO SEA ACÁ ABAJO MI ENCANTO Y MI CIELO. Y la flecha dorada que Jesús mismo dictó a Sor Pierina: QUE EL MÁS SANTO, MÁS SAGRADO,MÁS ADORABLE,MÁS INCOMPRENSIBLE E INEFABLE NOMBRE DE DIOS SEA POR SIEMPRE ALABADO, BENDECIDO, ADORADO Y GLORIFICADO EN EL CIELO , EN LA TIERRA Y BAJO LA TIERRA ,POR TODAS LAS CRIATURAS DE DIOS Y POR EL SAGRADO CORAZON DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO EN EL SANTISIMO SACRAMENTO DEL ALTAR. Existe también Coronilla y Rosario a la Santa Faz de Jesús. El que repara mi Rostro, dice Jesús, hará el oficio de la Verónica.

    ResponderEliminar

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-