BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




viernes, 8 de enero de 2016

“De cinco partes tres son agua; más entonces, no habrá más que una media parte de tierra. Las aguas saldrán de sus cauces.”

QUIEN COMO DIOS... NADIE COMO DIOS....

“De cinco partes tres son agua; más entonces, no habrá más que una media parte de tierra. Las aguas saldrán de sus cauces.”

Tomado del Libro: “Los Hechos de Ezquioga ante la Razón y la Fe”
Escrito por: Fr. Amado de Cristo Burguera y Serrano, O.F.M.

Declaraciones de Benita Aguirre
SECCIÓN II …(continuación)

Núm. 5.- Misiva de la Santísima Virgen en la que se lamenta y aconseja
“En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén. Hijos míos, Yo vuestra Madre, quiero volver a haceros una nueva llamada. Mi corazón de Madre no puede sufrir que sus hijos perezcan en los abismos del mar. Ruego a Jesús por ellos, más que pena ellos no corresponden al cariño que su Madre les profesa. Quiero vuestro bien, hijos del alma; ese bien que es el único que os importa, y que es la gloria de Mi Hijo, preparada por mi Jesús para los que le aman: gloria que fue creada con el solo pensamiento de que en ella se gocen los amantes del Corazón de mi Jesús.
El trabajo es duro para una Madre, que ve que sus hijos andan enfangados en vicios y pasiones. Vosotros, hijos de mi alma, ayudad a vuestra Madre en la difícil tarea que se le ha encomendado. Rogaré por vosotros sin descanso, y mi Corazón no se sentirá satisfecho mientras no recoja bajo mi manto a todos mis hijos, a quienes deseo salvar. Os encargo oración, penitencia y sacrificio, porque la faena es difícil.
El averno se ha lanzado a la conquista de las naciones con mentiras y halagos. No tengáis miedo, trabajad sin descanso: que la oración sea el instrumento con el cual sepáis segar y separar la cizaña del trigo. El campo es grande, la mies mucha, los operarios pocos. Jesús llama y no es oído. Yo, su Madre, quiero recoger el fruto con la oración de ellos y las súplicas Mías, pero ellos no sienten el sacrificio de su Madre. El Padre celestial, se irrita, porque ve que los avisos no son escuchadosTemblad, hijos, si no correspondéis a esas llamadasBienaventurados los que oyen la voz de su Pastor y siguen en pos de Él.
¡Qué terrible espectáculo se ve desde la altura! La tierra está confusa, los hombres no se entienden, no se reza ni ora, los corazones están fríos, las iglesias desiertas, no acuden al llamamiento del Prisionero del Amor. Hay mucha maldad. Hay muchas madres que me obligan a hacer lo que ellas debían hacer. No se dan perfecta cuenta de la obligación que las impusieron en el Sacramento. Los pequeños abandonados, y, a través de su pequeña vida, son espejos de maldad. ¡Pobres florecillas Mías; apenas abierto su cáliz, cuando el vendaval troncha sus raíces!
Yo espero y no me canso, de pie, ante el Leño Santo, bajo la Sangre derramada por mi Hijo. Lloraré hasta que consiga que todas las ovejas vuelvan al redil y obedezcan a su Pastor. Pensad que Él es el Dios que os creó, y por esto le pertenecéis; tiene derecho a la obra suya y os pedirá cuenta de vuestra vida. Y, entonces, los unos, recordaréis con agrado vuestras buenas obras y la gloria que vais a gozar; y los otros con dolor, la mala vida y el castigo y tormento qué vais a padecer sin cesar… El Padre celestial, a causa de mis ruegos, dilata su justicia y aplaza el castigo.
Vosotros, los que sois míos, amad a vuestra Madre y no tengáis miedo, que Yo seré vuestra ayuda en todas las ocasiones. Trabajad sin descanso en la viña de mi Jesús, que Yo rogaré al Padre celestial para que dilate el castigo y espere hasta que esté terminada la obra. Sabed que vuestra Madre os ama y no os abandona. Recibid la bendición que, junto con Jesús, os envía vuestra Madre,María.”
Núm. 6.- Fundadas quejas de la Santísima Virgen

