BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




martes, 27 de agosto de 2019

JORGE DEL CORAZON INMACULADO

QUIEN COMO DIOS... NADIE COMO DIOS....



Guatemala, 12 de noviembre de 2,016 En Jesús y María Santísima me presento a usted. Mi nombre es Jorge del Corazón Inmaculado. Respetuosamente me dirijo a usted, deseándole abundantes bendiciones de Jesús y María Santísima en todo lo que emprenda. Antes de comenzar nos ocultamos en el Corazón de Jesús por medio de María confiando en los océanos de misericordia infinita, de este modo dándole a conocer lo que a este pecador le han trasmitido en lo que respecta a las visiones personales que me ha dado El Espíritu Santo por medio de La Señora Santísima nuestra Madre. Me animo a redactar esta muy breve carta por obediencia a la Señora y Madre nuestra por permiso de mi director espiritual. Nuestra Maternal Señora está santamente desesperada por sus hijos elegidos especialmente por los necesitados en el mundo entero. Antes de continuar leyendo suplico poner en oración bajo la luz de Dios Espíritu Santo esta pequeña y breve carta y nuestro corazón ya que con palabras no sería posible comprender aquello que estoy por relatarle, pero unidos a una de las Tres Divinas Personas nuestra alma podrá develar todo cuanto Dios quiera. Esta carta no tiene como principio ni fin el sensacionalismo, ni llevarle a un temor o estrés, aunque el temor es bueno media vez sea santo para Dios, son mensajes de lucha para orar para evitar, para desagraviar o aliviar las cosas que el mundo espiritual ( Cielo e infierno) está mandando a la tierra por justicia, cuando una sociedad se aleja de Dios pide como señor a Satanás y esta persona maligna es un homicida desde el principio, nos olvidamos que Dios también tiene voz y voto en la vida de las personas y como Padre quiere componer el camino de destrucción del mundo. Cabe decir que no está usted obligado a creerme más le suplico medite todo esto y ore... ore... Breve Resumen Luego de estar en oración a lo largo de los años de mi vida, el Señor fue poniendo en mi camino personas radiantes de su Espíritu quienes serían luz y guía en todas las manifestaciones de su amor, principalmente por medio de visiones, sueños proféticos, ciencia infusa etc. Conforme pasaban los meses y años estos obsequios del Espíritu se fueron intensificando en especial al compartirlas con sacerdotes o en presencia del Santísimo. Por más que lo negara más fuerte se hacían estas manifestaciones o llamado de amor a la oración, algunas de ellas hermosas como también espantosas, que por la omnipotencia de Dios en cada muestra de su divino dolor yo habría muerto o me habría desvanecido para siempre sin poder volver a mí. A lo largo del tiempo me traté a mí mismo con severidad respecto a todo esto, pero las señales fueron tan claras durante la oración, meditación del amor en la pasión de Jesús y en momentos inesperados, y respuestas en el medio físico a las preguntas que le formulaba a Dios en mi corazón. Lo que mis manos, utensilios indignos del Señor escribieron a continuación será algo duro y difícil de creer, pero esto no es lo importante, lo importante es el llamado a la oración, al desagravio del Corazón de Jesús y María Santísima. Por la Trinidad Santa ruego se disperse usted en los confines infinitos del amor Dios para comprender la diferencia entre los dos atributos de Dios, su Misericordia y su Justicia. Desde el año dos mil trece la Señora Santísima fue haciéndose más presente, más constante en sus visitas a mi alma indignísima, pero así es la Madre de madres. Comienzo el relato: Al terminar de orar cuando me disponía a dormir, la Señora Santísima me transportó a un lugar ya conocido por mí. Era la carretera de la ciudad de Lourdes en Francia. (Cuando tengo estas visiones no es común que esté solo, siempre hay alguien que me acompaña y me explica). Había mucha gente en la mitad del camino y en medio de toda la gente había una luz muy brillante y hermosa como un Lucero blanco. Una mujer que estaba entre el grupo parecía leer mis pensamientos pues respondió a una pregunta interior. Así es, la