BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




lunes, 24 de agosto de 2015

“Si ustedes soportan este período de aflicción que les viene, les prometo purificar el mundo con Mi Preciosa Sangre.”

VIDENTE BERNABÉ NWOYE / OLO, ESTADO DE ENUGU, NIGERIA
(Con Aprobación Eclesiástica)[1]

JesucristoAgonizante_8
23 de Febrero de 1997 / Hora: 9:00 pm
Lugar: Capilla Parroquial, Olo

LA VERDADERA CONVERSIÓN.
Durante el segundo día de la Novena de tres días, estábamos rezando cuando vi al Señor colgado en la Cruz. Después de un tiempo, la nube cubrió todo el lugar. Inmediatamente, la Sagrada Cabeza se apareció derramando Sangre de todas las Heridas de Su Cabeza. Calmadamente Nuestro Señor dijo:
“Cuánto quisiera que todos Mis hijos practicaran la santidad todos los días de su vida. Soy feliz cuando los veo orando con humildad y sencillez. Gocen la vida de los Santos y los Ángeles en el Cielo por medio de su esfuerzo en vivir santamente.
Hijos Míos, ofrézcanme sus vidas para propósitos santos. Purifiquen su cuerpo con su esfuerzo por la santidad. Purifíquenlo a través de sus sufrimientos y su vida de oración. Recuerden que su cuerpo es templo del Espíritu Santo que vive en ustedes. Manténganlo santo.
El Espíritu de la Verdad mora en una casa limpia y constantemente derrama en ella el fruto de la vida. Este fruto germinará y traerá múltiples frutos de vida, que los hombres cosecharán y comerán como pan de vida. Ésta es la verdadera conversión. Hijos Míos, una vida santa da luz a quienes están en tinieblas. Yo les digo, aprendan a vivir una vida completamente santa.
Bernabé, algunos están durmiendo. Sus corazones están lejos de Mí. Díganles que regresen a Mí.”
(Breve silencio). Él continuó diciendo:
“Esta batalla es Mía.
Bernabé, amo esta adoración. El Cielo se regocija con su esfuerzo, continúen orando con mayor intensidad. Amo su adoración. Escuchen de nuevo, asegúrense de ofrecerme todas sus acciones y palabras. Conságrense a Mí verdaderamente y renueven su Consagración constantemente.
Bernabé, dile a tu Sacerdote, Mi servidor, el que comparte Mi Agonía, que todos sus esfuerzos no son en vano. Todo lo perdido será encontrado. Que una gran alegría le espera al ganador después de una gran batalla. Sacerdote Mío, escucha, nunca pierdas la esperanza cuando los hombres malvados endurezcan sus corazones, se lleven el conocimiento del Cielo y no crean en Mis Mensajes Divinos. Algunos te aconsejarán que rechaces Mis Mensajes y hasta la Santa Coronilla de Mi Preciosa Sangre. Otros, hasta te dirán que pronto serás decepcionado por los místicos de la última era. No sólo esto, sino que se burlarán de ti y te pondrán cualquier sobrenombre.
Todo esto te sucederá para sacudir tu fe. También sufrirás las penas del corazón debido a las palabras crueles de los hipócritas. Aún aquél en quien confías hablará contra esta Devoción. Todo esto será la guerra del malvado contra este llamado. Sacerdote Mío, el enemigo hará todo esto que te digo, con la principal intención de destruir este Plan del Cielo. Si te mantienes firme en la fe, Mi Preciosa Sangre reinará y tu alegría será completa.
Hijos Míos, si ustedes soportan este período de aflicción que les viene, les prometo purificar el mundo con Mi Preciosa Sangre. Les aseguro que el mundo rechazará esta Devoción primero, pero más tarde la acogerá cuando Yo levante Mi Mano. Por esto, ustedes deben orar con mayor intensidad.
Hijos Míos, por todas estas cosas que les he advertido varias veces, es por lo que deben orar, editar todos Mis Mensajes y hacer reparación continua para vencer al espíritu del mal.
(Silencio).
Hijos Míos, hay necesidad de orar. Ninguna oración se pierde. Su vida no es como la de aquellos del mundo, que no conocen este llamado. Ofrézcanme sus vidas por completo, la batalla es Mía.
(Silencio).
Oré: “Señor, Mi Dios Jesucristo, es Tu deseo salvar a todos los hombres. Tú mismo nos has hecho este llamado. Recuerda que somos sólo meros instrumentos. Fortalécenos para hacer Tu Voluntad, para superar estas tentaciones, finalmente para darte gloria. Señor, estamos deseosos de hacer Tu Voluntad. Amén.”
(Largo silencio). Luego vi un gran número de soldados celestiales con espadas de guerra bajando del Cielo. Jesús dijo:
“Hijo Mío, la fe es el único instrumento que necesito de ustedes en esta guerra espiritual. A través de sus oraciones muchos reinos serán destruidos. Estos soldados pelearán por ustedes siempre. Sean santos, hagan sus templos santos, resistan al demonio y sus obras, amen a sus enemigos, Yo estoy con todos ustedes. Me regocijo en su santidad. Los bendigo a todos.”
________________________
[1] Con aprobación Eclesiástica: Los Mensajes desde 1997 a 2000 fueron revisados por una Comisión Teológica, ordenada por el Obispo Antonio Mbuji, de Enugu. Todos ellos han recibido el Nihil Obstat del Reverendo Franciscano, Esteban Obiukwu, encargado de la Propagación de la Fe.
NIHIL OBSTAT:
Rev. Fr. Stephen Obiukwu,
Censor Deputatus, Chairman, Doctrine and Faith Committee,
Archdiocese of Onitsha, Anambra State, Nigeria,
1 July 1999

El Libro de Oraciones, dictado por Jesús a Bernabé, ha recibido el Imprimatur del Obispo Ayo María Atoyebi, de la Diócesis de Ilorín.
IMPRIMATUR:
+ Ayo-Maria (OP),
Bishop of llorín Diocese,
Kawara State, Nigeria

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-