BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




lunes, 9 de noviembre de 2015

Lección No.6 Martes 10 de Enero para la Consagración.-

QUIEN COMO DIOS... NADIE COMO DIOS....

Lección No.6 Martes 10 de Enero
Consagración al Inmaculado Corazón de María 

Testimonio Gloria Polo

Santo Rosario, Misterios Dolorosos 

6. Virtud de la PERSEVERANCIA
Siembro en vuestro jardín, la Rosa de la Perseverancia, rosa de vivo color que os anima, os impulsa, os alienta y os motiva a permanecer en el jardín que Dios os ha plantado.
Cultivad esta rosa celestial con la alegría; alegría, aún, en momentos de tristeza mirando siempre adelante y nunca hacia atrás.
Sed perseverantes, hijos míos, en la oración.
Sed perseverantes, hijos míos, en los sacramentos.
Sed perseverantes, hijos míos, en la lectura y meditación del libro Santo.
Sed perseverantes, hijos míos, en el rezo del Santo Rosario.
Sed perseverantes, hijos míos, en la práctica de las virtudes cristianas.
Sed perseverantes, hijos míos, en el amor al silencio y la soledad.
Sed perseverantes, hijos míos, en vivir el Evangelio en su radicalidad.
Sed perseverantes, hijos míos, en caminar en pos de Cristo.
Sed perseverantes, hijos míos, en mi escuela paternal, escuela que os enseña a amar a Dios sobre todas las cosas.Escuela que os enseña a morir a vuestros propios intereses para pensar en favor de los demás.
Escuela que os enseña a amar y a desear ardientemente el alimento espiritual. 
Escuela que os enseña a caminar como peregrinos en la tierra cuya meta es alcanzar el cielo.

Consagración al Sagrado Corazón de Jesus 
Jesus en Ti Confío!

DÍA 6 EL SAGRADO CORAZÓN, MODELO DE MANSEDUMBRE
I
DMIRA hoy, alma mía, la suma mansedumbre y benignidad de este adorabilísimo Corazón.
Nunca dejó de mostrarse manso y cariñoso, para que en Él aprendieses tú los atractivos deesta celestial virtud. Con este carácter lo habían ya de antemano retratado los Profetas; con este mismo le vieron después y nos lo retrataron los Evangelistas.
 Mira cómo trata a los pobres e ignorantes, cómo recibe a los pecadores, cómo acaricia a los niños.
Muy contadas veces se pinta el enojo en su rostro, para darte a entender que si la indignación es buena alguna vez, casi siempre son preferibles la suavidad y la mansedumbre.
 ¡Con qué dulzura tolera la rudeza de sus primeros discípulos! ¡Con qué palabras tan suaves alienta a la Magdalena! ¡Qué acentos tan delicados emplea con el mismo apóstol traidor! ¡Con que serena majestad contesta al interrogatorio de Pilatos!
 ¡Oh benignidad y mansedumbre del Corazón adorable de Jesús! ¿A quién no enamoran y atraen tan suaves ejemplos?
 Medítese unos minutos.
II
 No me canso, oh Señor, de admirar en Ti esta delicada virtud. Pero ¡ay! ¡que a mi corazón se le hace siempre duro y difícil el practicarla!
 Mis palabras, mi rostro, mis ademanes traspasan muy a menudo las reglas de la caridad, que Tú me has impuesto en el trato con nuestros hermanos. El disgusto de mi corazón rebosa frecuentemente en mis labios. Trato a mis superiores con altivez, a mis iguales con indiferencia, a mis inferiores con dureza. Soy en la prosperidad altanero, y en la aflicción ceñudo y malhumorado. Confundo muchas
veces la viveza del celo con los arranques del amor propio.
 Dame ¡oh Señor! la dulce caridad y la afectuosa mansedumbre, distintivo de los Santos. Sea igual y suave y serena mi condición, sin arrebatos ni decaimientos, sin ruidosas alegrías, ni enojosos desalientos.
Vean mis prójimos en mi rostro y en mis palabras y acciones, la suavísima imagen de tu
mansísimo Corazón.
 Dame esas bellas cualidades, para ganarte con ellas almas que en la tierra te sigan y te amen, y en el cielo te gocen y glorifiquen por toda la eternidad.
 Medítese, y pídase la gracia particular. 
(Aquí se rezará tres veces el Padre Nuestro, Ave Maria y Gloria, en recuerdo de las tres insignias, cruz, corona y herida de la lanza, con que se apareció el Sagrado Corazón a Santa Margarita María Alacoque).


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-