Señora bajará al valle dijo ella y entonces pregunté qué pasaba. Lourdes se está inundando, pero no lo permitirá. Mientras hablábamos la caravana que acompañaba a la Hermosa Señora Refulgente de luz y calma se nos adelantó un poco. El cielo estaba despejado, había paz y tranquilidad. Me apresuré para adelantarme y ver la inundación. Entré en la luz de la Señora, Ella me lo permitió y la vi. Tenía un vestido blanco, cinturón celeste en la cintura, y un manto blanco, su rostro casi no se podía ver pero era tan hermosa bellamente encantadora del corazón. No puedo describirla. Ya estábamos bajando cuando vimos que las aguas lodosas habían inundado todo. La caravana venía detrás de mí y cuando la Señora avanzaba y su luz tocaba las aguas, éstas bajaban según su paso, y enseguida volví en mí. En oración le pregunté lo que esto significaba y mi corazón supo que Lourdes estaba teniendo problemas y la Señora convocaba a todos sus hijos a orar. Confirmé la noticia a las pocas horas pues efectivamente las persistentes lluvias con sus corrientes inundaron la ciudad y el Santuario de Lourdes pero poco a poco la inundación retrocedió. Esto ocurrió en junio del 2,013. Pongo este ejemplo como testimonio del llamado de Nuestra Madre a sus hijos sin excepciones en todo el mundo. La Señora ha llevado a mi alma a diferentes partes del mundo (debo agregar que no soy la única, hay muchas muchísimas almas que son tomadas por la Gracia del Cielo), y me ha hecho saber hasta dónde ha llegado el pecado y la desatención de muchos en la iglesia, [bajo una cortina de hipocresía de supuesta perfección y seguimiento de las leyes de Dios en la iglesia olvidando La Misericordia de Jesús], se ha olvidado la continua vigilancia de los elegidos (la iglesia). En otra ocasión a finales de los noventa, la Señora me llevó a lo alto de una colina. Era el Cerro Alux o al menos parecía serlo, aunque en un territorio el Cielo pone muchos lugares en uno solo. El cielo estaba lleno de nubes negras y grisestal vez por las tormentas de lluvia rayos poderosos, pudo haber sido arena o algún otro fenómeno, todo el valle de la ciudad había desaparecido bajo las aguas. Un extremo se había separado del otro y se había hundido una gran porción de terreno. Una nueva bahía se había formado en las zonas costeras y centrales de Guatemala. Los barcos habían naufragado y se encontraban a mi izquierda, había remolinos de viento de toda clase, estos remolinos naturales y sobre naturales purgarían lugares diversos de Guatemala y el mundo, luego fui transportado a unos momentos antes. Vi varias ciudades, las más antiguas de todo el mundo se encontraban en un solo lugar en la visión, como si mi alma se hubiera dispersado en todos los lugares al mismo tiempo y parecían como si fueran una sola, eran sacudidas, en otras personas retiraban al Santísimo y las ostias consagradas de las iglesias para proteger al Santísimo de profanaciones. Vi como en la Ciudad de Mixco y en el mundo, la tierra se abría por un sismo, había sol pero en un momento las nubes cubrieron todo y se hicieron espirales de viento, se hicieron agujeros en el suelo, eran tan grandes como del tamaño de una manzana de terreno. Una parte del suelo se deslizaba por debajo de otra porción de suelo. Conmigo iba siempre mi acompañante [En todos mis sueños siempre hay alguien que me acompaña y me va explicando o mostrando lo que sucede, a veces es un ser de luz otras veces tiene forma humana, con habito de sacerdote y otras veces lo veo como un laico] Aunque no se me mostraba que pasaría con las personas señal de que se puede cambiar todo lo que está aconteciendo, el conocimiento venía a mí, sabía que mucha gente había desaparecido por estas advertencias. En otra ocasión vi como los puentes más altos alrededor del mundo eran sepultados por el agua en cuestión de segundos. Vi también como en el puente El Incienso había vehículos y todos quedaron bajo el agua café. Las fuertes lluvias y el viento no permitían respirar bien. Estos avisos los tuve desde muy niño y se repetían no tan frecuentemente y de una manera distinta Comprendí entonces que era posible