BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




lunes, 11 de agosto de 2014

Mensaje de Dios Padre y Nuestro Señor Jesucristo a J. V. Julio 11 del 2014

Mensaje de Dios Padre y Nuestro Señor Jesucristo a J. V. Julio 11 del 2014 - El séptimo sello se ha roto, los desastres, como os he anunciado, empezarán.

Jul 11_14 El séptimo sello se ha roto, los desastres, como os he anunciado, empezarán.ImprimirE-Mail
Rosario vespertino

Temas:
  • Os he de rescatar de las garras de satanás y ciertamente os dolerá, porque os habéis hecho fuertes con su maldad y no os habéis querido someter, en humildad, a Mi Bondad, que es la que os da, verdaderamente Vida.
  • Preparaos, jefes de los pueblos, preparaos, escribas y fariseos, porque Me veréis frente a frente, veréis Mi Cólera ante vosotros y no soportaréis ver el fuego que os fundirá, os querréis esconder ante la Ira de Mis Ojos y no podréis.
  • Muchas tragedias veréis, pero deberéis conservar la paz en todo momento, Mis santos ángeles, que estarán junto a vosotros, os estarán protegiendo en todo momento.
  • Cómo quisiera que os tomarais momentos en vuestra vida para que recordarais Mi Amor por vosotros pero, sobre todo, Me agradecierais, de corazón, todo lo que os hemos dado en Nuestra Santísima Trinidad.
  • ¿Cómo creéis pues, Mis pequeños, que Yo no os proteja, que Yo no os cuide en estos momentos, cuando se irá recuperando el Cuerpo Místico de Mi Hijo? Tened confianza en Mí, vuestro Dios, los que ya sois parte del Cuerpo Místico de Mi Hijo.

Mensaje de Dios Padre y Nuestro Señor Jesucristo a J. V.

