BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




lunes, 7 de abril de 2014

EL TERCER CUERPO DEL PAPA

EL TERCER CUERPO DEL PAPA

El tercer cuerpo del Papa

Es el estado de vida de Benedicto XVI tras la renuncia. Ya no es el vicario de Cristo, pero tampoco ha vuelto a la vida privada. Es "Papa emérito" y actúa como tal: una novedad sin precedentes en la historia de la Iglesia.

A medida que pasan los meses es cada vez más manifiesta la novedad de la renuncia realizada por Benedicto XVI.

Antes de él, otros Papas habían renunciado: el último, Gregorio XII, en 1415. Pero Joseph Ratzinger ha sido el primero que ha deseado ser llamado "Papa emérito" y seguir vistiendo con el hábito blanco "en el recinto de San Pedro", desconcertando a los canonistas y haciendo temer que se instaurase en los vértices de la Iglesia una diarquía de dos Papas.

Es verdad que Ratzinger ya no tiene los poderes de pontífice de la Iglesia universal: se despojó de ellos ejerciendo por última vez y en grado sumo precisamente esa potestad suya de "vicarius Christi". Pero tampoco ha vuelto a ser lo que era antes de ser papa. Después de estos dos "cuerpos", ahora tiene un tercero que no tiene precedentes en la historia de la Iglesia. Es el nuevo "cuerpo", el nuevo estado de vida que él ve unido a ese compromiso "para siempre" que asumió cuando aceptó su elección como sucesor de Pedro.

Lo explicó en su última audiencia general, el 27 de febrero de 2013, vigilia de su renuncia al papado:

"Permitidme volver de nuevo al 19 de abril de 2005. La seriedad de la decisión reside precisamente también en el hecho de que a partir de aquel momento me comprometía siempre y para siempre con el Señor. Siempre –quien asume el ministerio petrino ya no tiene ninguna privacidad. Pertenece siempre y totalmente a todos, a toda la Iglesia. Su vida, por así decirlo, viene despojada de la dimensión privada. […]

"El ´siempre´ es también un ´para siempre´ –ya no existe una vuelta a lo privado. Mi decisión de renunciar al ejercicio activo del ministerio no revoca esto. No vuelvo a la vida privada, a una vida de viajes, encuentros, recepciones, conferencias, etcétera. No abandono la cruz, sino que permanezco de manera nueva junto al Señor Crucificado. Ya no tengo la potestad del oficio para el gobierno de la Iglesia, pero en el servicio de la oración permanezco, por así decirlo, en el recinto de San Pedro. San Benito, cuyo nombre llevo como Papa, me será de gran ejemplo en esto. Él nos mostró el camino hacia una vida que, activa o pasiva, pertenece totalmente a la obra de Dios".

Para iluminar mejor la novedad del gesto de Benedicto XVI Valerio Gigliotti, docente de historia de derecho europeo en la universidad de Turín y especialista en las relaciones entre Estado e Iglesia, ha escrito un ensayo que sale en estos días en Italia:

> V. Gigliotti, "La tiara deposta. La rinuncia al papato nella storia del diritto e della Chiesa", Leo S. Olschki Editore, Firenze, 2013, pp. XL-468, euro 48,00

Es la primera vez que se analiza en un ensayo científico, de cautivadora lectura, la renuncia al papado desde distintos perfiles: histórico, jurídico, teológico y literario, en el arco de dos mil años.

El libro parte de los primeros presuntos casos de dimisiones papales, algunos de los cuales eran poco más que legendarios, pero que gozaron de gran popularidad en el Medioevo.

Prosigue con una profunda reconstrucción de la renuncia más celebre, la de Celestino V, canonizado en 1313, exactamente setecientos años antes de la "renuntiatio" de Benedicto XVI.

Continúa con las renuncias papales espontáneas, acordadas o impuestas en el periodo del gran y del pequeño cisma de Occidente, entre los siglos XIV y XV, cuando la Iglesia se dividió entre Papas y antipapas.

Llega a las hipótesis de renuncia examinadas, y después descartadas, de los cuatro Papas del siglo XX: Pío XII, Juan XXIII, Pablo VI y Juan Pablo II.

