BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




viernes, 14 de marzo de 2014

LIBRO PROFECÍAS Y REVELACIONES - DR. ARANGO

CHECOSLOVAQUIA
1958
El 1 de Junio de 1958 (centenario de las apariciones de la Virgen
en Lourdes) era el Domingo de la Santísima Trinidad. En
cumplimiento de su oficio de guardabosques, subió el Sr. Matus
(Matías) Lasuta a la montaña cubierta de pinos. Llegando arriba
saludó una imagen de la Virgen adornándola con flores. De
repente desaparecen ante sus ojos los árboles. En su lugar ve un
jardín hermosísimo lleno de rosas maravillosas. Una luz admirable
brilla como si naciera el sol. En la luz aparece encima de
la rosa más bella una mujer de una hermosura celestial, vestida
como e Lourdes, los pies cubiertos de rosas. Parece una joven de
17 o 18 años. Matías sabe al instante quien es la señora. Ella le
mira seria y bondadosamente le entrega un Rosario, que cuelga
de su brazo izquierdo, diciéndole: “Te mando rezar el Rosario”.
Matías nunca ha rezado el rosario, ni lo sabe rezar.
Pero no le queda tiempo para reflexionar. Ante sus ojos aparece
un mapa mundial. Debajo una tablita negra, sobre la cual aparecen
en letras luminosas nombres y palabras, las que explican
las 7 transformaciones que van desarrollándose sobre el mapa.
Primer cuadro: El mapa indica los continentes y mares bien
marcados. Se ven tres colores: Azul indica los mares. Verde significa
aquellas regiones donde hay más gentes buenas. Son las
montañas y selvas. Amarillo indica las regiones habitadas por
una mayoría de gente pecadora amenazada por la perdición
temporal y eterna. Esa gente viva más bien en las llanuras.
Segundo cuadro: El color amarillo está aumentando. El pecado
va creciendo. Las letras avisan: Haced penitencia!
Tercer cuadro: EL color amarillo va aumentando, la maldad va
creciendo. En ciertos lugares la tierra comienza a bullir. Una lluvia
de fuego borra lo contornos de los continentes. Las letras
brillantes insisten: Haced penitencia!
Cuarto Cuadro: Todo el mundo se ha vuelto amarillo. El color
verde ha desaparecido. El vidente ve los pecados de todo el
mundo; ve todas las erupciones del mal y sus horribles consecuencias.
Dice que este aspecto era tan espantoso, que todos los
sufrimientos del mundo eran nada en comparación con esta visión.
EL pecado es algo horrible a los ojos de Dios, y arrastra a la
perdición no a uno solo, sino a toda la humanidad. Los mismos
hombres provocan los tremendos castigos por sus pecados.
El vidente ve de repente por mar y por tierra gigantescas explosiones.
Una densa lluvia de hojitas doradas cae sobre la tierra.
En donde se posan ellas se encienden por sí mismas y empiezan
a quemar. Pronto todo el mundo queda envuelto en llamas.
Por las inscripciones conoce el vidente los lugares que serán
destruidos y aquellos que por intercesión de la Virgen quedarán
perdonados. Los nombres los puede revelar solo al Santo Padre.
54 55

