BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




jueves, 9 de octubre de 2014

Con muchos Angeles… mensajes de la Virgen María a Cristina Gallagher

Christina ha visto muchos ángeles diferentes y ha visto ángeles individualmente así como en grupos. Una vez cuando Christina estaba soportando un gran sufrimiento, entonces se le apareció su propio ángel guardián. Él le prometió que él se “llevaría sus problemas y le daría paz”, y esto es lo que realmente pasó después de que él se apareció ante ella. A Christina le fue dado el nombre del ángel; es Carmello.

Christina ha visto en varias ocasiones al ángel guardián de su país natal, el Angel de Irlanda, así como, San Rafael (patrón de aquéllos que viajan), el Angel de Paz, el Angel de la Ira e incluso al ángel guardián de su Director Espiritual, el Padre McGinnity. El Padre relata una historia acerca de esa ocasión:
“Yo tuve una experiencia profundamente impresionante que tenía que ver con mi ángel guardián en un momento cuando yo menos lo esperaba. Fue en el curso de una serie de charlas dadas por Christina en los Estados Unidos. Cuando yo ofrecí la Misa privadamente un día de la gira cuando no había ninguna función pública, sentí una paz celestial que contagiaba mi alma de una manera muy profunda justo cuando había terminado la Consagración de la Misa. Era tan fuerte, como si un poder estuviera entrando en mi alma y tan especial: Yo nunca había tenido experiencia semejante de paz “no terrestre” antes. Apenas permaneció dentro de mí por un minuto o dos. Después yo le pregunté a Christina si algo raro había tenido lugar durante la Misa. Ella sonrió por lo que acababa de ver y se sorprendió de que yo supiera. Después ella me reveló que mi ángel guardián apareció durante la Misa de pie detrás de mí y ligeramente sobre mí y que el ángel puso sus manos en mis hombros. Cuando yo pregunté en qué momento es que esto había ocurrido, Christina dijo ‘ Justo cuando la Consagración tuvo lugar. ‘”

EL ARCANGEL MIGUEL
Miguel bendito se colocó en las fases tempranas de las apariciones a un lado de Christina para protegerla, mientras el Padre Pio se puso a su otro lado. Ella ha visto a Miguel Bendito en varias ocasiones. él ha aparecido muy poderoso con una gran espada, dirigida para tranquilizarla a ella con su protección. Christina dice, “él era enorme. Se veía como un hombre grande, con alas, en luz blanca radiante. Yo lo he visto en formas diferentes. Era muy guapo. Tenía una cara fuerte. Su poder causaba un sentimiento de debilidad, casi miedo dentro de mí. Repetidamente, él hizo gestos con su espada. Miguel bendito parecía mucho más poderoso que el diablo. él tiene un poder mayor que cualquiera excepto Dios y Nuestra Madre Bendita. Yo me sentía en su presencia un tremendo sentimiento de protección. Es un poder espiritual de paz y seguridad. Me llenó de respeto.”
Fue cuando Satanás estaba insistiendo en sus ataques sobre Christina que Miguel Bendito se le apareció por primera vez a ella. Sin embargo, Christina en muchas ocasiones había tenido conocimiento explícito de su presencia y protección: “él siempre está allí” dice Christina ” ahora me siento mucho más feliz. Pero incluso con Miguel Bendito cerca de mí, todavía digo frecuentemente su oración.”
Merece la pena mencionar que, a pesar de que Nuestra Madre Bendita ponga a un lado de Christina al más grande arcángel como su protección constante contra el diablo, Ella le recuerda a Christina que es necesario pedir su ayuda continuamente. “Mi niña, usa el agua bendita más a menudo. Implora a Miguel Bendito, el arcángel, más a menudo. Pídale que te proteja”.Parece que Nuestra Madre Bendita encontró necesario pedir esto cuando había peligro de que los ataques de Satanás aumentaran en contra de Christina. Ella nunca debe abandonar el arma de la oración para invocar a Miguel Bendito que está asignado a ella.