Y finalmente llega el gran gesto de Benedicto XVI, perfectamente en línea con la tradición pero también profundamente innovador, que el profesor Gigliotti ha sintetizado así, en vísperas de la salida de su libro, en un artículo en "L´Osservatore Romano" del 28 de febrero, primer aniversario de la renuncia:

"La renuncia de Benedicto XVI consolida la tradición con la actualidad en una perspectiva totalmente nueva, que hunde sus raíces en la mística medieval, desde el Maestro Eckhart a Sandaeus, pasando por el modelo de renuncia franciscano.

"La ya clásica y feliz intuición de Kantorowicz sobre la naturaleza gemina, doble, de la persona del Sumo Pontífice, hombre y vicario de Cristo, se enriquece ahora con la renuncia de Benedicto XVI con un tercer componente, el de la prosecución del servicio a la Iglesia también después del acto de renuncia. No sólo ya cuerpo político y cuerpo místico del Papa, sino también cuerpo ministerial que asume la propia identidad y responsabilidad precisamente en el momento de la renuncia: son los tres cuerpos del Papa.

"La elección de Joseph Ratzinger de permanecer cerca del Señor ‘en el recinto de San Pedro´ como ´romano pontífice emérito´ legitima un planteamiento nuevo, jurídico y eclesiológico, que hay que otorgar a la ´renuntiatio papae´.

"Se abre una verdadera y nueva ministerialidad que asume, en la figura del Papa emérito, los rasgos de un auténtica mística del servicio. La perspectiva, si se mira bien, es cristológica antes que histórica o jurídica. Es la regeneración institucional de la ´kènosis´, la novedad en la continuidad, un nuevo inicio".

Benedicto XVI, en su último Ángelus como Papa el 24 de febrero de 2013, segundo domingo de Cuaresma, comentando el Evangelio de la Transfiguración comparó la nueva vida que le esperaba después de la renuncia con "subir al monte":

"Queridos hermanos y hermanas, esta Palabra de Dios la siento dirigida a mí, de modo particular, en este momento de mi vida. El Señor me llama a ´subir al monte´, a dedicarme aún más a la oración y a la meditación. Pero esto no significa abandonar a la Iglesia, es más, si Dios me pide esto es precisamente para que yo pueda seguir sirviéndola con la misma entrega y el mismo amor con el cual he tratado de hacerlo hasta ahora, pero de una forma más acorde a mi edad y a mis fuerzas".

En el monte Tabor Jesús conversaba sobre su "éxodo" con Moisés y con Elías. Conversaba también con Pedro y los otros dos apóstoles a los que había pedido que le acompañaran.

Del mismo modo, para el Papa emérito Ratzinger hoy es tiempo no sólo de contemplación, sino también de conversación. Su sucesor Francisco lo ha confirmado: la "sabiduría" y los "consejos" del Papa emérito – ha dicho recientemente en una entrevista – "dan fuerza a la familia" de la Iglesia.

En algunos casos Benedicto XVI ha hablado abiertamente a todos. Por ejemplo, en las pocas y fulgurantes páginas con las que ha aclarado aspectos del pontificado de Juan Pablo II que, según él, hay que estudiar y asimilar también hoy:

El Papa emérito reza, pero también aconseja. He aquí cómo

En otros casos ha aconsejado a su sucesor solamente de manera reservada. Por ejemplo, tras la publicación de la entrevista del pasado verano de Francisco a "La Civiltà Cattolica".

Jorge Mario Bergoglio le había enviado a Ratzinger un ejemplar de la entrevista, pidiéndole que le escribiera algún comentario en la página en blanco entre el título y el texto.

Pero el Papa emérito hizo más: llenó esa página y otras cuatro más que envió a Francisco, demasiadas para pensar que había escrito sólo felicitaciones.

El pasado 15 de marzo, el arzobispo Georg Gänswein, prefecto de la casa pontificia y secretario del Papa emérito, dijo al canal de televisión alemán ZDF:

"Benedicto XVI ha acogido la petición de su sucesor haciendo algunas reflexiones y también algunas observaciones sobre determinados comentarios o cuestiones que consideraba que, tal vez, se podían desarrollar ulteriormente en otra ocasión. Lógicamente, no les puedo decir sobre qué cosas".

