BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




sábado, 5 de julio de 2014

Solidarios.

Solidarios.

Dios ha hecho a la humanidad solidaria, es decir, que los hombres dependemos unos de otros, y ninguno puede decir que se las puede arreglar solo, sino que todos necesitamos en primer lugar de Dios, y en segundo lugar de nuestros prójimos. Así lo ha querido Dios, y así debemos aceptarlo también nosotros. Porque a veces estamos tan enojados con los demás o con nosotros mismos, que querríamos vivir solos y aislados, y hacer las cosas por nuestra cuenta, sin depender de otros. Pero ésa no es la voluntad de Dios, no es el plan de la Divina Providencia.
Y esto lo vemos en las cosas de todos los días. Por ejemplo una persona que está contracturada, necesita de masajes y alivio que le proporcione otra persona, porque los movimientos que uno mismo puede hacer, no son suficientes para aliviar el dolor y el malestar. Y así en todos los órdenes de la vida.
También en la procreación Dios quiere que los hombres se necesiten entre ellos, y los hijos a los padres y viceversa. Y todos formamos una gran familia, la familia humana, y por eso no debemos odiar a ninguno, y hacer todo el bien que podamos, mientras tenemos tiempo. Porque llegará el día de nuestra muerte, y se nos llamará al tribunal de Dios para preguntarnos qué hicimos con el tesoro de tiempo y de cualidades y recursos que la Providencia nos concedió.
¡Gracias a Dios que estamos leyendo este mensaje, que quizás nos sacuda un poco del sopor en que a veces estamos como somnolientos o dormidos, y entendamos de una vez para siempre que quien se salva, no se salva solo; y quien se condena, no se condena solo! Y Dios quiere que lleguemos a las puertas del Paraíso tomados de la mano con muchos hermanos que nos ayudaron y a quienes también nosotros ayudamos.

2 comentarios:

  1. EN ESTOS TIEMPOS DONDE HAY TANTO SUFRIMIENTO PODEMOS REPARAR UN POCO EL MUNDO CON UNA CADENA DE AMOR , REALIZANDO ACTOS CONCRETOS CON TOTAL GRATUIDAD Y EN SILENCIO A PERSONAS CONCRETAS DE NUESTRO ENTORNO (NO CON AMOR PROPIO, CON AMOR PURO, SIN ESPERAR RECOMPENSA O RECONOCIMIENTO, PORQUE LA FUERZA CONSTRUCTORA DEL BIEN SE FRENA SI UNO LO HACE CON INTENCION EGOCENTRICA), ENTONCES DIOS VA A ACTUAR CON OMNIPOTENTE AMOR CON ESTA ENTREGA CONCRETA DE NUESTRO LIBRE ALBEDRÍO ATRAYENDO SU REINO. TODOS Y CADA UNO SOMOS PARTICÍPES NECESARIOS DE ESTA CADENA DE AMOR QUE FUE LA IDEA DE DIOS Y QUE EL AMOR PROPIO ROMPIÓ. ANÍMEMONOS. p.d: EN LA PRÁCTICA DE LA CADENA, CUANDO EL OTRO RECONCE QUE HA RECIBIDO UN BIEN GRATUITO Y AGRADECE, AHÍ, UNO LO PUEDE COMPROMETER DICÍENDOLE HACÉ LO MISMO CON OTRA PERSONA Y CUANDO TE AGRADEZA, PEDILE QUE CONTINUE LA CADENA DE AMOR CON LA CONSIGNA DE AGRADECER BENEFICIANDO A OTRO. MUCHOS RESPONDEN, OTROS NO PUEDEN, PERO CADA INTENTO ES UN RAYO DE AMOR QUE SE DISPARA AL MUNDO. CARIÑOS, CLAUDIA

    ResponderEliminar
  2. La auténtica solidaridad consiste en hacer nuestro el deseo de Dios de que todos los hombres se salven y vengan al conocimiento de la Verdad. Para mejor ayudar a Dios Él ha dado una gran eficacia a la oración. Orar por la eterna salvación de todos los hombres es la obra de caridad que está al alcance de todos nosotros.

    ResponderEliminar

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-