BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




martes, 16 de septiembre de 2014

"Sale a luz impresionante complemento del mensaje de Fátima"

Sale a luz impresionante complemento del mensaje de Fátima
Lima, 3 de setiembre de 2014.
Estimados amigas y amigos:
Les escribo sobrecogido por un hecho extraordinario, del que recién acabamos de enterarnos. No es de hoy ni de ayer, sino de... ¡hace 70 años! Pero de tal manera se relaciona con lo que está ocurriendo en este momento en el mundo, que podría haber sucedido hace cinco minutos...
La Hermana Lucía, vidente de Fátima, tuvo en 1944 una aparición adicional de la Virgen, que sólo se conoció recientemente. En ella, Nuestra Señora le hace ver y comprender hechos estrechamente conexos con dos anuncios del ya conocido "secreto" de Fátima: "varias naciones serán aniquiladas" y "mi Inmaculado Corazón triunfará".
¿Y qué le dijo la Virgen? —Lean sus propias palabras en nuestro nuevo artículo:

Incluye un facsímil del relato de puño y letra de la propia Lucía, tomado de su diario y editado en una publicación oficial de su convento.
Leyéndolo, encontrarán materia para reflexionar sobre la situación actual de la humanidad, la inminencia de un posible castigo divino, y las formas de alcanzar una misericordia especial de Dios, que nos permita atravesar esa tribulación y ser testigos del triunfo universal de la Iglesia, prometido en Fátima y confirmado en esa visión de Lucía.
En unión de intenciones y oraciones,
Luis Alberto Chávez H.
Secretario

Una novedad sobre el Tercer Secreto de Fátima

Hay una novedad sobre el tema del "Tercer Secreto de Fátima", una profecía que parece acercarse a pasos acelerados a su realización final. Se encuentra en una publicación oficial del Carmelo de Coimbra, monasterio en el que vivió la verdadera Hermana Lucía cerca de un año, muriendo allí el 31 de mayo de 1949. El libro se llama "Un caminho sob o olhar de Maria" y es una biografía de la vidente de Fátima, escrita por las hermanas, con documentos inéditos de Sor Lucía.

Conviene recordar que en 1943, estando con las Hermanas Doroteas en España, la Hermana Lucía se enfermó gravemente. Su superior, Mons. Da Silva, temiendo su muerte, le ordenó escribir las revelaciones de que fue objeto en 1917.

La Hermana Lucía dudaba que la orden de su superior fuese realmente la Voluntad de Dios, y pidió en la oración le fuera manifestado lo que debía hacer.

Hacia las 4 de la tarde del día 3 de enero de 1944, en la capilla del convento, ante el sagrario, cuando la Hermana Lucía pedía a Dios darle a conocer su Voluntad, tuvo una experiencia espiritual: "Sentí entonces que una mano amiga, afectuosa y materna, me toca el hombro. Fue la Madre del Cielo que me dijo: quédate en paz y escribe lo que te mando, pero no aquello que te ha sido dado comprender de su significado", aludiendo al significado de la visión que la misma Virgen le había revelado en 1917, es decir, la "tercera parte" del mensaje.
"Inmediatamente después ‒dice la Hermana Lucía‒ sentí el espíritu inundado por un misterio de luz que es Dios y en El he visto y oído: la punta de la lanza como una llama que se separa, toca el eje de la Tierra y ésta tiembla: montañas, ciudades, regiones y pueblos son sepultados con sus habitantes. El mar, los ríos y las nubes salen de sus límites, desbordándose, inundando y arrastrando en un torbellino casas y personas en un número que no se puede contar, es la purificación del mundo del pecado en el cual está inmerso". "Llama que se separa" parece hacer referencia a lo que hoy se conoce como una explosión solar.

"El odio, la ambición, provocan la guerra destructiva. Después he sentido en el palpitar acelerado del corazón y en mi espíritu una voz ligera que decía: "en el tiempo, una sola fe, un solo bautismo, una sola Iglesia, Santa, Católica, Apostólica. ¡En la eternidad, el Cielo! Esta palabra 'Cielo' llenó mi corazón de paz y felicidad, de tal modo que, casi sin darme cuenta, continué repitiendo por mucho tiempo: el Cielo, el Cielo".

Con esa fuerza sobrenatural, y sabiendo ya que sí era Voluntad de Dios, Sor Lucía tuvo la posibilidad de escribir las revelaciones de 1917, a excepción de las palabras explicativas de la Virgen sobre la tercera parte de las revelaciones. Por su gran decaimiento físico y por la indicación de la Santísima Virgen, Lucía logró completar el Tercer Secreto hasta el día 9 de enero, una vez que recuperó las fuerzas. Lo escribió no ya en su diario, sino en una pequeña hoja de papel.

Es evidente que en los documentos que escribió y fueron enviados a El Vaticano, no viene la referencia a las palabras que escuchó de la Virgen María aquel 3 de enero de 1944, pues su superior solo le había ordenado escribir las revelaciones de 1917, no lo que le pasó ese día.

Hasta ahora, solo se ha conocido oficialmente la visión del Tercer Secreto, dada a conocer por El Vaticano en junio del año 2000. Pero no se han dado a conocer de manera pública ni las palabras explicativas de la Virgen, a la visión de 1917, ni las palabras que le dirigió la Virgen en la capilla del convento en 1944. Nosotros dimos a conocer el documento con las palabras explicativas de 1917 (ver "El Verdadero Tercer Secreto de Fátima") y ahora reproducimos las palabras que recibió Lucía en 1944, tomándolas de la biografía publicada por el convento de Coimbra.