El vidente ve erupciones gigantescas, explosiones que lanzan al
aire el contenido más terrible de los abismos. Dondequiera éste
cae, se muere toda vida. Sólo queda un desierto horripilante. De
nuevo se lee en la tablita: Haced penitencia!
Quinto y sexto cuadros: El vidente no habla sobre esto. Pero
sabemos de él posteriormente que la Virgen le dio mensajes,
uno para el Santo Padre, y otro para el gobierno Checoslovaco
(1958).
Séptimo cuadro: Al vidente se le muestra en cuadros maravillosos
cómo será el mundo, si se convirtiera y viviera según los
mandamientos de Dios. EL color amarillo desaparecería y el color
verde se extendería.
El sol brillaría maravillosamente y los corazones de los hombres
se llenarían de paz y alegría. Sobre la humanidad entera ve brillar,
envuelta en luz celestial la Inmaculada, la que en las manos
lleva el rosario, diciendo: solamente éste llevará la felicidad, la
paz y la armonía. Sobre la tablita está escrito: “Si las naciones
se convierten a su Dios, vivirán en esta tierra de paz, alegría y
armonía”.
Sobre las catástrofes que van a venir manifestó el vidente lo siguiente:
1.) El aviso: “Señores, es la última hora, de volver a Dios. Repetidas
veces Dios nos ha amonestado a guardar sus mandamientos
y amenazado a los desobedientes. Si los hombres se convierten,
Dios les perdonará por la intercesión de la Virgen María.
Pero no se ve nada de una conversión, al contrario. Los hombres
se burlan de Dios cada vez más y no observan sus mandamientos.
Por lo cual está acercándose el tiempo del castigo, ya está
listo. Todavía podríamos detener la ira de Dios con el rezo de
Rosario, la penitencia y la auténtica conversión de los pecadores.
Desde el cielo viene la advertencia salvadora para los que quieren
dejarse salvar
2.) El vidente anuncia las señales que precederán la catástrofe:
“El sol dejará de dar su calor. Vendrán veranos fríos e infructuosos,
horribles inundaciones, terremotos, catástrofes múltiples.
En este tiempo estamos viviendo hoy.
3.) La catástrofe final durará tres días. Sobrevendrá una gran oscuridad
sobre la tierra. Empezará con noches heladas. Los ratos
caerán sin interrupción. Las montañas se bambolearán. Casas
e iglesias se caerán. Horribles olas de mar inundarán las costas
de la tierra. Los incendios se propagarán. El aire estará lleno de
fantasmas, que asustarán a los hombres. Son bultos diabólicos,
la personificación de los pecados y vicios. Los ateos, los malos
gritarán desesperadamente blasfemando a Dios y desaparecerán
de la tierra. Dos terceras partes de la humanidad serán aniquilada
Los fieles recibirán sobre la frente la señal de cristo, la cruz. Todos
los hijos de la Virgen la verán y con ésta reconocerán a los
elegidos. Los malos no verán esta señal y se separarán de los demás.
Los señalados serán instruidos por la Virgen o sus ángeles
a lo que deben hacer.
La gran catástrofe será anunciada al mundo con anticipación.
EL papa encargará a los sacerdotes que den la absolución sacramental
general a las masas y que lleven consigo el óleo de
los enfermos, porque habrá una mortandad en masa. El que
diariamente invoca a la virgen con jaculatorias, no morirá sin
sacramentos.
Cuando comience la catástrofe, y empiece a retumbar el trueno,
entonces cerrad ventanas y puertas, bendecid vuestras casas con
la señal de la Santa Cruz y haced un acto de contrición. Mien56
57

