BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




viernes, 23 de octubre de 2015

Patricia se convierte en el huracán más fuerte del que se tiene registro

QUIEN COMO DIOS... NADIE COMO DIOS....

La costa mexicana del Pacífico se encuentra en la mira del huracán Patricia, que se convirtió en el ciclón tropical más poderoso que alguna vez se haya medido en el hemisferio occidental este viernes por la mañana, cuando sus vientos constantes máximos alcanzaron la velocidad sin precedentes de 200 mph (320 kph).
Se pronostica que el huracán tocará tierra en el estado mexicano de Jalisco el viernes por la noche, como un catastrófico huracán de categoría 5 capaz de causar destrucción generalizada. Las autoridades y los residentes mexicanos están preparándose apresuradamente para lo que probablemente sea el huracán más poderoso que alguna vez haya tocado tierra en la costa del Pacífico de ese país.
(MÁS: México se prepara para Patricia)
A las 4 a. m. hora del centro, el ojo del huracán Patricia estaba a aproximadamente 145 millas (255 kilómetros) al suroeste de Manzanillo, México, y se estaba moviendo hacia el norte-noroeste a 12 mph (19 kph).
Además de los vientos constantes sin precedentes a 200 mph (320 kph), el huracán Patricia ahora tiene el récord como el huracán de más baja presión registrado. Con una presión central mínima de 880 milibares (25.99 pulgadas de mercurio) cuando se dio el aviso a las 4 a. m. hora del centro, Patricia rompió el récord de 882 milibares de Wilma, alcanzado hace casi exactamente 10 años.
Los datos de una misión de reconocimiento aérea de cazadores de huracanes de la Fuerza Aérea el jueves por la noche proporcionaron información crítica que demuestra la intensificación extrema del huracán Patricia casi en tiempo real.

Sin precedentes entre huracanes del Pacífico

El huracán Patricia se convirtió en el huracán del Pacífico más fuerte del que se tiene registro poco después de la medianoche, hora del centro, en la madrugada del viernes. Los cazadores de huracanes de la Fuerza Aérea habían atravesado el ojo de Patricia y reportaron una presión a nivel del mar de 894 milibares, según se midió con una sonda que se dejó caer dentro del mismo ojo. Las mediciones de los vientos sugerían que la medición de la presión no se tomó en el centro exacto del ojo, y probablemente no era la presión más baja absoluta, con lo que el Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos (NHC) estimó la presión central mínima en 892 milibares en su aviso especial de las 12:30 a. m. hora del centro
Las comparaciones de fuerza entre ciclones tropicales por lo general se basan en la presión central mínima. Con 892 milibares, Patricia aplastó el récord anterior en la cuenca del Pacífico Oriental de 902 milibares establecido por el huracán Linda en 1997.
Si bien varios tifones en el Pacífico Norte occidental han sido más fuertes, Patricia es, por mucho, el huracán más fuerte en cualquier cuenca en donde el término "huracán" se aplica a ciclones tropicales, es decir, las cuencas del Pacífico Norte central y oriental, y la cuenca del Atlántico Norte, que comprende al Océano Atlántico Norte en sí más el Golfo de México y el Mar del Caribe.

Situación excepcionalmente peligrosa en México

Se espera que el ojo de Patricia avance sobre la costa el viernes por la noche en el estado mexicano de Jalisco, al que pertenecen la popular ciudad turística costera de Puerto Vallarta y también la metrópolis mediterránea de Guadalajara, la segunda ciudad más grande de México.
Los estados adyacentes de Colima y Nayarit también sentirán los efectos del huracán Patricia, que además de vientos catastróficos también traerá una formidable amenaza de inundación. Dependiendo de la trayectoria exacta del ojo de Patricia, la ciudad turística de Manzanillo puede experimentar vientos destructivos, y es muy probable que haya inundaciones por las precipitaciones, peligrosas marejadas ciclónicas y grandes olas rompiendo con fuerza en la costa.
Hay vigilancias y advertencias en vigor para partes de la costa mexicana del Pacífico:
  • Una advertencia de huracán abarca la costa mexicana del Pacífico desde San Blas hasta Punta San Telmo. Incluye las importantes ciudades turísticas costeras de Puerto Vallarta y Manzanillo.
  • Hay una vigilancia de huracanes en vigor al este de Punta San Telmo hasta Lázaro Cárdenas.
  • También hay una advertencia de tormenta tropical en vigor desde el este de Punta San Telmo hasta Lázaro Cárdenas.
Una advertencia de huracán quiere decir que se esperan condiciones de huracán en la zona de la advertencia dentro de las próximas 48 horas. Una vigilancia quiere decir que es posible que se produzcan condiciones de huracán en la zona de vigilancia.
Es posible que se produzcan condiciones de tormenta tropical el viernes temprano en las zonas de la advertencia, y se espera que vientos con fuerza de huracán lleguen a la zona de la advertencia el viernes por la tarde o la noche.
Si bien las zonas turísticas de Ixtapa y Zihuatanejo pueden ver fuertes precipitaciones asociadas con Patricia, no hay vigilancias ni advertencias de tormentas tropicales ni condiciones de huracán para esas zonas. Tampoco hay ninguna vigilancia ni advertencia emitida relacionada con Patricia para Acapulco.
Se pronostica que Patricia continuará siendo un huracán de categoría 5 al tocar tierra, con lo cual sería capaz de causar daños catastróficos por vientos.
Solo se sabe de un huracán categoría 5 que tocara tierra alguna vez en la costa mexicana del Pacífico. Ese huracán tenía una trayectoria similar a la de Patricia. Golpeó cerca de Puerto Vallarta a fines de octubre de 1959, y causó la muerte de aproximadamente 1,800 personas.
Faltan menos de 24 horas para que Patricia toque tierra, y esta es la primera vez que un huracán de categoría 5 ha representado una amenaza inminente en tierra en América del Norte desde que el huracán Félix se acercó a Nicaragua en septiembre de 2007.

Se espera que Patricia descargue de 6 a 12 pulgadas de lluvia (150 a 300 milímetros) sobre los estados mexicanos de Jalisco, Colima, Michoacán y Guerrero. Es posible que se produzcan inundaciones y deslizamientos de lodo repentinos, con riesgo para la vida. Son posibles cantidades de hasta 20 pulgadas (500 milímetros) en ciertos lugares.

Se espera que una peligrosa marejada ciclónica produzca inundaciones costeras significativas cerca del lugar donde el centro del huracán Patricia toque tierra, y hacia la derecha. Además, la Comisión Nacional del Agua mexicana, CONAGUA, advirtió el jueves que olas de hasta 12 metros de altura (39 pies) podrían romper en las playas cercanas al punto de entrada del huracán.

Una vez que este sistema esté en tierra, es posible que la humedad a nivel medio y su energía resulten atraídas hacia la región centro-sur de los Estados Unidos. Esto podría avivar una amenaza de precipitaciones fuertes e inundaciones en Texas y estados cercanos este fin de semana.

Impresionante intensificación rápida

Patricia se organizó e intensificó rápidamente entre el miércoles por la noche y el viernes temprano. Los vientos constantes máximos de la tormenta aumentaron 115 mph en una ventana de 24 horas, desde 85 mph a las 4 a. m., hora del centro, el jueves hasta 200 mph a las 4 a. m., hora del centro, el viernes.
Durante el mismo período, la presión central mínima de Patricia también disminuyó 100 milibares, de 980 a 880 milibares.
Esto ubica a Patricia entre los ciclones tropicales que más rápido se intensificaron del que alguna vez hayamos sido testigos en el mundo, desde el advenimiento de la meteorología moderna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-