BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




lunes, 4 de agosto de 2014

Si la guerra nuclear no nos extermina, el virus ébola podría hacerlo

Conferencia de prensa de la Casa Blanca de Obama

Por Paul Craig Roberts
Acabo de escuchar en la Radio Pública Nacional dos cosas que han destruido totalmente lo poco de creencia que todavía tenía en el liderazgo estadounidense. He llegado a la conclusión de que el término “estadounidense inteligente” es un oxímoron.
Las élites estadounidenses han decidido que los estadounidenses no están suficientemente amenazados por la guerra y el caos económico, por lo que están llevando el virus ébola a América. La Radio Pública Nacional informó que dos de las personas infectadas con el virus del ébola, que no se puede curar y suele ser mortal, están siendo llevados al Hospital de la Universidad de Emory en Atlanta, Georgia.
Todo lo que se necesita es una tos, un estornudo, una gota de saliva, y el virus estaría libre en uno de los principales centros de transporte de los EE.UU..
¿Lo llamamos pandemia ya? Queda poca duda de que la mayor parte del mundo emitiría un gran suspiro de alivio al librarse de Washington.
Al parecer se pondrán en cuarentena a los infectados por ébola en salas especiales. Pero ya sabemos que los hospitales estadounidenses no pueden contener ni infecciones por estafilococos.http://rt.com/usa/177408-nightmare-bacteria-antibiotic-southeast/ ¿Qué sucederá con los utensilios, platos, vasos y copas con las que las personas infectadas por ébola comen y beben? ¿Y quién va a limpiar los orinales? Un desliz por una persona, un desgarro en un guante de goma, y ​​el virus está suelto.
Si no morimos de ébola, todavía tenemos una guerra nuclear que evitar. Oí parte de la conferencia de prensa de Obama. Obama acusó a Putin de hacer todo lo que sólo está haciendo Obama.
Si Obama cree en lo que le dijo a la prensa, está totalmente desinformado por sus asesores. Si no cree en la burda propaganda que habla, entonces nos está liderando conscientemente en dirección a la guerra con Rusia, que probablemente signifique la guerra con China, así y el final de todos nosotros.
Tenga en cuenta que después de ocho años los militares de EE.UU. no pudieron ocupar con éxito Irak, y que tras 13 años los EE.UU. no fueron capaces de derrotar a unos cuantos miles de talibanes con armas ligeras en Afganistán.
Rusia y China no son Irak, Libia o Afganistán.
La guerra con Rusia será nuclear. Washington se ha preparado para ello. Washington ha abandonado el tratado ABM, creó lo que piensa que es un escudo ABM, y cambió su doctrina de guerra para permitir un primer ataque nuclear de EE.UU.. Todo esto está obviamente dirigido a Rusia, y el gobierno ruso lo sabe. ¿Cuánto tiempo va a sentarse Rusia a la espera del primer ataque de Washington?
Rusia no ha hecho otra cosa que ponerse en el camino, con retraso, de las mentiras de Washington que Washington utiliza para iniciar guerras. Rusia (y China) estuvieron junto con las mentiras de Washington sobre las armas iraquíes de destrucción masiva. Rusia (y China) estuvieron junto con las mentiras de Washington de que los 13 años en los que Washington intentó la conquista y ocupación de Afganistán tuvieron que ver con la búsqueda de Osama bin Laden. Washington (y China) cayeron en el engaño de Washington de que una resolución de la ONU para establecer una zona de exclusión aérea sobre Libia fue con el propósito de impedir que la fuerza aérea de Gadafi bombardeara a su propio pueblo, sólo para descubrir que Washington usó indebidamente la resolución para enviar la fuerza aérea de la OTAN para derrocar al gobierno de Libia.
Cuando Washington delimitó una “línea roja” en la arena en lo que respecta a la utilización por el gobierno sirio de armas químicas contra las fuerzas externas que Washington había organizado y enviado a Siria para derrocar al gobierno, al mismo tiempo pretendiendo que estos mercenarios islamistas eran los verdaderos portavoces por la democracia en Siria, la mayoría del mundo sabía que Washington estaba a punto de organizar un ataque químico  para culpar a Assad. Cuando ocurrió el ataque orquestado por Washington en la fecha prevista, esta vez Rusia y China no cayeron en la trampa. Y tampoco lo hizo el Parlamento británico. Washington fue incapaz de producir ninguna prueba de las acusaciones que hizo y que esperaban atraer por lo menos el apoyo de los británicos en su asalto militar contra Siria. Rusia, sin embargo, fue capaz de producir evidencias, las cuales frustraron el complot de Washington contra Siria.