tras que tiembla la tierra, no meréis afuera, pues la ira de Dios
es santa. EL que no haga caso de este consejo, morirá al instante.
Rogad en estos momentos a la Inmaculada que os proteja”
Advertencia final de la Virgen
“Amadme cada día más. Cuanto mas grande sea vuestro amor
a Dios y a mí, más valientes y perseverantes seréis en los días de
angustia. Anunciad todo esto a los que quieran oírlo. Los que
propaguen mis palabras o perecerán sino que estarán en gracia
de Dios.” El árbol se conoce por sus frutos. – (Mat. 12, 33)
Cuando regresó Matías Lasuta a casa la tarde del 1 de Junio de
1958 era otro hombre. Antes era un católico de costumbre, que
iba a misa os Domingos, se confesaba una vez al año y cumplía
sus deberes con su familia y en el trabajo. Desde aquella hora lo
miraba todo de distinta manera.
Comprendió que no era tal cual Dios lo quería. Dios no era el
centro de su vida. Vivía con unas personas en cierto rencor, no
rezaba el Rosario, poco frecuentaba los sacramentos. Matías estaba
decidido a cambiar de vida. El mismo día comenzó a rezar
el Rosario con sumo recogimiento. En las mismas vísperas iba
a reconciliarse con las familias enemistadas, pidiendo a todos
perdón. El día siguiente fue a misa, se confesó y comulgó. En
adelante participaba todos los días en la Santa Misa y comulgaba
sin respeto humano alguno. Matías Lasta dio verdaderamente
ejemplo a todo el mundo de cómo todos debían convertirse y
hacerse cristianos auténticos y obedecer las órdenes de la madre
y Reina Celestial en la vida, si quieren que no sucedan las cosas
terribles anunciadas y que el mundo reciba la paz verdadera.
El 8 de Septiembre de 1958 por primera vez subían 1000 personas
al monte de las apariciones guiados por el vidente. Él les
habló sobre su misión y el motivo de las apariciones: caerá una
catástrofe terrible sobre el mundo, si no hace penitencia. Les
habló de lo que pedía la Virgen para poder evitar el castigo. Les
habló de la hermosura y bondad de la madre celestial con tal
entusiasmo que todos conocían la fuerza de Dios en el vidente.
Desde aquel día acudía cada vez más gente, a fin de oírlo y rezar
con él.
Un día anunció: “La madre de Dios es la señora. Yo no soy en
sus manos sino una figura de ajedrez. Ella hace conmigo lo que
quiere. Su orden es:
-Rezad el Rosario por la conversión de los pecadores.
-Haced penitencia por la salvación del mundo.
-Dad a conocer la aparición en todo el mundo.
Mi tarea ha terminado. En tres días me despido de vosotros”.
De veras, tres días más tarde los comunistas lo metieron en la
cárcel y lo condenaron a dos años de arresto en un manicomio
en medio de los dementes más indomables. Cuando empezaban
a rabiar, él hacia la señal de la Cruz sobre ellos. Entonces se
sentaban en torno a él y a veces hasta rezaban el Rosario con él.
Matías aguantó este martirio resignado en la voluntad de Dios
con paciencia, en testimonio de que decía la verdad y en señal
de su fidelidad a la Madre Celestial.
Muchas veces intentaron los jueces llevarle a confesar que no había
visto a la Virgen. En una ocasión les contestó: “Id al monte y
decid a una encina: Encina, di que eres pino”. ¿Acaso la encina
dejará de ser encina? Y si la amenazáis diciendo: Si tu no dices
que eres pino, vamos a cortarte! ¿Acaso la encina no será encina?
Vosotros podéis partir la encina en mil pedazos, la madera será
siempre madera de encina. Del mismo modo podéis despedazarme,
sin embargo seguiré afirmando que he visto a la Virgen. Y si
me desterráis a la extrema Siberia o me metéis en las minas más
profundas, ella me acompañará. Nunca jamás me abandonará, si
no me separo yo mismo de ella. Más yo siempre le seré fiel.
58 59