Primer Misterio. Habla Dios Padre.
Sobre: Os he de rescatar de las garras de satanás y ciertamente os dolerá, porque os habéis hecho fuertes con su maldad y no os habéis querido someter, en humildad, a Mi Bondad, que es la que os da, verdaderamente Vida.
Hijitos Míos, las trompetas, tocando están. El séptimo sello se ha roto, los desastres, como os he anunciado, empezarán.
Mis pequeños, Me molesta anunciaros todo esto. Ciertamente, avisados ya estabais porque, tenéis en las Escrituras todo esto, que es el preámbulo a lo que ya os he venido anunciando, que será la purificación del Mundo y del Universo entero.
Os repito, Me molesta anunciaros todo esto, porque Yo Soy un Dios de Amor pero, Mi Justicia, también conlleva Amor. Mis pequeños, además de que os he venido explicando que la Justicia, Mi Justicia, que se ha de dar, va primeramente contra el mal que satanás ha sembrado por todas partes, Mi Justicia aplastará la cabeza de satanás a través de Mi Hija, la Siempre Virgen María. Mi Justicia os quitará tanto dolor, tanta pena, tanta maldad que veis a vuestro alrededor, y Mi Justicia también Me regresará vuestro corazón a Mi Corazón, porque vosotros os habéis olvidado de Mí; no entro ya a formar parte de vuestros intereses de vida.
Me blasfemáis, Me ignoráis, no cumplís con lo que Yo os he pedido, en Mis Mandamientos, Sacramentos, Leyes. Muchos de vosotros os burláis de todo lo que viene de Mí y, de ésta forma, vosotros habéis hecho vuestra vida sin Mi Presencia.
Si a vosotros os duele lo que vendrá, que será por corto tiempo, a Mí, Me ha venido doliendo vuestra actitud por muchos, muchos años y, esto no es justo, Mis pequeños, porque Yo Soy vuestro Padre, Soy vuestro Dios, Soy todo Amor. Vosotros, ciertamente, estáis envueltos en pecado, pero no habéis querido mejorar, al menos un poco, en vuestra vida espiritual y, por eso, Yo he de permitir ésta purificación, que será para que vuestro corazón se una nuevamente a Mi Corazón.
Muchos no lo veréis así, como un bien que se viene. Os duele que empecéis a perder todo con lo que estáis acostumbrados a vivir, especialmente en vuestra economía, en vuestra comodidad. ¿Acaso, os pregunto, vivís cómodamente con un corazón lleno de pecado y de maldad?
Vosotros no meditáis en ello y seguís viviendo con ése tipo de corazón, lleno de pecado y de maldad y Me seguís atormentando a Mí, vuestro Creador, vuestro Dios, que Soy todo Amor. En eso no pensáis, solamente pensáis en lo vuestro.
Todo esto que voy a permitir que venga, os hará recapacitar y os hará ver la realidad en la que habéis vivido y la realidad en la cual debisteis haber vivido. Habéis vivido en el pecado y debisteis haber vivido en la virtud y en el amor.
Por eso, antes de que Me blasfeméis, nuevamente, por lo que he de permitir en vuestra vida, agradecedMe, de corazón, que ya ponga fin, en vuestra vida, a toda ésta maldad que os rodea y que habéis hecho parte de vuestra vida. Vosotros no pertenecéis al mal, no pertenecéis a satanás, Me pertenecéis a Mí, que Soy vuestro Creador y Yo no puedo permitir que vosotros os perdáis eternamente, os he de rescatar de las garras de satanás y ciertamente os dolerá, porque os habéis hecho fuertes con su maldad y no os habéis querido someter, en humildad, a Mi Bondad, que es la que os da, verdaderamente Vida.
Dejad que Mi Santo Espíritu os guíe y os ayude a entender el Bien que va a hacer ésta purificación para toda la humanidad y al Universo entero, todo cambiará para vuestro Bien, agradecedlo, Mis pequeños.
Gracias, Mis pequeños.
Segundo Misterio. Habla Dios Padre y Nuestro Señor Jesucristo. 
Sobre: Preparaos, jefes de los pueblos, preparaos, escribas y fariseos, porque Me veréis frente a frente, veréis Mi Cólera ante vosotros y no soportaréis ver el fuego que os fundirá, os querréis esconder ante la Ira de Mis Ojos y no podréis.
Hijitos Míos, el Pecado Original, Me desmembró, Mi Cuerpo Místico quedó separado, quedó en partes. Vosotros, estáis llamados a ser parte de Mi Cuerpo Místico pero, primeramente, es a través de la familia, vosotros fuisteis llamados a ser familia con el Cielo.
Mi Hijo os vino a enseñar cómo se vive en el Cielo, para que os unierais todos, de toda raza, de toda lengua, pero con un solo corazón, o sea, viviendo en el Amor y no habéis hecho gran cosa por unir el Cuerpo Místico de Mi Hijo, sigue desmembrado.
Los países siguen separados por fronteras y, no solamente por idiomas, sino por ideologías, cada vez estáis peor. Ya no os unís, las guerras persisten, las injusticias os separan cada vez más, el odio va tomando cada vez más fuerza en los corazones de toda la humanidad y ya no se habla de amor, de Mi Amor. El Cuerpo Místico de Mi Hijo sigue desmembrado.
La humanidad tuvo a Mi Hijo, Presente entre ellos y, ¿qué tomasteis de Él? Se Le asesinó porque les hacía ver sus pecados, porque los ponía en evidencia ante el pueblo, porque los que se sentían superiores ante el pueblo no daban ejemplo bueno, ejemplo santo, siendo que ellos eran los que podían leer las Escrituras, porque el pueblo no sabía leer.
Os seguís aprovechando, escribas y fariseos de toda la humanidad. Seguís asesinando a Mi Hijo, habéis tomado todos los poderes de la Tierra para seguir desuniendo a Mis hijos. Fuerte será vuestro castigo porque os volvisteis arma de satanás. ¡Cuánta maldad hay en vuestro corazón! Os molestaba que Mi Hijo os dijera “sepulcros blanqueados” y os molestaba escuchar verdades que iban en vuestra contra, porque aparentabais ser grandes hombres ante el pueblo, cuando en realidad, erais putrefacción.
