BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




martes, 7 de junio de 2016

Buscamos siempre lo prohibido

QUIEN COMO DIOS... NADIE COMO DIOS....

ADELANTE LA FE

Buscamos siempre lo prohibido

Nitimur in vetitum semper
Nitimur in vetitum semper
Q
ueridos hermanos, hay que reconocer la eficacia de los adagios latinos, cómo con una frase, unas pocas palabras, puede  resumir todo un conjunto de acciones, una serie de de complejas ideas, o unas intenciones.

Quiero detenerme en esta frase latina. Nitimur in vetitum semper, que puede traducirse como: Buscamos siempre lo prohibido. Resumen y definición magistral de lo que es la liturgia reformada en la Iglesia. Si nos centramos concretamente  en la Misa nueva no he encontrado una definición mejor y más acertada que ponga en evidencia la realidad deplorable de hasta dónde  ha llegado la profanación del Santo Sacrificio.
¿Misa nueva? Siento tristeza y dolor pensarlo, y más escribirlo, pero se ha convertido en la búsqueda incesante de lo prohibido. ¿Qué tal la Santa Misa hoy? Nitimur in vetitum semper. ¿Qué tal el párroco hoy? Nitimur in vetitum semper. ¿Y la Santa Misa del Sr. Obispo? Nitimur in vetitum semper.
El culto exterior de la liturgia forma parte esencial de muestra religión, nunca puede estar al arbitrio de cada ministro, y su uniformidad en todo momento y lugar debe testimoniar la unidad de nuestra Santa Madre Iglesia, tanto en sus ceremonias como en las enseñanzas que de ellas se desprenden, al mismo tiempo que han de ser ceremonias santas, simples, nobles y bellas.
Las ideas del párrafo anterior forman parte de muchos manuales de liturgia de tiempos pretéritos, olvidados por una gran mayoría, pero recordados aún por una minoría. Pero su verdad es inalterable. ¿Cómo puede dejarse al arbitrio de cualquiera las acciones más santas  del culto católico, como todo lo que acontece en el Santo Sacrificio de la Misa? ¿A qué ha conducido tal medida que tras el Concilio Vaticano II ha imperado en nuestra Madre Iglesia? A la ruina más absoluta del culto católico, que ya es irreconocible como tal. ¿Quién puede identificar qué es el rito romano? ¿Cuáles son sus características? Está tan desfigurado que ya sólo queda la rutina de un nombre sin contenido ni significado.
Hay que decir, en honor a la verdad, que la tentación de hacer de la liturgia algo personal ha estado presente  en el clérigo, pero éste se ha encontrado siempre con la autoridad eclesiástica que ha mirado con celo  la dignidad del culto litúrgico. El logro de la unidad y uniformidad de la liturgia llevó siglos conseguirlo, era la imagen externa de la unidad y universalidad de la fe católica. Más lo que ha ocurrido en época de la Iglesia postconciliar es que el clérigo y el fiel no han encontrado una oposición a sus deseos creativos litúrgicos; de haberlos han sido tan poco firmes como ineficaces. Y en cuestión de unos años se dilapidó el trabajo de siglos. Y hoy nos preguntamos con profundo dolor, ¿es la liturgia a la que asistimos católica?
Nitimur in vetitum semper, es la máxima que impera en una gran mayoría de eclesiásticos y fieles; es el principio que guía a muchos en la liturgia; es la verdadera motivación que les anima que cada vez que se acercan al altar.
¿Dónde está la autoridad eclesiástica? ¿Dónde la del Misal Romano? ¿Dónde están las normas litúrgicas? ¿Dónde se manifiesta nuestra fe católica? ¿En qué culto? ¿En qué rito? Pero, ¿tenemos un rito litúrgico? Será el que permite que el sacerdote oficie vestido de payaso, ¿no?;  o quizá el que permite que suba a leer la señorita ligera de ropa; o el que permite una  misa de carnaval. Son tantos los ejemplos que no se escribirían suficientes  páginas de ofensas y sacrilegios, ni ánimo habría para hacerlo para contener las lágrimas de dolor por tantas ofensas a la Santísima Trinidad, a la Santísima Virgen María y a la Corte celestial,  ante tanto silencio culpable.
Estamos verdaderamente ante la ruina de un culto litúrgico, que es irreconocible, y que ha llevado irremisiblemente al oscurecimiento mismo de la fe católica;  más, no sólo oscurecimiento de la fe,  sino algo muchísimo más grave, a la negación de verdades de fe, empezando por la negación de la Santa Misa como sacrificioComo decía una hoja parroquial, quien celebra la Santa Misa es el Pueblo de Dios, constituido en asamblea  litúrgica; el autor de la hoja parroquial se extrañaba que antes hasta le sacerdote celebraba él solo. Por lo cual, sino hay pueblo no hay Santa Misa, no teniendo sentido alguno que el sacerdote oficie solo.  Pero qué aberración. Ideas heréticas protestantes que forman parte de la vida cotidiana de muchas parroquias, donde se convive con ellas con total normalidad, y muchos sin ser conscientes de compartir ideas heréticas.
Nitimur in vetitum semper. Buscamos siempre lo prohibido, y esto no tiene límites; aunque en realidad el  límite está en la negación total de la Santa Misa como el Sacrificio de Nuestro Señor Jesucristo; y este hundimiento de la liturgia se encamina hacia este fin.
Misa tradi
Pero, siempre tendremos la Santa Misa tradicional, oposición del adagio latino, para dar el culto debido a la Santísima Trinidad, y alegrar el Corazón Inmaculado de nuestra Madre y al Cielo; mantener la fe católica y encaminar a las almas hacia la salvación eterna.

Ave María Purísima.
Padre Juan Manuel Rodríguez de la Rosa

2 comentarios:

  1. Felicidades por tan valientes palabras directas al alma de todo buen católico. Gracias mol por este testimonio a ti Cláudio y sobre todo al Padre Juan Manuel, que como él loa demás deberían ser valientes. Nadie como Dios

    ResponderEliminar
  2. GRACIAS QUERIDOS Y VALIENTES HERMANOS MI ALMA SE TRANQUILIZA PORQUE USTEDES SON NUESTROS GUÍAS ,ESTÁN EXPUESTOS COMO LOS APÓSTOLES Y COMO ELLOS, CONFÍAN.

    ResponderEliminar

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-