aplacar la ira justa de Dios. Conforme pasaba el tiempo éstos se fueron haciendo más temibles. El ambiente que empecé a experimentar en esos lugares comenzó a ser tan exacto como el de estos tiempos. Una noche mi alma fue tomada y vi todos los volcanes de nuestro país y del mundo, vi especialmente los que están actualmente inactivos pero fue por muy breve tiempo, luego los vi enfurecidos, los vi arder como brasas en la noche, comprendí que eso estaba aún lejos de suceder en relación a ese tiempo de mi infancia, era como si La Señora me mostrara el momento desde lo último de las purificaciones hasta los primeros en sus inicios, es decir en regresión, como si viéramos una película desde el clímax hasta el inicio En estos meses como dije, La Señora me ha mostrado los inicios ya que estamos cerca de empezar estas purificaciones a un nivel sin precedentes, es como si la misma naturaleza ingeniera nuevos métodos de revelarse ante el desorden mundial, que sorprenderán a muchos sin estar listos en su alma, para presentarse ante Dios, para aquellos que el Señor llame. Vi también grandes tornados arrasar pueblitos y ciudades del mundo, en lugares donde jamás ha habido estos fenómenos. Todo esto como ya dije antes, esos lugares, esos tiempos para mí al serme mostrados estaban en una realidad tan alta, era estar más vivo ahí donde me llevaron que aquí donde vivo entre las criaturas. Vi también salir seres de un lugar tan horripilante un lugar espantoso, el infierno. Vi también a muchos espíritus malignos, algunos eran obscuros como sombras, otros no los puedo describir, otros tenían mantos de un blanco sucio pero todos pasaron a mi alrededor, así se manifestaron. La fuerza de Dios y su amor me sostenían, no se percataron de mi presencia, se dispersaban por el mundo con un poder que jamás habían tenido ni en los tiempos antes de nuestro Redentor, ese poder, tal potestad el hombre se los otorgaba, inundaron hasta el cielo con ayuda del hombre. En otra ocasión vi como una legión de espíritus del Cielo de diferentes jerarquías luchaban contra los enemigos del alma para salvar a una sola criatura, me encontraba en el patio de mi casa, fue una batalla colosal algo que no puedo describir. Este lenguaje es tan corto, pero entendí que toda una legión estaba dispuesta a ayudarnos en esos días que ya estamos viviendo. La legión de María Santísima, Nuestra Madre no abandona ni al más pecador entre pecadores, si esa alma está dispuesta a luchar y cambiar una leve chispa es suficiente para qué La Señora Santísima haga milagros, pero la Señora me mostro almas que estaban fundidas con el maligno. Antes de mostrármelo me llevo con su Hijo que era adorado por dos niños y Él estaba en la custodia, luego desapareció y apareció una figura femenina en otro lugar. Las tinieblas la rodeaban y dio a entender: “ya casi es su tiempo”. Vi una gran puerta que era golpeada continuamente, esa puerta fue puesta para evitar que saliera por breve lapso de tiempo, vi muchas cosas que no narro aquí por brevedad y porque usted las experimentara en intimidad con Dios y el Cielo en su momento. A finales de los noventa La Señora me llevó a lo alto de un techo, había un silencio penetrante como de asombro, de espera. Una fuerza de amor que me hacía dócil movía mi ser. Vi al sur oeste arriba de mí. Apareció un lucero blanco envuelto en una luz azul con una gran cola del mismo color azul turquesa, esa hermosa y larga cola se dividía en dos rallos, conforme avanzaba al este su cola cubría todo. Ese cuerpo celeste, la esfera de luz era del tamaño de la luna, estaba casi tocando la cortina atmosférica. La esfera blanca se perdió en el horizonte del este. En ese momento tuve conciencia, se dirigía al océano. Vi un gran resplandor en la lejanía, una explosión muy potente y radiante, no tuve miedo pero quise escapar. Vi una gigantesca ola de mar que venía. Salté del techo al patío pero en el momento del salto la ola me atrapó. En ese preciso instante regrese a mí, no tuve miedo, todo en mi estaba en gran paz. Mi corazón nunca se agita, es más, cuando veo estos sucesos tengo energía para todo el día. Esto