BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




martes, 26 de abril de 2016

“De esta manera vendrá el Espíritu Santo sobre nosotros. Él hará volar tu alma y la llevará ante Él al unísono con Mi Corazón”

QUIEN COMO DIOS... NADIE COMO DIOS....

103-inmaculado-corazon
16º Día

«Queridos hijos: ¿Podemos ser todos uno? Les pido la unidad del alma y del corazón. Las tareas que les mando a realizar son de naturaleza Divina. Sí, es cierto que Yo ayudaré a Mis hijos del Este. Pero, más que esto, serán ustedes los que harán posible la culminación de Mi Triunfo para el Plan Divino de la Gracia de Dios al mundo.
Queridos hijos, miren al Cielo allá arriba. Vean cómo el viento, cuando sopla, mueve todas las nubes al mismo tiempo; el viento solo las mueve y las lleva con la brisa del cielo a donde Dios quiere. De esta manera vendrá el Espíritu Santo sobre nosotros. Él hará volar tu alma y la llevará ante Él al unísono con Mi Corazón».
—Madre, ¿cómo haremos volar nuestros corazones de esta manera?
«Por medio de la Consagración, ustedes serán liberados del mundo y capturados por Mí. Vayan en paz y amor, y el Espíritu Santo los conmoverá a convertir sus almas.» (Marzo 23 de 1993).
Guía: Nuestra Señora nos llevará de la Consagración al Triunfo, y de allí al Reino del Sagrado Corazón, que es la parte de la Corredención en el Plan de Dios. De esta manera seremos llevados a la Hora Final de la Gracia. El propósito del Triunfo es para preparar las almas a recibir la Gracia Redentora del Sagrado Corazón. La Gracia de la Hora Final, es la Gracia que será otorgada a las almas antes del descenso del Reino de Dios sobre la Tierra. -La Hora en que la Tierra volverá a su estado original-. Nuestra Señora se refiere a la Hora Final como al Segundo Adviento que traerá la Unión de los Dos Corazones.
Dirección: Las almas consagradas no tienen necesidad del mundo material; las cosas de la Tierra se olvidan y las almas preservan su ser únicamente para Dios. Por lo tanto, nosotros debemos consagrar cada nuevo día a Su servicio, uniendo nuestra voluntad a Su Voluntad en constante aceptación. Lo más querido que tenemos es nuestra propia voluntad y Dios nos pide continuamente que se Le ofrezcamos el sacrificio de esta voluntad. Nada contenta más a Dios que el ofrecimiento de nuestra propia voluntad, sin reservas. Feliz el alma que no tiene más voluntad que la de Dios.
Meditación: ¡Oh, Inmaculado Corazón de María! Permite que mi alma sea conducida de la manera que Dios desea. Te suplico, Madre querida, que me hagas saber qué es lo que más complace a Dios. Ayúdame para que mi alma se someta a Su Divina Voluntad y para que así pueda traerle el sacrificio de mi voluntad propia como una ofrenda de mi unión con Él. Haz que mi alma vuele al unísono con los Deseos del Espíritu Santo, para que pueda ser llevada solamente a los lugares que Él destine.
«Yo soy la servidora del Señor;
hágase en mí lo que has dicho.»
(Lucas 1, 38)


z_corazon_m_falero_detail
ROSARIO DE LAS VIRTUDES

Nuestra Señora tenía en Su Mano izquierda un Rosario rosado y dorado, y rezaba con la mano derecha. Ella recitaba todas las Oraciones muy despacio y reverentemente, con mucho amor.
Queridos Míos: Estas Oraciones son para obtener las Virtudes. Se empieza con el Credo, luego la Consagración a Mi Corazón Inmaculado, y después El Ángelus. Posteriormente se reza la Virtud, seguida por el Padre Nuestro, el Gloria al Padre y la Oración al Espíritu Santo. Después se recita la siguiente Virtud y así se completan las Siete Virtudes: Fe, Esperanza, Caridad, Humildad, Paciencia, Perseverancia y Obediencia.” Octubre 1º de 1992.
Rosario de las Virtudes
Esta pequeña Coronilla o Rosario tiene 7 Misterios y 3 cuentas en cada Misterio.

† Por la Señal de la Santa Cruz...