Ciertamente, con la renuncia de Ratzinger la figura del Papa emérito ha entrado por primera vez en la historia. Y día tras día contribuye también ella a "hacer" historia, en una relación dialéctica sin precedentes con el Papa en el cargo.

27 comentarios:

  1. Benedicto ya insinuó que Francisco sólo busca el aplauso de todos sin decir la Verdad cuando habló sobre Juan Pablo II a causa de su canonización. Si realmente está noticia fuera Verdad, y Benedicto aconsejara a Francisco no ocurriría este gravísimo hecho:
    http://youtu.be/1Aj5JXEEb5A
    por primera vez y no última en la historia de la Iglesia. Y ésto es sólo el comienzo de lo que viene.

    ResponderEliminar
  2. Lástima que este blog no haya publicado este gravísimo acontecimiento, y alguien tenga que publicarlo en los comentarios para el conocimiento de todos los lectores. Que dirán ahora los que decían que nada cambió en la Iglesia estando Francisco al mando?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. “El Espíritu dijo a Felipe: «Acércate y ponte junto a ese carro.» Felipe corrió hasta él y le oyó leer al profeta Isaías; y le dijo: «¿Entiendes lo que vas leyendo?» El contestó: «¿Cómo lo puedo entender si nadie me hace de guía?» Y rogó a Felipe que subiese y se sentase con él. El pasaje de la Escritura que iba leyendo era éste: «Fue llevado como una oveja al matadero; y como cordero, mudo delante del que lo trasquila, así él no abre la boca. En su humillación le fue negada la justicia; ¿quién podrá contar su descendencia? Porque su vida fue arrancada de la tierra.» El eunuco preguntó a Felipe: «Te ruego me digas de quién dice esto el profeta: ¿de sí mismo o de otro?» Felipe entonces, partiendo de este texto de la Escritura, se puso a anunciarle la Buena Nueva de Jesús. Siguiendo el camino llegaron a un sitio donde había agua. El eunuco dijo: «Aquí hay agua; ¿qué impide que yo sea bautizado?» Y mandó detener el carro. Bajaron ambos al agua, Felipe y el eunuco; y lo bautizó, y en saliendo del agua, el Espíritu del Señor arrebató a Felipe y ya no le vio más el eunuco, que siguió gozoso su camino” (Hch 8, 29-39)

      En este pasaje se evidencia el proceso de conversión de quien se interesa por conocer el Mensaje de Cristo y después solicita ser bautizado. Tras la solicitud, Felipe no duda en bautizarlo. Entonces ¿Podemos negar el bautismo a quien lo solicita? Si el que recibirá el bautismo es un niño ¿Qué podemos alegar para negar el sacramento a un alma limpia?

      Eliminar
    2. Quién? El Código de Derecho Canónico de la Iglesia que dice esto precisamente y deberías conocer:
      ¿Cuál es la condición para que se bautice lícitamente un niño?:
      868 § 1. Para bautizar lícitamente a un niño, se requiere: 1 que den su consentimiento los padres, o al menos uno de los dos, o quienes legítimamente hacen sus veces; 2 que haya esperanza fundada de que el niño va a ser educado en la religión católica; si falta por completo esa esperanza debe diferirse el bautismo, según las disposiciones del derecho particular, haciendo saber la razón a sus padres.
      ¿Cuál es la condición para ser padrino o madrina de un bautizo?:
      872 En la medida de lo posible, a quien va a recibir el bautismo se le ha de dar un padrino, cuya función es asistir en su iniciación cristiana al adulto que se bautiza, y, juntamente con los padres, presentar al niño que va a recibir el bautismo y procurar que después lleve una vida cristiana congruente con el bautismo y cumpla fielmente las obligaciones inherentes al mismo. Y 874 § 1. Para que alguien sea admitido como padrino, es necesario que: 3 sea católico, esté confirmado, haya recibido ya el santísimo sacramento de la Eucaristía y lleve, al mismo tiempo, una vida congruente con la fe y con la misión que va a asumir;

      Eliminar
    3. Y que puedes decir de los repetidos morreos que se dieron frente al Altar? Ésto fue una grandísima burla hacia Dios, y ya se vio claro la educación que recibirá esta pobre niña de unas madres orgullosas de su pecado y sin propósito de conversión.