La intervención de Rusia enfureció a Washington, al igual que la intervención de Rusia que bloqueó el complot de Washington para atacar a Irán. Washington, desprovisto de todas las pruebas y en contradicción con los informes de los inspectores de la Agencia Internacional de la Energía Atómica sobre el terreno en Irán de que no hubo desvío de uranio del programa energético legal para un programa de armas, se había preparado para atacar a Irán. Irán está rodeado por cerca de 40 bases militares de Estados Unidos y dos de las flotas de Washington frente a sus costas.
Pero entró Rusia y se llegó a un acuerdo, que Washington tuvo que aceptar, que mantuvo el enriquecimiento de uranio iraní en el nivel bajo que se utiliza para la energía, un nivel muy por debajo de las necesidades de armamento.
Dos marcas negras contra Rusia cuyo gobierno impidió guerras que Washington quería. Se suponía que Rusia (y China) debían apoyar las mentiras de Washington como los estados títeres de Europa, Canadá, Australia y Japón, países que hace tiempo renunciaron a su soberanía ante Washington.
Por desgracia para Rusia, Rusia demostró que había alcanzado suficiente poder e influencia para bloquear los planes de guerra de Washington y, por lo tanto, éste ha puesto en acción la Doctrina Wolfowitz contra Rusia. He citado esta doctrina en columnas recientes, pero usted puede usar google y leerla por sí mismo. La doctrina es la base de la política exterior de Washington y declara que el objetivo principal de la política exterior de Washington es impedir el surgimiento de cualquier país que pudiera servir como un freno a la hegemonía de Washington en el mundo. (La doctrina menciona explícitamente a Rusia, pero también se aplica a China.)
A Washington le preocupa que Rusia haya frustrado en dos ocasiones las intenciones de guerra de Washington y que el Parlamento de Gran Bretaña, estado títere de EE.UU. votó con los rusos. Washington también está preocupado por las crecientes relaciones económicas y políticas entre sus estados títeres de la UE y Rusia. Los países de la UE, especialmente Alemania, tienen numerosas y rentables conexiones económicas con Rusia, y todos en Europa dependen de la energía suministrada rusa.
Washington no está interesado en la verdad, y Rusia no puede ganar una guerra de propaganda con Washington, que controla el idioma del mundo, que es el inglés, el idioma de la propaganda de Washington. Los medios occidentales se componen de idiotas que están permitiendo el camino de Washington hacia la guerra y el exterminio de la vida en la tierra.
Si el gobierno ruso hubiera aceptado la solicitud de las provincias separatistas, no habría guerra. El gobierno de Ucrania está demente y controlado por Washington, pero no va a atacar los territorios reconocidos por Rusia como su territorio.
Al mostrar moderación, Rusia ha convencido a Washington de que Rusia es débil, y Washington ha aumentado la presión. Rusia ha convencido a Europa de que no hay ningún costo de Rusia a Europa por el cumplimiento de las sanciones de Washington. Al confiar en la buena voluntad, la racionabilidad, la verdad y la evidencia, Rusia ha leído mal a Washington y a sus cobardes títeres europeos.
Lo que Obama quiso decir en su conferencia de prensa en la Casa Blanca de hoy (1 de agosto), cuando dijo que Putin debería usar la diplomacia, que Putin ha estado utilizando sin ningún efecto, es que Putin debe entregar Crimea, pese a la oposición de Crimea y el pueblo ruso, al gobierno títere de Washington en Kiev para que Washington pueda desalojar a Rusia de su puerto de clima cálido y con acceso al Mar Mediterráneo, con lo que haría redundante la base naval de Rusia en Tartus, Siria. Obama también quiere que Putin envíe a las zonas separatistas de Ucrania, áreas que tradicionalmente formaban parte de Rusia, las fuerzas militares rusas para someter a los territorios separatistas para el gobierno títere de Washington en Kiev.
Esta es la posición “diplomática” de Washington. Sólo una persona totalmente demente podría considerar la posición de Obama como realista.
