BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




miércoles, 11 de noviembre de 2015

Lección No.8 Jueves 12 de Noviembre para la Consagración...

QUIEN COMO DIOS... NADIE COMO DIOS....

Lección No.8 Jueves 12 de Noviembre 

La prueba del Cielo: Dr. Eben A. El viaje de un neurocirujano a la vida después de la muerte


Santo Rosario, Misterios Luminosos

8. Virtud de la Gratitud 
“Pequeñitos de Mi Inmaculado Corazón, como Maestra de los apóstoles de los últimos tiempos, os llamo a vivir la Virtud de la Gratitud. Virtud que os da gozo y beneplácito a vuestro corazón. Virtud que os lleva a reconocer el bien que os hacen los demás. Virtud que os hace generosos para dar gracias, gracias porque en vuestra tristeza alguien consoló vuestro corazón. Gracias porque en vuestra desolación alguien levantó vuestro ánimo caído. Gracias porque en vuestras dudas alguien os aclaró el camino. Gracias porque en vuestra soledad hubo alguien quien os acompañó. Gracias porque alguien os alentó a vivir, a disfrutar de cada momento, a hacer de vuestra vida una aventura maravillosa. Agradeced a Dios por todo lo que Él os ha dado. Agradecedle porque, a través de vuestros ojos, podéis ver la obra armoniosa de la creación. Creación multicolor que os aviva, os enajena ante tanto amor por todas Sus criaturas. Agradecedle por vuestros oídos, oídos que os permiten escuchar Su tenue Voz. Oídos que se deleitan ante el trinar de los pájaros. Trinar que es un canto de alabanza a Dios. Agradecedle por vuestra voz. Voz que os lleva a alabarlo, a hablar de Su Mensaje, Mensaje transformador y liberador. Agradecedle por la belleza y delicadeza de una flor, flor que por su fragilidad enternece vuestro corazón. Agradecedle por el sol, la luna y las estrellas, astros del cielo que engalanan el firmamento. Agradecedle por Su permanencia en la Eucaristía, no os dejó solitarios, pensó en vosotros porque os ama. Agradecedle por vuestra familia, por vuestro hogar. Estáis rodeados de seres queridos que os aprecian, que os aceptan tal como sois. Agradecedle por vuestro trabajo, por vuestra empresa; son medios que Él ha dispuesto para vuestro sustento. Agradecedle por vuestra salud y enfermedad; sois frágiles, no sois cuerpos gloriosos. Agradecedle por vuestras pruebas, pruebas que os acrisolan, os purifican para que retornéis a la Casa del Cielo. Haced de vuestra vida perenne gratitud porque sois únicos, irrepetibles, sois obra perfecta de la creación de Dios. Hijitos Míos, Mi vida fue un continuo himno de gratitud por la Obra que el Altísimo ha hecho en Mí. Gratitud porque, en Mi pequeñez, Me hizo Su Esclava.”


Consagración al Sagrado Corazón de Jesus 
Jesus, en Ti Confío!

DÍA 8 EL SAGRADO CORAZÓN, MODELO DE RECOGIMIENTO Y MODESTIA
I
QUÉ ves, alma cristiana, en la figura exterior de tu Divino Jesús? Ves el retrato más acabado del recogimiento y de la modestia cristiana. Mírale bien y aprende de Él cómo has de ser en tu porte y maneras, si quieres hasta en eso llevar el sello del Sagrado Corazón.
 Su voz es quieta y sumisa, sus palabras prudentes y pocas, Su andar grave y mesurado, su mirada recogida y bondadosa. El semblante de Jesús era tal, que inspiraba sentimientos de virtud a quien lo contemplaba, y era imposible verlo interiormente mejorado.
 Sus enemigos nunca pudieron tacharle de ligereza y desenvoltura. Los que sin cesar buscaban por agarrarle la palabra, jamás pudieron echarle en rostro una que fuese inconveniente. Su alegría era tan edificante como su austeridad; nadie le oyó ruidosas carcajadas, ni le vio descompasados movimientos.
Todo su exterior era el reflejo de orden, paz, igualdad y armonía en su divino interior.
 Dame a conocer ¡oh dulce Jesús! los suaves encantos de esta celestial virtud.
 Medítese unos minutos.
II
 El rostro y los ademanes son el espejo de lo que pasa en el corazón, por eso, llevo retratados en ellos la disipación y el desorden del mío.
 ¿Soy cristiano o pagano? ¿Sirvo a Dios o al mundo su enemigo? Nadie creería lo primero, sino más bien lo segundo, oyendo tal vez mis conversaciones, mirando mi modo de vestir, observando mis actitudes.
 ¿A qué tengo dedicados mis sentidos sino a culpables o por lo menos peligrosas tonterías? ¿Qué ley pongo a mis ojos, para que no tropiecen con mil escollos para la honestidad? ¿Qué freno aplico a mi lengua, para que no hiera la reputación ajena o no se deslice en mil y mil superfluidades? ¿Qué muro he puesto a mis oídos, para que no se vayan tras la curiosidad y mundanos pasatiempos? ¡Ah!
que estos medios que se me han dado para servir con ellos a Dios y al prójimo, sólo los empleo yo, para que me rinda y esclavice el mundo con todas sus vanidades.
 ¡Pobre corazón mío, abierto así sin el muro de la modestia a todos los embates del enemigo! ¡Pobre corazón, expuesto así por mi culpa a todas las oleadas de este mar de corrupción! Rodéalo, Señor, de esta preciosa virtud como de fortísima muralla, para que sea plaza cerrada e inexpugnable donde sólo entres Tú, y nunca jamás tu enemigo.
 Medítese, y pídase la gracia particular.
Aquí se rezará tres veces el Padre Nuestro, Ave Maria y Gloria, en recuerdo de las tres insignias, cruz, corona y herida de la lanza, con que se apareció el Sagrado Corazón a Santa Margarita María Alacoque).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-