“Hija: Hace dos años, más que dos años, que día tras día, a pequeños y mayores, a ricos y pobres, a todos sin distinción, puesto que de todos soy Madre, vengo avisando, porque deseo que todos se salven. Una madre no puede sufrir con tranquilidad la perdición del hijo a quien ama, y por el cual mi Jesús derramó su SangrePor todos sufrió y por eso a todos espera. Mi manto es grande. Muy grande. En él cogen todos los que tengan voluntad de salvarse, y Yo, su Madre, no deseo otra cosa sino que correspondan a mi amor. Hecho esto, la Madre sabe agradecer el sacrificio que por Ella se hace.
¡Cuántos avisos, cuántas llamadas, cuántas negativas de los corazones! ¡Qué desilusión para el corazón de una Madre ver que los hijos, en la hora de mayor necesidad, la cierran las puertas…! ¡Mira cuántas cosas están sucediendo, cuántos avisos por medio de enfermedades; cuántos muertos, cuántas desgracias!
Mi Hijo espera a cuando ellos quieran. Yo, su Madre, no dejo de rogar por ellos, pero la justicia del Padre llega a los bordes, está próxima a salirse. Vosotros, los míos, predicad sin miedo, decid muy fuerte la verdad. Estáis conmigo y la verdad resplandecerá a todas horas.
Nadie, nadie trabaja por la causa de su Madre. Los sacerdotes toman a rutina mi trabajo, los religiosos se distraen en las conversaciones que tienen conmigo; los matrimonios olvidan la obligación que tienen de que mi Nombre aparezca en sus hogares; los jóvenes se olvidan de pedir consejo a la Madre que sólo desea su felicidad; los pequeños no me ponen en sus bocas sino para desacreditar mi honor; los gobernantes no piensan que sus negocios saldrían más derechos si tuviesen por norte a la Estrella que siempre brilla; nadie piensa más que en el mundo; para ellos, después no hay nada. Dentro de las familias, que se tienen por cristianas, no se busca más que el afán de aparentar, el deseo de ser bien mirados, la forma de cómo lucirán más. La Religión no la toman como base fundamental; en las confesiones, comuniones y obras piadosas de muchos, no hay más que un solo pensamiento: el de ser y el de hacer lo que los demás hagan por no ser ellos menos…; en pocos sitios se vive como es mi deseo.
Sin embargo, hija mía, mira y observarás que las playas están llenas (lo necesitan para su salud); que los paseos están animados (necesitan distracción); que en los cines no caben más (precisan un lugar para pasar el tiempo); que los círculos y cafés están repletos (no importa, se distraen sin ofender a nadie). Vuelve la vista, hija mía, vuélvela y mira las iglesias, que también están a veces, llenas. Pero en ellas hay de todo; de los que ves, no habrá con verdadera devoción más que media docena; los demás van a espiar, a ver si hay sermón, de qué trata, a interpretarlo a su capricho; si el sacerdote es bueno van a quitarle la piel; y la Madre, la Madre es víctima de ellos. Verás que son pocas las mujeres que en el templo, están como deben: Unas van, porque en algún sitio han de pasar el tiempo; otras, porque todavía no es hora de ir al cine; algunas para ver de qué trata la plática para ir a contarlo a la amiga que las espera y hacer la crítica, desfavorable siempre para Mí; los jóvenes de ambos sexos, unos por devoción, y otros porque han quedado allí para verse; y aún podría decirte más; de donde sacarás las consecuencias de que son muy pocos los que me honran; no parando aquí el mal, sino que como éste arrastra, son los pequeños los que, viendo esto en los mayores, les imitan, creyendo que ésa es la ordenación. Pero, basta, basta.
Di al Padre Amado que mi ayuda no le faltará; que no desmaye. Es grande el trabajo que pesa sobre él, pero que no desmaye. El demonio tiene echadas sus redes para pescarlo, pero esas redes están tejidas muy anchas y el pez escapará por los agujeros. Yo, su Madre, le entrego la barca de la fe, que lo mantendrá a flote. Echará el áncora de mi auxilio. Sobre él se alza la cruz de la fortaleza, y en su corazón pondré el amor hacia las criaturas. Navegará en el mar de la serenidad, luchando con las olas de las envidias, pues rodean su barca los peces de los rencores. Que no tenga miedo, pues en caso de apuro, lleva encima de él el salvavidas que le defenderá del oleaje; y cuando acabe el camino, llegará a tierra; y entonces en ella se levantará la verdad de lo que pasó, esculpido en grandes letras, que reza el encabezamiento de una obra gigante. Que no tema, que no tenga prisa, porque a mayor distancia mayor conquista; que no se contente con ganar un palmo de terreno, pues es mi voluntad que el terreno que gane se cuente por kilómetros.
Seguid, seguid adelante, vosotros los míos, en los consejos que os dé. Sabed que su deseo es el Mío; y que lo que él haga, Yo, su Madre lo doy por hecho. Seguidle, que él encaminará vuestros pasos por la senda que es de mi gusto.
Trabajad todos, cada cual en lo vuestro; y sabed que el amor de vuestra Madre no os faltará mientras imploréis su auxilio.
Adiós, hija mía: Di a los míos que su Madre les envía a todos su bendición:María.”
Núm. 7.- Máximas dictadas por la Santísima Virgen 

