BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




lunes, 23 de noviembre de 2015

lección No.20, martes 24 Noviembre Consagración al Inmaculado Corazón de María

QUIEN COMO DIOS... NADIE COMO DIOS....

Consagración al Inmaculado Corazón de María 
lección No.20, martes 24 Noviembre

La Virgen María anuncia el fin de los Tiempos: Mensaje de N. S. Fatima

Fin de los Tiempos Padre Alfredo Sáenz

Santo Rosario, Misterios Dolorosos

20.  Virtud del RECOGIMIENTO,  
"Regocijaos en el Señor, y disfrutad de la dicha verdadera. Regocijaos en el Señor, y aspirad Su fragante Nardo. Regocijaos en el Señor, y vuestro espíritu volará al Cielo. Regocijaos en el Señor, y vuestro corazón se inflamará de amor por Su Presencia. Hijitos Míos, evitad la distracción, el ruido; internaos en el espesor del Sagrado Corazón y descansad en Él. Escuchad Sus latidos; latidos que son como sinfonías celestiales que os arrullan; latidos que son como cantos de Ángeles que son suave melodía; latidos que son murmullos de Nuestro Señor para que Lo améis, Lo adoréis, Lo alabéis y Lo glorifiquéis. Cuando estéis frente al Señor, no pensad en nada; silenciaos exterior e interiormente; al principio os costará, pero iréis aprendiendo hasta que seáis alma contemplativa. En el recogimiento podréis hablarle a Jesús de corazón a corazón. Él os hablará muy en la profundidad de vuestro corazón. En el recogimiento os salís del ámbito terrenal para adentraros en una esfera celestial. En el recogimiento, el Espíritu Santo os soplará más fuerte, descenderá con ímpetu, os cubrirá con Sus Alas de color plata. En el recogimiento os olvidáis del tiempo; el reloj cesa, deja de marcar la hora, cruzáis el umbral de la eternidad. Sed, pues, almas recogidas; almas que pidan Mi intercesión para que el Señor os conceda esta virtud. Cuando estéis orando desconectaos con el mundo; que la oración es un diálogo, un encuentro recíproco de amor. Sed galantes, reverentes; abismaos en el Señor, sentidle en vuestro corazón, cubridle con vuestros besos. Estáis en Él y frente a Él. No os dejéis robar este bello momento. Lo que hoy es, mañana puede ser una ilusión, un espejismo, una quimera. El recogimiento es descanso, sosiego, éxtasis de amor.”

Consagración al Sagrado Corazón de Jesus 
Jesus, en Ti Confío 

DÍA 20 PIDAMOS AL SAGRADO CORAZÓN, POR EL CLERO Y LAS ÓRDENES RELIGIOSAS
I
I el Papa es la cabeza del cuerpo de la Iglesia, el Clero y las Ordenes religiosas son sus brazos.
De ellos se sirve para obrar el bien y promover el servicio de Dios: por esto los sacerdotes
y religiosos son tan aborrecidos de la impiedad, que a toda hora anda ella procurando
o bien destruirlos o bien corromperlos. Dediquemos, pues, hermanos este día de hoy a rogar por tan importante necesidad.
 Pidamos al Sagrado Corazón que encienda y abrase en celo y caridad el alma de sus sacerdotes y religiosos y religiosas, para que por su medio gane cada día terreno el Reino de Dios sobre la tierra, y se conquisten nuevas almas para la gloria celestial. Que sea perfecta en ellos la observancia de las leyes eclesiásticas; que brillen en el pueblo por la pureza de las costumbres; por el desinterés; la obediencia;
la humildad y el espíritu de sacrificio.
 ¡Oh Corazón de Jesús! ¡Mira cómo está el mundo, y la necesidad que hay de que trabajen buenos
obreros en él! ¡Oh Padre de familias, manda buenos trabajadores a tu Viña. Hazlo, Corazón Divino, por tu gloria y por la salvación de tantas almas que has confiado a la dirección de tus ministros.
 Te lo suplicamos muy especialmente, Sagrado Corazón, en este día de tu devoto Mes.
 Medítese unos minutos.
II
 Como sean los sacerdotes y las Casas religiosas, tales serán los seglares que viven a su alrededor.
¡Ay del pueblo donde reina hasta en los ministros del santuario, el desorden o siquiera la negligencia!
¡Cuánto debe interesarnos ante el Sagrado Corazón esta necesidad!
 ¡Oh Corazón Divino! Da celosos pastores a tus ovejas, ardientes anunciadores a tu palabra, fieles dispensadores a tus Sacramentos. Aviva en las almas que en los Institutos religiosos has escogido como especial porción tuya, y que más estrechamente te están ligados por medio de los votos. Dales el espíritu de oración, la vida mortificada, el reconocimiento interior, la ejemplar observancia.
 ¡Señor! Tú has dicho: “Un poco de levadura hace fermentar toda la masa”. Y ¿quiénes son la levadura de tu pueblo, sino estas almas que Tú has escogido de la masa común de él? Envía santos religiosos, ¡Señor! envía almas de superior perfección, y se transformará el mundo.
 Medítese, y pídase la gracia particular.

Aquí se rezará tres veces el Padre Nuestro, Ave Maria y Gloria, en recuerdo de las tres insignias, cruz, corona y herida de la lanza, con que se apareció el Sagrado Corazón a Santa Margarita María Alacoque.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-