      Eliminar
    4. Soy el anónimo de las 18:08 y de las 18:19, y mis respuestas eran para ti Claudio, por si no te has dado cuenta por no especificar en ellas a quien respondía.

      Eliminar
    5. Soy otra vez el anónimo de las 18:19. Me equivoqué al decir madres orgullosas de su pecado cuando debí decir mujeres orgullosas de su pecado.

      Eliminar
    6. (extraido de pagina catolica http://josephmaryam.wordpress.com/2014/04/05/el-show-del-falso-cristo-en-la-iglesia/)
      El problema es que nadie dice que no hubo bautizo. Y esto es lo que hay que decir.
      1. las lesbianas no tienen fe, sino que son apóstatas de la fe. No sólo son herejes. Niegan las dos los principales dogmas de la fe. Lo niegan en la práctica, que es lo que importa. No hay que fijarse en sus palabras. Ellas pueden decir que creen en muchas cosas; pero la fe es una obra, no una palabra. Es una obra divina. Y esa obra del bautismo no es divina, sino herética y apostática de la fe.
      Es querer bautizar a un niño sin la fe de su madre. Y, además, es avalar el deseo de una madre sin fe. Es poner la mente de esa mujer, su palabra humana como verdadera en esa Bautismo. Y, además, es aprobar, con ese Bautismo, la vida de pecado de las dos lesbianas. Es querer fundamentar el bautismo en el pecado de abominación de las dos mujeres. Es proclamar que el bautismo es válido darlo cuando no existe la fe en la madre. El pecado de la madre impide la fe. Obrar ese pecado y querer bautizar a un hijo -en ese pecado- eso es apostasía de la fe. No sólo se va contra un Sacramento, sino contra dos dogmas principales: la Redención de Cristo y la Gracia en la Iglesia. Ir en contra de estos dos dogmas significa: negar la Trinidad y la Divinidad de Jesús; negar el pecado; negar el Infierno; negar el Purgatorio; negar el Cielo. Se niega, además, la Justicia Divina y, por tanto, la Misericordia.
      2. La Jerarquía que permite esto, no sólo es herética, sino apóstata. No se niega sólo un dogma, sino muchos en ese bautizo por parte de la Jerarquía
      3. Por el pecado de apostasía de la Jerarquía, se anula el Bautismo. No se ha bautizado la niña. Ha sido un teatro, una obra de teatro. Es una Jerarquía que ha apostatado de la fe. Eso significa que todo lo que hagan en la Iglesia no tiene validez. Ninguna cosa. Y sólo por su pecado de apostasía. La apostasía de la fe significa que se rechaza, con la obra, y de forma pertinaz, toda la fe católica o parte principal de ella. Y, en este bautismo, se rechaza -con la obra (no con las palabras)- pertinazmente muchos dogmas principales.
      4. Nadie, en la Iglesia, tiene que seguir a esta Jerarquía que ha apostatado de la fe, sino que tiene que resistirla y combatirla. A esa Jerarquía ya no se le presta obediencia ni se la escucha para aprender la doctrina, así enseñen una verdad. Hay que dejarlos a un lado, completamente, porque se han apartado de la Iglesia Católica con su pecado de apostasía de la fe. Esa Jerarquía de la Iglesia no son Católicos. No pertenecen a la Iglesia Católica. Pertenecen a la iglesia de un hombre.
      5. La madrina cayó en herejía o en aspotasía de la fe, dependiendo de su vida de fe. No es madrina, porque no hay bautizo.
      6. la niña, en el futuro, tendrá que elegir bautizarse. Alguien le tiene que enseñar que no está bautizada. Si nadie se lo enseña, esa niña se condena, por la acción de las dos lesbianas y el aplauso de la Jerarquía.