Oraciones Iniciales
El Credo
Creo en Dios, / Padre Todopoderoso, / Creador del Cielo y de la Tierra. / Creo en Jesucristo,  Su único Hijo, nuestro Señor, / que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, / nació de Santa María Virgen, / padeció bajo el poder de Poncio Pilato, / fue crucificado, muerto y sepultado, / descendió a los infiernos / y al tercer día, resucitó de entre los muertos; / subió a los Cielos / y está sentado a la derecha de Dios, Padre Todopoderoso. / Desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. / Creo en el Espíritu Santo, / en la Santa Iglesia Católica, / en la Comunión de los Santos, / en el perdón de los pecados, / en la resurrección de la carne / y en la vida eterna. / Amén.
Consagración a La Santísima Virgen
Totus Tuus [1]
San Bernardo de Claraval, Francia (1090-1153)

¡Oh, Señora y Madre mía!
Yo me entrego del todo a Ti,
y en prueba de mi filial afecto,
Te consagro en este día:
mis ojos, mis oídos,
mi boca, mi corazón;
en una palabra, todo mi ser.
Y ya que soy TODO (a) TUYO (a),
¡oh, Madre de Bondad!,
guárdame y defiéndeme
como cosa y posesión Tuya.
Amén.

Ángelus
†† El Ángel del Señor anunció a María, que el Hijo de Dios Padre se Encarnaría en Sus Entrañas, para la Redención del mundo. Y Ella Concibió por Obra y Gracia del Espíritu Santo.
  • Dios Te Salve, María...
María Santísima lo admitió diciendo: “He aquí la Esclava del Señor; hágase en Mí según Tu Palabra.” (Lc. 1, 38)
  • Dios Te Salve, María...
Y el Hijo de Dios se hizo Hombre y vive entre nosotros.
  • Dios Te Salve, María...
Oración:
Te suplicamos, Señor, que infundas Tu Gracia en nuestros corazones, para que habiendo conocido por el Anuncio del Ángel, el Misterio de la Encarnación de Tu Hijo, por los Méritos de Su Pasión y de Su Cruz, seamos conducidos a la Gloria de la Resurrección. Te lo pedimos por el mismo Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

FE

En las Tres Cuentas Pequeñas:
V: Padre Nuestro, que estás en el Cielo, santificado sea Tu Nombre. Venga a nosotros Tu Reino. Hágase Tu Voluntad, así en la Tierra como en el Cielo.
R: Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén.

V: Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
R: Como era en el principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.

Oración al Espíritu Santo: Ven, Espíritu Santo, ilumina mi corazón, para ver las cosas que son de Dios. Ven, Espíritu Santo, dentro de mi mente, para conocer las cosas que son de Dios. Ven, Espíritu Santo, dentro de mi alma, que yo le pertenezca solamente a Dios. Santifica todo lo que piense, diga y haga, a fin de que todo sea para la Gloria de Dios. Amén. [2]
ESPERANZA

  • Padre Nuestro.
  • Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo…
  • Ven, Espíritu Santo, ilumina mi corazón…
CARIDAD

  • Padre Nuestro.          
  • Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo…
  • Ven, Espíritu Santo, ilumina mi corazón…
HUMILDAD

  • Padre Nuestro.       
  • Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo…
  • Ven, Espíritu Santo, ilumina mi corazón…
PACIENCIA

  • Padre Nuestro.          
  • Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo…
  • Ven, Espíritu Santo, ilumina mi corazón…
PERSEVERANCIA

  • Padre Nuestro.          
  • Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo…
  • Ven, Espíritu Santo, ilumina mi corazón…
OBEDIENCIA

  • Padre Nuestro.          
  • Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo…
  • Ven, Espíritu Santo, ilumina mi corazón…
Oraciones Finales
¡Oh, María!
¡Oh, María! Transforma mi corazón como el Tuyo; colócale alrededor una corona de pureza adornada con virtudes. Toma mi corazón, querida Madre, consagrado como Tuyo propio, preséntaselo a Dios Padre como una ofrenda de mí para Ti. Ayúdame, ¡oh, María!, en hacer Tu Corazón más conocido cada día. Amén. [3]
Oración de Pentecostés
¡Espíritu de Cristo! Despiértame. ¡Espíritu de Cristo! Muéveme. ¡Espíritu de Cristo! Lléname. ¡Espíritu de Cristo! Séllame.
¡Oh, Padre Celestial! Conságrame a Tu Corazón y Voluntad; sé en mí una Fuente de Virtudes, sella mi alma como Tuya propia, para que Tu Reflejo en mí sea una Luz que todos vean. Amén. [4]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-