COROS DE ANGELES
En la ocasión en que Christina vió el Cielo y al Padre Celestial sentado en un trono, ella vio muchos ángeles diminutos sin alas que moviéndose a voluntad de arriba abajo como un haz de luz que conduce a Dios. Cuando ella veía a la Santísima Trinidad, en esa ocasión, grupos de ángeles cantaban “Gloria a Dios en las Alturas” en una armonía tan perfecta que parecía como música aunque era una mezcla de voces innumerables. Una vez mientras viajaba en los Estados Unidos para hablar sobre los mensajes de Nuestra Señora, le fue permitido a Christina oír voces angélicas cantar en armonía a Nuestra Señora Bendita.
En la Casa de Oración donde Nuestra Madre Bendita le prometió a Christina que ella habría de “estar presente con muchos ángeles” Christina ha visto repetidamente ángeles durante la Misa, y a veces fuera de Misa. Ella los ha visto en cantidades innumerables y con gran gentileza y respeto, asistiendo a Nuestra Señora Bendita. Ella los ha visto y oído cantar durante Misa.

El ANGEL DEL SANTO PADRE
En una ocasión durante Misa, a Christina le fue mostrado el Santo Padre caminando en jardines bellamente arreglados que ella nunca había visto antes y al lado de él un prelado. De repente Christina pudo ver el ángel del Santo Padre venir al lado de él y escudarlo con su gran ala de un peligro particular.

EL ANGEL DE LA PASCUA
El domingo, el 5 de septiembre de 1993, Nuestra Señora Bendita dio un mensaje a Christina en el que se refirió al Angel del Pascua.
“Mis niños, yo vengo con un mensaje de amor y paz. Lloro por su seguridad de cuerpo y alma. Les ofrezco la armadura de protección de la luz de Dios. Ustedes piensan que son astutos y sabios. No son sino tontos y ciegos. Lean la Palabra del Señor su Dios. Con Su sangre ustedes son redimidos. Mis niños, les suplico a ustedes, despierten antes de que sea demasiado tarde. El Angel de la Pascua está a la mano. Yo deseo que ustedes sean sabios y cultos en la luz de Dios. Tomen su armadura. Póngasela sin miedo. Yo soy su Madre y dirijo esta batalla. Como Dios me eligió traer a su Redentor a través del fruto de Mi vientre, yo una vez más se los traigo en Gloria, como Rey, porque yo soy la sierva de Dios, y comparto su gloria y victoria por la redención de la raza humana. En esa gloria Mi Corazón Inmaculado triunfará. Mis niños, no duden en responder; vivan mi mensaje de amor y paz. A través de él, ustedes tendrán esperanza en la vida. Yo les imparto Mis bendiciones, en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo.”

FORMACION DEL CALIZ
Aunque los momentos de gracia y el armonioso cantar de los ángeles en formaciones variantes durante la Misa son deleitables a la vista, uno de las vistas más impresionantes con relación a los ángeles que Christina ha testificado, fue cuando ellos la conmovieron, incluso hasta las lágrimas de alegría, durante la Misa el sábado 8 de octubre de 1994. Los ángeles llegaron formados en un cáliz vistoso y perfecto a través de un intercalado intrincado de sus alas. De este cáliz, se elevó la mitad de una hostia de cuya mitad superior era visible que se desprendía una luz radiante que iluminaba a los ángeles que quedaron absortos de la hermosura y por reverencia. Ellos miraban hacia arriba, no hacia adentro.
  
EL ARCANGEL ANONIMO
Justo cuando Christina tomó su lugar en la capilla para la Misa, un ángel se presentó ante ella con una gran luz. Christina se preguntaba qué ángel podría ser éste. él (pero Christina agregó, “yo digo ‘ él ‘ pero el ángel no era ni ‘él’ ni ‘ella’ “) radió una gran luz pero también un poder a su alma, algo más delicado que paz – un sentimiento de entrega que Christina no había experimentado a semejante grado antes. El ángel le confió a Christina que él era ‘ el arcángel anónimo: ella entendió que era el cuarto arcángel. él le explicó a Christina que fue enviado por Dios para ayudarla a entregarse; que si ella pudiera entregarse más, sufriría menos. Christina experimentó que el ángel la rodeaba totalmente y traspasaba su alma.
Ella lo describió como si el ángel pudiera “envolverse alrededor de su alma”. Christina no entendió la mención de “el arcángel anónimo” y le preguntó ya que no había tal cosa como un arcángel anónimo en las Escrituras. El ángel parecía divertido por esta pregunta hecha por Christina, aunque el efecto que el arcángel causó en Christina fue tal que ella se vió cuestionando lo que ella no podría entender normalmente. El arcángel le dijo que sólo le dijera a su director espiritual. Entonces el ángel le mostró el Libro de Vida que ella había visto en Los Angeles cuando Jesús le mostró su próxima purificación. Le agradó al arcángel el que ella hubiera reconocido el Libro y le dijo que ese libro es su responsabilidad aunque por ahora él tenía la responsabilidad de ayudarla a que ella se entregara.
En el ofertorio de la Misa, Christina tomó conciencia de la necesidad de ofrecer a este ángel una intención del P. McGinnity que estaba entregaba a Dios en la Misa que estaba siendo ofrecida. El ángel continuó teniendo este efecto maravilloso en Christina más allá del tiempo de la celebración de la Misa y de hecho desde entonces, debido a los horrores del sufrimiento y molestia que experimentó eran tan enormes que su director espiritual comentó que él no consideraba que Christina pudiera soportar el mismo grado de entrega y ecuanimidad que ha mostrado desde la venida de este arcángel. Ella comentaría, “Si ese ángel continúa conmigo, nada podrá perturbarme. . .”

