BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




martes, 16 de junio de 2015

¡Cuidado! el demonio también se esconde en Internet!

¡Cuidado! el demonio también se esconde en Internet Los más expuestos a la acción del demonio son sin duda los jóvenes. Ventilan su necesidad de búsqueda de lo sobrenatural en Internet. Cada vez más personas no creyentes buscan a los exorcistas, afirmó el Padre Aldo Bounaiuto, demonólogo y exorcista, quien advirtió que Satanás se esconde también en internet, donde están más expuestos los jóvenes que suelen ventilar su necesidad de búsqueda de lo sobrenatural. Así ha declarado el Padre Aldo en una entrevista concedida al diario Italiano Quotidiano


El Padre Aldo, fue uno de los relatores del «Curso de exorcismo y oración de liberación» realizado en Roma (Italia), además anima el servicio anti-sectas de la Comunidad Papa Juan XXIII y colabora con la policía de Estado

Un fenómemo fuerte y en crecimiento

Gracias a que el Papa Francisco habla frecuentemente de la realidad del demonio hay una conciencia más fuerte por parte de todas las realidades eclesiales sobre la presencia del maligno que actúa directa o indirectamente.

El fenómeno es fuerte, nos encontramos diariamente con personas afectadas por estos problemas y recibimos decenas de señales. Nada más en elaño 2014 recibieron unos 1.500 pedidos de ayuda con casi 696 personas tratadas.

Los jóvenes son los más afectados

Los más expuestos a la acción del demonio son sin duda los jóvenes. Ventilan su necesidad de búsqueda de lo sobrenatural, sobre todo en Internet, pero estos viajes tenebrosos pueden transformar el encuentro virtual en uno real.

Actualmente, también buscan ayuda muchos no creyentes, un fenómeno en evolución. Nos piden ser liberados de males indescifrables para los cuales no han encontrado respuesta en la medicina.

Sin embargo, siempre primero se debe realizar un diagnóstico clínico y después un serio discernimiento por parte del sacerdote exorcista, el único autorizado para tratar contra el demonio.

¿Cómo se manifiesta el demonio?

Los trastornos típicos de una persona poseída es sentir una presencia interior que no puede controlar, a veces hasta sentirse dividida, voces que la empujan a asumir comportamientos negativos, así como una repentina aversión a las realidades y objetos sagrados.

Si todo esto no se debe a una enfermedad física, se hace una oración de liberación y un pequeño exorcismo en el cual se pide la liberación del mal. Si no se resuelve, se procede al exorcismo en sí donde se exige al demonio que salga de aquella persona. De ahí se tiene que ver cómo reacciona el poseído, a veces el diablo atormenta por largo tiempo y pueden durar muchos años.

En el caso de las infestaciones, cuando una persona tiene un malestar por el contacto con determinados objetos o en un ambiente particular donde incluso fue realizado un maleficio, un sacrilegio o una misa negra, ahí el exorcista interviene realizando bendiciones para eliminar la infestación del lugar o el objeto. Por último, están las vejaciones, es decir cuando el maligno se ensaña con un acto persecutorio sobre una persona, una tortura, por ejemplo, provocando fuertes formas de ansiedad.

El Padre Bounaiuto afirma que no tiene miedo cuando afronta al demonio, y ha asegurado lo siguiente:

"Pienso que es el demonio quien debe de sentir temor. Todos los cristianos sabemos por la fe que Jesús venció a las tinieblas. Es más importante tener temor de Dios que del diablo: la primera es una virtud, mientras que el arte del demonio es infundir miedo.
-
Fuente original de Aciprensa.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-