se repitió en otra ocasión. Esta vez pude ver el mismo evento, aunque tenía otra cola apenas perceptible. Era de color rojizo, tuvo la misma trayectoria, todo paso igual. Yo estaba en la calle frente a mi casa. A finales del año 2004 estaba rezando el rosario y meditaba sobre el inmenso amor de Dios en su pasión, cuando de repente ya no supe de mí. Vi rumbo al oeste, frente a mi había un árbol de durazno que yo planté pero llamo m curiosidad pues no estaba al subir la vista Venía bajando una figura masculina envuelta en luz rojiza. No se le miraban las manos, ni los pies, ni el rostro. De su pecho salían dos largos rayos azules tan largos como sus brazos y un poco más. Venía bajando, mi alma miraba cada detalle, grité a mi madre para que fuera a ver pero ella no me escuchaba. Se colocó sobre mí, no puedo precisar la distancia, solo sé que estaba sobre mí, a pocos metros, y desapareció, como el sol desaparece entre las nubes. Durante la Jornada Mundial de la Juventud en Sídney en la misa, donde tuve la oportunidad de estar, el altar peregrino de la Virgen de Fátima que yo llevaba como parte de mi apostolado, fue colocado bajo el altar del sacrificio. Yo contemplaba los misterios de la Eucaristía en la iglesia San Pedro y San Pablo. Uno de lossacerdotes, el más viejecito, estaba sentado a la par del altar peregrino y de repente me vio fijamente. Una especie de humo blanco muy brillante lleno de vida y luz nos envolvió. Vi un largo manto a mi derecha y luego sentí una presencia a mi espalda, era Ella. El sacerdote se sentó junto a mí, y yo logré comprender lo que me decía en su idioma. Cuando dijo la primer palabra mi alma no soportó más el amor que me envolvía. Sentí el manto envolver mi pecho y me no pude evitar llorar. Nadie nos miraba, y era la hora de la comunión. El Padre se levantó y se fue a sentar. Después de momento me miró de nuevo y el humo desapareció. Para ese entonces pude notar que algunos se quedaron sorprendidos. Digo esto, porque desde aquel día al volver supe que los sismos empezarían en el 2011 en Australia y Nueva Zelanda. Por inspiración del Espíritu Santo lo dije, y lo escribí en Facebook para orar por ese fenómeno. A la hora de haberlo publicado, se publica la noticia del tsunami y al día siguiente aproximadamente el fuerte sismo que afectó Nueva Zelanda en febrero del 2,011. En otra profecía La Señora Santísima hizo invitación a muchísimas almas y a estas les dio el encargo de invitar a otras es decir de multiplicar la Gracia de su amor en almas que no estaban consagradas a los Dos Corazones de Jesús y María Santísima sin importar la institución en la que se realice el acto del Fiat del corazón humano, era un valle precioso lleno de niebla blanquísima y brillante, había paz, almas consagradas daban la bienvenida, me permitió ver a una de ellas a quien conocería luego en persona y quien me daría la catequesis del Sagrado Corazón de Jesús en la Guardia de Honor ( aun no sabía de la existencia de la guardia de Honor) vi una iglesia sencilla pero bonita de dos torres, al entrar había un gran grupo de jóvenes en la nave principal donde se sientan las personas en misa, nos entró otra señorita y me dijo que me esperara mientras terminaban de pasar los otros jóvenes que había algo especial para nosotros dos, ahí apareció quien fue mi novia y que me apoyo en este camino y ha sido instrumento del Cielo para mí, salieron los jóvenes y pasamos, Esta el Santísimo en su custodia radiante, apareció a la derecha La Madre del Señor solo pude ver su vestido era azul cielo el manto y blanco su vestido con cinturón azul el rostro brillaba mucho que no era posible verle, nos arrodillamos a la izquierda una puerta se abrió y salió una luz fina muy bonita de ella salió un sacerdote con habito café estilo franciscano, carmelita o no sé decirlo con exactitud, de barba piel blanca tenia lentes aunque ahí no los necesitaba supe que era solo para comprender después quien era él, nos habló y luego nos dijo que no saliéramos por ahí y nos condujo a la puerta de luz y volví a mí, en la oración pregunte quien y donde era esto, sentí en mi alma