LA ASIGNACION DE ANGELES PARA LA PROTECCION DE CHRISTINA
El 9 de diciembre de 1995, Jesús concluyó un mensaje a Christina refiriéndose a las tareas específicas (espirituales todas) de cada uno de los ángeles y santos que habían sido asignados en momentos diferentes para estar con ella. . .
“Yo te he dado a Mi Madre para ser el Guardián de tu alma; Miguel el guardián de tu carne; Tú ángel guardián libertad de tus facultades; el ángel que se proclamó a sí mismo como “el anónimo” para confortarte; Al Padre Pio como guardián en contra del espíritu maligno para protegerte junto con Miguel. Muchos espíritus de Luz te rodean. Los santos continúan intercediendo, por tus necesidades, espiritualmente. . . “

ANGELES QUE INTERCEDEN A TRAVÉS DE LA MISA
EL Día de Navidad en 1995, Christina presenció a ángeles alrededor y encima del altar regocijándose. Entonces ellos todos iniciaron la formación de un círculo mirando hacia arriba y formando una corona perfecta con sus alas doradas. A Christina le fue dado el saber que éste era los medios de subida al sacrificio. Un arroyo de almas vino del Purgatorio, muchos centenares (algunos eran más grises que otros en color indicando a Christina que ellos vinieron de los niveles más bajos de Purgatorio). Christina supo que cada ángel que formaba la corona era asignado a varias de estas almas para escoltarlos a su lugar apropiado en Cielo. Las almas se fundieron lejos en grupos de aproximadamente cincuenta cada uno mientras “la corona” ascendía.
Christina reconoció a su propio ángel a la cabeza de una línea de ángeles que vienen a un lado del altar. Ellos flotaron adelante y miraron hacia arriba intercediendo a través del Sacrificio de la Misa por todos los presentes. éstos eran los ángeles guardianes de todo el presente.

LOS ANGELES DE LA CORONA DE NUESTRA SEÑORA
El 10 de febrero de 1996, durante la Misa aproximadamente veinticinco ángeles vinieron. Christina estaba consciente de la presencia de Nuestra Señora aunque no era visible. Entonces los ángeles empezaron a formar la corona de Nuestra Señora. ¡Ellos podían asumir cualquier posición ante al asombro de Christina! En una mirada rápida, ella dijo,
“¡Tú pensarías en una corona real! Un ángel tomó la forma de el globo terráqueo y un ángel formó el poste y otro el travesaño de la cruz!”

LOS ANGELES Y LAS SAGRADAS HERIDAS
En una ocasión durante la adoración del Sagrado Sacramento cuando Jesús apareció vivo en la cruz a Christina y miró a los adoradores, a pesar del peso enorme de Su cansancio, algunos ángeles se acercaban lentamente, uno a la vez y limpiaron la Sangre Preciosa de las heridas en Su Cuerpo. Cuando hacían esto, sin embargo, Christina notó que cada uno de los ángeles se volteaba a otro lado, para no ver la herida en particular que estaba tocando. Le fue revelado a ella que era el horror del pecado el que infligió estas heridas en Nuestro Señor y que causaba en los ángeles esta revulsión. La única herida que ellos no limpiaron era la herida en Su Sagrado Costado.

1 comentario:

  1. Es maravilloso el poder conocer más acerca de nuestros ángeles guardianes y saber que cada vez que invocamos por su ayuda nos podemos sentir más seguros en situaciones de peligro, cada vez que salgo a la calle o que mis hijos salen siempre trato de invocar y rezar la oración de los ángeles de la guarda y realizar mentalmente una cruz delante de ellos y maravillosamente y por nuestra fe nos sentimos todos siempre protegidos por su presencia.

    ResponderEliminar

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-