Como una persona a la que se considera imparcial por los medios de comunicación del mundo y que llega a conclusiones razonables, independientemente de la propaganda de Washington, a menudo me han entrevistado las medios de comunicación independientes estadounidenses así como extranjeros. En los últimos tiempos, los medios de comunicación de Rusia se han dirigido a mí en bastantes ocasiones. Lo que he aprendido es que los medios de comunicación de Rusia están perplejos por la hostilidad de Washington hacia Rusia.
Rusia no está actuando en el antiguo sur confederado tratando de instigar a América del Sur en contra de Washington por la rapiña de Washington, el asesinato y la destrucción de la cultura del Sur, sino es Washington el que está operando en el sur de Rusia tratando de instigar a Ucrania, durante mucho tiempo una parte de Rusia, contra Rusia.
Como los rusos, excepto tal vez el gobierno, no son conscientes de la Doctrina Wolfowitz, no saben que el principal objetivo de Washington es impedir el ascenso de todos los demás poderes que podrían limitar el papel de Washington como único poder unipolar hegemónico sobre la Tierra.
En lugar de darse cuenta de la verdadera amenaza, las organizaciones de medios de comunicación rusos me preguntan si el presupuesto de Rusia puede aguantar a las sanciones de Washington y la UE cortando el suministro de energía a Europa.
Cada vez que escucho esta pregunta me sorprendo. Rusia puede cerrar gran parte de la industria europea y privar a los europeos del calor en invierno, ¿y los medios de comunicación rusos me preguntan si Rusia se lo puede permitir?
¿Puede Rusia permitirse ser demonizado por las mentiras, ser derribada al suelo por las sanciones propagandísticos que harán daño a Europa y algunas empresas estadounidenses, que transmiten la imagen de que Rusia es tan débil como para ser impotente frente a las sanciones de Occidente como para aceptar la sanciones sin demostrar el costo a Europa y los EE.UU.?
Rusia tiene igual número de cabezas nucleares que Washington, y el “escudo ABM” de Washington es una farsa. Si el gobierno americano loco nos conduce con esta crisis, la que Washington ha creado en solitario, a la guerra, todos vamos a morir, y ¿para qué? La respuesta es: por la MENTIRA de Washington.
¿Quieren morir por una mentira? ¿Otra mentira de Washington?
Si no lo quieren, es mejor que se lo hagan saber a Washington.
Rusia no puede poner fin a esta crisis si no pone sus pies en el suelo. He abogado previamente de que Rusia debe llevar su caso ante la ONU. Por otra parte, el gobierno ruso tiene que hacer entender a Europa dos cuestiones. Una es si Europa quiere que sus suministros energéticos procedentes de Rusia sean cortados, la energía de Washington, a pesar de sus mentiras, no puede substituirla por 3 o más años en todo caso… La otra es ¿quiere Europa la guerra con Rusia y piensa Europa que esos países idiotas que albergan misiles de Washington no serán bombardeados y exterminados?
La crisis en Ucrania seguirá a costa de Rusia y toda la humanidad hasta que Rusia le explique al estúpido, arrogante, y lleno de presunciones Occidente que las acciones criminales y agresivas de Occidente contra Rusia tienen un costo real, y que Rusia está dispuesta a imponer el costo.
La gente llena de propaganda en Occidente no tienen ni idea de la suerte hacia la cual sus gobiernos dementes les están llevando. Rusia tiene que dejar claro a los pueblos de Occidente con el cerebro lavado por la propaganda que Rusia no va a ser un estado títere de Occidente o que aceptará la agresión gratuita del Loco de la Casa Blanca.
Sería de gran ayuda para salvar la vida en la Tierra, si China también lo dejara claro.
Cuanto antes, mejor.
A menos que el mundo ponga las riendas a los criminales dementes de Washington, el mundo ha firmado su propia sentencia de muerte.
El Dr. Paul Craig Roberts fue secretario adjunto del Tesoro para Política Económica y editor asociado del Wall Street Journal. Fue columnista de la revista Business Week, Scripps Howard News Service, y Creators Syndicate. Ha tenido muchas citas universitarias. Sus columnas de Internet han atraído a muchos seguidores en todo el mundo. Los últimos libros de Roberts son “El Fracaso del Capitalismo del Laissez Faire y la Disolución Económica de Occidente” y “Cómo Se Perdió América”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-