  1. “No es más listo aquél que más sabe sino aquél que practica lo que sabe.
  2. La caridad no consiste en decir: “Yo amo”, sino en ejecutar las obras correspondientes a Dios y al bien del prójimo.
  3. No es caridad dar al pobre una limosna: Es participar en los andrajos de su buhardilla; es participar de su angustia.
  4. El amor es para lo más amable; y el sumo amor para lo sumamente amable, que es Dios.
  5. Tened misericordia: Y misericordia no es querer al prójimo, sino compartir con él sus tristezas.
  6. La murmuración es la antesala de la calumnia. No hace daño el que murmura, sino los efectos que produce la murmuración.
  7. El orgullo es la antesala de la cobardía.
  8. El odio es la antesala de la venganza.
  9. La caridad es la antesala de las buenas obras.
  10. No es humildad callar en las ocasiones: La verdadera humildad consiste en no tener a menos, vivir con los desgraciados y en socorrer al necesitado. No consiste en sufrir mucho, sino en la forma de sufrir.
  11. No es más rico el que más tiene, sino el que sabe hacer uso de lo que tiene.
  12. Bienaventurado aquél — que toma el camino estrecho — porque llegará por él — a descansar en mi pecho.
  13. Bienaventurado aquél — que socorre a los demás — porque al fin del camino — su Madre le dará más.
  14. Bienaventurado el que ama — a mi Hijo con amor — porque Yo le daré calma — transcurrido su dolor.
  15. Quiero que todos mis hijos — a su Madre se parezcan — y a su Madre le ofrezcan — sus amores siempre fijos.
  16. No quieren corresponder — y me hacen padecer. María.”
Núm. 8.- Misiva de Jesús, dando consejos a los videntes

“Hija: Llegará un tiempo en que los que estén por la calle no serán todos los que vivan… El mundo tiene ahora cinco partes, y en aquel día tendrá cinco medias partesDe cinco partes tres son agua; más entonces, no habrá más que una media parte de tierra.  Las aguas saldrán de sus cauces. La justicia de mi Padre les dará amplia libertad para hacer lo que quieran. Se extrañan de que Yo mande castigos; y no se extrañan de los horrores y atrocidades que cometen conmigo. Soy Rey, Padre, Señor y Hermano Mayor. Como Rey, tengo derecho a que mis súbditos me obedezcan; como Padre, tengo poder para castigar a mis hijos, si estos no hacen lo que deben; como Señor, tengo facultad para mandar a mis criados; y como Hermano Mayor, quiero que mis hermanos pequeños correspondan al cariño que les tengo.
Alguien se encargará de sacar a la luz lo vuestro..; y entonces, las gentes cambiarán, os harán halagos y falsas promesas. No hagáis caso, no les escuchéis. Vuestra Madre estará con vosotros y vuestro Padre no os abandonará. Hay personas que llevan la contradicción encima; y ahora, todos sois buenos para ellos. ¿Por qué al principio de la obra de mi Madre no encontraron la verdad? Porque no quisieron cansarse. Pues sepan, hija mía, que para conseguir un poco hay que trabajar mucho; así que, el que no trabaje nada, que no espere encontrarlo todo hecho. Trabajar es difícil cuando no se tiene voluntad de trabajar; pero si se fuerza la voluntad, Yo doy doble de lo que debiera sacar al que la fuerza. No hay más que querer; lo demás es obra Mía.
Hay muchos santos de los que no se supo su vida hasta después de su muerte: También los hay ahora, que no serán conocidas sus grandezas hasta después que se mueran. Entonces todo el mundo admirará los casos portentosos en que hayan intervenido. Mientras tanto en vida no han recibido sino menosprecios y burlas… No os importe, hijos: Sufrid desprecios, infamias, calumnias, callando; y así seréis fieles retratos de vuestro Padre.
No tembléis ante los jueces; no tengáis miedo a las rejas de las cárceles; no os asusten las camisas de fuerza del manicomio; no os den pavor los zurriagos, ni el fuego, ni las hachas… Regocijaos al colocar la cabeza en manos del verdugo… Vuestro Padre está con vosotros; su presencia os dará valor; mi Madre os alentará; y cuando vuestro cuerpo quede sin vida y vuestra sangre salga a borbotones y sirva para marcar en los labios de los criminales la satisfacción de haber cumplido con el deber, entonces es cuando su manto celestial os recogerá y seréis transportados al lugar de las delicias para siempre.
Todo pasa, menos lo que siempre dura. Dejad las cosas pasajeras por las que son eternas. Vuestro Padre os da la fuerza para seguir los senderos difíciles de la vida. No miréis donde pisáis; mirad donde vais a parar; y a la vista de aquel lugar, menguará el dolor que os produzcan las espinas del camino. Valor, fuerza, energía, amor y buena voluntad, junto con la obediencia y humildad, es lo que deseo de vosotros, hijos míos.
Ocupaos en la obra, — la que a Mí tanto me agrada: — No faltará mi mirada, — y lo demás todo sobra.
Os manda la bendición – este Padre que os ama, – y que a todos sus hijos llama – a que hagan oración. Jesús.”
Los Hechos Ezquioga publicados en este sitio:

1 comentario:

  1. Buenas tardes el Dr Antonio Yague estará visitando Mexico a finales de Enero; y dará 2 conferencias en la cd de Orizaba Veracruz el día 21 y 22 de enero quien guste asistir, para más informes en el celular 2721294060
    gracias

    ResponderEliminar

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-