BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




domingo, 22 de junio de 2014

Dios: Fuente de felicidad y de todo bien

Dios: Fuente de felicidad y de todo bien

Dios es el Bueno, y es la Fuente de Felicidad de donde emana todo bien y toda felicidad para las criaturas.
Es necesario que tengamos esto presente, porque cuando nos sobreviene una desgracia, enseguida nos enfrentamos con Dios y le preguntamos porqué.
El ejemplo lo tenemos claramente en la Escritura, en el Libro de Job. Allí vemos cómo el demonio es el que causa los males a Job para llevarlo a la desesperación y a maldecir a Dios, mientras Dios le permite hacerlo para probar a su siervo.
Cuando algo nos cause algún mal, recordemos al instante que eso no viene de Dios. Que efectivamente Dios lo ha permitido, pero siempre que Dios permite algo, aunque sean cosas muy terribles, es por un bien para nosotros, aunque no lo entendamos en esta vida.
Pero no pocas veces sucede que al pasar el tiempo, ya vamos vislumbrando que lo desgraciado de un acontecimiento nos ha hecho crecer en amor y en misericordia. Y otras veces llegamos al extremo de decir que la desgracia que nos sucedió, que en aquel momento la vimos tan terrible, fue lo mejor que nos pudo pasar en la vida.
Es cierto que a veces los porqués taladran nuestra cabeza y debemos dejarlos en suspenso, y quizás no se nos aclararán hasta que no estemos en la eternidad. Pero confiemos en que Dios es Bueno y que siempre actúa movido por su amor. E incluso cuando castiga, permitiendo que nos suceda algún mal, es también por amor hacia nosotros.
Dios no puede hacer el mal, porque no puede quererlo ya que el mal es una imperfección, y Dios es perfecto. El mal nació solo, cuando el ángel más poderoso y excelente, se ensoberbeció y quiso ser semejante a Dios e incluso superior, y allí nació el Mal. Y de él vienen todos los males a los hombres.
Lo que no debemos hacer nunca es querer juzgar el actuar de Dios, porque con nuestra pobre cabecita no entendemos muchas cosas, y por eso no podemos pretender soberbiamente juzgar a Dios, porque Él sabe bien por qué hace cada cosa, por qué permite otras, y a veces no permite cosas que serían buenas aparentemente.
Si hacemos así, entonces estaremos felices sabiendo que hay un Bueno, Dios, que vela por nosotros, y que todo lo hace bien. Y aunque a veces el dolor nos hiera, tratemos de no echarle la culpa a Dios, porque Él no tiene la culpa de nada, sino que los culpables somos nosotros por nuestros pecados, y el demonio que está detrás de cada desgracia.

4 comentarios:

  1. LO DE DIOS ES UN MISTERIO, QUE SOLO PODREMOS ENTENDER BIEN CUANDO ESTEMOS EN LA ETERNIDAD, DE SALVACION O CONDENACION. DEBEMOS ENTENDERLO , DENTRO DE NUESTRA LIMITACION, QUE DIOS ES MISERICORDIOSO, MIENTRAS ESTAMOS VIVOS, PERO DESPUES DE MUERTOS ES SOLO JUSTICIA. EL DEMONIO ES EL CREADOR DEL MAL, DEL PECADO, PERO DIOS PERMITE A ALGUNAS PERSONAS QUE NOS SUCEDA COSAS TERRIBLES, EN CAMBIO A OTROS LES DA TODO LO DE ESTE MUNDO, Y NO LOS TOCA NI UNA PLUMA, AUNQUE ESAS PERSONAS LE HAYAN ECHO DAÑO A OTRAS PERSONAS. POR ESO YO DIGO QUE LA VIDA ES CONTRADICTORIA, ABSURDA, HIRIENTE, IRONICA, SARCASTICA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anonimo 15:20 Estoy de acuerdo contigo y resulta que el catolicismo no explica las abismales diferencias entre ricos y pobres, entre bellos y feos, entre inteligentes y obtusos, etc, etc Pero cada uno en su propia alma va recibiendo estas explicaciones de acuerdo al grado de madurez. Y hay muchas explicaciones para esa abismales diferencias y te digo que Dios tiene muy claro lo que hace y si hay justicia y retribución para todos nuestros actos.

      No te lo explico acá , porque me lincharían " metafóricamente".


      Eliminar
    2. No existe la reencarnacion !!!

      Eliminar
  2. En esta vida no debemos aferrarnos a los bienes temporales (aunque necesitamos de ellos), sino buscar los bienes eternos, cuando morimos solo nos llevamos nuestras buenas y malas acciones, que nos van a conducir al Cielo si amamos a Dios y hacemos su Voluntad , al purgatorio si tenemos que limpiar nuestra alma para poder estar cerca de Dios, o al Infierno, si durante nuetra vida y en el momento de la muerte seguimos rechazando a Dios, el Infierno es ausencia de todo bien y conjunto de todos los males.La vida de los grandes santos, está llena de muchas tribulaciones pero sus almas experimentan la paz, no debemos envidiar a otros, ya sean buenos o malos, cada uno de nosotros vamos a ser juzgados depende de lo que hemos recibido y de nuestra conducta, en las Sagradas Escrituras hay muchos ejemplos, El rico malo y Lázaro el pobre Luc 16, 19 Había un hombre rico...20 Y uno pobre llamado Lázaro...25 Abraham le dijo: Hijo recuerda que recibiste tus bienes durante tu vida y Lázaro al contrario, sus males; ahora, pues, él es aquí consolado y tú atormentado.
    También en el Libro de Job podemos ver que primero tenía muchos bienes, después matan a sus hijos, sus ganados, su salud, es atormerntado, y dice constantemente : "DIOS ME LO DIÓ, DIOS ME LO QUITÓ, BENDITO SEA DIOS", pero después de esa terrible prueba Dios le vuelve a dar, no lo que tenía, sino muchísimo más.

    ResponderEliminar

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-