BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




miércoles, 23 de septiembre de 2015

Los Secretos de La Salette sobre los Eventos que se Desarrollarían en Nuestra Época

María entregó a los videntes – a mitad del siglo XIX – secretos que incluían caos, tribulación y persecuciones a la iglesia.

La Virgen María les dio los secretos que debían entregar al papa Pío IX y se los enviaron por carta en julio de 1851.

La vidente Melanie luego escribió otra versión más larga en 1879. El secreto dado a Maximino nunca se reveló completo.

El 19 de septiembre de 1846, la víspera de la fiesta de Nuestra Señora de los Dolores, mientras cuidaban su rebaño los niñosMaximin Giraud Melanie Calvat, humildes pastores de Dauphine vieron a la Santísima Madre con lágrimas en los ojos. La Virgen entregó a los niños un mensaje destinado a ser publicado, y transmitió a cada uno de ellos unas palabras personales con un secreto que no debiera ser revelado sino a la más alta autoridad de la Iglesia, es decir, al Santo Padre.

Leer esto para tener un panorama completo:
Del secreto dado a Melanie hay dos versiones escritas por ella, una de 1851 y otra de 1879. Esta última es la que ha circulado más porque es más larga y tiene más datos y según algunos expertos se produjo en el escenario de una Melanie molesta con la iglesia por el tratamiento que le habían dado. A este, que suele llamarse El Secreto de La Salette.
El Secreto que la Virgen entregó a Maximin nunca se hizo público.

En julio de 1851 ambos niños enviaron cartas con sus secretos revelados por la Virgen al papa Pío IX. 

estatua de la salette con pastorcitos

EL SECRETO DE MELANIE ESCRITO PARA PIO IX EN 1851

He aquí el texto del secreto escrito por Melanie Calvat el 6 de julio 1851, entregado a Pío IX el 18 de julio, tal como se ha hallado, milagrosamente, en Roma:
Secreto que me dio la Santísima Virgen de la Montaña de La Salette el 19 de septiembre 1846:

Melania, te diré algo pero no se lo digas a nadie:
¡El tiempo de la ira de Dios ha llegado!
Si, después de que hayas dicho al pueblo lo que acabo de decirte y lo que todavía voy a decirte, si, después de eso, no se convierte, (si no hacemos penitencia, y si seguimos trabajando el domingo, y si seguimos blasfemando del santo nombre de Dios), en una palabra, si la faz de la tierra no cambia, Dios hará venganza contra el pueblo desagradecido y esclavo del diablo.

¡Mi Hijo va a hacer estallar su poder!
París, esta ciudad manchada con todo tipo de crímenes, perecerá infaliblemente.
Marsella será destruida en un breve tiempo.
Cuando esto suceda, habrá en la tierra un completo desorden[un completo caos]

El mundo será abandonado a sus pasiones impías.
El Papa será perseguido desde todas partes: dispararán sobre él (on lui tirera dessus) querrán matarlo, pero no podrán, el Vicario de Dios triunfará de nuevo una vez más.
Los sacerdotes y religiosas, y los verdaderos siervos de mi hijo serán perseguidos, y muchos morirán por la fe de Jesucristo.
Habrá una hambruna en aquel tiempo.

Después de que hayan llegado estas cosas, mucha gente reconocerá la mano de Dios sobre ellos, se convertirá, y hará penitencia por sus pecados.
Entonces un gran monarca subirá al trono, y su reinado durará unos pocos años [pendant quelques années].
La Religión florecerá de nuevo, se extenderá por toda la tierra y la fertilidad será grande, el mundo satisfecho por no faltarle nada volverá a sus desórdenes, se olvidará de Dios, y se entregará a pasiones criminales.
Entre los ministros de Dios, y las esposas de Jesucristo, habrá quienes se entreguen al desorden, y esto será lo más terrible.
En fin, un infierno reinará sobre la tierra.

Entonces será cuando el Anticristo nacerá de una religiosa: ¡desgraciada de ella!
Mucha gente le creerá, porque dirá que él ha venido del cielo, ¡ay de aquellos que crean en él!
El tiempo no está lejos, esto va a suceder sin haber pasado dos veces 50 años. [¿en la segunda mitad del siglo XX?]
Hija mía, no digas lo que acabo de decirte. No se lo digas a nadie, no digas que un día tienes que decirlo, no digas nada que mire [¿se relacione con?] a esto, no digas nada hasta que yo te diga decirlo!

Ruego a nuestro Santo Padre el Papa que me dé su santa bendición.
Melanie Mathieu, pastora de La Salette
Grenoble 6 de julio 1851

santuario de la salette

EL SECRETO DE MAXIMINO ESCRITO PARA PIO IX EN 1851

El 3 de julio de 1851, Maximino escribió su secreto para el obispado de Grenoble. Su primera copia, se quemó y Maximino  volvió a escribirlo en una segunda copia. Monseñor Bruillard lo leyó  antes de que Maximino firmara el secreto. El sobre lacrado fue entregado al Papa Pío IX.
He aquí el secreto de Maximino en 1851 que nunca fue revelado completo:

El 19 de septiembre de 1846, vimos a una bella dama. Nunca hemos dicho que esta señora fuera la Virgen, sino que siempre dijimos que era una bella dama. 
No sé si era la Virgen María u otra persona. Hoy creo que era la Santísima Virgen. 
Esto es lo que esta señora me dijo: 

Si mi pueblo continúa igual, os diré que lo que lo que os voy a decir llegará pronto, si cambia un poco, llegará más tarde. 
Francia ha corrompido el universo, un día será castigada. 
La Fe se apagará en Francia: tres partes de Francia ya no practicarán la religión, o casi, la otra la prácticará  sin practicarla bien. 

Después de que las naciones se conviertan, la fe iluminará todo. 
Un  gran país del norte de Europa, ahora protestante, se convertirá: con  este apoyo todas las otras partes del mundo se convertirán. 

Antes de que todo esto suceda, llegarán a la Iglesia grandes trastornos, y en  todas partes. 
Después, nuestro Santo Padre el Papa, será perseguido
Su sucesor será un pontífice que nadie esperará. 
Después  vendrá una gran paz, pero no durará mucho tiempo. Un monstruo vendrá a turbarla

Todo lo que estoy diciendo llegará en el siglo siguiente o a lo más tardar a los dos mil años (¿al año 2000?) [[au] plus tard aux deux millle ans].

Maximino Giraud 
(Ella [me] dijo de decirlo en algún momento antes). 
 Padre Santo, pido santa bendición a una de sus ovejas, 
Grenoble, 3 de julio de 1851.

Fuentes:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-