BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




viernes, 20 de noviembre de 2015

LECCION 16 DE LA CONSAGRACION

QUIEN COMO DIOS... NADIE COMO DIOS....


Lección No.16 viernes 20 Noviembre
Consagración al Inmaculado Corazón de María
http://gloria.tv/?media=601713

Reflexión sobre El Perdón
https://m.youtube.com/watch?v=pwdnb8AZf9I

Santo Rosario, misterios Dolorosos
http://youtu.be/I4oqxPybPgU

16. Virtud del Candor
En mi Inmaculado Corazón jamás hubo sombras, manchas, arrugas. Se mantuvo cristalino
como el agua, diáfano como la luz del día y blanco como el algodón de la más fina calidad.
El candor es la virtud que os da pureza, inocencia a vuestro corazón. Purificad vuestro
corazón de palabras obscenas, sentimientos lascivos, concupiscentes. Id a los Ríos de la Gracia y dejad que os penetren manantiales de aguas claras, aguas que limpien toda
suciedad y os devuelvan la nitidez, luminosidad que un día perdisteis porque el pecado
ensombrece, opaca el alma.
Hijo míos, bajad vuestra mirada y ved que tan cándido se encuentra vuestro corazón. Tened cuidado cuando descubráis que la impureza ha tomado asiento. Desechad pensamientos ligeros, vagos, pensamientos que van contra la pureza porque para albergar las Sagradas Especies debéis perfumaros con el nardo purísimo del candor, virtud de los Santos Ángeles
y de las almas que han hecho de su vida un himno de alabanza y de adoración.
Repugnancia me producen los corazones soberbios, corazones que son enemigos para los corazones cándidos, corazones que saben abrazar la cruz y el sacrificio, ya que para
conservar esta hermosísima rosa celestial el alma debe permanecer en constantes renuncias, renuncias que harán de su corazón copón de oro, vaso cristalino, espejo del alma.
Esmeraos en poseerlo, es tesoro del Cielo que os desarraiga del mundo pero os acerca más a Dios.
El candor es el perfume de los ángeles.
El candor es lirio blanco que adorna el más bello jardín.
El candor es habitáculo de Dios porque el alma que lo posee se goza, se recrea con su
presencia Divina."

Consagración al Sagrado Corazón de Jesus
Jesus, en Ti confío!


DÍA 16  EN EL SAGRADO CORAZÓN, HALLAREMOS LA  FUENTE DE LA ALEGRÍA
I Servid a Dios con alegría, dicen los Libros Santos; y en efecto, la alegría del corazón ha sido siempre el distintivo de los verdaderos servidores de Dios. Los Santos, en medio de sus más rigurosas austeridades, han sido alegres. Nunca la tristeza fue virtud, sino más bien tentación y peligro para el alma cristiana.
   Pero ¿dónde encontraremos verdadera alegría? Causas de turbación y tristeza las hallaremos por doquier, y parece imposible substraerse a ellas. Vayamos a depositar nuestras congojas en el Corazón de Jesús, y encontraremos en Él la fuente de la verdadera alegría. Descarguémonos allí del peso de nuestras inquietudes por medio de una perfecta aceptación de la santa voluntad de Dios. No tardaremos en oír resonar en el fondo de nuestro corazón aquellas dulces palabras que tan a menudo dirigía el Salvador a sus discípulos: “¡La paz sea con vosotros!”
   ¡Oh Jesús mío! Mi alma tiene necesidad de Ti para sacudir el peso abrumador de sus perpetuas tristezas. Tú lo has dicho en otra ocasión: “Alégrate, hijo de Sión, porque está en medio de ti el Santo de Israel”. Dame, ¡oh Señor!, este don celestial con que favoreces a tus escogidos.
   Medítese unos minutos 
II
   Todos buscamos la alegría; pero erramos por lo común el camino para encontrarla. El mundo la  promete continuamente, pero bien sabe él que no la puede dar. Sus alegrías son ruidosas y alborotadas, pero ni llenan el corazón, ni duran más que breves momentos. El rostro de los mundanos es casi siempre una máscara alegre, que oculta un corazón devorado por el tedio y el desasosiego, y quizás por el remordimiento. El gozo interior es únicamente propiedad de la buena conciencia. El alma de San Francisco Javier en medio de sus fatigas apostólicas se sentía tan inundada de él, que le obligaba a exclamar: “Basta, Señor, basta”. Cuando, pues, nos hallemos tristes, examinemos nuestro corazón, y veremos que siempre nace nuestra tristeza de alguna secreta falta de virtud.
   ¡Oh Divino Corazón, que eres en el cielo la alegría de los Ángeles y Santos y en este mundo la de todos tus amigos! Por Ti sonríen alegres en sus tormentos los mártires, en sus penitencias los anacoretas, en sus humillaciones los seguidores de tu santa ley. .Por Ti espero conservar el gozo profundo de mi alma, Jesús amantísimo, hasta en las amarguras de mi última agonía. Habla, oh Dios mío, a mi alma con aquella voz conmovedora, y se estremecerán de júbilo mis entrañas, y disfrutaré ya en este mundo anticipadamente las alegrías del paraíso.

Medítese, y pídase la gracia particular.
Aquí se rezará tres veces el Padre Nuestro, Ave Maria y Gloria, en recuerdo de las tres insignias, cruz, corona y herida de la lanza, con que se apareció el Sagrado Corazón a Santa Margarita María Alacoque.


Se puede descargar aquí http://www.santisimavirgen.com.ar/mes.doc



Enviado

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-