La fuente milagrosa
La Virgen mandó a cavar en el lugar de la aparición. A 60 centímetros
de profundidad salió una pequeña fuente, la cual sigue
brotando hasta en el invierno más crudo. No se congela ni a
una temperatura de 15 grados bajo cero. Como en Lourdes, esta
fuente ha curado a muchos enfermos: Contamos un caso bien
confirmado.
Una religiosa Vicentina se enfermó gravemente de Tuberculosis.
Las radiografías mostraban grandes daños en ambos pulmones.
Según el médico una operación era indispensable. Ya
quedó fijado el día de la intervención quirúrgica. El día anterior
llegó el hermano de la religiosa de visita. Esta le rogó insistentemente:
“Llévame hoy a Turzovka”. El hermano pidió permiso de
un día para ella, pero tenía que prometer que la llevaría el mismo
día al sanatorio. Así viajaron ambos al lugar de la aparición.
A pesar de su grave estado de Tuberculosis, subió la hermana
al monte, bebió el agua y quedó curada. Al presentarse al otro
día al médico, le pidió a él una nueva radiografía. “Esto no hace
falta. Ya tengo diez o doce fotos de usted, de modo que sé muy
bien donde están los focos”. “Doctor, hágame el favor de hacerme
una nueva radiografía, porque me siento completamente
sana”. El médico lo hizo. Resultado: curación perfecta. “¿Qué ha
hecho usted?, su pulmón está perfectamente bien!” “Estuve en
Turzovka y allí tomé agua”. “Esto no lo comprendo. Es un milagro,
cosa inexplicable. Vaya a casa, pero no diga a nadie que he
dicho esto!”
Las señales milagrosas en el sol
En las grandes fiestas del Señor y de la Virgen ocurrió muchas
veces que el sol empezó a girar en distintas direcciones. Todo
el lugar de la aparición quedó inundado de una luz misteriosa
en varios colores que iban cambiando continuamente, Esta luz
corriente causa inefable gozo en las almas.
Poseemos una foto en colores que tomó un ingeniero checo el 5
de Junio de 1966 entre las doce y trece p.m. La foto muestra el
sol de luz rojiza, del cual salen rayos en forma de cruz.
En otra ocasión apareció en el sol un reloj, el que indicaba 5
minutos para las 12. Lo mismo se pudo observar el 15 de agosto
de 1967.
Escribe un testigo ocular:
“Estuve en Turzovka del 14 al 16 de Agosto. Estoy emocionada a
la visita de la piedad de os peregrinos allí arriba, y especialmente
por el milagro del sol. El cielo estaba cubierto de nubes. A las
12 salió el sol brillante. De repente se convirtió en un disco verde-
azul, el que iba acercándose cada vez más. Se formó un anillo
en torno del sol. Entonces parecía como si empezara a incendiarse
todo el mundo. Por las ramas de los árboles todo brillaba
de una luz roja. Pensaba primero en una aurora boreal. Pero con
velo negro. Primero me parecía una religiosa. Otras personas
vieron un reloj, que indicaba pocos minutos para las 12.
En otra ocasión muchas personas vieron en el sol un reloj cuyas
manecillas se movieron a gran velocidad como si quisiera
anunciar: “Apúrense! Les queda poco tiempo” Un ingeniero incrédulo,
al ver este espectáculo se convirtió y llevó después toda
su familia al monte de la aparición.
Doce horas tienen 720 minutos equivalentes a Tres generaciones
de 1998 años cada una (total 5994 años). Por lo tanto, cinco
minutos equivalen a 42 años que, sumados a 1959, nos llevan al
año 2001. (Principio de la purificación).
Este breve relato es el resumen de un librito editado por el R. Padre Juan Schmid,
Pasionista, en el convento de Schwarzenfel, Alemania.
El autor del librito lo redactó estimulado por varios obispos bien informados
respecto a los sucesos de Turzovka.

2 comentarios:

  1. nuestra bellisima madre cuando nos ha dejado solos? cada dia a descubro con emocion que siempre ella ha estado tratando de acercarnos al Padre y al Hijo. Cada vez aparecen mas y mas casos de su poderosa intercesion. Gracias Señora Nuestra. Gracias por mantenerte siempre cerca a nosotros que no te merecemos.
    Emi

    ResponderEliminar
  2. Aqui dice que decia en el reloj que se veia en el sol, 5 para las 12. Es decir 11:55 ..
    Si faltaban 5 minutos para las 12, es para mi como una analogía de que faltaban mas o menos 50 años para el castigo. Si a 1966 le suman 50 = 2016
    Si a 1967 le suman 50 = 2017
    Pongo 1967 y 1968 porque son los años en que vieron el reloj en el sol.

    ResponderEliminar

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-