Así tenemos que esos documentos, no dados a conocer oficialmente por El Vaticano, se refieren a dos elementos distintos: una tragedia natural y cósmica para el mundo, y una gran apostasía y crisis dentro de la Iglesia. Dos pruebas apocalípticas al final de las cuales ‒dijo Nuestra Señora en Fátima‒ "Mi Inmaculado Corazón triunfará".

A este esperado "triunfo" hizo referencia Benedicto XVI en 2010: "Que los siete años que nos separan del centenario de las apariciones (2017) puedan acelerar el triunfo previsto del Inmaculado Corazón de María, para gloria de la Santísima Trinidad".

Con la publicación de la biografía de Sor Lucía por parte de Coimbra sabemos ahora de dónde tomó el Papa San Juan Pablo II la idea de que Fátima está relacionada con una catástrofe cósmica que afectará enormemente la Tierra.

En efecto, cuando el Papa viajó a Alemania en 1980, un periodista le preguntó, en una rueda de prensa organizada en la ciudad de Fulda, si era auténtico el Tercer Secreto de Fátima filtrado en 1963 por el periódico Neues Europa , y porqué no se publicó en 1960 como lo había pedido la Santísima Virgen.

La respuesta del Papa fue publicada en la edición de octubre de la revista alemana Stimme des Glaubens:
"Por su contenido impresionante, y para no estimular al poder mundial del comunismo a llevar a cabo ciertas medidas, mis predecesores prefirieron darle al Secreto un trato diplomático. Además, debería bastar a todo cristiano saber que el secreto habla de que océanos inundarán continentes enteros, y que millones de personas morirán repentinamente, en minutos. Con esto en mente, no es oportuna la publicación del mensaje. Muchos quieren saber simplemente por curiosidad y sensacionalismo, pero olvidan que el saber implica responsabilidad. Ellos pretenden solo satisfacer su curiosidad, y eso es peligroso si al mismo tiempo no están dispuestos a hacer algo".

Indirectamente, Juan Pablo II confirmaba que era auténtico el texto "diplomático" filtrado por Neues Europa, y nos deja ver cómo El Vaticano mezcló diversas apariciones de la Virgen María con las palabras dirigidas a Lucía en la capilla del convento de Coimbra en 1944. Debido a la tensión internacional y a las concesiones secretas que El Vaticano hacía con el comunismo ruso, el Papa Juan XXIII prefirió no dar a conocer el Tercer Secreto, sino que lo envió por vía diplomática a los presidentes de Estados Unidos, John F. Kennedy, de la Unión Soviética, Nikita Kruschev y de Inglaterra, McMillan.

Ahora que tenemos el panorama completo, y si retomamos la intuición que el Vicario de Cristo Benedicto XVI tuvo en el año 2000, de que en el centenario de las apariciones de Fátima (2017) se alcanzará "el triunfo previsto del Inmaculado Corazón de María", podemos concluir que en estos tres años que tenemos por delante se dará la Guerra, el Gran Aviso y el Rapto de los Santos, así como el Milagro y el Castigo, que bien puede ser esa lanza de fuego que mueve el eje de la Tierra y ocasiona terremotos y el hundimiento de continentes enteros.
Parece que el futuro nos está alcanzando.

2 comentarios:

  1. esperemos y oremos para que la mayor parte de la gente que va a morir en esta tragedia, muera reconciliada con Dios.
    y ahora con las declaraciones del E.I. sobre su horrorosplan de asesinar al Papa e izar la bandera negra en el vaticano... todo parece estar acercandose apresuradamente. Este domingo el Papa estará en Albania, y ellos quieren aprovechar eso para asesinarlo, y además han advertido que si fallan, intentarán nuevamente asesinarlo en el mes de Noviembre que el Papa viajará a Turquía. Lastimosamente El Vaticano no está tomándose en serio estas amenazas.
    Dios quiera que estas cosas no sucedan, pero la profecía de Fatima al parecer estar por hacerse realidad prontamente.
    Que Dios nos proteja y la santa Madre nos guíe.

    ResponderEliminar
  2. Corría el año de 1983 y tuve en mi vida un encuentro personal con Jesús que cambiaria no solo el modo de ver mi vida sino todo el concepto que de ella tenía.
    Cabe decir que nunca lo he visto personal mente todo sucedió en fe pero sucedió.
    Una de las cosas que me ocurrieron en aquel entonces fue que cayó en mi mano providencialmente una cinta magnetofónica con el contenido de una entrevista de un sacerdote y la hermana Lucia que hablaba de esa aparición y de su contenido.
    Aquello me superaba pero por el consejo de un amigo sacerdote lo deje estar, no te obsesiones con esas cosas me dijo las catástrofes personales son más frecuentes y hay que estar preparados y con la maleta hecha.
    Todo fue sucediendo tal y como decía que iba a ocurrir. Incluido la actualidad de los acontecimientos que hoy ocurren.
    No es un castigo de Dios padre sino las consecuencias de nuestros propios pecados.
    El Señor Jesús no es ocioso en el hablar ni dice nada que no tenga una utilidad.
    Lo importante de sus advertencias son que estemos preparados. Y confiados en su providencia.
    La resurrección solo viene después de la pasión.
    Y su venida esta cerca. Solo cuando todo parezca que esta perdido Él triunfara.

    ResponderEliminar

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-