BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




martes, 17 de noviembre de 2015

Lección No.14 Miercoles 18 Noviembre

QUIEN COMO DIOS... NADIE COMO DIOS....

Consagración al Inmaculado Corazón de María 
Lección No.14 Miercoles 18 Noviembre 

La Tibieza Espiritual

Santo Rosario, Misterios Gloriosos
14.   Virtud de la Simplicidad 
"Hijos Míos: La simplicidad es una virtud que os hace semejantes a Mi Amor Santo. Mi Corazón Inmaculado, por Gracia y Misericordia de Dios, conservó la humildad y la sencillez. Siempre rechacé lo presuntuoso; el lujo exagerado Me producía malestar porque pensaba en el momento en que Mi Hijo Jesús vino al mundo y Él, siendo el Hijo de Dios, no halló dónde reclinar la cabeza. El Rey de reyes y el Señor de señores nace en un pesebre de Belén; pesebre que hizo de cuna al recién nacido. Dichoso aquel pesebre que dio cobijo al Hombre-Dios.La simplicidad os desata de bagatelas, os libra de apariencias, os desarraiga del mundo dándoos mayor libertad, porque sus pompas son adornos falaces que os ponen etiquetas y precios. Buscad la simplicidad en vuestra vida, no os compliquéis en vuestro estilo, vivid en la soltura, en la holgura espiritual. No os aferréis a las cosas que un día son y mañana ya dejan de ser; cosas que no os llevaréis con vosotros el día que partáis de esta Tierra para jamás volver. La simplicidad es un retablo de oro macizo; retablo pesado por su gramaje, por su espesor. La simplicidad os sustrae de la fugacidad de los pensamientos baldíos, porque el alma que posee esta virtud posee espíritu de interioridad y trascendencia. La simplicidad os evita quebrantos en vuestro corazón, porque quien carece de ella vivirá siempre en la inconformidad, la desazón será su compañera de viaje. La simplicidad es una virtud para los pobres de espíritu; virtud que los va acercando gradualmente al Cielo. La simplicidad fue virtud que adornó a los Santos que hoy gozan de la visión beatífica de Dios en el Cielo. La simplicidad es corona fúlgida que adorna a las almas sencillas, humildes; almas que pasan desapercibidas frente a los ojos de los hombres pero visibles frente a los ojos de Dios".

Consagración al Sagrado Corazón de Jesus
Jesus, en Ti confío

Se cansan los hombres y se exponen a gravísimos peligros, para adquirirse una fortuna; atraviesan mares, desafían climas; todo les parece poco, si pueden hacerse con un puñado de oro para pasar mejor esta miserable vida. ¡Cuántos, no obstante, ven defraudadas sus esperanzas! y aún cuando consigan verse llenos de riquezas, ¿acaso dan éstas, paz y felicidad a su corazón? Al revés, porque el temor de perderlas o la tristeza de tener que abandonarlas con la muerte, bastan para turbar la alegría de su posesión. 
   Alma mía, no busques con loco afán estas riquezas perecederas. Sea tu mejor riqueza el Sagrado Corazón de Jesús. He aquí un tesoro que sin gran esfuerzo puedes alcanzar. No has de emprender para ganarlo, largos viajes, ni costosos trabajos, ni difíciles industrias, ni luchar con los elementos, ni arriesgar la salud o la existencia. Todo esto lo hacen los hombres por el oro y la plata de este mundo. Nada de esto exige de ti el Sagrado Corazón de Jesús. Le tienes cerca; está a tu mano. Él mismo se te ofrece y convida. Sólo debes querer ser rica, con las riquezas de éste para dejarse poseer con toda seguridad.  
   ¿Deseas, alma mía, esta brillante fortuna? ¿Te decides a querer ser rica con las riquezas de este Sagrado Corazón? 
   Medítese unos minutos. 
II 
   ¡Oh vanas riquezas del mundo, que tantas veces han excitado mi codicia! ¡Oh mezquinos tesoros de oro y plata, o mejor, de lodo y basura, en los cuales suele poner el hombre su corazón! ¿Qué son en comparación de las riquezas. eternas de ese Corazón Divino, tesoro de los bienaventurados y garantía de toda su felicidad? ¡Qué necios son los hombres que se desviven por alcanzarlos, sabiendo que van a morir, y que los han de dejar apenas hayan empezado a poseeros! 
   ¡Oh Señor, que eres la verdadera riqueza de tus elegidos! No quiero otra cosa que a Ti, ni busco mejor tesoro. Estoy seguro de que si llego a poseerte, ni ladrones, ni adversidades, ni la muerte misma me han de separar de Ti. Los poderosos del mundo tienen suntuosos palacios; a mí me basta un asilo en el nido amoroso de tu Corazón; se cubren con galas y joyas de gran precio; yo sólo quiero para mi alma las joyas de tu gracia; se gozan ellos en espléndidos banquetes y ruidosas músicas; a mí me basta saborear los inefables consuelos de tu amor.    
¡Oh Señor, riqueza inagotable! ¡Qué pobre es el corazón que no te posee aunque posea todos los bienes de la. tierra! 
Medítese y pídase la Gracia.
Se rezaran 3 Padre Nuestro, 3 Ave María y 3 Gloria 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-