una invitación una fuerza de un amor materno inconcebible! Un amigo me informa al instante de terminar la oración de que un sacerdote desapareció en un lugar llamado Bosnia fui a la computadora en facebook aparece la nota de un sacerdote ancianito desaparecido, vi su foto y me quede admirado, era el! Si era ese sacerdote con quien hable en la visión profética, él era muy amado por María Santísima, averigüé meses después el nombre P. Luciano Ciciarelli. Meses después a pesar que el pecado hizo que algunos me dijeran que dudara de eso y que no fuera, más mi alma se dio cuenta de que debía ir, así que puse todo en manos de la Misericordia Divina y en el banco aparece el dinero necesario para el viaje, me quede sorprendido, durante el viaje después de la JMJ en Polonia, el enemigo intento desviar el viaje pero la fuerza del Divino amor de María Santísima se hacía presente acomodando las cosas, y así llegamos! Era esa, si! Era esa la iglesia! Dentro y fuera era la misma, da la sorpresa que el día que llegamos era la jornada mundial de la juventud en Medjugorje! Guatemala estuvo presente... los detalles del viaje quedan en mi corazón. Desde noviembre del 2,015 Nuestro Señor vuelve a visitar a este pecador indigno de siquiera escribir esta carta. Aparecí en el otro patio que tiene mi casa tomado por el Espíritu Santo. Una luz muy intensa y hermosa de color rojizo bañaba a una mujer con un hábito negro, ella era tan linda, estaba de rodillas con sus manos posadas en su corazón y la cabeza inclinada reverenciando. Era como si ella tuviera una comunicación silenciosa con esa luz. La religiosa se percató de mi presencia y se puso de pie, hablamos de algunas cosas que no puedo mencionar, me enseño algunas cosas del Corazón de Jesús, cosas que en ese momento no comprendía. Entonces ella hizo silencio y escuche una voz que venía de todo lugar. Sería más correcto decir que venía del cielo. La luz rojiza aumento su luz y de todo lo que se me dijo esa vez debo recalcar solo esta frase: Quienes confíen en mi Corazón obtendrán la victoria. Durante la adoración del Santísimo en un concierto Carmelita vi como la Hostia se volvía rojiza, como un sol en plena tarde, y detrás de Él vi unas cortinas azules y celestes bañadas en bronce que danzaban con el viento. Aquel día se incrementaron aún más las visiones, y se cumplirían otras. La Señora hizo invitaciones a muchas almas y reconozco que tuvo mucha misericordia de la mía. En otra ocasión La Señora Santísima estaba a mi izquierda, había un gran silencio en el santuario de nuestra Madre, no podía ver su rostro, pero la luz que brotaba de ella tenía como vida y daba la bienvenida a mi alma. Ella se mostró con una belleza indescriptible como no la hay en el mundo, tenía los ojos hacia el cielo estaba en un profundísimo éxtasis, orando con una intensidad que soy incapaz de describir, su rostro reflejaba una santa angustia, había un gran silencio en el santuario de nuestra Madre, no podía ver su rostro, pero la luz que brotaba de ella tenía como vida y daba la bienvenida a mi alma. Llegó a recibirme un hombre de hábito negro y me llevó cerca de unas ventanas enormes, me dejó ahí solo y se fue por un pasillo a mi izquierda. Me asomé más y había una gran distancia entre las ventanas y el suelo, parecía ser un castillo a orillas del mar, había arena amarilla fina como oro, luego un vacío, era el cosmos a continuación del pequeño vacío estaba la tierra. La vi con ubicación desde el norte al sur, al revés de cómo vemos el mapa normalmente. El continente americano lucia con un color rojizo similar al del vestido de Jesús de la Divina Misericordia, luego en las zonas costeras vi a gente inmoral, esto lo sé porque se le fue infundiendo este conocimiento a mi alma. No podía ver los cuerpos de las personas, pero si conocía sus pecados, solo poseía ese conocimiento, estas personas impudores se vean una a la otra es decir hombre miraba a mujer, luego hombre con hombre mujer con mujer. En un momento el color del continente se percudió, De repente de sur a norte y de norte a sur las zonas costeras se rajaron desplazándose los pedazos