      Eliminar
    7. MAS aclaracion..sobre bautismo "hija" de lesbianas...
      Los pecados de los padres que no son contra la fe no anulan el pedir el Sacramento y, por tanto, el hijo queda bautizado, porque los papas siguen teniendo la fe católica, la fe teológica, aunque sea débil, aunque, en la práctica, no obren esa fe.
      Hay que discernir sólo si esos papas, que están en adulterio(aqui pareja homosexual) han cometido algún pecado contra la fe.
      Sólo los pecados de los papás que vayan en contra de las virtudes teologales: fe, esperanza y caridad, les impide pedir el Sacramento y, por tanto, el sacerdote no puede bautizarlos, sin caer en herejía.
      Dos lesbianas que se unen en matrimonio no pueden pedir el Sacramento porque cometen un pecado contra la fe. Ya perdieron la fe.
      Dos adúlteros no cometen ese pecado contra le fe, sino contra los mandamientos de la ley de Dios, que no anula la fe. Disminuye la fe, pero no la quita.Aqui las diferencias.

      Eliminar
    8. POR FAVOR HERMANO EN CRISTO Y MARIA ME PUEDE ACLARAR ESTO: SI UNA MUJER SE CASO POR LA IGLESIA CON UN HOMBRE, SE SEPARO, DE EL Y LUEGO SE CASO CON OTRO POR LO CIVIL, TUVO UN HIJO, Y LO BAUTIZO, ENTONCES AHI ELLA ESTA PECANDO CONTRA LOS MANDAMIENTOS Y NO CONTRA LA FE? Y EL HIJO QUEDO BAAUTIZADO?

      Eliminar
    9. como notaras...aqui hay muchoooos anonimos q se creen mas santos q el Santo del Tabernaculo...con derecho a decir quien o quien no debe recibir el sacramento...o el perdon.

      muchos pecadores estaran junto a Dios antes q estos fariseos cismaticos.

      Eliminar
    10. Anonimo 23:52. Si , la criatuta estaria bautizada, no es el pecado de los padres, si es la falta manifiesta de la Fe de ellos.lo que hace que el bautismo no tenga calor.Me lo dijo un sacerdote, por eso escribi eso.LÑas lesbianas no tiene fe , porque si la tendrian, no estarian diciendo que la criatura elija cuando sea grande la religion que crea, es decir, ellas no creen y por lo tanto, en su "liviandad" dejan en la criatura la responsabilidad de elegir a quien creer.Por lo tanto, el s-acramento no es valido.Creo que fue muy claro lo escrito arriba( tmb escrito por sacerdote).

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. El problema es que quienes licuan la fe en un caldo de sensiblería, no se dan cuenta de las consecuencias de lo que apoyan. No se percatan de que al celebrar tal bautismo, la Iglesia de Córdoba dio el tratamiento de "madres" a la pareja de lesbianas. Para quienes aún crean que en ese acto la Iglesia no está avalando el pecado de las lesbianas.

    ResponderEliminar
  5. No existe el "derecho universal al bautismo". El bautismo es una gracia de Dios para la cual se exige el asentimiento de la voluntad a la fe en los votos bautismales. En el bautismo de infantes son los padres y padrinos los que hacen esta profesión de fe, pero en este caso mintieron, porque ellos no tienen ningún interés en renunciar a Satanás y sus obras. Ergo, el sacramento está viciado de nulidad.Reducir la fe al sentimentalismo es lo que ha traído a la Iglesia a la situación actual. El día de mañana con la misma sensiblería consagraréis el "derecho al aborto" como sacramento.Mañana vendrán defendiendo el aborto "por amor".

    ResponderEliminar
  6. Pablo VI dijo que "EL PECADO DEL SIGLO XX ES HABER ACABADO CON EL PECADO"

    ResponderEliminar
  7. "argentinos alerta/el bautismo como instrumento de propaganda homosexualista"

    "idem/bautismo en catedral de córdoba:ahora piden matrimonio homosexual por iglesia"

    En esta web se puede firmar un alerta para que ésto no vuelva a ocurrir. No olvidemos que es nuestro deber como católicos.

    Si los bautizan que sea en privado, sin cámaras, sin besos, sin loby homosexual, y con todo lo que la Iglesia pide, al menos a un padrino.
    Estas mujeres no son católicas practicantes, dicen que su hija eligirá la religión que desee, más adelante.Y que ya lograron lo que pretendían.

    Verguenza para la Iglesia en Argentina, y en este caso, específicamente en Córdoba; y verguenza para los que no alzan su voz contra ésta aberración y sacrilegio.

