BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




martes, 2 de febrero de 2016

Vida y Sueños Proféticos de San Juan Bosco

QUIEN COMO DIOS... NADIE COMO DIOS....

Vida y Sueños Proféticos de San Juan Bosco

31 de Enero – 128º AniversarioAños: 1824-1888 / Lugar: Castelnuovo – Turín, ItaliaAparición de la Virgen María AuxiliadoraVidente: San Juan Bosco (1815-1888)
VIDA DE SAN JUAN BOSCO
Giovanni Bosco, nació el 16 de agosto de 1815, en un pequeño caserío de Castelnuovo D’Asti, en el Piamonte, llamado popularmente ‘I Becchi’, en la provincia de Turín, en el norte de Italia. Era el menor de los hijos de un campesino piemontés. Su padre murió cuando tenía apenas dos años y medio. La madre Margarita, muy pobre, pero santa y laboriosa mujer, debió luchar mucho para sacar adelante a sus hijos.
Juan Bosco tuvo una niñez muy dura; a los nueve años de edad, un sueño que el niño no olvidó nunca, le reveló su vocación. En aquel primer sueño, se vio rodeado de una multitud de chiquillos que se peleaban entre sí y blasfemaban; Juan Bosco trató de hacer la paz, primero con exhortaciones y después con los puños. Súbitamente apareció Nuestro Señor y le dijo:
 “¡No, no! Tienes que ganártelos con la mansedumbre y el amor.”
San Juan Bosco_3
Le indicó también que su Maestra sería la Santísima Virgen, quien al instante apareció y le dijo:

“Toma tu cayado de pastor y guía a tus ovejas.”
Cuando la Señora pronunció estas palabras los niños se convirtieron primero, en bestias feroces y luego en ovejas. Juan Bosco comprendió que su vocación era ayudar a los niños pobres. Durante las semanas que vivió con una tía que prestaba servicios en casa de un Sacerdote, Juan Bosco aprendió a leer. Tenía un gran deseo de ser Sacerdote, pero hubo de vencer numerosas dificultades antes de poder empezar sus estudios.
A los dieciséis años, ingresó finalmente en el seminario de Chieri y era tan pobre, que debía mendigar para reunir el dinero y los vestidos indispensables. Después de haber recibido el diaconado, Juan Bosco pasó al seminario mayor de Turín y ahí empezó, con la aprobación de sus superiores, a reunir los domingos a un grupo de chiquillos y mozuelos abandonados de la ciudad.
San Juan Bosco_María
Una vez ordenado Sacerdote, en 1841, a los 26 años, el primer puesto que ocupó fue el de capellán auxiliar en una casa de refugio para muchachas, que había fundado la marquesa di Barola. Los domingos, reunía a los niños pobres en una especie de escuela y centro de recreo, que él llamó, ‘Oratorio Festivo’. Hasta que la marquesa le exigió que escogiera entre quedarse con su tropa o con su puesto en el refugio para muchachas. El santo escogió a sus chicos; se fue a vivir entonces en unos cuartuchos miserables, en compañía de su madre, en el barrio de Valdoco, donde reunía a su nuevo ‘Oratorio’ y ahí se entregó con toda el alma a consolidar y extender su obra. Dio forma acabada a una escuela nocturna, que había inaugurado el año precedente, y como el oratorio estaba lleno a reventar, abrió otros dos centros en otros tantos barrios de Turín. Por la misma época, empezó a dar alojamiento a los niños abandonados. Al poco tiempo, había ya treinta o cuarenta chicos, la mayoría aprendices, que vivían con Don Bosco y su madre; los chicos llamaban a la madre de Don Bosco ‘Mamá Margarita’.

Luego, decidió construir sus propios talleres de aprendizaje. Los dos primeros: el de los zapateros y el de los sastres, fueron inaugurados en 1853. El siguiente paso fue construir una iglesia, consagrada a San Francisco de Sales. Después vino la construcción de una casa para la enorme familia. El dinero no faltaba por verdadero milagro.
En 1856, había ya 150 internos, cuatro talleres, una imprenta, cuatro clases de latín y diez Sacerdotes. Los externos eran quinientos. Después fundó la Congregación de los Salesianos, construyó la Basílica de María Auxiliadora y la Iglesia del Sagrado Corazón en Roma, donde celebró su última misa.
San Juan Bosco_iglesia MaríaAuxiliadora
Don Bosco también fue famoso por sus sueños proféticos. Murió el 31 de Enero de 1888, en su pobre habitación en Valdocco, a la edad de 72 años. Sus últimas palabras fueron: “Dígales a todos que la Santísima Virgen está aquí.”
Sueños Proféticos de San Juan Bosco







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-