al océano pacifico. Centro América quedó desfigurado. Las personas no entendían y seguían cometiendo pecados, todo les parecía tan natural, el océano celeste se tornó azul oscuro, mar adentro se volvió tan negro, las aguas tenebrosas se desplazaron como cabellera en el mar dirección contra el continente, como mano oscura que sale de las aguas hundió a algunas islas. Algunos comprendieron lo que sucedía y quedaron a salvo en pequeñas islas pero otros seguían sin arrepentirse, y vi como las aguas retomaron su rumbo al continente desfigurado, entonces me llamó mi acompañante, Salí de la conexión, fui por el corredor y llegué a una habitación con una mesa negra tan larga que no se veía su fin. Estaba sentada solo una persona un poco triste, me ofrecieron quedarme por el tiempo que quisiera pero deseaba volver pronto para advertir sobre lo que había visto. No pude ver más el mundo, no quería ver lo que pasaría pues algo más fuerte vendría. Sabía muy bien algo, Nuestra Madre estaba con quienes oraban y se mantienen fieles a pesar de ser pecadores empedernidos pero que luchan. Al salir la Señora ya no estaba, de pronto sentí una gran tristeza, y volví a mí. Comprendí entonces que pronto habría un gran sismo muy grande en América y en el mundo, pero esto sería dejado para un momento después, Jesús escucho las plegarias de las almas nos daría un año de preparación, un tiempo de Misericordia. La Señora me llevo al fondo de los océanos, vi como se activaban especialmente las placas en el atlántico, se activaban los volcanes en el Lago Atitlán, y otros en el planeta. El cielo nos daba tiempo en diferentes países, los volcanes eran como velas aliviando tención hasta tal punto de no poder más. En otra ocasión hable con un joven que decía muchas cosas de Dios y advertía a las personas, el Volcán de Agua estaba con poca actividad, y me dijo casi es tiempo, lo reconocí. Era el Hermano Pedro. Aprecio Xelaju, y la evacuación de esas zonas, todas las señales signos estaban presentes en un viaje a Xela, La Señora llama a la oración a las almas en cualquier momento, en momentos de necesidad por la iglesia el Papa, el Vaticano, para desviar cualquier ataque, así como en contra de los centros de abortos, y otros lugares donde están los peores enemigos del alma y de la vida. Los fenómenos sobre naturales es decir el movimiento del mal espíritu es intervenido por nuestras oraciones pero la alerta la da María Santísima por ejemplo la activación del volcán de fuego, abajo en una zona de reuniones una entidad trata de activarlo, otros espíritus malignos poderos intentan desesperadamente tomar a Guatemala y países que se mantienen fieles en no aprobar iniquidades contra Dios, a pesar de otras faltas contra la iglesia, esta lucha se da en batallas tremendas que no ven gran medida de personas pues se dan en el plano espiritual pero que se manifiestan en ocasiones en fuertes truenos, huracanes, tsunamis, sonidos en los aires o voces, lluvias repentinas, explosiones o incendios, agujeros en la tierra, y muchas otras cosas más, tengamos los sacramentales en casa para frenar a estos malos espíritus y sus aliados de carne, hay personas que ya no están vivas los no vivos como yo les llamo! Esto me lo hizo ver La Señora, en verdad están muertos en vida, y caminan por todo el mundo movimos en sus cuerpos por demonios, Guatemala tiene una misión de despertar a otras naciones en América, naciones elegidas para luchar contra estos males como lo es México por ejemplo, las manifestaciones en el cielo se dan como esferas de luz muy brillante que danzan o solo se mueven, pero una oscuridad profunda está detrás de estos. Apareció una visión el día de Corpus Cristi abra un III concilio donde la iglesia podría quedar dividida si no oramos mucho! Lo confirme al momento de que el Papa Benedicto XVI fue electo, (esta fue otra visión hacia años atrás como la del futuro Papa Francisco y una gran destrucción como persecución de órdenes religiosas en Roma y el mundo. Continúo con el relato: Esto que me mostro El Señor es por la mano del Hombre y la mano de Dios, estaba en varios desiertos del