    ResponderEliminar
  8. TRISTEMENTE EN LOS MISMOS CATOLICOS BAUTIZADOS , POR SER LOS PADRES CATOLICOS, MUCHOS NO HEMOS SIDO GUIADOS EN LA FE NI POR LOS PADRINOS , NI POR LOS MISMOS PADRES, POR ESO TANTA DESVIACION DE LA FE, EN LAS QUE MUCHOS SE HAN PERDIDO EN EL CAMINO Y TAMBIEN MUCHOS CONDENADOS. ESTA ES UNA VERDAD DE LA QUE CASI NADIE HABLA, Y AHORA CON LO DE LOS HOMOXESUALES, PUES LA ABOMINACION COMPLETA. POBRECITOS LOS HIJOS D ESAS PERSONAS,DIOS TENGA MISERICORDIA DE ELLOS.

    ResponderEliminar
  9. el hijo de un pecador no tiene ningun pecado...el pecado es personal.

    gracias a Dios ese bebe ya es hijo de Dios!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No debería dejarse que sea hijo de Dios de esa sacrílega manera. La Iglesia tendría que haber puesto todas las condiciones, y dejarse de ser ingenua o estar en connivencia.
      Estas personas se aprovecharon de la Iglesia para hacer propaganda al lobby gay. Lean y vean las fotos en argentinos alerta.

      Eliminar
  10. el juicio y la condena la pone Dios queridos hermanos , no uds . felices estan en el cielo cuando un bebe es bautizado .
    arrojen amigos las piedras si estan libre de pecado .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ninguno, nadie está libre de pecado. Nadie quiere lapidar a esas mujeres. No diga tonterías.
      Pero a muchos católicos nos causa tristeza, indignación y estupor, que estos shows ocurran en la Iglesia católica, ofendiendo al Señor, y teniendo el tupé de dar semejantes declaraciones, y para coronar el lamentable suceso, besarse dentro de la misma Iglesia¡¡¡

      Deberán rendir cuentas a Dios, estos malos sacerdotes, por la ofensa causada.

      Eliminar
  11. Claudio tu respuesta no tiene ningún fundamento católico. Decir lo que dices es ir contra el magisterio de la Iglesia y aplaudir las aberraciones que hoy mismo la "iglesia de Francisco" está instituyendo y con las cuales DESTRUYE la IGLESIA.
    Cuidado con lo que dices, porque esto es muy grave.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ANONIMA/O ME E ASESORADO BIEN Y LA RESPUESTA FUE QUE EL BAUTISMO NO SE LE NIEGA A NADIE........
      Y MI COMENTARIO DE ARRIBA NO FUE NI UNA APROBACIÓN AL HECHO Y TAMPOCO NINGÚN RECHAZO, FUE UN EXTRACTO DE LA PALABRA DE DIOS, CREO QUE ACÁ NO SE ESTA BENDICIENDO EL PECADO DE LOS PADRES, SINO, SOLO EL BAUTISMO DE UN ALMA INOCENTE, IGUAL NO ENTRO EN DEBATE, QUE LA SANTA MADRE IGLESIA SEA LA QUE DEFINA ESTE ACONTECIMIENTO, ESTO NO ES COSA DE HOMBRE COMÚN, MAS BIEN DE AQUELLOS QUE ASISTIDOS POR EL ESPÍRITU SANTO, PUEDEN ALEGAR ESTE SUCESO, SALUDOS.-

      Eliminar
    2. Se puede negar o no...la cuestion aqui es si es valido o no.Me han dicho saacerdotes que si no hay fe de los padres no hay sacramento.El Sacramento transmite esa Fe.Y ademas, la lectura que se hace, a nivel popular es que la iglesia aprueba y apoya estas uniones homosexuales(condenadas por Dios).Y ESO ES MUY MUY GRAVE, pero si a la jerarquia no le importa eso....pues estamos en grandes problemas...creo que fui muy claro,no?

      Eliminar
  12. segun algunos videntes de Dios, Benedicto XVI sigue siendo papa, el papa Francisco es ilegitimo y despues de esta semana santa hara muchos cambios negativos.

    ResponderEliminar
  13. Claudio aceptar este tipo de bautizos, es abrir camino a la falsa iglesia que tanto se ha anunciado, no es posible que muchos no tengan discernimiento para ver que esto no es grato a Dios. No seamos perros mudos!!

    ResponderEliminar

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-