BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




jueves, 1 de mayo de 2014

Lección No. 22 correspondiente al 1 de Mayo

Lección No. 22 correspondiente al 1 de Mayo


Santo Rosario, jueves , Misterios Luminosos

En este día la Santísima virgen Maria nos enseña la Virtud de la CASTIDAD, pidamos al Espíritu Santo este hermoso Don
“Sois templos vivos de Dios, sois morada del Espíritu Santo. Sois creados a imagen y semejanza de Dios. Sois hechura de Sus venerables Manos. Así es, pues, hijos Míos, que debéis hacer de vuestro cuerpo tabernáculo del Amor Divino, copón de pureza; porque naciste para el gozo espiritual, para el disfrute de la verdadera vida en Dios. No mancilléis vuestro cuerpo. Los pecados de la carne ofenden gravemente a Dios. Los pecados de la carne os deforman, os vuelven monstruos. Los pecados de la carne os acarrean sufrimientos indecibles en la eternidad. Los pecados de la carne borran el matiz de Dios, que un día recibisteis cuando fuisteis engendrados en el vientre de vuestras madres. Los pecados de la carne os van consumiendo lentamente hasta que quedéis forrados en el mero hueso. Id y purificad vuestro corazón en los ríos de la Gracia. Haced reparación, mortificación y penitencia por las veces que hicisteis de vuestro cuerpo motel de placer, engendro de satanás. Id y purificad vuestro corazón en los ríos de la Gracia por las veces que hicisteis de vuestro cuerpo mercadería barata, recinto de prostitución.
La castidad, hijos Míos, es virtud que os ciñe corona de azucenas en vuestro corazón. La castidad, hijos Míos, es virtud que os da candor, pureza. La castidad, hijos Míos, es virtud que os da olor de santidad, fragancia exquisita de Cielo. La castidad, hijos Míos, es virtud que cubre vuestro cuerpo de ropajes blancos. La castidad, hijos Míos, es virtud que hace de vuestro corazón un lirio perfumado. La castidad, hijos Míos, es virtud que os ciñe alas de Ángeles. La castidad, hijos Míos, es virtud que os da fragancia exquisita, oloroso perfume que es prueba de que Dios habita en vuestro corazón, de que sois portadores de la pureza infinita, de que sois vasos cristalinos, espejos nítidos sin manchas.” 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-