planeta, oriente medio, y lo que parecía ser la costa oeste de USA, me mostro el inicio de una guerra atómica les llego repentinamente fue en cuestión de minutos, ( La Señora en su caridad no me permite observar como los frutos del árbol son cortados, pero me infunde en mi alma ese conocimiento) todo era aniquilado, así como me mostro los inicios de dos ataques entre dos potencias con ejércitos fronterizos, los siervos de Nuestra Madre me sacan en el instante preciso de la catástrofe, esto sucedió en Polonia, vi grandes cortinas de polvo envueltos en fuego, otras ciudades con pecados enormes fueron advertidas y purificadas por el cielo, algo que parecía ser una ola de fuego brillante tocaba el suelo pero se salvaban las iglesias fieles a Jesús y María. Un gran terremoto sacudió a las almas de todo el mundo y otros sacudían al planeta, Dios en su Misericordia junto con su Madre Santísima mostraban a muchas almas la obscuridad de cada corazón, desde los pecados más pequeños hasta los más grandes vistos con los ojos de Dios, el mundo no paraba de girar. La Señora me sostenía con sus dos manos de seguro moriría, una gran obscuridad cubrió al mundo, las llagas de Jesús tocaban la conciencia del alma. Las ciudades de muchas partes del mundo a causa de constantes sismos parecían grandes nichos de cementerio, había espíritus de Dios y enemigos del alma en el cielo y en la tierra. La Señora se mueve entre las almas Nuestra Madre desconsolada va despertando a cada hijo suyo fuera y dentro de la Santa Iglesia, de una manera muy íntima y personal, durante la historia se ha revelado a algunos pero muchos… no le hemos entendido. La oración frena la justicia del mundo espiritual sea movido el Cielo o el infierno a ejercer la justicia, la Misericordia se manifiesta si la pedimos, llega el tiempo de orar como comunidad, las oraciones individuales de los justos hasta ahora han frenado mucho, pero es necesario hacerlo como grupo. Recemos el Rosario, comulguemos, pidamos misas, tengamos los sacramentales en casa y en nosotros. En cada visión La Señora me muestra que la humanidad puede modificar o aplacar los castigos, por medio de la oración, la penitencia, así como en los tiempos antiguos, con el Santo Rosario, con la Eucaristía mientras la tengamos tan accesible, con esa confianza en el Corazón de Jesús y María los mares se detendrían frente a nosotros, caminaríamos sobre el mismo vacío como lo hizo San Pedro, pero solo con la oración y entrega, y no temamos la Reina de todo lo creado quien es nuestra Madre nos enseñara como hacerlo. Ella luchará por nosotros, su santa legión nos guía y protege hacia Ella. La intención no es crear sensacionalismo, ni pánico. Esta fue una breve recopilación de algunas de las visiones más significativas que el Señor ha querido revelarme, a pesar de no ser digno de ello sé que es para mí cambio personal luego el cambio de la institución o iglesia en la que estoy, el país el continente y el mundo. Pido disculpas si a alguien causé alguna molestia con esto que he escrito, pero no puedo quedarme con ello, es mi deber divulgarlo, dar a conocer y reforzar lo que muchos de mis hermanos e incluso santos y la misma Señora han dicho ya. Llegaron esos días del Evangelio, esos días que anunciaron los profetas, el tiempo de la victoria de Cristo sobre el mal, los días de prueba para los fieles del Señor. Oremos, oremos, oremos que Dios es Misericordia para quien la busca verdaderamente. Termino con esta frase de Santa Teresa de Jesús: “¡Oh Cristianos! Tiempo es de defender a vuestro Rey y acompañarle en tan grande soledad, que son muy pocos los vasallos que le han quedado y mucha la multitud que acompaña a Lucifer; y lo que es peor, es que se muestran amigos en lo público y véndele en lo secreto; casi no halla de quien se fiar”. Dios les bendice…


No hay comentarios:

Publicar un comentario

TODO COMENTARIO QUE NO CORRESPONDA A LA HERMANDAD ESPIRITUAL, SERA BORRADO, ASÍ MISMO LA INFORMACIÓN, MEDITACIÓN, PEDIDOS DE ORACIÓN, PERCEPCIONES PERSONALES SOBRE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS, SERA ANALIZADOS PARA PERMANECER O NO.-