Preparaos, jefes de los pueblos, preparaos, escribas y fariseos, porque Me veréis frente a frente, veréis Mi Cólera ante vosotros y no soportaréis ver el fuego que os fundirá, os querréis esconder ante la Ira de Mis Ojos y no podréis. ¡Cuánta maldad ha salido de vosotros! No quisisteis escuchar a Mi Hijo, no os quisisteis llenar de Sabiduría Divina y preferisteis atacarLe, porque Él os había llamado la atención y en lugar de dejar entrar humildad en vuestro corazón, cambiar y servirMe debidamente, vuestra soberbia os ganó y os opusisteis a las Verdades de Mi Hijo, seguisteis la falsedad de satanás y la maldad entró en vuestro corazón. Esa maldad os condenará, porque pudisteis haber sido grandes ante Mis Ojos, pero vuestra soberbia ganó y os condenará vuestra soberbia.
De esto, Mis pequeños, humanidad entera, también de éstos escribas y fariseos seréis salvados, eliminaré toda ésta estirpe maldita que ha causado tanto mal, primeramente al Cielo, al asesinar a Mi Hijo y, por haber asesinado a Mi Hijo, también vosotros os perdisteis de mucho, Mis pequeños.
Volveréis al Bien, se os mostrará y los que queráis venir a Mí, lo seguiréis, seguiréis éste Bien que os enseñó Mi Hijo, que lo vivió ante vosotros y que lo viviréis cuando regreséis a Mí.
Ved, Mis pequeños, cómo os amo, cómo iré eliminando todo aquello y a todos aquellos que os han esclavizado por tanto tiempo. Mi Amor es Infinito y vosotros sois Mi Amor, sois Mis creaturas y, por eso os consiento tanto, no quiero seguir viéndoos sufrir, como ahora estáis sufriendo.
Ciertamente, os ayudaré a éste cambio tan bello que tendréis, pero también necesito de vuestra parte. Vosotros debéis poner de vuestra parte y cambiar de corazón, sacar de vuestro ser todo aquello que vaya en contra de Mis Enseñanzas y de Mi Amor. Tenéis el libre albedrío, si queréis venir en pos de Mí, debéis también purificar vuestro interior, ciertamente, con Mi ayuda, pero pidiéndoMelo de todo corazón. Si vosotros no queréis estar Conmigo, también seréis eliminados como ésta estirpe maldita será eliminada.
Disculpen, Mis pequeños, que os hable así, pero éstos hermanos vuestros, que se volcaron hacia el mal, mucho daño han hecho a Mi Corazón, a Mi Amor, al dañaros a vosotros y al impedir que Mis Leyes y Decretos se dieran en todo el Mundo. Mi Justicia será severa, contra estos esbirros de satanás.
Gracias, Mis pequeños.
Tercer MisterioHabla Dios Padre.
Sobre: Muchas tragedias veréis, pero deberéis conservar la paz en todo momento, Mis santos ángeles, que estarán junto a vosotros, os estarán protegiendo en todo momento.
Os he dicho, Mis pequeños, que el Universo entero se convulsionará, a tal grado será, que vosotros no sabréis qué hacer. Y esto os lo digo, Mis pequeños, porque si no estáis preparados desde ahora a enfrentar todos estos acontecimientos en estado de Gracia, difícilmente podréis tener algún sacerdote a la mano, que os perdone vuestros pecados mortales.
Os vuelvo a repetir esto, Mis pequeños, porque lo tenéis anunciado en las Escrituras. Cuando me refiero a aquellos tiempos, cuando el pueblo judío era atacado y se hablaba que el mismo pueblo caminaba de un lado a otro sin saber a dónde ir y los mismos sacerdotes tampoco sabían qué hacer, porque eran tiempos difíciles, porque eran tiempos de castigo. Ahora tendréis algo similar, Mis pequeños. ¿Cómo estaréis en ésos momentos?
Os he dicho que aquellos que estéis Conmigo, Yo os iré protegiendo y sabréis entender los acontecimientos que os rodearán. No así, aquellos que no están preparados, porque muchos se desesperarán y, hasta su vida querrán quitarse. Los que estéis Conmigo, conservaréis la calma, estaréis en paz, conoceréis Mis Designios y ayudaréis a vuestros hermanos que, desesperados estarán, a que recuperen ésa paz.
Ciertamente, muchas tragedias veréis, pero deberéis conservar la paz en todo momento, Mis santos ángeles, que estarán junto a vosotros, os estarán protegiendo en todo momento, por eso también os he pedido que tengáis ésa devoción grande a los santos ángeles, porque ellos os están protegiendo y están preparados ya para la gran batalla. Recordad que estáis en el campo de batalla, en donde el príncipe de éste mundo, os ha venido atacando desde vuestro nacimiento. Mis santos ángeles también os han venido protegiendo desde vuestro nacimiento, sino, más bien decir, desde vuestra concepción.
Espiritualmente hablando, Mis pequeños, estáis en un campo de batalla, que no soportaríais ver. Realmente estáis viviendo en forma y en un lugar muy diferente a lo que vuestros ojos humanos pueden ver, la realidad espiritual es otra y os espantaríais de verla, aunque fuera por unos pocos momentos.
Debéis creerMe, Mis pequeños, que necesitáis una protección muy grande, de parte Mía, y  debéis estar unidos en todo momento a Mí, vuestro Dios. Vuestra oración y vuestra donación, son importantísimas en estos momentos de cambio y de prueba.
El Cielo, unido está con las almas de la Tierra que quieren unirse a Mi Voluntad. Si no os acercáis a Mí, Mis pequeños, podréis dudar, os podréis llenar de temores y, hasta Me podréis fallar. Pase lo que pase a vuestro alrededor, venid a Mí y pedid Mi protección, Mi ayuda, Mi Sabiduría, para saber qué hacer en ésos momentos.
Recordad que Soy vuestro Creador y conozco vuestra pequeñez y, hasta podría decir, vuestra nulidad y Mi Amor no os puede abandonar en estos momentos de gran prueba espiritual, de eso deberéis estar completamente seguros. Yo estaré a vuestro lado ayudándoos en todo momento, pero necesito vuestra total donación a Mí, vuestro Dios. Ya no son momentos de dudar, son momentos para estar completamente seguros en Mi Omnipotencia.
Satanás no puede contra vosotros si vosotros estáis totalmente sumergidos en Mi Amor y en Mi Voluntad.

www.diospadresemanifiesta.com

1 comentario:

  1. Cubrenos con tu Santo Manto, bendito Dios y no nos desampares ni un instante. Amén.

    ResponderEliminar

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-